Anorexia y bulimia

Trastornos nerviosos de la alimentación. Chicas pro-ANA. Chicas pro-MIA. Distorsión percepción del peso. Causas. Señales de alarma

  • Enviado por: Franklin Navarro
  • Idioma: castellano
  • País: Ecuador Ecuador
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

INTRODUCCION

ANA Y MIA

Ana es el nombre que muchas anoréxicas dan a la Anorexia Nerviosa, y se consideran jóvenes “pro-ANA”;  pro, que significa "a favor de", y la unión del término "anorexia". Del mismo modo, MIA es el nombre que dan a la Bulimia Nerviosa, autodenominándose jóvenes “pro-MIA”, que es la creencia de que la bulimia es un estilo de vida.

La anorexia nerviosa (AN) es una enfermedad psiquiátrica englobada dentro de los trastornos de conducta alimentaria (TCA), que ocasiona múltiples manifestaciones médicas. Se trata de una enfermedad grave y potentemente mortal.

La Academia Americana de Psiquiatría establece los siguientes criterios diagnósticos, publicados en el DSM-IV (Manual diagnostico y estadístico de los trastornos mentales):

  • Rechazo a mantener un peso corporal normal o por encima del mínimo para su edad y talla.

  • Distorsión de la percepción del peso y de la imagen corporal. Influencia inadecuada del peso o de la imagen en la autoevaluación o negación de la gravedad del peso actual.

  • La bulimia nerviosa (BM) es una enfermedad psiquiátrica englobada dentro de os trastornos de conducta alimentaria (TCA), que ocasiona múltiples manifestaciones medicas. Se trata de una enfermedad grave y potencialmente mortal.

    La Academia Americana de Psiquiatría establece los siguientes criterios diagnósticos, publicados en el DSM-IV (Manual diagnostico y estadístico de los trastornos mentales) de 1994:

    b) Comportamiento recurrente e inapropiado compensatorio para prevenir la gana ponderal, como vómitos autoinducidos, uso de laxantes, diuréticos, ayuno o ejercicio excesivo.

    d) La autoevaluación esta indebidamente influenciada por el peso corporal.

    Causas de la anorexia y la bulimia

    Las causas de la anorexia y la bulimia todavía no están claras, pero se cree que son debido a la interacción de 3 tipos de factores:

    A/ Factor predisponentes:

    -Genético: la existencia de un miembro de la familia con un TCA multiplica entre 2 y 20 veces el riesgo de padecer a cualquier de sus miembros.

    B/ Factores detonantes:

    -Pubertad (cambios físicos y psíquicos), dietas restrictivas, ejercicio físico excesivo, mala valoración del cuerpo, insatisfacción personal, situación personal estresante, trastornos emocionales, anorexia nerviosa previa (en el caso de la bulimia).

    C/ Factor perpetuante:

    -Presión social.- Aislamiento social.- Reaparición de la ansiedad.

    Señales de alarma de la anorexia y la bulimia nerviosa

    • Comer como si estuviera a dieta, a pesar de que ya está muy delgada.

    • Usar ropas muy holgadas o demasiado grandes.

    • Estar preocupadas por el peso, por conseguir dietas y por la figura.

    • Experimenta cambios de personalidad.

    • Conducta impulsiva (mienten, ocultan) y autolesiones.

    • Empobrecimiento de concentración de la fantasía y la creatividad.

    • Experimenta vértigos, desmayos, pérdida de conocimiento y dificultad para concentrarse.

    • Temor a aumentar de peso o engordar.

    • Percepción distorsionada del peso, tamaño o figura de su cuerpo.

    • En las mujeres, la ausencia de al menos tres ciclos menstruales consecutivos.

    • Ausencia de otro trastorno físico o psiquiátrico que pudiera justificar la pérdida de peso o la negativa de comer.

    • Comienzo del tratamiento antes de los 25 años de edad.

    • Presencia de al menos 2 síntomas fisiológicos relacionados a la anorexia nerviosa. Éstos son:

      • Abuso de laxantes, diuréticos o píldoras de dieta.

      • Hacer ejercicio de manera excesiva. Puede que hasta 5 o 6 horas al día.

      • Osteoporosis. Los huesos se vuelven más frágiles.

    • Piel fría, algunas veces con tonalidad azulada.

    • Desarrollo de vello muy fino por todo el cuerpo.

    • Hipotensión, o presión anormalmente baja.

    • Corazón debilitado.

    • Indigestión después de la escasa comida que consume.

    • Sensación de debilidad o cansancio.

    • Problemas de sueño.

    • Anemia debido a la falta de hierro y proteínas.

    • Anormalidades hormonales: ausencia de los períodos menstruales.

    DESARROLLO

    Las Princesas

    Las “Princesas”, como se hacen llamar, son tres amigas que sufren de anorexia y bulimia, entre los 17 y 18 años, que hace 3 años se reúnen para compartir la ideología del prototipo de mujer “perfecta” que la sociedad ha adaptado como la correcta.

    Basadas en la frase “Nadie dijo nunca que fuera fácil llegar a ser una princesa” estas chicas se están matando de hambre. La anorexia “Ana” y la bulimia “Mia”, son sus compañeras en un viaje secreto, macabro y doloroso.

    Al acudir a su punto de encuentro el domingo 17 de Junio, que en esta ocasión fue en casa de Andrea, pudimos obtener la siguiente información:

    Andrea de 18 años, fundadora de “Las Princesas”, es la más delgada y el modelo a seguir para las demás, convirtiéndose en la líder con mayor frecuencia y proponiendo las ideas más “divertidas” entre ellas. Hace 4 años sufre de Ana Mia, asegura todo inicio por el sitio web, “Solo una sonrisa”, que creó como pasa tiempo, donde empezó a tener amigas que entraban en la adolescencia y ponían como prioridad el físico.

    “A mis 14 años yo media 1,53 m y pesaba casi 48 kilos, y ahora que tengo 18 mido 1,60 m, y peso casi 35 kilos, para mí es un logro”, logro que no consigue igualar Carmen.

    Carmen de 18 años, la más animada del grupo, está firmemente metida en la Ana Mia, asegura que no sabe hasta cuándo lo hará y por ahora no le interesa nada más que igualar en peso a Andrea. Afirma que todo empezó cuando entró al sitio web, “solo una sonrisa”, en busca ayuda porque no le quedaba el vestido que 2 semanas atrás lo compro a su medida. Logró bajar casi 5 tallas de cintura en una semana, por lo que se animó a practicarlo.

    “Algo que me motiva es mi agenda, donde pego fotos de mujeres muy delgadas y hermosas, tal como quiero llegar a ser algún día”. Carmen pesa alrededor de 40 kilos y piensa llegar a los 34 kilos, algo que a Sofía no le agrada mucho.

    Sofía tiene 17 años, 2 años en la Ana Mia, dice que todo empezó cuando estaba en la secundaria, donde se habría sentido intimidada por otras jóvenes. “En todas las clases de educación física nos pesaban. Hubo otra chica que pesaba menos y era más bonita, y popular”, asegura Sofía, quien también dijo que veía a su madre, quien era muy delgada, como modelo.

    “Me gusta ser delgada y quiero bajar un poco más, pero no quiero pareces un alambre con brazos y piernas”.

    Es así como Andrea, Carmen y Sofía formaron uno de los tantos grupos de anoréxicas y bulímicas que circulan por la web convirtiendo su objetivo en un camino hacia la muerte. “Por una extraña razón, en vez de sentirnos rechazadas, sentimos una atracción por la anorexia y la bulimia”, señalan.

    Lo que más nos asombró es que a pesar de su aspecto notorio (piel seca, se les cae el cabello y contextura delgada), y que hacen ejercicios de manera excesiva, sus padres no se dan cuenta de lo que están viviendo. Carmen: “En casa, escondo lo que está sucediendo. Pongo la comida detrás del refrigerador o en los cajones. Entonces, cuando no me ven simplemente la tiro a la basura”. Cuentan que ante sus amigos también lo disimulan “nos preocupamos por que los demás coman, pero nosotras no comemos”. Así mantienen controlada su doble vida, compartiendo en el sitio web sus experiencias, dietas, tips, medicamentos y hasta hacen “carreras” para probar quien baja más peso en un tiempo determinado.

    “Siempre estoy preocupada por lo que como. ¿Cuántas calorías estoy consumiendo?, ¿Cuánto pesaré mañana? Es una obsesión”, afirma Andrea.

    A parte de sus incontrolables pensamientos sobre su peso, pudimos observar que; se preguntan unas a otras como se ven, usan ropa suelta para ocultar su notoria delgadez, escuchan músicas como; “Sopay”, “Beauty from pain” o “ Coupage” que hablan sobre la anorexia y bulimia, mastican chicles todo el día, uno tras otro, sobre todo se nota la gran amistad y fraternidad que se tienen.

    “Somos muy unidas, casi hermanas, nos contamos todo, y cuando una está mal, estamos ahí para ayudarla a seguir”, afirma Carmen.

    “Cada 16 de Enero nos reunimos y compartimos un año más en nuestra nueva vida”, nos cuenta Sofía, con una sonrisa en el rostro, que cada 16 de Enero es el día que todas las anoréxicas y/o bulímicas festejan compartir esta cultura, colocándose una cinta roja (Ana) o una morada (Mia), usando estos colores como símbolos representativos.

    Gracias a su gran amistad y que han formado un grupo muy compacto, afirman que han ayudado a varias chicas para que se alejen de esto. “Hay chicas que no tienen ni la mas mínima idea de todo lo que es en realidad. Ana y Mia te dan el poder de perder kilos pero a cambio te piden tu alma, tu autoestima, tu alegría, tus amigos. Tu vida. Al principio puedes crees tener control de ellas, pero SIEMPRE terminara siendo ANA y/o MIA las que te controle a ti”, afirmaron.

    CONCLUSIÓN

    Con la observación de este grupo aprendimos que las personas que sufren de la anorexia y/o bulimia desarrollan una dependencia y falta de autocontrol de sus actos, que esta enfermedad si no es tratada y controlada a tiempo puede terminar con la muerte, por lo que hay que priorizarlo como un problema serio.

    Ahora sabemos que antes de que sea tarde y decir “Mi hija está en los huesos. Le está pasando algo” o darte cuenta que durante todo este tiempo has sido engañado/a por tu propia hijo/a, es mejor saber que la mejor prevención es dar información clara. Y para ello, padres, profesores y compañeros debemos ofrecer soluciones o alternativas para que ellos/a mismos/a escojan el mejor camino.

    Muchos estudios coinciden que algunos deportes y profesiones pueden ser causa del inicio de una anorexia y/o bulimia por las exigencias que les piden a chicas como gimnastas o bailarinas o modelos.  Lo que no significa que estas actividades no puedan practicarse. Deben ofrecer charlas en complejos deportivos a padres y entrenadores de deportes que puedan desarrollar trastornos de la alimentación.

    Y como padres, es aconsejable saber qué tipo de páginas web visitan sus hijos/as y sobre todo disfrutar con ellos de los momentos de unión sin que pase a ser una conversación incomoda o centrada en él/ella y la comida.

    Logramos concluir que las personas que tienen estos desordenes alimenticios lo consideran vergonzoso y hacen todo lo posible por mantenerlos en secreto por lo cual también tienen sentimientos de culpa, por favor RECUERDA QUE SIEMPRE HAY ALGUIEN QUE TE QUIERE, DEBES HABLARLO CON ESA PERSONA, ES UN PROBLEMA DE VIDA O MUERTE, QUE TIENES QUE ELIMINAR.

    BIBLIOGRAFÍA:

    Tutoría de Introducción a la Comunicación

    Tema: Comunicación Grupal

    Anorexia (Ana) y Bulimia (Mia)

    Alumnos: Franklin Navarro Hidalgo

    Pamela Vera Arévalo

    Catedrático: Héctor Aurelio Chiriboga Alban

    Paralelo “A” Aula “B1”

    Fecha: 26 de Junio del 2012