Antropogénesis

Antropología física. Evolución del ser humano. Teorías evolutivas: Lamarkismo, fijismo, darwinismo, mutacionismo y neodarwinismo. Jacob. Jacques Monod. Yves Coppen. Homos

  • Enviado por: Laura
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

Antropogénesis

Introducción:

El tema visto hasta ahora en clase trata la antropogénesis o filogénesis humana. Este término podríamos dividirlo en tres subtemas: la antropología física, socio-cultural y filosófica. ¿ Qué parte de la antropología hemos tratado? Indudablemente la antropología física pues únicamente hemos hablado del ser humano como un cuerpo biológico, desde su origen hasta lo que somos hoy en día, pasando por su evolución. Pero no solo vamos a hablar sobre la línea directa de los antecesores del hombre sino de todos los seres que surgieron a su alrededor que se pudieran parecer a nosotros.

Históricamente hasta el siglo XIX no se aceptó que el ser humano fuese un animal, hoy en día hay quien todavía discute la procedencia animal del hombre y quien discute el modo en el que se produjo dicha evolución. Por ello actualmente se trata mucho el tema del origen y evolución del ser humano para que la humanidad se vaya concienciando, pues como dijo un filósofo “ el hecho de que seamos animales y pensemos en ello es sorprendente”

La explicación de un objeto o especie, en este caso el ser humano, se puede dar a través de su origen y su evolución en transcurso del tiempo. Por eso cuando nos miramos a un espejo y nos preguntamos qué somos deberíamos pensar de dónde venimos y cómo hemos llegado a ser lo que somos.

¿Cómo definir el término “especie”?

Decir que una especie se reconoce por su aspecto físico sería insuficiente. Actualmente se dice que una especie es un grupo de seres que tienen unos antepasados comunes y que son semejantes entre sí no solo fenotípicamente sino genotípicamente. Una especie ha de ser capaz de reproducirse y tener una descendencia fértil.

Esto deja de lado la posibilidad de diferenciar en subespecies al hombre, pues todo ser humano puede reproducirse con cualquier otro humano del planeta por mucho que haya diferencias físicas entre ellos.

El proceso de creación de nuevas especies, o subespecies; debido a pequeñas mutaciones genotípicas que gradualmente hacen que estas subespecies se vayan separando cada vez más es conocido como especiación.

Teorías evolutivas:

A excepción de alguna opinión solitaria, antes del siglo XVIII la gran mayoría era partidaria del fijismo ya que no existían teorías que reflejasen un pensamiento evolucionista. A partir de dicho siglo comenzaron a surgir los pensamientos anteriormente nombrados debidos mayormente a la mentalidad ilustrada que también comenzó por aquella época.

Para poder hablar de teorías evolutivas debemos antes saber que son:

Una teoría es una explicación más o menos pausibe de unos hechos. Aplicando esta definición al concepto de evolución podríamos decir que una teoría evolucionista es una explicación de cómo se produjo el cambio o evolución y de cómo estos cambios fueron pasando de generación a generación.

Cada una de las diferentes teorías que a continuación vamos a explicar apoyan una ideología distinta de cómo fue el proceso evolutivo y se critican unas a otras pues dicen cosas completamente opuestas.

  • Lamarkismo:

La primera teoría evolutiva, elaborada por Jean Baptiste Lamarck, fue publicada en 1809 en un libro llamado “ Filosofía Zoológica”. En su teoría Lamarck decía que “ la función crea el órgano” afirmando que, por ejemplo: la jirafa para poder comer las hojas de la parte superior de los árboles tenía que estirar el cuello y las piernas hacia arriba todo lo posible, y que por lo tanto estos órganos se desarrollaron hacia arriba para facilitarle su alimentación. En cambio aquellos órganos que no eran usados tendían a desaparecer.

En cuanto a cómo se transmitían dichas alteraciones, Lamarck no da una explicación muy creíble ya que tan solo dice que “ algunos de los cambios se transmitían a los descendientes”. Su teoría también dice que el equilibrio de las especies estaba relacionado con el equilibrio del medio. Por lo que sí el medio cambiaba las especies tenían que alterar su comportamiento y con ello sus órganos para adaptarse al nuevo medio.

  • Fijismo:

A lo largo de la primera mitad del siglo XIX las teorías evolucionistas no fueron muy aceptadas pues tanto la dirigencia religiosa como la científica apoyaban “la invariabilidad de las especies”

La teoría del fijismo fue una crítica contra el Lamarckismo apoyada por la gran mayoría ya que no era fácil percatarse de que el medio condicionase los órganos ni que estos se pasasen de generación en generación. Los fijístas argumentaban su rechazo al Lamarckismo diciendo que los padres sordos no tenían hijos sordos.

Uno de los científicos más destacados fue Georges Cuvier hizo grandes hallazgos a nivel paleontológico que más tarde sirvieron para evidenciar las teorías evolucionistas. Cuvier fue un defensor radical del fijismo pero sus propias investigaciones le mostraban que en el transcurso del tiempo habían existido distintas etapas de una misma especie. Este hecho lo explicó apoyándose en la teoría policreacionista, la cual decía que dios había hecho varias creaciones, que cada una acabó con una catástrofe ( la última sería el gran diluvio universal) tras la cual dios hizo su última creación.

  • Darwinismo:

Esta teoría fue publicada en 1958 y un año después Charles Darwin publicó un libro “el origen de las especies” en el cual explicaba su teoría que se basó en cuatro hipótesis. La primera decía que todas las especies tienden a reproducirse hasta saturar su hábitat, esta da paso a la segunda que decía que la abundancia de seres había una gran variedad no solo fenotipicamente, sino genotípicamente. La tercera decía que al haber una saturación del hábitat y una gran variedad en los seres era indudable que surgiesen conflictos en los que, y aquí entra la cuarta idea, sobrevivían aquellos que tenían unos caracteres más aptos.

Estas hipótesis le dieron a Darwin la posibilidad de afirmar que la evolución era una cuestión del azar y que no perseguía ninguna finalidad.

  • Mutacionismo:

A comienzos del siglo XX científicos como Hugo de Vries, Lucien Cuenot o Thomas Hunt Morgan redescubrieron unos experimentos realizados por Gregorio Mendel de hibridación de los cuales sacó unas leyes de la herencia, que permitieron a dichos científicos alterar el segundo punto de la teoría darwinista, cambiando la idea de una variación continua por mutaciones.

Esos experimentos sirvieron para descubrir que los seres vivos sufrían dos tipos de mutaciones. Unas no se transmitían por lo que no intervenían en la evolución, mientras que las otras alteraban los genes por lo que sí se transmitían a generaciones posteriores y causaban variaciones en los descendientes. Todos estos hallazgos supusieron un refuerzo a que las variaciones/ mutaciones se producían por azar.

  • Neodarwinismo:

Es la teoría adoptada oficialmente por los científicos contemporáneos. Es un a mezcla entre las teorías de Darwin, Mendel, Vries y Morgan, que concluyen en que la evolución es el resultado de la selección natural y las mutaciones.

Esta teoría se basa en “ una gran variedad genética” que quiere decir que a partir de un origen se producen muchas combinaciones genéticas, al azar, que se transmiten hereditariamente y en “ la selección natural” que se encarga de seleccionar los genotipos más aptos y eliminar los menos aptos, decidiendo así qué especies surgirán.

Todo esto nos hace llegar a la conclusión de que la evolución depende de muchos factores externos ( condiciones climatológicas, relaciones entre especies, etc.) y que no todas las especies evolucionan a la misma velocidad.

También hay otras teorías que han ido surgiendo más tarde y que no son tan conocidas como las anteriores pero que hay quien dice que a medida que pase el tiempo irán ganando adeptos, como podría ser la teoría acuática que defiende que el hombre no evolucionó en un medio tipo sabana sino en uno tipo manglar y que expone que es más fácil que el bipedismo se hubiese desarrollado en una zona con agua ya que entonces si que surgiría la necesidad de ponerse de pie para no ahogarse. También afirma que es más fácil explicar la pérdida de vello corporal en una zona acuosa que en una sabana.

Más tarde han aparecido una serie de personajes, bien filósofos, o escritores, o paleontólogos, etc. q han mostrado su opinión decantándose por una de las teorías nombradas anteriormente. Algunos de ellos los hemos visto en clase como por ejemplo:

  • Jacob: es un premio Nóbel que escribió un libro para mostrar como usando la teoría de la probabilidad y teniendo en cuenta que las mutaciones son al azar, no hay tiempo en tantos millones de años como para que se produzcan tantas mutaciones como para que los grandes simios africanos se convirtiesen en homo sapiens (ver homos.

  • Jacques Monod: es un premio Nobel que escribió un libro “azar y necesidad”. Según Monod “ el hombre está solo en la inmensidad indiferente del universo de donde ha emergido por azar”. La interpretación filosófica que dan a su libro es que el azar es el encargado de investigar necesidades y alternativas, una vez alcanzado un estado entra la necesidad que a su vez desplaza al azar y estabiliza el nivel logrado hasta que vuelve a entrar el azar para perturbar el orden alcanzado investigando de nuevo posibilidades inéditas. ( esta interpretación fue dada por Ruiz de la Peña en 1988)

  • Yves Coppen: es el autor de “la historia más bella del mundo” en las últimas páginas del tercer acto dice: “ la evolución procede, sin duda, por selección natural. Pero ¿ basta para explicar la maravillosa adaptación de los seres vivos a los cambios de su entorno? ¿ Acaso este induce cambios genéticos de algún modo más directo?” Este fragmento es tan solo uno de los varios que se pueden encontrar en su obra en los que no discute la teoría neodarwinista pero da pie a otras. Hay veces en las que se presentan dudas de si se está siguiendo la teoría neodarwinista ya que deja entrever cierto lamarckismo.

La evolución es un hecho aceptado mundialmente e indudable, así como hay teorías que explican como sucedió dicha evolución también hay una serie de pruebas que verifican la evolución entre las cuales cabe destacar las siguientes:

las bioquímicas que se basan el las semejanzas y diferencias entre las estructuras genéticas de los seres vivos.

Las anatómicas que comparan los órganos de varias especies separándolos en dos grupos principales: los homólogos que son aquellos que tienen un mismo origen y están en una situación similar en el cuerpo, y los vestigiales que son aquellos que en unas especies están muy desarrollados y en otras está prácticamente desparecidos cuando no atrofiados.

Las embriológicas que estudian la relación y semejanza de el desarrollo embriológico de varias especies.

Las taxonómicas que clasifican a los seres vivos de hoy y estudian su semejanza de sucesión.

Las paleontológicas que estudian los fósiles para “establecer líneas evolutivas de las especies”

Evolución del ser humano:

Hace 70 millones de años aparecieron en el continente africano los primeros monos (purgatorius que tenía el tamaño de una rata), estos para adaptarse al nuevo entorno sufrieron a lo largo de generaciones una serie de cambios anatómicos que los transformaron en el keniapiteco, un gran simio africano. Este simio estuvo presente en un gran acontecimiento: la división del continente africano en dos debido a la creación de la falla del Rift hace unos 10 millones de años, lo que causó la división de los grandes primates en dos grupos.

Los del oeste siguieron con la vida en los árboles y evolucionaron hasta los primates de hoy en día, los del este por el contrario, tuvieron que adaptarse al nuevo medio tipo sabana y evolucionaron a australopitecos (prehumanos). Este nuevo ser se puso de pie lo que le supuso un aumento del campo visual y la posibilidad de llevar más carga. El australopiteco vivía en una zona montañosa lo que facilitó la creación de varias clases de prehumanos ( aramensis, afarensis...)

Aunque no está muy claro cual de los australopitecos es nuestro antecesor, la gran mayoría se decanta por el aramensis ya que encaja en el eje y en el perfil. Dicho prehumano pasó a ser un robustus. Estos ya usaban herramientas, pero no las trabajaban, y también se comunicaban aunque solo fuese por gestos o sonidos.

El lenguaje se desarrolló más tarde, cuando surge el primer “humano” hace 3 millones de años: el homo habilis. Lo que les hace hombres propiamente dicho son los pies, pues les permiten tener una mayor estabilidad a la hora de estar de pie. Estos nuevos seres convivieron con los australopitecos hasta que hace 2.5 millones de años hubo una gran sequía que provocó la desaparición paulatina de los australopitecos. El habilis sufrió unos cambios (se bajó la laringe) para adaptarse a la sequía que favorecieron la evolución del lenguaje, es en esta época cuando se empiezan a afianzar las relaciones madre/ hijo ya que el tiempo de gestación se acortó.

Hace unos 2 millones de años el hábilis evolucionó y dio lugar al aventurero ergaster que colonizó el mundo entero. Cuando llegó a Asia las nuevas condiciones le obligaron a evolucionar y así surgió el erectus. Este nuevo homo perfeccionó sus herramientas y hizo un gran hallazgo: el fuego ( casualmente este hecho se dio simultáneamente en distintas partes del planeta). Cuando el erectus desapareció (evolucionó) dio lugar a dos seres muy distintos.

Por un lado estaba el neandertal que surgió como consecuencia de las glaciaciones en Europa. Este homo era un ser mucho más inteligentes que sus antecesores y ya poseían un lenguaje elaborado. Por otro lado estaba el sapiens que, se supone, surgió en África y emigró hacia el norte, donde cohabitó con el neandertal unos diez mil años hasta que finalmente el sapiens se impuso sobre el neandertal, que acabó por desaparecer, siendo así el sapiens nuestro antecesor más directo.

Homos:

  • Homo Habilis:

Hábilis: del griego “habilidoso”

Hace tres millones de años aparece un ser en África que es un poco más alto que los demás (1.10 m) y que posee una capacidad craneal un 50% más grande que sus antecesores (600-800 cm3). Fueron los primeros en fabricar herramientas de piedra, no se han encontrado grandes armas de matar por lo que se supone que tenían hábitos carroñeros.

También se les consideran los creadores de las primeras cabañas (no se sabe sí las hacían imitando el nido de un pájaro o para crear un refugio similar al que tenían en los árboles).

También fueron ellos los que iniciaron la cultura pues tenían que transmitir todo el conocimiento que tenían sobre la técnica de tallar la piedra. Así surgió un código de lenguaje.

  • Homo Ergaster:

Ergaster: del griego “trabajador”

Hace dos millones de años el habilis da paso al ergaster que conquista el mundo entero en un espacio muy corto de tiempo (5000 generaciones). Es más alto que su antecesor (1.80m), tiene menos vello corporal y su capacidad craneal es mayor (800cm3). Se podría decir que este es el primer homo que empieza a tener una consciencia de la muerte y del paso del tiempo pues saben que la pérdida de un ser querido provoca dolor, sabe de la necesidad de vivir en sociedad y de colaborar.

  • Homo Erectus:

Una vez que el ergaster llega a Asia (hace 1.5 millones de años) sufre una serie de mutaciones y surge el homo erectus. Su altura es semejante a la del hombre actual, su capacidad craneal es mayor (800-1200 cm3). A este ya se le considera un auténtico predador pues la organización y premeditación de la caza, además de la fabricación de armas, les permite competir con lobos y leones, ya no comen carroña.

Aprenden a dividir las tareas y a realizarlas en distintos lugares, surgiendo así el hogar. También surge el concepto de familia, los niños respetan a sus mayores, y se va perfeccionando el arte de la seducción.

El homo erectus hizo un gran descubrimiento: el fuego, lo que le permitió asar la comida, calentarse en las noches frías y ahuyentar a las bestias.

Al estar tan extendido fueron surgiendo diferencias físicas como el color de la piel o la forma de los ojos.

  • Homo Antecessor:

Antecessor: explorador

Surge hace 800.000 años, su capacidad craneal es similar a la del erectus (900-1200cm3), sus dientes tenían un modelo actual y sus huesos muestran que tenía una estatura y proporciones actuales. La gran parte de restos fósiles encontrados se hallan en Atapuerca y muestran que fueron asesinados y comidos por los caníbales.

  • Homo Sapiens Neandertalensis:

También conocido como el hombre de neandertal.

Descendiente del antecessor de Atapuerca, el neandertal tenía una estructura corporal más musculosa y maciza que la actual. Su capacidad craneal era mayor que la de sus antecesores (1250cm3). Tenía el rostro sobresaliente, la frente estrecha y unos arcos ciliares protuberantes.

Vivian en cuevas y tallaban herramientas mucho más sofisticadas que las de sus predecesores y también tenían herramientas de hueso. Hay indicios de que se vestían con pieles para protegerse del frío.

El neandertal enterraba a sus muertos con comida y armas pues creían en la vida tras la muerte. Tenían un lenguaje elaborado. Coexistieron con el sapiens sapiens unos 10.000 años y finalmente desparecieron.

  • Homo Sapiens Sapiens:

También conocido como el hombre de Cromagnon.

Hace cien mil años surgió en África este homo y se fue expandiendo poco a poco por el resto del planeta (hace 100.000 llegó a América, hace 60.000 llegó a Australia y hace 40.000 llegó a Europa).

Su capacidad craneal es similar al nuestro al igual que su estatura. Sus herramientas son mucho más sofisticadas ya que combinan materiales como el hueso, la piedra y la madera. Los sapiens eran tanto cazadores como recolectores y el descubrimiento de la agricultura supuso una explosión demográfica. Su cerebro desarrollado le permitió tener un pensamiento más profundo (una conciencia).

Este homo nos dejó muestras de su cultura a través de pinturas rupestres que comenzaron siendo simples trazos en las paredes pero que fueron adquiriendo complejidad en el transcurso del tiempo.

El sapiens enterraba a sus seres queridos con rituales religiosos lo que nos da a entender que creían en una vida posterior a la muerte. Pero el hecho de que solo unos tuviesen el privilegio de ser enterrados nos muestra que por aquel entonces ya existía un orden social.

Conclusión:

Para sacar una conclusión concreta acerca de el ser humano prefiero esperar a verlo desde los puntos de vista socio-cultural y filosófico. Pero si que puedo sacar conclusiones respecto al la evolución física del ser humano.

En mi opinión que el ser humano ha ido evolucionando hasta llegar a ser lo que es hoy en día está claro, pero cómo ha llegado a ello es algo que no podría afirmar ya que con cada descubrimiento científico se desmorona toda o gran parte de la historia de la evolución por lo que es un tema que esta en constante alteración.

Si me tuviera que decantar por alguna teoría de las expuestas en el ensayo tendría serios problemas porque pienso que todas tiene algo de verdadero y algo en lo que flaquean mucho. La que se lleva mi mayor aprobación es la teoría neodarwinista pero estoy de acuerdo con lamarck en que puede que las mutaciones si se produjesen por azar ya que me parece mucha casualidad que justo en el momento indicado un ser sufriese las transformaciones indicadas para poder seguir adelante.

En lo que se refiere al ser humano me gustaría hacer hincapié en el hecho de que el saber que todos los humanos, seamos blancos o negros, altos o bajos, todos venimos del mismo ser debería impulsar a la unión de la especie y que por lo tanto no hay espacio para términos como “razas” o “subespecies” en nuestra especie.

Pero este mismo hecho me plante la siguiente duda: ¿ seguiremos siendo en el futuro una misma especie o nos iremos divergiendo genéticamente hasta que no podamos reproducirnos entre nosotros por el hecho de tener un color de piel o un cuerpo distinto?

Porque las diferencias ahora son a nivel de fenotipo, pero en un futuro puede que surjan a nivel de genotipo y ¿entonces qué?