Animales vertebrados

Ciencias Sociales. Biología. Fauna. Animales vertebrados. Mamíferos. Aves. Peces. Anfibios. Reptiles. Características. Alimentación. Hábitat

  • Enviado por: Jclca
  • Idioma: castellano
  • País: Guatemala Guatemala
  • 7 páginas

publicidad

Los Vertebrados:

Los vertebrados son un grupo de animales con un esqueleto interno articulado, que actúa como soporte del cuerpo y permite su movimiento.

Tienen las siguientes características:

& Tienen columna vertebral, formada por una serie de piezas articuladas o vértebras, que permiten algunos movimientos y les dan cierta flexibilidad.

& El cuerpo está dividido en cabeza, tronco y extremidades.

& Hay individuos machos e individuos hembras, es decir, el sexo está diferenciado.

Los vertebrados se clasifican en cinco grupos: 

'Animales vertebrados'
Mamíferos

'Animales vertebrados'
Aves

'Animales vertebrados'
Peces

'Animales vertebrados'
Anfibios

'Animales vertebrados'
Reptiles

Mamíferos:

Los mamíferos tienen  su  cuerpo  cubierto de  pelo

Sus  extremidades tienen generalmente forma  de patas, que les permiten desplazarse. Los mamíferos acuáticos  como los delfines o las  ballenas  tienen sus extremidades transformadas en aletas y  los mamíferos voladores  como los murciégalos poseen  membranas  en sus extremidades anteriores  que  les  sirven de alas.

Su temperatura corporal es  constante, es  decir, la  temperatura  de  su cuerpo  no varia si  cambia  la  temperatura  exterior. Decimos  que  son  animales de sangre  caliente. Respiran por pulmones, que les permiten tomar el oxígeno del aire. Los mamíferos acuáticos, como el delfín, necesitan salir a la superficie del mar para tomar oxígeno del aire. Su boca tiene labios y dientes. Los labios permiten succionar la leche al mamar sin causar daño. Algunas ballenas no tienen dientes, sino unas finas láminas llamadas barbas. Son animales vertebrados al igual que los anfibios, los reptiles, las aves y los peces. Se diferencian de estos otros al tener pelos en la superficie del cuerpo. En la mayoría de los mamíferos, pero no en todos, las hembras poseen mamas con las que alimentan a sus crías. Los mamíferos descienden de los reptiles. No aparentamos parecernos mucho porque los mamíferos surgieron hace unos 195 millones de años. Aunque es posible que las dos ramas se hayan separado mucho antes que eso, porque no eran los mismos reptiles de los que descienden los reptiles de hoy en día. En aquel entonces los reptiles dominaban el mundo, y nosotros éramos pequeñas musarañas. Con el transcurso del tiempo cada grupo evolucionó en diferentes direcciones, ellos se volvieron más chiquitos y nosotros más grandes. Las 4,500 a 5,000 especies diferentes de mamíferos que viven hoy en día se estudian en grupos.

El mantenimiento de una elevada tasa metabólica precisa de un buen aislamiento, sobre todo en los pequeños mamíferos que tienen una relación superficie/volumen relativamente elevada. Las escamas de los reptiles son reemplazadas por pelos que permiten retener una capa de aire aprisionado cerca del cuerpo. Como en las aves, hay músculos que permiten erizar o abatir los pelos, lo que hace variar el espesor de la capa de aire y por ende la calidad del aislamiento. Las glándulas sudoríparas aparecen en la epidermis para favorecer la reducción de la temperatura del animal por transpiración cuando haga demasiado calor.

Los mamíferos son pues, vertebrados endodermos, homeotermos, cubiertos de pelos, y caracterizados por la presencia de mamas.

Las Aves:

El cuerpo de las aves está cubierto de plumas.

Sus extremidades anteriores tienen forma de alas. Las aves vuelan gracias a los movimientos de sus alas, aunque algunas aves no son capaces de volar, como las avestruces o los pingüinos.

El esqueleto es muy ligero, ya que los huesos son huecos. Además, algunas aves poseen unas bolsas, llamadas sacos aéreos, que están llenas de aire y facilitan el vuelo. La temperatura corporal es constante, es decir, son animales de sangre caliente. Respiran por pulmones. La boca posee un pico sin dientes, que varía mucho de unas especies a otras según su alimentación.

Los peces:

Su cuerpo está cubierto de escamas. Sus extremidades tienen forma de aletas. Su cuerpo termina en una aleta más fuerte que forma la cola. Su esqueleto es el más sencillo de los vertebrados. La mayoría de los peces tienen esqueleto óseo, con huesos en forma de espina. Algunos peces, como el tiburón y la raya, tienen un esqueleto cartilaginoso, formado por piezas más blandas y flexibles que los huesos, llamadas cartílagos. La temperatura corporal es variable, es decir, depende de la temperatura del agua en la que se encuentran. Por eso decimos que son animales de sangre fría. Casi todos los peces tienen vejiga natatoria, que es como una bolsa llena de aire que evita que se hundan. Los peces respiran por branquias, que son un grupo de finas láminas dispuestas en varias hileras. Las branquias están  situadas detrás de la cabeza, y les permiten obtener el oxígeno disuelto en el agua.

Los Anfibios:

Su piel está desnuda y húmeda. Sus extremidades son patas musculosas, que les permiten nadar o saltar. La temperatura corporal es variable, es decir, son animales de sangre fría. Las crías nacen en el agua y respiran por branquias, mientras que los adultos viven en la tierra y en el agua, y respiran por la piel y por los pulmones. Se alimentan de insectos, lombrices y otros pequeños animales. Son ovíparos: se reproducen por huevos. La fecundación suele ser externa. La hembra pone los huevos en el agua y el macho los fecunda. En el agua los huevos se pegan unos a otros, y forman voluminosos racimos.

Los Reptiles:

Su cuerpo está cubierto de escamas. Sus extremidades tienen forma de patas, que suelen ser muy cortas. Algunos reptiles, como las serpientes, no tienen patas. Su temperatura corporal es variable, es decir, son animales de sangre fría. Por ello suelen vivir en ambientes cálidos, y se aletargan durante el invierno. Respiran por pulmones. La mayoría son carnívoros. En la boca suelen tener muchos dientes, todos del mismo tamaño, con los que retienen a sus presas. Son ovíparos, es decir, se reproducen por huevos. Su fecundación es interna. El macho se aparea con la hembra y se forman huevos fecundados. La hembra pone los huevos sobre la hierba o los entierra. Algunos reptiles, como la víbora, son ovovivíparos: Los huevos se abren dentro del cuerpo de la madre y nacen las crías vivas.

Locomoción

-Mamíferos:

Los miembros locomotores de los mamíferos tienen una variedad sorprendente de formas. Los animales escarbadores como el topo, tienen las extremidades cortas y potentes que les permiten cavar en el suelo rápidamente. Los animales saltadores como el canguro, tienen patas posteriores hipertrofiadas. Los animales corredores o los que se desplazan mucho (caribú), tienen patas esbeltas que les permiten dar grandes pasos.

-Aves:

La forma de movilizarse de las aves es volando de un lado a otro

-Peces:

Los peces se movilizan nadando por los mares, lagos, y ríos.

-Reptiles:

Los reptiles se movilizan de diferentes formas dependiendo el animal, por ejemplo los cocodrilos y las lagartijas se movilizan andando mientras que las serpientes reptando.

-Anfibios:

Los anfibios tienen diferentes formas de locomoción dependiendo de el animal que sea.

Alimentación:

-mamíferos:

El tubo digestivo es el típico de los vertebrados, pero es a nivel de los dientes y de las mandíbulas en lo que se distinguen.

Los mamíferos son heterótrofos, y la importancia relativa de los diferentes tipos de dientes varía según el modo de alimentación. Contrariamente a los otros vertebrados, los dientes de los mamíferos no son reemplazados nada más que una vez en la vida (dientes de leche). Los dientes se localizan sobre un solo hueso (el hueso dentario), lo que refuerza la mandíbula.

La articulación de la mandíbula difiere en los mamíferos carnívoros de la de los herbívoros. En los carnívoros, la articulación se localiza al mismo nivel que los dientes, lo que permite a los premolares (se les denomina dientes carniceros en los carnívoros) cortar la carne de las presas. En los herbívoros, la articulación está situada por encima del nivel de los dientes, y la acción de los músculos de la mandíbula hace que todos los dientes se cierren al mismo tiempo, permitiendo así triturar el alimento eficazmente.

-Anfibios:

La mayoría de los anfibios comerán casi cualquier cosa que sean capaces de tragar o engullir. Insectos, arañas, caracoles, babosas y lombrices de tierra forman la parte principal de la dieta de la mayoría de los anfibios adultos. Las especies más grandes como el sapo tizona ornado, pueden atrapar presas mayores, incluso ratones, mientras que otras especies son caníbales, el caso de una rana que come ranas. También los hay de alimentación especializada: algunas ranitas y sapos comen solamente hormigas o termitas y una especie de hyla brasileña come sólo bayas. Los anfibios acuáticos, como el sapo de uñas africano, tiende a suspenderse justo bajo la superficie del agua esperando que renacuajos o peces naden hacia a él. Todos los anfibios tenderán a atizonarse completamente mientras la comida sea abundante, lo que les capacita para sobrevivir en la época de escasez.

-Aves:

Los hábitos alimenticios de las aves han evolucionado para adaptarse a una increíble diversidad de hábitats y estilos de vida. Pueden comer desde el insecto más pequeño hasta mamíferos y peces, y algunas especies como los buitres se alimentan básicamente de reses o grandes animales muertos. Debido a esta variedad en la dieta, han desarrollado varias adaptaciones físicas que los ayudan a recolectar y comer el alimento elegido. Los picos en particular, difieren ampliamente en forma, tamaño y resistencia de acuerdo a la dieta.

Algunos pájaros, como los cuervos, poseen picos multi-propósito que están diseñados para una dieta realmente omnívora y les permiten comer desde frutas y semillas hasta insectos, peces, carroña y pequeños mamíferos. Pequeñas aves comedoras de semillas como los pinzones poseen picos cortos, finos y cónicos que les permiten abrir semillas y nueces duras. Las aves de presa carnívoras, como los halcones y búhos poseen picos curvos apropiados para desgarrar la carne. Los que se alimentan de peces, como las garzas y martín pescadores poseen en general picos puntudos para atravesar peces; y muchos patos y gansos poseen picos aplastados para filtrar las algas y pequeños invertebrados de los lagos y estanques en los que viven.

Algunas de estas adaptaciones son particularmente inusuales. Los colibríes, por ejemplo, poseen picos muy largos y estilizados, con lenguas también elongadas, que utilizan para sondear el interior de las flores en busca de néctar. En los flamencos, que se alimentan bajo el agua con la cabeza al revés, la parte inferior del pico es mucho más larga que la superior - exactamente al revés de lo que sucede en el común de los pájaros. El enorme pico del pelícano trabaja junto con la enorme bolsa de su garganta actuando como una “red”

-Reptiles:

Varía mucho más de una especie particular a otra que de un grupo a otro de reptiles, por lo que es muy difícil generalizar sobre las costumbres alimenticias de estos animales. La excepción a la gran variabilidad en la alimentación de los reptiles la constituye el grupo de las serpientes, así como el de los cocodrilos, que son carnívoros estrictos. La dieta de serpientes y cocodrilos (excepto en alguna especie concreta) no incluye ninguna proporción de alimento vegetal sino que todos estos animales comen solamente otros animales, tanto vertebrados como invertebrados.

La mayoría de los reptiles carnívoros se alimentan de cualquier presa que esté dentro de un determinado rango de tamaño. Sin embargo, las serpientes son más especialistas y no se limitan a consumir cualquier presa adecuada a su talla.
En cualquier caso, además del tamaño de las presas los reptiles valoran a la hora de seleccionarlas como plato de su menú el tipo de movimientos que hacen en desplazarse, el olor que desprenden, su colorido o la temperatura corporal de las propias presas. Las especies carnívoras tienen formas muy diferentes de capturar a sus presas. Algunas tortugas acuáticas cazan a sus presas con un movimiento rápido de sus largos cuellos, a la vez que se meten agua en la boca para tragar mejor a la presa. Muchas serpientes pequeñas, como la serpiente piloto y la serpiente real, además de especies grandes, como la pitón o la boa, golpean y agarran a sus presas, enroscándose a su alrededor para estrangularlas antes de tragarlas. Casi todas las serpientes pueden dislocar sus mandíbulas para engullir presas más grandes que su propia cabeza. Aunque no es usual, se han visto pitones africanas tragarse impalas. Las serpientes venenosas muerden a sus presas y les inyectan veneno y, normalmente, en vez de luchar con ellas, las dejan marcharse mientras el veneno hace su efecto. Después, utilizan la lengua y el órgano de Jacobson para encontrar el cuerpo. Los camaleones tienen una lengua larga y pegajosa que lanzan con precisión y velocidad extremas a los insectos que pretenden engullir. Los enormes veranos a veces acechan a otros animales de presa pero suelen alimentarse de carroña. Varía mucho más de una especie particular a otra que de un grupo a otro de reptiles, por lo que es muy difícil generalizar sobre las costumbres alimenticias de estos animales.

-Peces:

Los Peces necesitan de una dieta balanceada y saludable por eso cada uno elije el alimento adecuado. Hay peces herbívoros que se alimentan de algas y otros carnívoros que se alimentan de los demás peces.

Hábitat:

-Mamíferos:

Los Mamíferos viven en diferentes regiones dependiendo el animal y su alimentación.

-Reptiles:

La mayoría de los reptiles habitan en las regiones ecuatoriales ya que requieren de un mínimo de calor en el ambiente para poder realizar correctamente sus procesos digestivos. Si embargo es posible encontrar reptiles en otras regiones pero en menor cantidad a medida que nos alejamos del ecuador. Los reptiles habitan tanto en la superficie terrestre como en la superficie arbórea. Algunas especies en el mar y otras en ríos y lagos. Su hábitat natural son las regiones templadas y tropicales. Debido a que son de sangre fría, los reptiles no pueden desarrollarse ni vivir en regiones frías.

-Anfibios:

Los anfibios viven en todos los continentes excepto en la Antártica. Las ranas y los sapos poseen una distribución muy amplia ya que prácticamente se encuentran en todos los lugares excepto en algunas islas, en las zonas polares y en los desiertos más secos. Las salamandras y tritones también están muy extendidos. Viven en Norteamérica y la parte norte de Sudamérica, en Europa, en la zona mediterránea, en África y en Asia. Las cecilias tienen una distribución más reducida; viven solo en Sudamérica y América central, partes del Sureste asiático y desde la India y Sri Lanka hasta Filipinas.

Los anfibios se pueden encontrar en numerosos ecosistemas, como praderas, selvas tropicales, bosques de coníferas, zonas alpinas e, incluso, desiertos, aunque la mayoría de las especies necesitan estar cerca de hábitats de agua dulce como lagunas, pantanos, ríos y otras zonas húmedas para reproducirse. Sorprendentemente, muchos anfibios son expertos en encontrar lugares con cierta humedad en ambientes aparentemente secos.

-Aves:

Las aves habitan en todos los continentes y en casi todas las islas del mundo y están adaptadas a todos los hábitats ecológicos. Varias especies viven en desiertos estériles en apariencia, en la Antártida, en las junglas, encima de la línea de la vegetación en las altas montañas, en pantanos y marismas, en las costas rocosas, en los bosques y campos y en las ciudades. Aunque la mayoría de las aves son móviles debido a su capacidad para volar, las diferentes especies tienen una determinada distribución geográfica, que puede abarcar desde varios continentes hasta una única isla de pequeño tamaño. Dos de las especies más ampliamente distribuidas son el halcón peregrino y la lechuza común, cuyos nidos se han encontrado en todos los continentes, excepto en la Antártida. Por contraste, los silbidos de Semper sólo se han localizado en la pequeña isla de Santa Lucía, al oeste de la India, donde podrían estar a punto de extinguirse. A veces, una familia entera de aves tiene una distribución limitada. Así ocurre con algunas que sólo se localizan en Sudamérica, África o Australia. Otras cinco están confinadas en la gran isla de Madagascar, en el océano Índico y cuatro más, entre ellas los desaparecidos moas, se conocen sólo en Nueva Zelanda. La familia con la distribución más limitada contiene una única especie, el cagú. Éste es un ave con cresta, de color gris y del tamaño de un pollo grande que se encuentra sólo en la isla de Nueva Caledonia, en el Pacífico. Sólo una familia está restringida a Asia (incluyendo las islas adyacentes al sur y al oeste) mientras que no existen familias exclusivas de Europa y Norteamérica, aunque suele concederse la categoría de familia a los pavos (dos especies de las zonas templadas y tropicales de Norteamérica), en lugar de considerarles una subdivisión de la familia de los faisanes. Varias familias de aves se localizan en todo el mundo en zonas cuyas condiciones ecológicas son similares. Los colimbos y las alcas se crían en las regiones sub-árticas y septentrionales templadas de Norteamérica, Europa y Asia. Algunas familias —entre las que destacan aquéllas a las que pertenecen las anhingas, los loros y los tragones— habitan en las zonas tropicales de Norte y Sudamérica, África y Asia, y las dos primeras han alcanzado Austria

-Peces:

Los peces siempre se encuentran en agua. Algunos son de agua dulce como la tilapia y el morón y otros de agua salada como el payaso y el caballito de mar.