Antonio Gaudí

Arte modernista del siglo XX. Modernismo. Arquitectura catalana. Geometría. Obras

  • Enviado por: Arwen Undomiel
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

Gaudí, Arquitecto colaborador del Creador.

“La imitación de estilos necesariamente ha

de llevar ornamentación superflua; los

estilos sencillos son los de buena estructura.”

A. Gaudí

Existen obras de arte que solemos reconocer como pinturas, esculturas y dibujos, pero como parte de las grandes obras de arte se encuentra la arquitectura. Es necesario aclarar que la arquitectura no es cualquier obra u edificio que tengamos ante nuestros ojos, es elemental ver en esta, determinados conceptos reunidos y específicamente, imaginación, armonía y creatividad que la caractericen y la pongan a distancia de cualquier obra, lo que debe hacerla notoria y capas de relacionarse con la sociedad y el individuo.

En la ciudad de Reus , nació Antoni Gaudí i Cornet, un 25 de junio de 1852. un hombre que haría una arquitectura digna de ser reconocida por las miles de personas. Al igual que todo artista Gaudí no nació de la noche a la mañana y es necesario situarnos en la época del romanticismo y los modelos neoclásicos a la vez en aquellas ciudades que el amo y en las cuales creció: Reus y Barcelona. Nos encontramos en un estallido modernista, donde surge una regeneración y un replanteamiento de las artes en las que puede producirse el personaje y su obra.

Gaudí se adelanto a su época, aunque estudiaba su carrera de arquitectura, pagada con el mayor esfuerzo por su padre, y trabajaba con diversos arquitectos. Pero fue esto lo que le permiten reunir ciertos aspectos que serian parte de una obra posterior: una síntesis del medievalismo románico-gótico, naturalismo orgánico, orientalismo y geometrismo. A su vez los diversos encargos lo harían un arquitecto de: Obra urbana, decorativa, privada, social y religiosa, que mantendría durante todo su trabajo.

Cuando Gaudí comenzó sus producciones, tenia muy claro sus convicciones y creencias por lo cual se reconoció siempre y fueron estas convicciones inspiración y producto de varias de sus mas grandes obras, incluyendo el templo de la Sagrada Familia y La cripta de Santa Coloma de Cervelló. “La creación sigue incesantemente por medio del hombre. Pero el hombre no crea: descubre. Los que buscan las leyes de la Naturaleza como apoyo de sus nuevas obras colaboran con el Creado. Los copitas no colaboran. Por eso la originalidad consiste en volver al origen.”.

Así es como terminamos hablando específicamente de la construcción mas ambiciosa de Gaudí, la Sagrada Familia, a la cual le entrego todo su esfuerzo, aunque sabia que esta gigantesca obra jamás podría ser terminada por él. Esta representación, contaría con tres fachadas, pero el arquitecto solo pudo conocer terminada una, el Nacimiento. La obra aun continua y falta la fachada mas grande de todas, La Gloria, que en conjunto con la pasión, terminada no hace mucho, pondrán fin al conjunto de las doce torres que representan los doce apóstoles, las cuatro torres mayores que simbolizarán los cuatro evangelistas , que a su vez estarán alrededor de la aguja central símbolo del salvador y finalmente sobre el ábside se levantara una elevada cúpula en representación de la virgen.

Pero esta no fue la obra mas personal del arquitecto, otras obras se llenaron del espíritu de Gauidí, donde dejo plasmada su fuerza expresiva con que concebía espacios para el servicio del hombre. “El mismo, refiriéndose al modo de construir las obras, aclaró en una ocasión que no todo se debía a su voluntad ni, menos, a su capricho, sino a unas circunstancias que él no imponía y ante las cuales se debía doblegar.”.

Existen diversas obras del arquitecto que caracterizan a Gaudí, entre las cuales se encuentran, el Palacio episcopal de Astroga, la Casa de los Botines en León, el Bellesguard, el park Güell y la Pedrera. Existen muchas mas obras del arquitecto, donde se pueden observar al igual que en estas, las figuras surrealistas, formas ondulantes, diversos mosaicos de cerámica y baldosa, enormes cúpulas elevadas, grandes ornamentaciones vegetales y minerales, integraciones sutiles con la naturaleza y una fabulosa dinámica.

Gaudí, fue reconocido por sus grandes obras y aun hoy se cuenta entre aquellos capaces de generar obras dignas de llamarse arte arquitectónico, que se reconocen puesto que “ Refiriéndose a su figura se ha dicho que sólo cada siete u ocho siglos la humanidad produce una arquitectura original, nueva, capaz de transformarlo todo.”. Fue este gran arquitecto quien rompió con diversos esquemas, que genero arte, incorporó, renovó y dio vida a sus grandes y únicas ideas, creyendo ciegamente que, su obra debía de ser útil para el hombre, debía ser cívica y social y si no era así dirigida a nuestro Creador.

A Torrents. Gaudí. Editado por A. Campaya. Pelayo 60. Barcelona. Edición Española. p 1.

Ibíd., p 14.

Ibíd.,. p 1.

Vídeos relacionados