Anorexia y bulimia

Transtornos de la alimentación. Psicopatologías. Causas. Síntomas. Tratamiento. Dieta equilibrada

  • Enviado por: Kiversia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad
publicidad

INDICE:

Introducción......................................................... 2

La anorexia........................................................... 3-4

La bulimia............................................................. 5-6

La dieta equilibrada.............................................. 7-8

Los huevos........................................................... 9-10

Bibliografía.......................................................... 11

INTRODUCCIÓN:

E

L deporte es muy importante para mantener correctamente el cuerpo humano, pero además del deporte, necesitamos de otros sustancias favorables para el organismo así como saber prevenirnos de enfermedades mortales que tienen que ver con la nutrición; por ello a continuación se exponen investigaciones sobre enfermedades tales como la anorexia y la bulimia, un modelo de dieta equilibrada, como seguirlo y porque seguirlo, y una exposición de las cualidades del huevo, un alimento alto en proteínas muy importante para el funcionamiento de nuestro cuerpo.

LA ANOREXIA:

La anorexia es un trastorno caracterizado por una pérdida deliberada de peso, inducida o mantenida por el mismo enfermo.

Las personas con anorexia suelen estar interesadas en temas de nutrición, conociendo el valor calórico de todos los alimentos y rechazándolos en función de dicho valor y no por sus cualidades alimenticias. Las cualidades de una persona anoréxica son:

- Pánico a engordar. Miedo intenso a convertirse en obesa, que no disminuye al perder peso.
- Estados depresivos.
- Negación de la enfermedad.
- Dificultad de concentración.
- Desinterés sexual.
- Negación de las sensaciones de hambre, cansancio y sueño.
- Distorsión grave de la imagen corporal (a pesar de estar muy delgada, se ve gorda).

Las consecuencias por las que pasa una persona anoréxica son:

  • Pérdida importante de peso.
    - Vértigo y dolor de cabeza.

  • - Insomnio.
    - Anemia, afectación del sistema inmunitario.
    - Deshidratación.
    - Vasoconstricción periférica, hipotensión, bradicardia, arritmias.
    - Daños renales y hepáticos.
    - Problemas digestivos: disfagia, náuseas, vómitos, estreñimiento...
    - Erosiones dentales.

- Incremento de la irritabilidad.
- Vómitos autoinducidos.
- Reducción importante de la ingestión de líquidos.
- Utilización de laxantes y diuréticos.(*)
- Desprecio de alimentos con muchas calorías.

*Cuando la persona utiliza laxantes y diuréticos durante mucho tiempo puede aparecer deshidratación y alcalosis que en algunos casos puede provocar la muerte.

Las personas con anorexia, a veces presentan crisis de bulimia intensas seguidas de vómito provocado y de ingestión de laxantes. Todo esto desemboca en episodios de diarreas, estreñimientos y dolores abdominales.

A pesar de todas las medidas, la anorexia sigue creciendo, nos acercamos al millar de casos y casi la mitad precisan ingresos hospitalarios, y aunque actualmente el 40% logra vencer la enfermedad, hay a quien se deja morir de hambre o se verán afectadas el resto de su vida.

Esta enfermedad se ha tratado demasiadas veces como un asunto de moda, de tallas, de estar más o menos guapa y nos olvidamos en que se puede convertir, ya que afecta a todo el organismo incluido el cerebro, por lo que sus secuelas pueden ser irreversibles. Incluso la Federación Internacional se plantea prohibir las competiciones a las chicas menores de 18 años. Nuestras gimnastas también han dado la voz de alarma, dos de ellas María Pardo y Tania Lamarca han abandonado el equipo nacional de gimnasia rítmica debido a la presión alimenticia a la cual se les somete.

'Anorexia y bulimia'

LA BULIMIA:

Enfermedad caracterizada por episodios repetitivos de comida excesiva de alimentos y por una preocupación exagerada por el control del peso corporal que lleva al enfermo a adoptar medidas extremas para controlar el aumento de peso producido por la ingestión de comida.

Las crisis se desarrollan de la siguiente manera: primero hay una sensación de malestar difícilmente explicable, como una forma de angustia. Esta sensación se interpreta como una necesidad de comida, y poco a poco la idea de comer se impone en el ánimo del enfermo, que en principio procura resistir pues conoce perfectamente cómo acaba este proceso. En esta fase de lucha interior la tensión va aumentando hasta llegar a la fase de descarga, que se realiza mediante la ingestión alimentaria masiva, rápida e irresistible. A continuación llega la fase de remordimientos, que puede ser el origen de una nueva crisis.

Los trastornos por los que pasa el enfermo son:

  • Desgaste del esmalte dental.
    - Diarrea y estreñimiento.
    - Estados depresivos.
    - Anemia.
    - Agotamiento y pérdida de energía.
    - Calambres y desmayos.
    - Abrasiones en el dorso de las manos.
    - Oscilaciones en el peso corporal.
    - Irregularidades menstruales
    - Muerte por hipopotasemia.

  • - Trastorno de la imagen corporal.
    - Temor a engordar.
    - Percepción continua de hambre.
    - Problemas de concentración.
    - Cambios bruscos de humor y de estado de culpa.
    - Proposición de metas por encima de sus posibilidades.

- Atracones de comida a escondidas.
- Almacenamiento de comida y vómitos provocados en diferentes lugares de la casa.
- Chupar y escupir la comida.
- Mentiras.
- Comportamiento sexual que va de la abstinencia a la promiscuidad.

La finalidad de la bulimia no es nutrirse sino compensar, es decir, llenar un vacío insoportable. El acto alimentario es como un mecanismo de descarga.

Las personas con bulimia suelen ser conscientes de la anormalidad de su comportamiento, pero se ven incapaces de remediarlo. Suelen sentir autodesprecio y depresión después de cada crisis. Entonces, el enfermo experimenta una sensación de doble fracaso por no poder controlar su alimentación y por no adelgazar.

RECOMENDACIONES DIETÉTICAS EN LA BULIMIA:

En las personas bulímicas hay que modificar los hábitos alimentarios erróneos. La mejoría psíquica se acompaña de la capacidad para aceptar su cuerpo y terminar con el ciclo de vómitos y para adoptar unos hábitos saludables. Es importante separar la meta de que cese el vómito de la de perder peso, cambio que no puede imponerse sino que debe adquirir el propio paciente con el asesoramiento adecuado.

RESULTADOS DE UN ESTUDIO REALIZADO SOBRE LA BULIMIA:

En un estudio realizado en 1700 adolescentes y adultos jóvenes de 12 a 23 años, se comprueba el porcentaje de adolescentes que padecen o han padecido síntomas de la bulimia (nº de chicas mayor al de chicos):

- intentos para perder peso (38% de las chicas y 11% de los chicos),
- ayuno durante 24 h. (31% de las chicas y 12% de los chicos),
- excesos alimenticios (30% de las chicas y 24% de los chicos)
- y vómito provocado (8,5% de las chicas y 2% de los chicos).

DIETA EQUILIBRADA:

La dieta equilibrada es la que proporciona los elementos nutritivos y la energía que necesita el cuerpo humano.

'Anorexia y bulimia'
Este estado de gracia nutricional es aquel en que la alimentación cubre los siguientes objetivos:

· Aportar una cantidad de nutrientes energéticos (calorías) que sea suficiente para llevar a cabo los procesos metabólicos y de trabajo físico necesarios.

· Suministrar suficientes nutrientes con funciones plásticas y reguladoras (proteínas, minerales y vitaminas). Que no falten, pero tampoco sobren.

· Que las cantidades de cada uno de los nutrientes estén equilibradas entre sí.

Dependiendo de la edad, sexo, complexión y actividad de cada persona la cantidad de calorías que una necesita varia.

Siguiendo las tablas actuales recordamos:

1.600 calorías: Para mujeres con un tipo de vida o trabajo que no requiera ejercicios, como el trabajo de oficina o las labores del hogar, y también para personas mayores.

2.200 calorías: Para mujeres activas que no paran y que viven más rápido que el tiempo.

2.800 calorías: Para jóvenes y mujeres muy activas.

RECOMENDACIONES DIETÉTICAS GENERALES:

  • - Comer variadamente de todos los grupos de alimentos, aumentando el consumo de carbohidratos hasta un 55 o 60 % del ingreso energético total.

  • - Reducir el consumo de grasas hasta un 30 % del ingreso energético total. Las grasas saturadas deben constituir menos de un 10 % del total.. Además se recomienda reducir el consumo de colesterol hasta 300 mg/día.

  • - Limitar la tasa de proteínas hasta un 15 % del ingreso energético diario, siempre y cuando las calorías ingeridas sean suficientes para cubrir las necesidades diarias de energía. También se sigue recomendando disminuir el consumo de carnes rojas y aumentar el de aves y pescados.

  • - La cantidad de fibra vegetal presente en la dieta no debe ser nunca inferior a los 22 gr/día.

  • - La dieta debe aportar las calorías necesarias para cubrir las necesidades metabólicas de energía. En las últimas recomendaciones se ha pasado a matizar que el aporte mínimo de proteínas de 0,8 gr/día no se tenga en cuenta al calcular las calorías aportadas por la dieta, ya que éstas en realidad se utilizan exclusivamente con funciones plásticas y no como combustible celular.

  • - Se aconseja no sobrepasar el consumo de sal en 3 gr/dia para evitar un aporte excesivo de sodio, que podría dar lugar a sobrecarga renal e hipertensión. Evitar también los alimentos con alto contenido de sal. Estos son la mayoría de los alimentos procesados y conservas de comidas preparadas.

  • - Nos recomiendan que si consumimos bebidas alcohólicas, debemos hacerlo con moderación.

  • - Los alimentos deben estar libres de contaminantes resultantes del proceso de producción y de distribución.

  • 'Anorexia y bulimia'

    REGLAS: 

    De la mesa hay que levantarse antes de sentirse completamente llena.

    Olvidarse de comer mientras se pasea.

    La sal se pone en la mesa, no en la cazuela.

    Evitar en lo posible las bebidas alcohólicas, azucaradas y gaseosas.

    Beber a lo largo del día dos litros de agua, sobre todo entre comidas.

    LOS HUEVOS:

    El huevo es el mejor descubrimiento que ha hecho el género humano, para mejorar su alimentación y salud. Desde tiempos inmemorables, el huevo es básico en la alimentación de todas las civilizaciones.

    Fuera de ser un alimento completo, el huevo viene en el empaque más higiénico y barato: la cáscara, que lo protege de gérmenes o alteraciones.

    El huevo contiene proteínas de primera calidad, ricas en aminoácidos esenciales. Pertenece a la clase de los alimentos protectores, abundantes en vitaminas y minerales, especialmente hierro, vitamina A, tiamina, riboflavina, piridoxina, nicotinamida, vitaminas E, D y K, todas contenidas en la yema, excepto la riboflavina que también está en la clara y le da un ligero tinte amarillo.

    Es la composición de los aminoácidos esenciales, lo que define la calidad de la proteína y es por esto, que la proteína del huevo es la de mejor calidad en la naturaleza después de la leche materna. Como las proteínas del huevo son las mejores y las que mejor son asimiladas por el organismo, se utilizan como parámetro de referencia, para la valoración de la proteína de otros alimentos. Por lo tanto el huevo es un alimento muy saludable, y completo para el organismo lo que provoca que no haga falta comerse cualquier otro alimento.

    La forma más recomendable de tomarlos es pasados por agua o duros. En este último caso es preferible cocerlos en agua caliente que no haya llegado a hervir. El huevo frito, es el menos saludable, así que debe limitarse su ingesta lo más posible.

    Las dos partes aprovechables del huevo son:

    . La clara, que es proteína en estado puro. Contiene todos los ácidos que se necesitan para una alimentación equilibrada.

    . La yema, es muy rica en proteínas y lecitina, lo que permite que sea digerida fácilmente. También están presentes lípidos nitrogenados, vitaminas A y D y hierro.

    Los minerales que posee: calcio, hierro y fósforo, convierten al huevo en uno de los alimentos de mayor valor en el régimen alimenticio. Aunque en la clara hay proteínas y minerales, es en la yema donde se encuentran los mayores valores nutritivos. Además podemos hablar también de otros nutrientes como las vitaminas B2, B12 y E. Así como del sodio.

    Conviene que los enfermos de hígado y de vesícula eviten en la medida de lo posible tomar huevos, y si desean tomar uno, éste no puede ser en ningún caso el huevo frito. En cuanto a las personas con colesterol alto en la sangre, también deben limitar su ingesta.

    Los huevos más idóneos para su consumo son los de agricultura biológica, así que si se puede es mejor evitar los de fabricación industrial. La diferencia es clara en tamaño, color y sabor; pero además se ganará en salud.

    EL HUEVO Y LA DIETA:

    Los resultados de anteriores investigaciones afirman que el colesterol de la dieta no eleva el colesterol sérico en la sangre de las personas sanas y solo afecta en mínimo grado, a quienes poseen éstos en altos niveles. Otros estudios en el mismo sentido han descubierto que el aumento en la dieta de grasas saturadas (grasas animales y carne) y la disminución de las grasas insaturadas, aumentan la absorción del colesterol sanguíneo.

    BIBLIOGRAFÍA:

    • Enciclopedia Larousse de editoriales Planeta, tomos 1, 3, 7, 10.

    • Salud y bienestar de F. Klinger. Editorial Marcombo.

    • www.dietanet.com

    • www.portalfitness.com

    • www.huevosoro.com

    • www.ciudadfutura.com

    • www.mujerweb.com

    11