Anorexia

Psicología. Psiquiatría. Enfermedades. Aparato digestivo. Ingestión de alimentos. Pérdida de apetito. Adelgazamiento. Desnutrición. Causas. Autoestima

  • Enviado por: Vale
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 3 páginas
publicidad

ANOREXIA

  • ANOREXIA:

Pérdida del apetito.

Es distinto la anorexia por alguna enfermedad que la anorexia nerviosa y también de la ingestión relativamente baja de alimentos; ésta última no resulta peligrosa para la salud mientras la dieta sea variada y el peso corporal se mantenga, y no debe contemplarse como un trastorno que requiera tratamiento médico.

CAUSAS:  

  • Las condiciones médicas y psicológicas que pueden causar anorexia incluyen los trastornos emocionales, el estrés, el exceso de trabajo, la ansiedad, la depresión, el dolor agudo, las enfermedades graves de cualquier clase (especialmente las infecciosas), los trastornos del sistema digestivo como la gastritis, las enfermedades hepáticas, los trastornos en el riñón y el cáncer. También puede producirse anorexia como resultado de la toma de medicamentos, como opiáceos, diuréticos y aquellos que se emplean para tratar la hipertensión (betabloqueantes) y la insuficiencia cardiaca. Debido a esta gran variedad de causas, la anorexia es de poca utilidad para diagnosticar una enfermedad subyacente.

  • En los adolescentes la anorexia puede ser señal de anorexia nerviosa o del consumo de anfetaminas u otras drogas estimulantes. En una persona de cualquier edad, una anorexia persistente, con pérdida ininterrumpida de peso, puede ser indicativa de una enfermedad grave, como cáncer de estómago, y requiere un examen médico.

ANOREXIA NERVIOSA:

  • Enfermedad que se caracteriza por el miedo intenso a ganar peso y por una imagen distorsionada del propio cuerpo (dismorfofobia).

  • Conduce a un grave adelgazamiento debido a una dieta exagerada y a un exceso de ejercicio. No se asocia con ninguna otra enfermedad orgánica previa. Se presenta habitualmente en adolescentes, especialmente en las mujeres.

  • La enfermedad produce alteraciones en los ciclos hormonales, una inmunodepresión con aumento del riesgo de infecciones, y aproximadamente entre el 5 y el 18% de los anoréxicos muere por desnutrición. Los pacientes también padecen a menudo bulimia, que consiste en ingerir enormes cantidades de alimentos y después provocar el vómito para permanecer delgados; los vómitos repetidos alteran el equilibrio produciendo, en general, hipopotasemia que puede afectar al funcionamiento cardiaco.

  • No existe un tratamiento universalmente aceptado para la anorexia nerviosa. Frecuentemente se asocia con depresión y baja Autoestima, y los pacientes suelen mejorar con antidepresivos. La normalización del peso corporal es un paso importante en el tratamiento de la enfermedad. La psicoterapia y la terapia familiar a menudo son importantes. La mitad de los pacientes se curan definitivamente, aunque a veces, la enfermedad acaba produciendo alteraciones metabólicas y hormonales que agravan el proceso puramente psíquico.

ADELGAZAMIENTO:

  • proceso que supone la pérdida de masa corporal. Puede ser generalizado, afectando a todo el organismo, o localizado, como en la atrofia muscular secundaria que origina una inmovilización o reposo prolongado.

  • Los ingresos pueden disminuir por escasez de comida o por mala función digestiva. La ingesta escasa puede ser exógena (carencia de alimentos) o endógena (anorexia psiquiátrica o secundaria debida a enfermedades orgánicas, ayunos y huelgas de hambre). Los gastos metabólicos pueden estar acelerados por razones de deporte, trabajo o de alteraciones hormonales.

  • Se han ensayado muchas técnicas de adelgazamiento voluntario; sólo son recomendables las dietas bien controladas, equilibradas, y acompañadas de un ejercicio físico moderado (véase Nutrición humana). Las dietas excesivas y mal controladas producen cuadros de desnutrición selectiva, anemia, atrofia e incluso desequilibrios iónicos. Las hormonas tiroideas producen sobrecarga cardiaca. Las drogas anorexizantes (anfetaminas) conllevan un elevado riesgo de adicción. La cirugía de resección parcial gástrica o intestinal puede desencadenar cuadros de desnutrición selectiva y de malabsorción.