Anorexia

Psicología. Trastornos psíquicos, alimenticios. Epidemiología. Características clínicas. Alteración imagen corporal. Tratamiento

  • Enviado por: Asun
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas

publicidad

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA

A finales del S.XVIII, Richard Morton describió por primera vez un cuadro al que denominó “consumición nerviosa” pero no fue hasta las descripciones que hicieron simultáneamente Gull (1868) y Lasegue (1873) cuando tomó rango de entidad clínica. Gull lo denominó “Anorexia Nerviosa”, describiendo su aparición fundamentalmente en mujeres jóvenes mientras que Charles Lasegue describió principalmente los trastornos psicológicos que van asociados a esta enfermedad, denominando el cuadro como “Anorexia

Histérica”.

Por otro lado las descripciones de Simonds (1914) acerca de un tipo de insuficiencia hipofisiaria anterior, que cursaba con pérdida de peso, hicieron que se especulase acerca de este posible origen hipofisiario.

Hasta las aportaciones hechas por Sheehan (1948) a permanecido esta posibilidad entre los factores etiológicos de la anorexia; pese a lo cual Lafora (1927) publicó un trabajo en el que señalaba el posible origen psicogenético de este trastorno.

'Anorexia'

INTRODUCCIÓN

Los trastornos de conducta alimentaria, tienen un importante interés socio sanitario x su gravedad, interés social. Son enfermos que por lo general no piden en su inicio ayuda de forma voluntaria; que lo vemos cuando el cuadro ya está lo suficientemente instaurado y a veces pueden morir por las complicaciones clínicas. Están íntimamente relacionados con el cuerpo.

En los últimos anos estamos asistiendo a una proliferación de la mujer exuberante, prototipo a alcanzar en esta sociedad, que ocupa páginas en las revistas de moda o del corazón; modelos de alta costura o de anuncios publicitarios: Este modelo se traducirá x un culto hacia un cuerpo llamativo, provocador, sensual y competitivo.

El crecimiento del fenómeno de los padres ausentes del seno familiar por emancipación laboral, facilita el que muchas clínicas no tengan patrones de seguridad y afectividad adecuada, lo que originara ciertos déficit y retrasos perceptivos y madurativos, así como inseguridad, dificultades de comunicación, y, en edades jóvenes de inmadurez e inexperiencia, en las que se necesita creer en algo y sobre todo copiar a alguien.

En siglos pasados, las dietas y control se podían hacer por culto a Dios, luego por puritanismo imperante y últimamente por culto al cuerpo, los trastornos alimentarios han cambiado con los tiempos. La anorexia nerviosa es como un camaleón que cambia y no sabemos del todo el por qué.

Esta enfermedad la van a padecer al año entre 20 a 30 personas menores de 25 años por cada mil habitantes. Chicas con un nivel intelectual alto, previamente delgadas o rellenitas; con un rol sexual poco definido; solteras por lo general, se dan en todas las profesiones pero más en aquellas en que el cuerpo es un elemento de competencia, a las cuales se les debería educar en este tema, para evitar el riesgo en la medida de lo posible (azafatas, modelos, actrices, bailarinas…)

CONCEPTO

Trastorno de la conducta alimentaria, caracterizado por el rechazo más o menos sistemático a ingerir alimentos, que actúa como respuesta a conflictos psíquicos.

EPIDEMIOLOGÍA

Los factores socio culturales tienen gran importancia en el desarrollo y la incidencia de la anorexia nerviosa.

Afecta fundamentalmente a mujeres alrededor del 95% de pacientes, entre 10 y 30 años. Con una edad de inicio entre los 13 y los 18 años.

La prevalencia de la anorexia en la población general es de 1%, pero hay unas poblaciones más sensibles que otras, en concreto aquellas que viven en los llamados países desarrollados y que poseen un alto estatus económico, aunque también se ha observado un desplazamiento hacia las clases bajas. Este trastorno también se encuentra muy extendido entre ciertas profesiones, tales como gimnastas y modelos.

Los estudios de seguimiento ponen de manifiesto que la tasa de mortalidad es de seis veces mayor de lo que se esperaba, con una tasa de suicidio de 3%, que es la segunda causa de muerte después de la desnutrición.

CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS

La característica general de la anorexia nerviosa es el rechazo a mantener un peso por encima del valor mínimo normal para su edad y talla; un deseo de perder peso por temor ante la gordura, que se convierte en el centro de todas sus preocupaciones y que perturba gravemente el resto de facetas de la vida de las personas.

Se meten de lleno en el mundo de la dietética, logrando la pérdida de peso, siguen reduciendo la cantidad de calorías ingeridas por día (600-800Kcal). Aparecen rituales alimentarios peculiares y aunque tengan hambre, es tal el horror que sienten a dejarse llevar, que siente la necesidad de mitigar los efectos, por ejemplo, bebiendo mucha agua, usando anfetaminas, tomando laxantes…

Estos comportamientos dirigidos a la pérdida de peso no solo se limitan a la ingesta, sino que se complementan con una exagerada actividad física.

Otra de las características clínicas en la distorsión de la imagen corporal, operativizada como verse gordo aun estando demacrado.

La anorexia nerviosa va a provocar graves consecuencias físicas.

Los efectos de la demacración, que manifiesta en una amplia gamma de signos, como hipotermia, bradicardia, hipotensión, edema, estreñimiento y una variedad con cambios metabólicos.

En la mayor parte de los casos la amenorrea sigue a la pérdida de peso, y en otros lo precede.

Si la anorexia se produce antes de la monarquía, la interrupción del desarrollo puberal puede producir deterioro irreversible.

Además de una sintomatología física hay un componente psíquico destacándose un estado de ánimo ansioso-irritable que, a medida que evoluciona el cuadro, se transforma en disforia. Los síntomas depresivos están presentes en un tercio de los casos del 10% puede clasificarse de depresión mayos. Los síntomas obsesivos-compulsivos se encuentran con un 25% de anorexia, y además encontramos en algunos casos trastornos de la personalidad.

ALTERACIÓN DE LA IMAGEN CORPORAL

La paciente, extremadamente delgada, niega su delgadez, parece sobre valorar sus dimensiones, y no reacciona ante ellas del modo que sería normal dentro de la anorexia. Su negación de enfermedad guarda relación con esa tendencia a negar -a no “ver”-su delgadez.

'Anorexia'
Esta ausencia de objetividad en la apreciación de las dimensiones del propio cuerpo, llega a ser tan acusada en ciertos casos que se ha hablado procesos sicóticos, pudiendo darse la existencia de un trastorno perceptivo o del pensamiento semejante al observado en la psicosis.

La observación clínica diferencia dos tipos de anomalías en relación con el autoimagen, en unos casos se constatan auténticas distorsiones perceptivas, pero en otros casos se producen evaluaciones distorsionadas que darán lugar a reacciones de ansiedad.

La aprensión de un supuesto sobrepeso o una posible sobre dimensión, puede desencadenar una intensa angustia, sin embargo, cuando la delgadez es extrema y alarmante, el “sobredimensionamiento” puede servir para suavizar el miedo a la enfermedad o incluso a la muerte.

Estas distorsiones no siempre afectan a todo el cuerpo, es frecuente que se limiten a zonas concretas como muslos, caderas y nalgas, precisamente unas áreas corporales de dimensiones claramente diferenciadas entre los sexos, tendiendo a ser más voluminosas y redondeadas en el femenino.

Las técnicas utilizadas para evaluar la apreciación de la imagen corporal pueden clasificarse en dos grandes grupos: técnicas de distorsión de imagen y técnicas de estimación del tamaño.

Las primeras, utilizando espejos deformables de metal, fotografías o diapositivas contempladas con lentes anamórficas, o imágenes televisivas distorsionables, solicitan de la paciente que determine la imagen más acorde con su actual visión de su propio cuerpo.

Las segundas exigen que la paciente delimite las dimensiones concretas de determinadas partes de su cuerpo, señalándolas con un lápiz sobre a un papel sujeto a una pared, mediante unas fijaciones sobre una barra de metal o a través de unos haces de luz proyectados sobre un gráfico pertinente.

En resumen, las conclusiones de estas técnicas son:

  • las anoréxicas tienden a sobreestimar los tamaños de sus cuerpos, en concreto su anchura.

  • Utilizando los métodos de estimación del tamaño, la mayoría de los grupos tienden a la estimación.

  • La anorexia es un trastorno esencialmente adolescente-juvenil que resulta del fracaso en adaptar las propias percepciones al reciente cambio de la forma corporal.

    INTERVENCIONES:

  • Potenciación de la imagen corporal: Mejora de las percepciones y actitudes conscientes e inconscientes del paciente hacia su cuerpo.

  • - determinar las expectativas corporales del paciente en función del estadio de desarrollo

    - ayuda al paciente a separar el aspecto físico de los sentimientos de valía personal

    - ayuda al paciente a discutir los cambios causados por la pubertad, si resulta oportuno.

    - señalar la importancia de la cultura, religión, raza, género y edad del paciente en la imagen corporal.

    - observar la frecuencia de las frases de autocrítica

    - observar si hay frases que identificar las percepciones de imagen corporal que tiene que ver con la forma y peso corporal.

    - determinar las percepciones del paciente sobre la alteración de la imagen corporal frente a la realidad

    - identificar grupos de apoyo disponibles para el paciente

    - ayudar al paciente con riesgo de padecer anorexia a desarrollar unas expectativas de imagen corporal más realistas

    - utilizar ejercicios de revelación propio con grupos de adolescentes u otros grupos, acerca de los atributos físicos normales.

    2) Potencia de la conciencia de sí mismo: Ayudar a un paciente a que explore y comprenda sus pensamientos, sentimientos, motivaciones y conductas:

    - ayudar al paciente a darse cuenta de que cada ser es único.

    - ayudar al paciente a identificar los valores que contribuyen al concepto de si mismo

    - ayudar al paciente a identificar las prioridades de la vida

    - manifestar verbalmente la negación de la realidad por parte del paciente, si procede.

    - ayudar al paciente a identificar las conductas que sean autodestructivas

    - facilitar la expresión de si mismo con grupos d gente en estado similar

    3) Apoyo emocional: Proporcionar seguridad, aceptación y animo en momentos de tensión:

    - comentar la experiencia emocional con el paciente

    - ayudar al paciente a reconocer sentimientos tales como la ansiedad, ira, tristeza…

    - remitir a servicios de asesoramientos, si se precisa

    - facilitar la identificación por parte del paciente de esquemas de respuestas habituales al miedo

  • Asesoramiento nutricional: utilización de un proceso de ayuda interactivo centrado en la necesidad de modificación de la dieta.

  • - valorar los esfuerzos realizados para conseguir los objetivos

    - ayudar al paciente a expresar sentimientos e inquietudes a cerca de la

    consecución de metas

    - determina la ingesta y los hábitos alimentarios del paciente

    - establecer metas realistas a corto y largo plazo para el cambio de estado

    nutricional

    - utilizar normas nutricionales aceptadas para ayudar al paciente a valor

    conveniencia de la ingesta dietética

    - proporcionar información, si es necesario, acerca de la necesidad de modificación de la dieta por razones de salud: pérdida de peso

  • Potenciación de la autoestima: ayudar a un paciente a que aumente el juicio personal de su propia valía

  • - reafirmar las virtudes personales que identifique el paciente

    - ayudar al paciente a reexaminar las percepciones negativas que tiene de si mismo

    - ayudar al paciente a identificar el impacto que tiene el grupo de similares sobre los sentimientos de su propia valía

    - explorar las razones de la autocrítica

    - recompensar o elaborar el progreso de paciente en la consecución de objetivos

    - facilitar un ambiente y actividades que aumenta la autoestima

    - instruir a los padres sobre la importancia de su interés y apoyo en el desarrollo de un concepto positivo de si mismo para sus lujos.

    - comprobar la frecuencia de las manifestaciones negativas sobre si mismo

    TRATAMIENTO

    Los objetivos fundamentales del tratamiento de la anorexia nerviosa consisten en reforzar la autoestima y la ganancia de peso.

    Para conseguir un aumento del peso utilizaremos el tratamiento médico basado en la dieta, mayor equilibrio psicológico por medio del tratamiento psicoterapéutico. También sería importante una mejora afectiva, de comunicación mediante el tratamiento psicológico, antidepresivos y benzodiacepinas.

    Tratar todos los problemas es difícil, pero de alguna manera debemos de intentar la comunicación buscando alternativas satisfactorias que ellas mismas puedan evaluar positivamente. Se trataría de pequeñas metas.

    Con paciencia y habilidad a la larga, al menos si se explica y se informa sobre objetivos terapéuticos, la tensión pasa pronto y puede que se genere una mayor confianza para los complementos psicoterapéuticos.

    No nos interesa hablar demasiado de las manipulaciones alimentarías, lo mínimo. El negociar objetivos con flexibilidad, debe ser la norma; el cebar en primera estancia es un fracaso seguro. La búsqueda de autonomía e identidad, del ideal posible y realista, es el camino.

    ¿COMO TRATAR?

    Se debe tener en cuenta y tratar estos signos y síntomas:

    • La disminución de peso y sus consecuencias: tensión arterial, pulso, temperatura…

    • La obsesividad alimentaría

    • La preocupación de la corporalidad

    • Las conductas manipulativas

    • Las bulimias y vómitos, los laxantes y diuréticos

    • Las alteraciones perceptivos-cognitivos de la corporalidad y de hambre-saciedad

    • Amenorrea

    • La hiperactividad de desgaste

    • El retraimiento

    • El riesgo suicida

    ¿BASTA A VECES CON ENGORDAR?

    Definitivamente, no. Dado que no sabemos la etiopatogenea última, difícilmente podemos hablar de un tratamiento estándar. Ello no implica que haya unas directrices generales. De una u otra manera imperará el abordaje del tema desde la perspectiva biopsicosocial.

    Desde luego, lo mejor de entrada, es que ganen un poco de peso para mejor las constantes biológicas y a su vez el ánimo y después seguir un tratamiento psicológico. Todo ello por contratos y explicación previa del significado del cuadro. Abordajes psicológicos conductistas, de rehabilitación sensoperceptiva y terapia directivo-cognitiva, así como familiar, son de estadios posteriores.

    El tratamiento tendrá futuro a partir de la mejoría del desequilibrio biológico más o menos grave, que luego va a facilitar todo. El tratamiento será ambulatorio o hospitalario, dependiendo de diversos factores entre ellos: tiempo de evolución de la enfermedad, gravedad, tratamientos previos, etc…

    En teoría la hospitalización debería ser lo última, por las mermas que produce en los pacientes (separación familiar, escolar y social).

    En general el tratamiento será ambulatorio en:

    -diagnósticos precoces

    -evolución corta de cuadro

    - en el caso de que no sea bulímicas ni vomitadoras

    - buena cooperación familiar

    En resumen, los objetivos a corto plazo serían, mejorar la alimentación y aumentar el peso, y luego vencer resistencia y explicar la historia.

    El ingreso deberá ser un neoaprendizaje cognitivo-emocional, perceptivo, de hábitos de comida, de roles etc… Todo este aprendizaje se hará posible cuando lleven un cierto tiempo y las resistencias y tendencias manipulativas vayan cediendo.

    CONCLUSIÓN

    De un tiempo a esta parte, la anorexia es un tema de actualidad, debido a la gran incidencia de la enfermedad, causada por la exigencia social de tener una imagen física aceptada y acorde con los cánones de belleza.

    Esta imagen física tan busca por los jóvenes, no es más que un capricho de la época en la que vivimos, ya que la mayoría de las chicas que se ven gorditas y por ello fuera de los cánones de belleza, serían admiradas en otras épocas, donde la mujer bella tenía amplias formas.

    Pero dado el problema, se debe tratar con gran importancia, ya que la mayoría de episodios de esta enfermedad pasa por un tratamiento psicológico donde se mejore el autoestima, el autoimagen y las relaciones sociales y familiares, ya que la cura comienza por aceptarse.

    Por ello nosotras hemos elegido en nuestro trabajo como patrón principal la alteración de la imagen corporal, viendo desde nuestro humilde punto de vista que en esta enfermedad la solución viene por curar el desequilibrio psicológico y dejar en un segundo plano la cura médica tratada con fármacos, sin quitarle importancia a esta parte del tratamiento.

    Este trabajo nos ha ayudado a indagar más en esta enfermedad que afecta a tantos jóvenes de nuestros tiempos y a darnos cuenta de todos los trastornos psicológicos en los que deriva la obsesión por el cuerpo perfecto y nos ayuda también a querernos más a nosotros mismos ignorando los cánones.

    BIBLIOGRAFIA

    -Anorexia y bulimia nerviosas. Alfonso Chinchilla Moreno. Ed. Ergo, S. A.

    -Gran Enciclopedia Larousse. Ed. Planeta

    -Manual de Psicopatología. Aparo Belloc, Bonifacio Sandio, Francisco Ramos. McGrawhill

    -Psicopatología del niño y del adolescente. Jaime Rodríguez Sacristán. Publicaciones de la universidad de manuales universitarios

    -Anorexia nerviosa. Joseph Toro, Eric Vilardell. Ed. Martínez Roca

    -Enfermería Psiquiatría: plan de cuidados. J. M.Schuttz, S .L. Park.Interamericana

    -Enfermería de salud mental y psiquiatría. Asunta Rigor, Mercedes Ugalde. Ed. Salvat

    1

    'Anorexia'