Antropología y Turismo

Actividad turística. Desplazamientos poblacionales. Tipos de turistas. Consumo. Costes y beneficios. Actuación intersectorial. Impacto sociocultutal. Creación de empleo. Sistemas de Doxey Butler. Cambios de cultura. Relaciones residente y visitante

  • Enviado por: Belén
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

LA ANTROPOLOGÍA Y EL TURISMO

  • ¿Dónde y cómo emplazamos el turismo en la antropología?: pasado, presente y ciencia ficción

  • Según costumbres disciplinares parcelamos y dividimos los distintos grupos implicados en la actividad turística para obtener un “otro” acotado, limitado a nuestro campo de estudio, que puede recibir el nombre de “turista”, “anfitrión”, “indígena” o “huésped”

    El turismo, caracterizado por provocar los mayores desplazamientos poblacionales de la historia afecta a todos y cada uno de los componentes de aquellas culturas y sociedades que se ven tocadas por su organización, gestión, desarrollo o simple deseo de los mismos y los estudios antropológicos del turismo no están libres de tales hechos.

    La antropología dispone de la capacidad para abordar cualquier nueva situación creada por el género humano, pero como es lógico, su objeto es compartido por otras disciplinas. El turismo, la actividad turística y sus actores, no constituyen una excepción y su comprensión se realiza con el esfuerzo conjunto de antropólogos, sociólogos, geógrafos, economistas, psicólogos y otros.

  • Las historias del turismo.

  • Los antiguos romanos se refugiaban bajo el fresco de la brisa marina, con sus ropajes, esclavos y animales. Pensemos ahora en los viajeros que se encuentran en el Machu Pichu, un grupo norteamericano, paseando por las ruinas de esa antigua civilización o quizás pensemos en las gentes de la jet que ven pasar el mundo desde las continuas fiestas del mediterráneo.

    Lo que les iguala a estos diferentes viajeros es que todos realizan desplazamientos voluntarios.

    Llamamos turismo a los desplazamientos que implican una mentalidad colectiva y de consumo. Así, vemos lo distinto que es el escritor que viaja por placer para describir el entorno de los ociosos que ocupan las infraestructuras actuales del Gran Mediterráneo.

    El turismo tiene su origen en la curiosidad, el esnobismo, la enfermedad y la búsqueda de climas diferentes.

    Thomas Cook, fue el fundador de la primera agencia de viajes organizada, promovió y dio publicidad a las excursiones en tren por Inglaterra.

    El desarrollo acelerado del turismo comenzó a partir de los años setenta del siglo pasado en toda Europa.

    La realización práctica de los viajes será potenciada por el desarrollo del automóvil y de la moto, que se añade a la publicidad y propaganda.

    Aún hoy, el turismo como actividad ociosa es considerado un lujo. Y ya no podemos considerar al turista como jóvenes aventureros del siglo XVIII. Con la pérdida de ese turismo también se pierde los deseos de prestigio y la búsqueda de la fortuna surgiendo la diversión y el placer por el ocio mismo.

    Con el turismo de masas, unos cinco años después de la segunda guerra mundial y como uno de los resultados de la explosión económica de Europa y de Estados Unidos, prácticamente todas las clases sociales tienden a practicar el turismo.

    Según Jurado Arrones esto se ha debido a lo que él llama “del turismo preindustrial al turismo industrial”, que ha sido posible a una serie de factores:

    • Crecimiento económico de los países capitalistas.

    • Modernización y facilidad de acceso a los medios de transporte de viajeros, principalmente el coche y el avión.

    • Proceso mundial de concentración urbana

    • Liberalización del movimiento de personas entre los países capitalistas.

    • Vacaciones pagadas a la clase trabajadora.

    • Relativa estabilidad político-social en los países emisores.

    Mario Gaviria se refiere a las condiciones que genera el turismo para su desarrollo como una tecnología simple que conlleva:

    • Disponer de elementos técnicos para la construcción rápida de infraestructura urbana y turística.

    • Disponer de mano de obra abundante, barata, dispuesta a servir pero lo suficientemente educada para seguir las pautas de conducta del turista.

    • Disponer de un exotismo diferencial suficiente.

    • Disponer de un urbanismo en el que el turista pueda desenvolverse sin agobio.

    Así, reuniendo estas condiciones el turismo solo necesitará los promotores y algo de colaboración nativa.

    ACERCAMIENTOS, TIPOLOGÍAS Y DEFINICIONES

    La conceptualización optimista ofrece una clasificación del turismo: el turismo se considera como una empresa más a la que interesa sacar el mayor beneficio en el menor tiempo posible.

    La aproximación pesimista del turismo parte de que hay una gran variedad de costes físicos y sociales no cuantificados que pueden ser de suficiente magnitud para aportar argumentos contra esa expansión.

    La plataforma de adaptación que se da en los años ochenta busca alternativas de desarrollo turístico basadas en las necesidades y entornos de los anfitriones.

    La plataforma de conocimiento de los años ochenta y noventa estudia el turismo como multidisciplina social, aunando gradualmente perspectivas, teorías y técnicas de investigación, ayudando a su definición conceptual.

    Tipologías centradas en la estructura espacial del desarrollo turístico.

    Pearce ofrece un análisis de tres tipologías y una cuarta propia, centradas en las distintas formas que toman el desarrollo turístico y la división de responsabilidades en el mismo

  • Barbaza trabaja sobre el Mar Mediterráneo y el Mar negro y propone tres tipos de desarrollo según: a) el tamaño y extensión de la población local existente así como la diversidad de sus actividades. B) la naturaleza espontánea o planificada de las instalaciones existentes y c) la naturaleza localizada.

  • Identifica en la Riviera y en la Costa Brava un tipo de desarrollo que surge espontáneamente por la demanda de la costa. Mientras en el litoral del Mar Negro hay un desarrollo planificado y organizado en un plan de los gobiernos socialistas posteriores a la SGM cuya finalidad era la expansión turística.

    El caso de Roussillon se trata de unos pequeños núcleos locales con carácter privado.

  • Peck y Lepie basa su estudio en pequeñas comunidades costeras de Carolina del Norte (USA). El crecimiento rápido se produce cuando las corporaciones adquieren grandes terrenos. En el crecimiento lento, la promoción de los terrenos es controlada por los terratenientes locales.

  • Preau propone una clasificación basada en áreas alpinas concluyendo que el desarrollo del turismo se ve afectado por tres factores: el estado de la comunidad local cuando comienza el desarrollo, el rito del desarrollo y las características del lugar y las posibilidades técnicas y financieras para su desarrollo.

  • Pearce realiza una doble visión: el desarrollo integrado y el desarrollo catalítico.

  • El desarrollo integrado implica solo a un promotor o a una compañía mientras que en el desarrollo catalítico las actividades llevadas a cabo van implicando a otras compañías.

    Tipologías de tipo interaccional

    Cohen sitúa a los vagabundos o al turismo de mochilas en busca de entornos exóticos y extraños. Estos planean su propio viaje evitando las atracciones turísticas. Luego están los exploradores, que se tratan de individuos que planifican su propio viaje pero que también tratan de evitar las atracciones turísticas. También encontramos al turismo de masas individual donde los destinos son siempre conocidos a nivel popular. Por otra parte, el turismo de masas organizado son los que ya llevan el paquete de viaje echo desde antes de salir de casa. Sus itinerarios son fijos, las paradas ya están planificadas y guiadas.

    El turismo recreacional se asocia al sol, arena, mar y sexo.

    El turismo cultural incluye lo pintoresco o el colorido local, un vestigio del estilo de vida tradicional campesino (tejidos, alfarería, construcciones, etc.,)

    El turismo histórico se caracteriza por una revisión de las glorias del pasado, representadas en museos, catedrales, monumentos y ruinas.

    El turismo étnico, Smith, lo propone como aquel donde se comercializa con las costumbres curiosas y la gente exótica

    El turismo medioambiental está asociado en ocasiones al turismo étnico. El principal atractivo para realizar este tipo de turismo es la educación.

    Tipos de turistas:

    Exploradores: son los que viajan con deseo de descubrir. Se muestran ajenos al turismo en sí.

    Élite: son los que viajan a lugares poco usuales, ven representaciones nativas o viajan a lugares exóticos.

    Excéntricos: son poco comunes y son los que tratan de alejarse de la multitud.

    Inusuales: son viajeros ocasionales que viajar a lugares que están por explorar, áreas aisladas y allí llevar a cabo actividades ricas y emocionantes.

    Masa incipiente: se trata de aquellos viajes individuales o de grupos pequeños que buscan comodidad y autenticidad.

    Masa: son los que se lanzan al desarrollo turístico de aquellos lugares accesibles a la clase media.

    Charter: son los que viajan con todo ya organizado hotel, comidas, excursiones y actividades complementarias

    Tipo de ocio que busca el turista

    Amantes del sol: son los que buscan la relajación y tomar el sol en lugares calurosos y con mucho sol, arena y mar

    Buscadores de acción: son los interesados en fiestas y clubes nocturnos para encontrar a personas del sexo opuesto para vivir experiencias románticas.

    Antropólogos: son los que se interesan en convivir y compartir los estilos de vida de la gente del lugar que se visita.

    Arqueólogos: son los interesados en yacimientos arqueológicos y ruinas.

    Turismo de masa organizada: son los que buscan unas vacaciones organizadas (paquetes turísticos)

    Buscador de emociones: buscan el riesgo, emociones fuertes.

    Exploradores: son los que prefieren los viajes de aventura, explorando lugares fuera de ruta.

    El turismo como actividad

    El turismo ha sido definido como:

  • Conjunto de turistas.

  • Fenómenos y relaciones que la masa turística produce a consecuencia de sus viajes.

  • Todo el equipo receptor (hoteles, agencias de viajes, transportes...)

  • Efectos negativos o positivos que se producen en las poblaciones receptoras y las limítrofes con éstas.

  • Efecto que se produce en un núcleo receptor cuando se corta la afluencia turística.

  • En 1950 la Organización Mundial del Turismo define el turismo internacional como la estancia de visitantes temporales por más de veinticuatro horas en un país visitado, esté enmarcado el propósito del viaje en el ocio o los negocios.

    EL SISTEMA TURÍSTICO: GENERALIDADES Y ESPECIFICIDADES PARA ANTROPÓLOGOS

    Los elementos del sistema

    Podemos distinguir tres elementos del sistema:

    • Elemento dinámico: implica el viaje o desplazamiento. La demanda, número de personas que viajan, está determinada por la facilidad de acceso a los transportes, el aumento de los ingresos, la elevación del nivel educativo y el deseo de cambiar de la vida cotidiana.

    • Elemento estático: se refiere a la actividad y rapidez. Tiene por componente el destino como entorno global, la estructura empresarial de acogida y los propios turistas y sus actividades.

    • Elemento consecuencial: los efectos del turismo no son consecuencia de una causa directa. Los impactos, los cambios netos en la sociedad anfitriona serán generados por procesos o secuencias de hechos ocurridos en el desarrollo turístico.

    Turismo y desarrollo: revisión de los impactos generados

    El turismo es impuesto por factores externos en función de imperativos económicos. El problema surge cuando los mecanismos, técnicas y pasos para determinar las variables y relaciones en este proceso no se hacen explícitos.

    Podemos seguir el modelo de Pearce que consiste en:

    • Examinar el contexto del desarrollo

    • Examinar cuantitativa y cualitativamente el desarrollo del turismo

    • Realizar previsiones futuras del desarrollo del turismo

    • Identificar las diferencias entre 2 y 3

    Los impactos generados deben ser asociados en tres categorías:

    • Impacto económico: costes y beneficios que resultan del desarrollo y uso de los bienes y servicios turísticos.

    • Impacto físico: alteraciones espaciales y del medio ambiente.

    • Impacto social y cultural: cambio en la estructura colectiva y forma de vida de los residentes en las áreas de destino.

    El impacto económico del turismo

    El desarrollo del turismo se ha debido a cambios en la estructura económica de los destinos.

    Se ha puesto mucho interés en estudiar los efectos económicos del turismo

    Costes y beneficios del turismo

    Surge un debate general que se cuestiona:

    • La importancia de las exportaciones sobre la economía local.

    • El ascenso en el crecimiento del producto nacional, a través del efecto multiplicador.

    • Que sea una fuente de ingresos gubernamental.

    • El valor real de los empleos generados por el turismo, en relación a la inversión equivalente para crearlos como dependientes del sector industrial.

    • La creación de infraestructura, puesto que los servicios motivados por el mismo suelen estar dirigidos hacia la satisfacción del entretenimiento y el ocio (por ejemplo, piscinas, casinos, clubs nocturnos…)

    Pero en cualquier caso la magnitud del impacto económico está condicionada por factores como:

    • La naturaleza de los principales servicios y su atractivo para los turistas.

    • El volumen e intensidad del desembolso de los turistas en el destino.

    • El nivel de desarrollo y la base económica del área de destino.

    • El grado de recirculación del desembolso turístico al interior del área de destino.

    • El grado de ajuste que ha tenido el destino a la estacionalidad de la demanda turística.

    El turismo como actividad empresarial y su actuación intersectorial.

    Podemos considerar el comportamiento del sistema turístico con una lógica similar a la de la producción de cualquier otra mercancía aunque con ello no lleve consigo que tenga que ser entendido exclusivamente en términos de los bienes y servicios que produce.

    De esta manera podemos decir que el turismo impone considerables demandas para el suministro de bienes con los que realmente se identifica, definiéndose el desarrollo del sector en tanto que tales demandas aumenten.

    Pero el turismo moderno no está confinado al viaje y la acomodación de los visitantes, sino que incluye una larga lista de actividades.

    Una lista de negocios debería al menos contar con cinco categorías:

    • Artículos alimenticios: pescaderías, carnicerías y fiambres, pastelerías y panaderías, heladerías, restaurantes y cafeterías y bares.

    • Alojamiento recreación: hoteles, apartamentos, pensiones, discotecas, salas de fiesta, escuela de vela, etc.

    • Transporte: agencias de viaje.

    • Servicios médicos: farmacias y centros asistenciales

    • Otros. Banca, venta de souvenir, prensa, artículos deportivos, etc.

    La finalidad del turismo se orienta al consumo privado, encuadrado en un sistema total expandido de corte capitalista y ello hace que su participación en los mismos sea baja y en muchos casos, se refiera, como parte que es de ese microsistema a relaciones intersectoriales a nivel internacional.

    El turismo, generador de empleo.

    Según Boyer el desarrollo del turismo es reflejado en la estructura de ocupación local por una expansión de centros de servicio de la economía. El turista debe ser transportado, alojado y asistido, pero, secundariamente, necesita también de una provisión de actividades ociosas, para todo lo cual precisa un número, más o menos amplio, de personal en edad activa para el desempeño de funciones en la actividad turística. Se suelen diferenciar tres tipos de empleo generados como consecuencia del desarrollo turístico:

    • Empleo directo, que es el que surge como resultado del desembolso de los visitantes en los núcleos turísticos.

    • Empleo indirecto, que aunque no resulta directamente del desembolso turístico, comprende todo lo que se refiere al suministro de turistas.

    • Empleo inducido, es el empleo adicional que resulta de los efectos multiplicadores del turismo

    El turismo y la dependencia económica

    Las teorías sobre el imperialismo se refieren a los interese de sociedades extranjeras que se imponen sobre una sociedad ajena.

    La visión de que el turismo es una nueva forma de colonialismo e imperialismo es una percepción extrema, aun en debate, del desarrollo turístico y sus efectos y esta sometida por tres condiciones económicas constatables:

    • Algunas áreas y países en desarrollo han crecido dirigiendo sus prioridades políticas y económicas hacia la satisfacción de la demanda turística.

    • El desarrollo del turismo puede ir acompañado por una forma de transferencia de riqueza desde las áreas de destino a los puntos de generación turística.

    • El empleo de no locales en puestos profesionales especializados y la frecuente presencia de extranjeros en labores directivas han provocado además la imposición de sistemas de trabajo explotadores con cargas de neocolonialismo.

    El impacto físico del turismo

    En el estudio de los impactos físicos del turismo hemos de tener en cuenta una serie de dificultades:

    • Reconstruir el medio como se encontraba antes de verse afectado por el turismo y distinguir entre cambios inducidos por éste y por otras actividades humanas.

    • Desunir el binomio hombre/naturaleza.

    • Concretar (medir) el impacto físico, rompiendo las complejas interacciones del impacto global.

    • Superar la discontinuidad espacial y temporal entre causa y efecto.

    • Detectar una selección válida de los indicadores del impacto.

    La creación de nuevas infraestructuras y la conservación

    La creación de nuevas infraestructuras es generalmente justificada como mejora, no solo para la actividad turística, sino como un bien común, un elemento necesario y útil para los locales. Tales bienes pueden ser materializadas en comunicaciones (aeropuertos, caminos y carreteras, líneas telefónicas…) espacios abiertos -públicos- (plazas, jardines o parques, playas artificiales…) edificaciones (entidades municipales, albergues y centros de acogida, hospitales…) e infraestructuras de carácter semiprivado o público destinadas al ocio (piscinas y parques marítimos, puertos, refugios de montaña, campo de golf…)

    La posible conservación tanto de elementos naturales como creados por el hombre se utiliza como una justificaciones hasta cierto punto acertada del desarrollo turístico en algunas áreas.

    El problema que surge con la fuerte apreciación y condicionamiento cultural sobre esa imagen de lo estéticamente atractivo; es decir, se mantiene y restaura lo que aparentemente es significativo en el contexto recreacional, dando en la mayor parte de los casos un nuevo uso ocioso a espacios antes olvidados.

    Capacidad de sustentación y uso múltiple del espacio.

    En cuanto a la aplicación de la capacidad de sustentación nos encontramos con una fuerte dificultad metodológica.

    Lo fundamental del concepto, siguiendo a Murphy, es que indica cómo cada entorno tiene la posibilidad de sostener un número determinado de individuos, ciertas actividades. Describe la capacidad de uso residencial y recreacional del medio físico y relaciona la anterior con la consistencia del medio para soportar una experiencia recreacional de calidad.

    En este sentido, el de la planificación turística, la capacidad de sustentación debe ser vista como un instrumento dirigido a un fin, ya que funcionaría como un añadido en la toma de decisiones tanto sobre el impacto como del mantenimiento de la demanda local de plazas o el incremento adicional de las mismas, así como de los niveles de tolerancia entre los turistas y sus anfitriones, además de actuar en le interior de cada uno de estos grupos, indicando cuando y donde tomar las medidas pertinentes para su corrección o cambio de la imagen promocionada.

    Muchas veces en períodos temporales más o menos cortos los anfitriones ceden esos espacios ante la presión número y tipo de visitantes, implicando en primera instancia un cambio de uso del área en litigio y en ocasiones, una reestructuración tanto de la imagen propia como del hábitat habitual. Las consecuencias pueden ser observadas en los diversos canales de información local, la socialización de nuevas generaciones, las formas tradicionales de asociacionismo, los evaluadores del prestigio o la división del trabajo, según el tipo de empresa y la calidad de la gestión. Si se tiene en cuenta que los turistas son transferibles y la actividad empresarial turística es complementable a otras, el papel de los gestores debería convertirse en coordinadores de los distintos aspectos socioeconómicos y socioculturales, con el fin de mediatizar los rápidos efectos del multisector turístico sobre los espacios de destino en su transformación hacia “espacio turístico”

    Turismo y generación de presiones sobre el medio natural.

    Según la naturaleza de la presión del turismo y la reacción del entorno físico, se identifican cuatro grupos de actividades:

    • La reestructuración física permanente, como resultado del movimiento continuo de tierras, antes baldías o con destino agrícola, para la construcción de nuevas urbanizaciones o para el desarrollo de infraestructuras del ocio como puertos deportivos y paseos marítimos que ocupan también espacios de producción primaria. Los efectos de esta actividad se muestran en los cambios de hábitat.

    • Un segundo grupo de actividades de presión sobre el medio ambiente es el resultado de la generación o incremento de los desperdicios urbanos, su transporte y destrucción. A través de la polución consecuente, cambia la calidad del medio, pudiendo alterar el are, las aguas y la salud de los individuos que conviven en el área.

    • Las actividades turístico-recreacionales, dentro de las posibilidades de ocio ofrecidas por los operadores, incluyen aspectos dañinos al entorno, del tipo de caminos sobre arrecifes coralinos, construcción de infraestructura en las playas, excursiones fuera de las carreteras convencionales con vehículos todo terreno, etc.

    • en cuanto a la dinámica de poblaciones, el turismo ha marcado un efecto estacional sobre la densidad de población de todos los puntos de destino, alterando playas, montañas y parajes naturales al provocar la congestión física de algunas áreas y el incremento en la demanda de recursos (tierra, agua y energía)

    En casi todos los casos, según Díaz Rodríguez las tasas de crecimiento de la población de hecho son más elevadas, debido a la intensa afluencia de individuos 8turistas y trabajadores) que no fijan su residencia, mientras que las de derecho pueden o no bajar mucho con respecto a aquella por la enorme avalancha de inmigrantes, procedentes de zonas mas o menos cercanas

    El impacto sociocultural del turismo.

    Con un fin turístico, los viajes a diferentes áreas del mundo ofrecen la oportunidad de ver, observar y, pocas veces participar en culturas y modos de vida extraños a los ojos del turista.

    En las últimas décadas se han llevado a cabo un buen número de estudios que examinan este tipo de impactos y en contraste con los efectos económicos, en casi todos los casos, la literatura la muestra desde una visión negativa.

    Un tema común en el estudio es el considerable cambio cultural forjado por la llegada de los turistas, partiendo siempre de suposiciones del tipo:

    • los cambios provocados por la intrusión de un sistema externo producen disonancias dentro de la débil cultural receptora.

    • Los cambios son generalmente destructivos para la población nativa

    • Los cambios conducen a una homogeneización cultural, pasando la identidad étnica o local a ser sumida bajo la tutela de un sistema, similar al industrial, tecnológicamente avanzado, una burocracia nacional/multinacional y una economía orientada al consumo.

    Podemos establecer tres categorías diferentes implicadas en este tipo de impacto.

    • El turista, cuyos estudios han mostrado las ramificaciones de la demanda de servicios turísticos y las motivaciones, actitudes y expectativas de aquél.

    • El residente, enfatizando el papel que juega como oferente de servicios al turista y de organizador local del sistema.

    • La interrelación turista-anfitrión, concerniendo a estos trabajos la naturaleza del contacto entre los implicados y las consecuencias del mismo.

    Se nos plantean cuatro problemas que deben ser analizados: las relaciones residente/visitante, los sistemas de medida del impacto, el cambio social y el cambio cultural.

    Las relaciones residente/visitante

    Si bien no es necesario el contacto directo turista-anfitrión para que se dé el impacto, la presencia de corrient4es turísticas en un núcleo receptor posibilita la coexistencia de dos realidades separadas, universo del turista y universo del residente, en el mismo espacio físico. El turista se encuentra separado de sus anfitriones por los factores de dominio, la distinción trabajo-ocio y todas las diferencias culturales se muestran en situaciones o encuentros particulares que serán el mayor factor de influencia en el entendimiento o rechazo.

    Se pueden señalar tres contextos básicos de encuentro que deben ser estudiados por el investigador, éstos son:

    • Cuando el turista adquiere un bien o servicio del residente.

    • Cuando el turista y el residente se encuentra uno junto al otro en lugares de ocio, tales como una playa, un parque, un festival o una discoteca.

    • Cuando las dos partes se encuentra cara a cara con objeto de intercambios información e ideas que faciliten su entendimiento.

    Pocos estudios tratan la naturaleza y dinámica de la relación turista/anfitrión en sus tres dimensiones -interacción, percepción y motivación.

    De acuerdo con la UNESCO tales encuentros están caracterizados por cuatro grandes rasgos:

    • Los encuentros transitorios son una característica de la mayoría de las visitas de los turistas temporales y son vistos de manera muy diferentes o ambas partes de la relación, en tanto que lar elación temporales diferente para cada grupo interactuante.

    • Tiempo y espacio continuamente tiene el efecto de obligar e intensificar los encuentros, que a su vez se ven restringidos a los empleados directamente en el sector (por ejemplo, hoteles o apartamentos y sus servicios) o al resto de la población señalada por su tipismo/rareza desde un autobús o desde el “gueto turístico”.

    • Es típica una suerte de espontaneidad en la mayoría de los encuentros. El turismo toma ciertas relaciones humanas informales y tradicionales del área de actividad volviendo sus actos de la hospitalidad espontánea a la transacción comercial.

    • La relación turista/anfitrión basada en una experiencia desigual y desequilibrada. El anfitrión se siente inferior para compensar esto, una vez percibidas las debilidades del turista, explota su aparente abundancia.

    Los sistemas de Doxey y Butler para medir el impacto.

    Siguiendo a Murphy, Mathieson y Wall pocos estudios han sugerido las formas de valorar el impacto social del turismo.

    Doxey, tomando la idea de Young propone un índice de irritación que se identifica con los efectos acumulativos del desarrollo turístico sobre las interrelaciones sociales. Basando su modelo en análisis de trabajos de campo en núcleos turísticos como Barbados y Niágara (Canadá), sugiere que la existencia de impacto recíproco entre visitantes y residentes puede ser convertida metodológicamente en varios grados de irritación de los residentes.

    Esta puede tener sus orígenes en el ascenso del número y/o frecuencia de turistas y la amenaza de que ellos actúen sobre la forma de vida loca, pasando sucesivamente a través de estados de euforia, apatía, enojo y antagonismo.

    Mientras el modelo de Doxey sugiere una secuencia unidireccional, donde las actitudes de los residentes van cambiando en el tiempo en una secuencia predecible, el de Butler reconoce que las actitudes emergentes en una comunidad dada ante el desarrollo del turismo son comúnmente más complejas, al involucrar a los residentes, tanto individuos como grupos, en un desarrollo creciente.

    Características como el nivel de desarrollo económico, la distribución espacial de la actividad turística en relación a otras actividades económicas, la resistencia de su cultura local y la actitud política pueden mostrar la forma ñeque un destino amolde y administre la actividad turística para maximizar los beneficios y minimizar los efectos negativos, tanto económicos como sobre la estructura social.

    Los cambios de la cultura por efecto del desarrollo turístico: el ejemplo de la artesanía y la autenticidad.

    El visitante viaja con una serie de expectativas sobre el destino como: las tradiciones, la gastronomía, la artesanía, el arte, la arquitectura o los elementos materiales de la historia, las celebraciones festivas y la música, etc.

    La investigación del impacto cultural del turismo está centrada en tres formas culturales:

    • Formas de cultura que son especialmente animadas y pueden involucrar hechos especiales para la sociedad anfitriona. Eventos privados como las ceremonias religiosas o las fiestas populares han sido afectadas tanto positiva como negativamente.

    • Formas de cultura reflejadas en la vida diaria del área de destino. White ha propuesto tres maneras por las cuales el turismo puede conducir a cambios en los patrones del lenguaje. La primera apunta que a través de la introducción de inmigrantes y el contacto de éstos con la población residente, puede ocurrir un traslado del lenguaje en uso hacia el utilizado por los emigrantes. Este nuevo lenguaje estará en función de facilitar los encuentros cara a cara con los nuevos vecinos. En segundo lugar, a través del efecto demostración, cuando los residentes aspiran a obtener el estatus de los visitantes comienzan a imitar tanto su lenguaje como su estilo de vida. y, por último a través del contacto social directo, que requiere a los residentes conversar en el lenguaje del turista para participar en la transacción comercial y social.

    • Formas de cultura que son inanimadas (la cultura material). Incluyen esta categoría la arquitectura y los monumentos. La artesanía posee fuertes contenidos étnicos emanados de la tradición y la cultura propia, constituyéndose en la expresión material de la cultura y su propia percepción. Es la representación de lo exótico no mutable por excelencia.

    El souvenir, como producción orientada al turismo será fruto de la confluencia de elementos de la réplica artesana comercializable, la artesanía recreada y la artesanía asimilada del exterior.

    La categoría estéticamente bello funciona como un reforzador para la comercialización y aceptación de estos productos entre los potenciales compradores.

    En términos generales el turista cuando adquiere el objeto artesano como souvenir está comprando un reforzador de recuerdos y una demostración del “estar allí” que le diferencie del resto.

    El souvenir denota ciertas características definitorias de su comprador que, en general, busca lo auténtico, que no necesariamente tiene que coincidir con la materialidad forjada en el área de destino.

    Los grupos domésticos y el empleo

    Partimos de una selección basada en aquellas unidades que contaban, al menos, con un pescador entre sus miembros, en tanto que ésta era la principal actividad económica de los municipios hasta la irrupción del turismo. Así pues, la unidad doméstica toma entre los pescadores del municipio la forma de una unidad económica global basada en la relación estructural de parentesco, con una dimensión de residencia y de consumo, dando origen a una o varias unidades de producción.

    Tradicionalmente, las unidades domésticas han utilizado estrategias diversas tendentes a la maximización de ingresos a partir de empleos alternativos fuera del sector pesquero. Las primeras en acudir fueron las mujeres que antes se dedicaban a trabajos complementarios a la pesca.

    Se produce una nueva demanda de mano de obra del sector de la construcción que iniciaba su desarrollo turístico. En ese momento son los más jóvenes los que abandonan la pesca y/o la agricultura por esta fuente de ingresos segura y menos sacrificada. Las mujeres forman la mano de obra que desbroza, siembra, limpia y recolecta el fruto, anudadas solo ocasionalmente por los hombres de la casa.

    Ya en la década de los ochenta, la construcción hotelera y la puesta en funcionamiento de nuevo complejo turístico sen el territorio municipal, lleva o casi fuerza a un cambio masivo de la dedicación laboral de la población activa como forradme rápida adaptación a la estructura de oportunidades que ofrece el entorno económico.

    La temporalidad de las labores fue consolidándose por parte de las empresas que iban haciendo nuevos contratos al mismo trabajadores con lo que sin llegar a ser fijos en las plantillas de esas empresas tenían siempre trabajo en un sector menos duro.

    El trabajo de las mujeres ya no solo consiste en limpiar diariamente un alto número de apartamentos sino además en mantener en condiciones agradables a la vista del turista el recinto hotelero, añadiéndose a ello las “salidas”,esto es, limpieza y desinfección a fondo cuando los apartamentos o habitaciones cambian de huésped. Estas labores son siempre supervisadas por una encargada o gobernanta.