Anosmia

Ageusia. Sentido olfato. Disminución olor. Diagnóstico. Tratamiento

  • Enviado por: Cebollin
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 2 páginas

publicidad
cursos destacados
Química Orgánica
Química Orgánica
En este curso de Química Orgánica o también conocida como Química del Carbono, nos...
Ver más información

Ejercicios resueltos de introducción a la Física
Ejercicios resueltos de introducción a la Física
Serie de ejercicios resueltos de de introducción a la Física

Este curso va ligado al curso...
Ver más información


Definición:
Anosmia: La carencia del sentido del olfato, como también la disminución a la apreciación del olor.

Ageusia: Palabra compañera, pero esta significa, falta del sentido del gusto.
Los enfermos que padecen de anosmia, pueden quejarse de ageusia, aunque conservan alguna sensación del gusto, pero pierden otras.

Tenemos que recordar que las sensaciones del gusto del ser humano son: salado, dulce, amargo, picante. Que se pueden percibir con la lengua (mamelones o corpúsculos) y el paladar, gracias a los nervios glosofaringeo y el lingual.

El sentido del olor, los humanos lo tienen más disminuido que los animales, más o menos mil veces. Éste se origina de los primeros nervios craneales (los nervios olfativos), que se sientan en la base de los lóbulos frontales del cerebro, la derecha detrás de los ojos y sobre la nariz. Los aromas o productos químicos aerotransportados inhalados estimulan estos nervios.

Existen aberraciones del sentido del olor, no saber cuál es, confundirlo, notarlo como muy intenso. Estas características pueden deberse a un mal funcionamiento de los nervios (nervio olfatorio) y del propio cerebro, para este sentido. El nervio olfatorio es uno de los nervios que mejor se regeneran. Como muy bien nos lo relata el siguiente apartado:

El sistema nervioso de mamíferos adultos tiene una capacidad regenerativa limitada en respuesta a las lesiones, las neuronas dañadas responden de forma diferente dependiendo de su localización. Hay regiones del sistema nervioso donde, en condiciones normales, existe neurogénesis, axonogénesis y dendritogénesis a lo largo de toda la vida del individuo. Es el caso, por ejemplo, del epitelio olfatorio, donde se produce una génesis de neuronas olfatorias a partir de precursores presentes en las capas básales del epitelio, que además son capaces de crecer su axón para reconectarse, en el bulbo olfatorio, con las neuronas de segundo orden de la vía olfatoria.

Causas y síntomas:

  • - Anosmia por obstrucción nasal, causada por la rinitis (inflamación de las membranas nasales).

  • 2. - Pólipos nasales provocan obstrucción (crecimientos en las membranas nasales), muchas veces por un exceso de humedad en el organismo, como sucede en el campo, cuando hay humedad crecen los champiñones.


    3. - Tumores nasales: Benignos (papilomas, nasofibroma) y malignos(Carcinoide, Epìdermoide).

    4. - Lesiones de cabeza, infecciones, todo aquello que provoque destrucción de los nervios olfatorios.

    5. - El uso constante de vasoconstrictores o medicación química supresora de síntomas como son los corticoides, por vía oral o inhalados.


    6. - Fumadores. La nicotina y el alquitrán anestesian las raíces nerviosas del olfatorio.

    Diagnóstico:
    Con la cromatografía de gases, ha permitido identificar pequeñas cantidades de las sustancias volátiles que dan lugar al olor.

    Los olores como un perfume, el limón, la vainilla, el café, etc. se le dan al paciente para que nos diga cuál es el producto que está oliendo, si dice que no nota ningún olor, es provocado por la pérdida del sentido del olfato, si dura meses, podemos diagnosticarle de anosmia crónica.

    Tratamiento:
    1. - Dejar de fumar

    2. - Dejar los vasoconstrictores y la medicación a base de cortisonas. Pero para ello, debemos de suplirlo con algo alternativo, para que el paciente no recaiga de nuevo.