Antonio Machado: Contexto historico y social

Poesía española contemporánea. Generación del 98. Simbolismo y Modernismo. Vida y obra. Estilo machadiano

  • Enviado por: Electrónico
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 28 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


La derrota de España en la guerra contra Estados Unidos (1898) trajo consigo la pérdida de las últimas colonias en Latinoamérica de su pasado imperialista (Cuba, Puerto Rico y Filipinas). Esto provocó la decadencia del país que hundió a éste en un profundo pesimismo.

Algunos escritores comenzaron a reflexionar sobre la situación política del país y denunciaron los errores cometidos, a la vez que pedían un rearme moral de sociedad del siglo XIX que sacase de la decadencia al país. Los escritores pedían que se corrigieran los errores de la Restauración que, aparentemente había dado muchas mejoras al país, como la implantación de dos partidos políticos que gobernaran la política del país alternándose en el poder: el partido liberal y el conservador. Además se implantó el sufragio universal, aunque no podía llevarse a cabo debido al caciquismo.

Las tres etapas políticas durante la vida de Antonio Machado, justo antes de su muerte acaecida en el año 1939:

  • REINADO DE ALFONSO XIII (1902-1931): la sociedad se queda estancada al igual que la política en aquel sistema bipartidista, en el que se alternan el poder el partido conservador y el liberal.

  • LA DICTADURA DEL GENERAL PRIMO DE RIVERA (1923-1930): no se consiguieron solventar los problemas políticos y sociales de fondo. Vuelve al reinado Alfonso XIII, hasta el momento en que se implanta la República.

  • LA SEGUNDA REPÚBLICA (1931-1939): intentará cambiar el país y la dinámica en la que estaba inmerso, pero hallará toda clase de dificultades y problemas: las clases más altas no quieren una reforma que les arrebate su poder y prefieren seguir con el sistema tradicionalista, se da un desbordamiento popular... que desembocó en la Guerra Civil (1936-1939) que fue la peor solución ya que enfrentó a españoles entre sí y provocó el atraso de España que duró hasta el final de la Dictadura de Franco.

  • Se produce el auge de la burguesía, mientras que el proletariado sigue viviendo en una situación pésima acrecentada por la progresiva industrialización.

    Nacen los movimientos sociales: movimientos intelectuales regeneracionistas que, conscientes del retraso de España, propugnan una serie de cambios culturales y materiales para que España renazca y salga de la crisis en la que estaba sumergida y movimientos proletarios de ideología anarquista o socialista.

  • EN LA CIENCIA Y LA FILOSOFÍA DEL SIGLO XIX: en este siglo abundan los descubrimientos científicos y en al aplicación de éstos. Todos estos hechos son producto de formulaciones positivistas expuestas en el curso de la filosofía positiva de Comte o en las ideas de Stuart Mill y Spencer.

  • EL PENSAMIENTO FILOSÓFICO EN LOS INICIOS DEL SIGLO XX:

    • PSICOANÁLISIS FREUDIANO: frente a la crisis del racionalismo y del positivismo, afirma que la razón y la ciencia no bastan para comprender la existencia humana y que se puede resolver mediante el subconsciente.

    • VOLUNTARISMO CREADOR: Para Nietzche la preeminencia de la vida sobre la ciencia está clara, así como la necesidad de crear nuevos valores basados en una nueva moral y en un nuevo tipo superior de hombre, frente a los valores moribundos del cristianismo. Estos valores se basarán en la fuerza del instinto vital y la voluntad del dominio y no en el bien y el mal.

    • VITALISMO: según Bergson, creador de la corriente, es fundamental la consideración en el tiempo como duración, interesa ver que la vida es un continuo fluir en el que nada se pierde, sino que todo se acrece con nuevas adquisiciones; lo por venir está impregnado de lo que ya ha sido.

    Schpoenhauer piensa que el hombre está regido por una voluntad ciega e irracional. De ahí el absoluto pesimismo, la insatisfacción y el dolor. Kierkegaard expone sus ideas en torno a la angustia vital; dicho pensamiento llevaría al existencialismo: el hombre es finito lo que lleva a la angustia existencial.

    Las nuevas ideas basadas en métodos científicos chocan contra las antiguas ideas tradicionalistas dadas por la religión. Este fue el único siglo en la Historia considerado ateo totalmente, tal y como decía Nietzche “la muerte de Dios”.

    ORÍGENES DEL MODERNISMO:

    Fue iniciado en el año 1888 con la publicación de Azul; del poeta nicaragüense Rubén Darío. Este hecho supone una integración de diversas tendencias que se habían desarrollado a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX, en especial:

  • SIMBOLISMO:

  • Era un movimiento literario y de artes plásticas que se originó en Francia a finales del siglo XIX. Fue un movimiento estético que animó a los escritores a expresar sus ideas, sentimientos y valores mediante símbolos o de manera implícita, más que a través de afirmaciones directas. Los escritores simbolistas proclamaron que la imaginación era el modo más auténtico de interpretar la realidad. Se alejan de las rígidas normas de la versificación y de las imágenes poéticas empleadas por sus predecesores, los poetas parnasianos.

  • PARNASIANISMO:

  • Fue un movimiento estético que invitaba a la experimentación con el verso y las formas métricas. En respuesta al romanticismo, los parnasianos defendían el concepto de el arte por el arte, la poesía basada en temas exóticos y elaborada con minuciosidad.

    El movimiento del Modernismo se desarrolla entre 1880-1914.

    Además del simbolismo y el parnasianismo, el modernismo fue influenciado por otras muchas y diversas corrientes literarias modernas. Sus principales representantes en América fueron: Casal, Gutiérrez Nájera, Silva, Darío, Jaime Freire y Lugones; y en España fueron: R. M del Valle-Inclán, Juan Ramón Jímenez, Manuel Machado y Antonio Machado en su primera época como escritor, más tarde entró a formar parte de la Generación del 98.

    El Modernismo fue, ante todo una resurrección de la angustia que caracterizó a la literatura romántica, que desapareció posteriormente con el realismo del siglo XIX basado en el racionalismo. Una vez demostrada la inoperancia de la razón se recupera esa disconformidad con la sociedad, ese malestar... que desemboca en el deseo de vida en lugares lejanos como medio de escapar de la realidad circundante.

    El Modernismo busca separarse de la burguesía y de su materialismo, por medio de un arte refinado y estetizante. Y dicho movimiento, se centra es un centro geográfico europio; Francia.

    CARACTERÍSTICAS DEL MODERNISMO:

  • El preciosismo, el exotismo, la alusión a nobles desaparecidos.

  • La mención de objetos preciosos, crean el paisaje modernista.

  • Existen temas individuales o cosmopolitas, en los que predominan el misterio y el encanto principalmente.

  • Representó un fenómeno importante por cuestionarse la tarea intelectual frente a España y la política española, y plantearse el dilema de una literatura acorde con esas inquietudes.

    La Generación del 98, a veces asociada con el modernismo literario, reflejó en gran medida las oscilaciones ideológicas de algunos de sus integrantes y en no conseguir siempre resolver el ajuste entre su preocupación por el casticismo y el problema español, y las preguntas estrictamente ligadas al ejercicio de la literatura.

    Nació en Sevilla (1875) y tras pasar su niñez en su ciudad natal se trasladó con su familia a Madrid, donde realizó sus estudios en la Institución Libre de Enseñanza. Completó sus estudios de bachiller en 1900 en los institutos San Isidro y Cardenal Cisneros. Hasta entonces, había intentado abrirse camino como actor en la compañía de Fernando Díaz Mendoza. Durante estos años sufrió graves dificultades económicas: su padre tuvo que emigrar a América, destinó que siguió, posteriormente uno de sus hermanos. Su padre volvió enfermo a Sevilla; en donde más tarde murió. En 1893 publicó sus primeros escritos en prosa; aparecidas en el periódico La Caricatura, mientras que sus primeros poemas aparecieron en 1901 en revistas como Electra o Helios.

    Viajó a París en 1899; ciudad en la que residía su hermano Manuel, y estuvo trabajando para la editorial Garnier. Su segundo viaje a esta ciudad fue en 1902, año en el que conoció a Rubén Darío, del que sería gran amigo durante toda su vida. En Madrid, por esas mismas fechas conoció a Unamuno, Valle-Inclán, Juan Ramón Jiménez y otros destacados escritores con los que mantuvo una estrecha amistad, y también a Gómez Carrillo, que le proporcionó un empleo en el consulado francés de Guatemala.

    En 1907 obtuvo la cátedra de Francés del Instituto de Soria y publicó la segunda edición de Soledades, poemario ampliado ahora en Soledades, Galerías y otros poemas. Allí conoció a Leonor Izquierdo; su futura esposa que moriría en 1912, poco después de la publicación de la primera edición de Campos de Castilla. Lo impulsó pedir el traslado a Baeza, donde impartió la misma disciplina entre 1912 y 1919, fecha en la que se trasladó a Segovia buscando la cercanía de Madrid, destina al que llegará en 1932. Durante los años en que habitó en Segovia, colaboró en la universidad de aquel lugar. En 1927 fue elegido miembro de la Real Academia Española y, posteriormente conoció en 1928 a su segunda pareja: Pilar Valderrama, Guiomar en sus poemas; con la que mantuvo relaciones secretas durante años.

    Durante los años veinte y treinta escribió teatro en compañía de su hermano, también poeta, Manuel, estrenado varias obras entre las que destacan La Lola se va a los puertos, de 1929, y La duquesa de Benamejí, de 1931. Cuando estalló la Guerra Civil española estaba en Madrid, participando en las manifestaciones republicanas y hacienda campaña a favor a su ideología. Posteriormente se trasladó a Valencia, y Barcelona, y en enero de 1939 se exilió a un pueblo francés de Colliure, donde murió en febrero anteriormente habitando en un campo para los refugiados.

    La obra de Antonio Machado es principalmente poética aunque escribiese algunas obras de teatro; siempre básicamente poético y ensayos, con un tono bastante lírico.

    POESÍA

    En la poesía de Machado se ha ido formando gracias a cuatro factores fundamentales para llegar a la síntesis de todos ellos y, en conclusión; a la poesía de Machado.

  • El entorno intelectual de sus primeros años, marcado primero por la figura de su padre y posteriormente por los aprendizajes del Instituto Libre de Enseñanza.

  • Las influencias de sus lecturas filosóficas e intelectuales.

  • La reflexión sobre la etapa por la que estaba pasando España.

  • Las influencias de Rubén Darío.

  • Machado inicia su poesía en torno al Modernismo, aunque tiene peculiaridades en su forma de escribir con el resto de escritos plenamente modernistas, abundan elementos simbolistas en algunas de sus obras.

    Su primer libro es Soledades, de 1903, unos poemas de carácter modernista, en los que destaca la emoción del momento y el sentido oculto de lo que le rodea. Campos de Castilla, de 1912 supone una indagación sobre sí mismo, una consideración poética de un paisaje castellano humanizado de la “España que bosteza” junto con la emoción del amor perdido, y constituye uno de sus libros más conocidos y populares.

    En 1917 se publicaron Páginas escogidas, y la primera edición de Poesías completas. Los complementarios, publicada posteriormente; que constituye un conjunto de impresiones, reflexiones acerca de lo cotidiano (es una obra de gran importancia en prosa de tipo filosófico). Nuevas canciones, de 1914, continúa la línea filosófica, donde cada vez hay más crítica social, pero siempre con la permanencia de la lírica.

    Durante la época en la que era miembro de la Real Academia Española (1927), viajó frecuentemente a Madrid, y en esta época publicó en El Sol, Índice y Revista de Occidente, donde aparecieron los primeros poemas del cancionero apócrifo de su heterónimo “Abel Martín”.

    En 1936, publicó otro libro en prosa; Juan de Mairena. Sentencias, donaires, apuntes y recuerdos de un profesor apócrifo, que constituye una colección de ensayos. La Guerra Civil le impulsó a escribir poemas de tipo circunstancial y político, como ocurre en La guerra, de 1937.

    TEATRO

    Se compone fundamentalmente del teatro escrito por los hermanos Machado: se escribe y se estrena entre 1926 y 1932, Desdichas de la Fortuna o Julianillo Valcárcel y La duquesa de Benamejí. En esta etapa se escribieron además cinco obras aparte de las mencionadas:

    • Juan de Mañara (1927)

    • Las Adelfas (1928) Escritas todas en verso.

    • La Lola se va a los puertos (1929)

    • La prima Fernanda (1931)

    • La duquesa de Benamejí; escrita en prosa y en verso.

    En todas las obras dramáticas de los hermanos Machado se puede observar el tinte poético que tienen ambos en su forma de escribir.

    Machado hace referencia a los paisajes, a su belleza, a los sentimientos, cualidades y meditaciones de Castilla, especialmente de Soria. Magníficas descripciones en las que se nota cierto aire subjetivismo. Coge todos los elementos relacionados con la soledad, la decadencia, fugacidad y muerte. Además como último punto he observado cierta ambigüedad en dos tipos de visiones: una crítica, pesimista (materiales como la pobreza y la dureza, abandono y ruina, humanos, morales, miseria, envidia, codicia etc., históricos decadencia de Castilla, paisaje sórdido/brillante, sátira tradicionalista de España. Y por otro lado una visión esperanzada en una juventud que cambie los modos de vivir, la sociedad etc. Temas de tipo existencial: el tiempo, la muerte...

    Utiliza una técnica impresionista, en la cual mezcla símbolos de espiritualidad con el fin de representar sentimientos y hechos abstractos. Contemplación lírica y reflexión sobre todo aquello que expresa en sus poemas.

    Tiene una actitud regeneracionista al igual que el resto de la generación del 98. Todos los paisajes descritos se representan figuras, cuadros costumbristas (intrahistoria).

    Los poemas de Machado están cargados de epítetos en sus descripciones, además su retórica típica está presente en sus evocaciones. También utiliza recursos estilísticos para resaltar los aspectos más tristes del paisaje de acuerdo a sus sentimientos.

    En cuanto al lenguaje, es evidentemente poético, ya que el libro está compuesto de una colección de poemas con un fin último; la creación poética. Es un lenguaje sobrio, austero y fácil de entender, sin demasiados recursos estilísticos complicados para poder llegar a la gente y que ésta lo entienda y pueda comprender el mensaje del poema.

    A ORILLAS DEL DUERO (XCVIII)

    Mediaba el mes de julio. Era un hermoso día.

    Yo, solo por las quiebras del pedregal subía,

    buscando los recodos de sombra, lentamente.

    A trechos me paraba para enjugar mi frente

    y dar algún respiro al pecho jadeante; 5

    o bien, ahincando el paso, el cuerpo hacia delante

    y hacia la mano diestra vencido y apoyado

    en un bastón, a guisa de pastoril cayado,

    trepaba por los cerros que habitan las rapaces

    aves de altura, hollando las hierbas montaraces 10

    de fuerte olor -romero, tomillo, salvia, espliego-.

    Sobre los agrios campos caía un sol de fuego.

    Un buitre de anchas alas con majestuoso vuelo

    cruzaba solitario el puro azul del cielo.

    Yo divisaba, lejos, un monte alto y agudo, 15

    y una redonda loma cual recamado escudo,

    y cárdenos alcores sobre la parda tierra

    -harapos esparcidos de un viejo arnés de guerra-,

    las serrezuelas calvas por donde tuerce el Duero

    para formar la corba ballesta de un arquero 20

    en torno a Soria. -Soria es una barbacana,

    hacia Aragón, que tiene la torre castellana-.

    Veía el horizonte cerrado por colinas

    obscuras, coronadas de robles y de encinas;

    desnudos peñascales algún humilde prado 25

    donde el merino pace y el toro, arrodillado

    sobre la hierba, rumia; las márgenes del río

    lucir sus verdes álamos al claro sol de estío,

    y, silenciosamente, lejanos pasajeros,

    ¡tan diminutos! -carros, jinetes y arrieros- 30

    cruzar el largo puente, y bajo las arcadas

    de piedra ensombrecerse las aguas plateadas

    del Duero.

    El Duero cruza el corazón de roble

    de Iberia y de Castilla.

    ¡Oh, tierra triste y noble,

    la de los altos llanos y yermos y roquedas, 35

    de campos sin arados, regatos ni arboledas;

    decrépitas ciudades, caminos sin mesones,

    y atónitos palurdos sin danzas ni canciones

    que aún van, abandonando el mortecino hogar,

    como tus largos ríos, Castilla, hacia la mar! 40

    Castilla miserable, ayer dominadora,

    envuelta en sus andrajos desprecia cuanto ignora.

    ¿Espera, duerme o sueña? ¿La sangre derramada

    recuerda, cuando tuvo la fiebre de la espada?

    Todo se mueve, fluye, discurre, corre o gira; 45

    cambian la mar y el monte y el ojo que los mira.

    ¿Pasó? Sobre sus campos aún el fantasma yerra

    de un pueblo que ponía a Dios sobre la guerra.

    La madre en otro tiempo fecunda en capitanes

    madrastra es hoy apenas de humildes ganapanes. 50

    Castilla no es aquella tan generosa un día,

    cuando Myo Cid Rodrigo el de Vivar volvía,

    ufano de su nueva fortuna y su opulencia,

    a regalar a Alfonso los huertos de Valencia;

    o que, tras la aventura que acreditó sus bríos, 55

    pedía la conquista de los inmensos ríos

    indianos a la corte, la madre de soldados,

    guerreros y adalides que han de tornar, cargados

    de plata y oro, a España, en regios galeones,

    para la presa cuervos, para la lid leones. 60

    Filósofos nutridos de sopa de convento

    contemplan impasibles el amplio firmamento;

    y si les llega en sueños, como un rumor distante,

    clamor de mercaderes de muelles de Levante,

    no acudirán siquiera a preguntar ¿qué pasa? 65

    Y ya la guerra ha abierto las puertas de su casa.

    Castilla miserable, ayer dominadora,

    envuelta en sus harapos desprecia cuanto ignora.

    El sol va declinando. De la ciudad lejana

    me llega un armonioso tañido de campana 70

    -ya irán a su rosario las enlutadas viejas-.

    De entre las peñas salen dos lindas comadrejas;

    me miran y se alejan, huyendo, y aparecen

    de nuevo ¡tan curiosas!... Los campos se obscurecen.

    Hacia el camino blanco está el mesón abierto 75

    al campo ensombrecido y al pedregal desierto.

    ESTRUCTURA MÉTRICA Y RIMA:

    14 A 14 F

    14 A 14 F

    14 B 14 G

    14 B 14 G

    13 C 14 H

    13 C 14 H

    14 D 14 I

    14 D 14 I

    14 E 14 J

    14 E 14 J

    Rima asonante en todos los versos, agrupados en pares y con rima independiente de las posteriores parejas. Estrofas de número variable de versos. Se repite la estructura descrita una y otra vez hasta el final del poema.

    TEMA:

    Análisis y crítica de la postura individualista y conservadora de Castilla.

    ESTRUCTURA:

    • Versos 1-33: realiza una descripción detallada del paisaje soriano de una forma relativamente objetiva.

    • Versos 33-76: describe su visión subjetiva de la forma que ve la forma de actuar de las personas autóctonas, denigrantes, tristes, solas, retrata el egoísmo de aquellas gentes, el individualismo y la ignorancia.

    RECURSOS:

    • En el verso 34 y en el 74 se utiliza un apóstrofe, para dirigirse con vehemencia a alguien.

    • En el verso 12 se produce un asíndeton entre los guiones, ya que suprime los enlaces cuando enumera diversos tipos de plantas.

    • Utiliza además preguntas retóricas sin intención de obtener respuesta alguna, por ejemplo en los versos 44 y 43.

    • En el verso 14 utiliza un epíteto, al nombrar el azul cielo.

    • En el verso 28 se produce otro epíteto al nombrar el verde de los álamos.

    • Se suceden a lo largo de todo el poema una gran cantidad hiperbatos, para poder lograr la rima precisa.

    EL DIOS IBERO (CI)

    Igual que el ballestero

    tahúr de la cantiga,

    tuviera una saeta el hombre ibero

    para el Señor que apedreó la espiga

    y malogró los frutos otoñales, 5

    y un “gloria a ti” para el Señor que grana

    centenos y trigales

    que el pan bendito le darán mañana.

    “Señor de la ruina,

    adoro porque aguardo y porque temo: 10

    con mi oración se inclina

    hacia la tierra un corazón blasfemo.

    ¡Señor, por quien arranco el pan con pena,

    sé tu poder, conozco mi cadena!

    ¡Oh dueño de la nube del estío 15

    que la campiña arrasa,

    del seco otoño, del helar tardío,

    y del bochorno que la mies abrasa!

    ¡Señor del iris, sobre el campo verde

    donde la oveja pace, 20

    Señor del fruto que el gusano muerde

    y de la choza que el turbión deshace,

    tu soplo el fuego del hogar aviva,

    tu lumbre da sazón al rubio grano,

    y cuaja el hueso de la verde oliva, 25

    la noche de San Juan, tu santa mano!

    ¡Oh dueño de fortuna y de pobreza,

    ventura y malandanza,

    que al rico das favores y pereza

    y al pobre su fatiga y su esperanza! 30

    ¡Señor, Señor: en la voltaria rueda

    del año he visto mi simiente echada,

    corriendo igual albur que la moneda

    del jugador en el azar sembrada!

    ¡Señor, hoy paternal, ayer cruento, 35

    con doble faz de amor y de venganza,

    a ti, en un dado de tahúr al viento

    va mi oración, blasfemia y alabanza!”

    Este que insulta a Dios en los altares,

    no más atento al ceño del destino, 40

    también soñó caminos en los mares

    y dijo: es Dios sobre la mar camino.

    ¿No es él quien puso a Dios sobre la guerra,

    más allá de la suerte,

    más allá de la tierra, 45

    más allá de la mar y de la muerte?

    ¿No dio la encina ibera

    para el fuego de Dios la buena rama,

    que fue en la santa hoguera

    de amor una con Dios en pura llama? 50

    Mas hoy... ¡Qué importa un día!

    Para los nuevos lares

    estepas hay en la floresta umbría,

    leña verde en los viejos encinares.

    Aún larga patria espera 55

    abrir al corvo arado sus besanas;

    para el grano de Dios hay sementera

    bajo cardos y abrojos y bardanas.

    ¡Qué importa un día! Está el ayer alerto

    al mañana, mañana al infinito, 60

    hombres de España, ni el pasado ha muerto,

    ni esta el mañana -ni el ayer- escrito.

    ¿Quién ha visto la faz al Dios hispano?

    Mi corazón aguarda

    al hombre ibero de la recia mano, 65

    que tallará en el roble castellano

    el Dios adusto de la tierra parda.

    ESTRUCTURA MÉTRICA Y RIMA:

    7 A 11 L 11 U

    7 B 11 M 7 V

    11 A 11 L 7 U

    11 B 11 M 11 V

    11 C

    11 D 11 N 7 W

    7 C 7 Ñ 11 X

    11 D 11 N 7 W

    11 Ñ 11 X

    7 E

    11 F 11 O 7 Y

    7 E 11 P 7 Z

    11 F 11 O 11 Y

    11 P 11 Z

    11 G

    11 G 11 Q

    11 H 11 R

    7 I 11 Q

    11 H 11 R

    11 I

    11 S

    11 J 11 T

    7 K 11 S

    11 J 11 T

    11 K

    Riman los versos primero con tercero y segundo con cuarto en asonante en la mayor parte del poema, donde se dan estrofas de cuatro versos. Debido a que el número de versos por estrofa es variable también existen excepciones a la hora de rimar unos versos con otros.

    TEMA:

    Inoperancia de Dios ante las injusticias existenciales, lo que desemboca en el ateísmo del autor.

    ESTRUCTURA:

    • Versos 1-28: enumera todas y cada una de los poderes que tiene Dios y venera su omnipotencia.

    • Versos 28-50: critica la injusticia en el modo de actuar del Señor al repartir de manera poc0o lícita y magnánima los bienes, y su apatismo para recompensar los buenos actos de la gente humilde.

    • Versos 50-67: refleja su manera de pensar respecto a Dios en función de las experiencias vividas, rechaza los fundamentalismos y promueve el empirismo; es decir basarse en la experimentación para sus creencias.

    RECURSOS:

    • Se van sucediendo gran cantidad de apóstrofes a partir del verso 9 hasta el 38; cada una de las veces que aclama a Dios adorándole o pidiéndole una explicación a sus actos.

    • Se produce dos epítetos en el verso 17 y 19 cuando menciona el seco otoño y el verde del campo, respectivamente.

    • Se dan dos epítetos en el verso 24 y 25 cuando nombra al rubio grano y a la verde oliva, respectivamente.

    • Se suceden a lo largo de todo el poema varios hiperbatos para lograr la concordancia en las rimas del poema.

    UN LOCO (CVI)

    Es una tarde mustia y desabrida

    de un otoño sin frutos, en la tierra

    estéril y raída

    donde la sombra de un centauro yerra.

    Por un camino en la árida llanura, 5

    entre álamos marchitos,

    a solas con su sombra y su locura,

    va el loco, hablando a gritos.

    Lejos se ven sombríos estepares,

    colinas con malezas y cambrones, 10

    y ruinas de viejos encinares,

    coronando los agrios serrijones.

    El loco vocifera

    a solas con su sombra y su quimera.

    Es horrible y grotesca su figura; 15

    flaco, sucio, maltrecho y mal rapado,

    ojos de calentura

    iluminan su rostro demacrado.

    Huye de la ciudad... Pobres maldades,

    misérrimas virtudes y quehaceres 20

    de chulos aburridos, y ruindades

    de ociosos mercaderes.

    Por los campos de Dios el loco avanza.

    Tras la tierra esquelética y sequiza

    -rojo de herrumbe y pardo de ceniza- 25

    hay un sueño de lirio en lontananza.

    Huye de la ciudad. ¡El tedio urbano!

    -¡Carne triste y espíritu villano!

    No fue por una trágica amargura

    esta alma errante desgajada y rota; 30

    purga un pecado ajeno: la cordura,

    la terrible cordura del idiota.

    ESTRUCTURA MÉTRICA Y RIMA:

    11 A 11 J

    11 B 11 K

    7 A 11 J

    11 B 7 K

    11 C 11 L

    7 D 11 M

    11 C 11 M

    7 D 11 L

    11 E 11 N

    11 F 11 N

    11 E

    11 F 11 O

    11 P

    7 G 11 O

    11 G 11 P

    11 H

    11 I

    7 H

    11 I

    Rima asonante en todos los versos, rimando primero con tercero y segundo con cuarto, aunque esta regla sufre algunas excepciones. Las estrofas por regla general son de cuatro versos aunque hay dos excepciones; una estrofa de seis y otra de dos.

    TEMA:

    Marginación social de aquellas personas que rehusan vivir como el resto.

    ESTRUCTURA:

    • Versos 1-29: descripción de un pobre loco y misérrimo hombre que abandona una ciudad

    • Versos 29-32: explica el por qué de su marcha.

    RECURSOS:

    • Se produce un polisíndeton entre los versos 20 y 21, ya que hay exceso de enlaces coordinantes.

    • Se da un apóstrofe en el verso 26 a referirse con vehemencia a la ciudad en sí.

    • Se produce el fenómeno contrario; un asíndeton en los versos 31 y 32.

    UN CRIMINAL (CVIII)

    El acusado es pálido y lampiño.

    Arde en sus ojos una fosca lumbre,

    que repugna a su máscara de niño

    y ademán de piadosa mansedumbre.

    Conserva del obscuro seminario 5

    el talante modesto y la costumbre

    de mirar a la tierra o al breviario.

    Devoto de María,

    madre de pecadores,

    por Burgos bachiller en teología, 10

    presto a tomar las órdenes menores.

    Fue su crimen atroz. Hartóse un día

    de los textos profanos y divinos,

    sintió pesar del tiempo que perdía

    enderezando hipérbatos latinos. 15

    Enamoróse de una hermosa niña;

    subiosóle el amor a la cabeza

    como el zumo dorado de la viña,

    y despertó su natural fiereza.

    En sueños vio a sus padres -labradores 20

    de mediano caudal -iluminados,

    del hogar por los rojos resplandores,

    los campesinos rostros atezados.

    Quiso heredar. ¡Oh, guindos y nogales

    del huerto familiar, verde y sombrío, 25

    y doradas espigas candeales

    que colmarán los trojes del estío!

    Y se acordó del hacha que pendía

    en el muro, luciente y afilada,

    el hacha fuerte que la leña hacía 30

    de la rama de roble cercenada.

    ..................................................

    Frente al reo, los jueces con sus viejos

    ropones enlutados;

    y una hilera de obscuros entrecejos

    y de plebeyos rostros: los jurados. 35

    El abogado defensor perora,

    golpeando el pupitre con la mano;

    emborrona papel un escribano,

    mientras oye el fiscal, indiferente,

    el alegato enfático y sonoro, 40

    y repasa los autos judiciales

    o, entre sus dedos, de las gafas de oro

    acaricia los límpidos cristales.

    Dice un ujier: “Va sin remedio al palo”.

    El joven cuervo la clemencia espera. 45

    Un pueblo, carne de horca, la severa

    justicia aguarda que castiga al malo.

    ESTRUCTURA MÉTRICA Y RIMA:

    11 A

    11 B

    11 A

    11 B

    Rima asonante en todos los versos, concordando primero con tercero y segundo con cuarto. Las estrofas se componen de cuatro versos excepto en dos ocasiones en las que introduce un terceto y un sexteto, y los versos son endecasílabos excepto en alguna ocasión que utiliza versos heptasílabos (tres ocasiones).

    TEMA:

    Consecuencias de la no elección del propio camino en la vida haciendo uso de la libertad.

    ESTRUCTURA:

    • Versos 1-11: descripción física y psicológica del acusado.

    • Versos 11-15: consecuencia final y acto por el cual está acusado.

    • Versos 15-31: todas las causas que le llevaron al crimen; él no eligió su camino y bajo la presión familiar al final explotó y lo pagó con la mujer de la que estaba enamorado.

    • Versos 31-47: la presencia del juicio aparentemente y el desenlace final.

    RECURSOS:

    • Existe un zeugma en el momento de la separación de las causas del asesinato y el momento del juicio.

    • Utiliza hipérbatos a lo largo de todo el poema para poder hacer la concordancia con la rima.

    • Se produce un apóstrofe en el verso 24, al dirigirse con insistencia hacia la acción.

    • Utiliza una metáfora en los versos 24 y 25 cuando compara con guindos y nogales la tradición familiar.

    CAMINOS (CXVIII)

    De la ciudad moruna

    tras las murallas viejas,

    yo contemplo la tarde silenciosa,

    a solas con mi sombra y con mi pena.

    El río va corriendo, 5

    entre sombrías huertas

    y grises olivares,

    por los alegres campos de Baeza.

    Tienen las vides pámpanos dorados

    sobre las rojas cepas. 10

    Guadalquivir, como un alfanje roto

    y disperso, reluce y espejea.

    Lejos, los montes duermen

    envueltos en la niebla,

    niebla de otoño, maternal; descansan 15

    las rudas moles de su ser de piedra

    en esta tibia tarde de noviembre,

    tarde piadosa, cárdena y violenta.

    El viento ha sacudido

    los mustios olmos de la carretera, 20

    levantando en rosados torbellinos

    el polvo de la tierra.

    La luna está subiendo

    amoratada, jadeante y llena.

    Los caminitos blancos 25

    se cruzan y se alejan,

    buscando los dispersos caseríos

    del valle y de la sierra.

    Caminos de los campos...

    ¡Ay, ya no puedo caminar con ella! 30

    ESTRUCTURA MÉTRICA Y RIMA:

    7 - 7 B 7D

    7 A 7 A 7 A

    11 - 11 - 11 -

    11 A 11 A 7 A

    11 B 7 D

    7- 11 A 11 A

    7 A

    7 - 7 C

    11 A 11 A

    11 C

    11 - 7 A

    7 A 7 -

    11 - 11 A

    11 -

    Rima asonante. Las estrofas tienen número variable de versos en los que se alternan heptasílabos y endecasílabos.

    TEMA:

    Descripción de un paisaje de Castilla.

    ESTRUCTURA:

    • Versos 1-4: descripción de la ciudad.

    • Versos 4-8: descripción del río.

    • Versos 8-12: descripción de los prados y bosques.

    • Versos 12-18: descripción de los montes.

    • Versos 18-30: descripción de los caminos.

    RECURSOS:

    • Utiliza el hipérbaton en diversas ocasiones como recurso estilístico.

    • Realiza personificaciones, como por ejemplo con los montes, y les atribuye una acción de la que en la realidad carecen.

    DEL AUTOR:

    El autor pretende hacer una crítica y una meditación sobre la sociedad, la forma de pensar individualista, conservador y tradicionalista de las gentes de Castilla, descripciones sobre los extensos páramos que allí hay.

    Se puede observar su preocupación de la situación de aquel momento y confía en los jóvenes como elementos que cambien el sistema.

    PROPIA:

    Me ha parecido un libro muy interesante, porque es posible hacerse una idea de todo el marco histórico, social y descriptivo de la época. Pero pienso que llega a más que a eso, porque el autor le da su propio enfoque y critica los puntos en aquellos no está de acuerdo, y aunque tiene cierta visión pesimista, nunca pierde la esperanza en un futuro prometedor.

    Me ha parecido excepcional la manera y el tipo de descripción que realiza del paisaje, situaciones, personajes etc, porque parece que estas introduciéndote en todo aquel marco y lo vives con gran intensidad. El autor es capaz de transmitirte todos sus sentimientos y que puedas percibirlos tal como él; sabe manejar perfectamente los sentimientos y emociones de los destinatarios.

    26

    28