Anorexia

Psicología. Trastornos alimentarios. Desórdenes. Adolescencia. Consecuencias perjudiciales

  • Enviado por: Chikibombon De Nena
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


Consiste en una alteración grave de la percepción de la propia imagen, con un temor morboso a la obesidad, lo que condiciona una alteración.

El término anorexia significa “ausencia del apetito” se caracteriza porque las personas desarrollan un rechazo hacia el alimento lo que las lleva a estar en estado de ayuno, que se puede prolongar por días o inclusive meses.

También conocido como ANA, la anorexia es una enfermedad silenciosa, la cual va acabando lentamente con la salud y el autoestima de la persona que la padece. En un estado ya avanzado, la persona puede provocarse el vómito cada que se “sale” de su “régimen” (bulimiarexia) hasta automutilarse como castigo a su “falta de voluntad”

Generalmente la pérdida de peso se consigue mediante una disminución de la ingesta total de alimentos. Aunque los anoréxicos empiezan por excluir de su dieta todos los alimentos con alto contenido calórico, la mayoría acaba con una dieta muy restringida, limitada a unos pocos alimentos. Existen otras formas de perder peso, como la utilización de purgas, vómitos provocados o ejercicio físico excesivo.

En la anorexia nerviosa se distinguen dos subtipos:

  • el tipo restrictivo

  • el compulsivo purgativo.

El primero describe cuadros clínicos en los que la pérdida de peso se consigue con dieta o ejercicio intenso, mientras que el segundo se utiliza para identificar al individuo que recurre regularmente a atracones o purgas.

En el tipo restrictivo los pacientes con anorexia nerviosa no recurren a atracones ni purgas, mientras que en el compulsivo purgativo algunos no presentan atracones pero si recurren a purgas incluso después de ingerir pequeñas cantidades de comida.

Origen

Su causa es desconocida, pero hay una serie de factores causantes de la anorexia que son una combinación de elementos biológicos (predisposición genética y biológica), psicológicos (influencias familiares y conflictos psíquicos) y sociales (influencias y expectativas sociales). La pérdida de peso conduce a la malnutrición, que a su vez contribuye a los cambios físicos y emocionales del paciente y perpetúa el círculo vicioso que se sintetiza en el modelo psicosocial de la anorexia nerviosa.

La vulnerabilidad biológica de la adolescencia y los problemas familiares y sociales pueden combinarse con un clima social determinado para originar la conducta alimentaria típica de los anoréxicos. La sociedad occidental está muy influenciada por la noción de que la obesidad es insana y poco atractiva, mientras que se percibe la delgadez como algo deseable.
La mayoría de los niños prepúberes tiene conciencia de esta actitud social, y se calcula que cerca del 50 % de la niñas prepúberes siguen una dieta o adoptan medidas de control de su peso. Cerca del 95 % de los enfermos son mujeres. En zonas donde existe escasez de alimentos es prácticamente desconocida.

Síntomas

El diagnóstico de la anorexia se basa no sólo en la ausencia de un origen orgánico definido, sino en la presencia de ciertas características. En este sentido conviene recordar los criterios considerados por la Sociedad Americana de Psiquiatría para el diagnóstico de la anorexia psíquica:

  • Rechazo a mantener el peso corporal por encima del mínimo para la edad y talla siendo adecuado para la estatura, llegando a situaciones de delgadez extrema.

  • Miedo intenso a engordar, incluso cuando el peso es muy bajo.

  • Sensación de estar gordo/a en general o en algunas partes del cuerpo, como nalgas, muslos, abdomen. Tienen una percepción de su cuerpo que no es real. Aunque estén realmente delgados / as, su espejo les dice que siguen estando gordos / as.

  • Aparecen otro tipo de problemas físicos que acompañan a la desnutrición, como es en el caso de las mujeres la ausencia de al menos tres ciclos menstruales consecutivos en el plazo previsto (amenorrea primaria o secundaria).

  • Ejercicio físico excesivo.

  • Preocupación excesiva por el consumo de calorías (inclusive hay personas que llegan a sumar con calculadora todas las calorías consumidas)

  • Conducta alimentaría extraña: come de pie, corta los alimentos en pequeños trozos.

  • Incremento de las horas de estudios y disminución de las de sueño.

  • Distorsión de la apreciación del peso, el tamaño o la forma del propio cuerpo.

  • Pérdida de peso alarmante.

  • Irritabilidad

  • Depresión Intensa

  • Aparición de vello o intolerancia al frío.

  • Tensión baja, arritmias.

  • Aislamiento social

  • Abundancia de trampas y mentiras

Con vistas al diagnóstico es muy importante efectuar una entrevista psiquiátrica y tener en cuenta que la mayoría de los anoréxicos adolescentes acude siempre a la consulta acompañada. Habitualmente es la familia la que aporta toda la información necesaria, mientras que el paciente suele defenderse y negar el comportamiento anoréxico. Por lo general, la familia es quien describe la mayoría de los síntomas ya que el paciente niega la anorexia.

En la mayoría de ocasiones son los pediatras los que suelen tener el primer contacto con el paciente, aunque las consultas iniciales pueden estar condicionadas por el síntoma que más preocupa a la familia y al paciente. Así, cuando lo que predomina es la amenorrea (falta de regla) acudirán al ginecólogo, ante el dolor abdominal al médico de digestivo, ante la disminución de peso al endocrinólogo... No es infrecuente que acudan a todos los especialistas, efectúen una auténtica peregrinación médica y no cumplan las recomendaciones.

Consecuencias

Muchas de estas consecuencias ya las he dicho y muchas otras las gente las conoce pero la verdad creo que si es importante repetirlas ya que es alarmante e interesante lo que nos puede pasar a las jóvenes:

  • Pérdida del cabello

  • Descalcificación y osteoporosis

  • Anemia

  • Desnutrición

  • Deshidratación y fallas renales

  • Intolerancia al frío e hipotermia

  • Hirsutismo (aparición de vello corporal, especialmente en las mujeres- en zonas donde no debe existir)

  • Hipotensión y arritmias cardiacas

  • Disminución de la motilidad intestinal y estreñimiento

  • Trastornos hormonales y tiroideos

  • Muerte (por suicidio o fallas orgánicas)

Evaluación

La evaluación del paciente anoréxico debe incluir una historia exhaustiva y un examen físico completo.

Las preguntas sobre el comportamiento en relación con el control del peso que pueden ser útiles son de este tipo:

  • ¿Cómo maneja el / la adolescente el control de su peso?

  • ¿Cuánto le gustaría pesar?

  • ¿Cada cuánto tiempo verifica su peso?

  • ¿Existe algún comportamiento adelgazante del tipo de vómitos, abuso de purgantes, uso de diuréticos o empleo de píldoras dietéticas?

  • ¿Cuál es la imagen que él / la adolescente tiene de sí mismo?

Los signos y síntomas de la anorexia nerviosa, tal como se ha señalado anteriormente, deben investigarse. Al mismo tiempo, también deben buscarse aquellos que puedan sugerir un proceso orgánico. De éstos, los susceptibles de confundirse con la anorexia son el hiper o hipotiroidismo, estados de mal absorción, diabetes mellitus, tumores cerebrales, obstrucciones gastroesofágicas y enfermedad de Addison.

Tratamiento

El impacto sociológico de la anorexia nerviosa es marcado y repercute en la identidad del adulto joven. El narcisismo individual y social está en juego.

El diagnóstico, como se ha visto, no es difícil. Lo realmente difícil es el tratamiento, dadas las implicaciones individuales, familiares y sociales del síndrome. Se han ensayado muchos tratamientos en los pacientes anoréxicos: psicoterapia, terapia comportamental, medicamentosa, hiperalimentación, terapia familiar, etc...

Los objetivos más importantes del tratamiento son la corrección de la malnutrición y la resolución de las disfunciones psíquicas del paciente y su familia. El fracaso en la solución de estos problemas a corto y largo plazo puede abocar al fallo terapéutico.

Normalmente, dadas las dificultades que se plantean, se aconseja el aislamiento familiar.

Se debe consultar con una persona experta y profesional para que dirija y oriente el tratamiento.

Anorexia

Anorexia