Anestesia Sin dolor

Ciencias de la salud. Investigación experimental. Percepción del dolor. Música. Proposito. Fundamentación. Procedimiento. Resultado

  • Enviado por: Gafh
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 13 páginas
publicidad
publicidad

ÁREA: CIENCIAS DE LA SALUD

CATEGORÍA: LOCAL

MODALIDAD: INVESTIGACIÓN EXPERIMENTAL

TITULO: “¿ANESTESIA, SIN DOLOR?”

PSEUDÓNIMO: BUSHIDO

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

ESCUELA NACIONAL PREPARATORIA

PLANTEL 9 “PEDRO DE ALBA”

ÁREA: CIENCIAS DE LA SALUD

CATEGORÍA: LOCAL

MODALIDAD: INVESTIGACIÓN EXPERIMENTAL

TITULO: “¿ANESTESIA, SIN DOLOR?”

ASESORES: CAMPOS SOSA ANGÉLICA ROSARIO

PSEUDÓNIMO: BUSHIDO

RESUMEN

Al conocer las aplicaciones de la música en ámbitos terapéuticos y en el manejo del dolor, surgió la interrogante ¿Podría utilizarse la música como un sustituto de la anestesia en intervenciones odontológicas simples (caries) con niños de 7 a 11 años de edad y ambos sexos? Las hipótesis de trabajo fueron: 1. Si la música sirve como estimulante fisiológico que pueda disminuir la percepción del dolor, entonces no hay necesidad de utilizar inyecciones o gel para adormecer alguna parte del cuerpo.

2. Si la música no tiene efectos secundarios, entonces es la mejor anestesia que existe y será muy útil emplearla en niños que temen ir con el odontólogo.

Esta técnica eficiente no implica riesgos al aplicarse directamente al paciente; además de ser poco conocida, los que llegan a saber de ella no la aplican por su poca credibilidad en el efecto de disminuir la intensidad del dolor.

En el presente proyecto, se corroboraron los hallazgos de la relación entre la música y su impacto benéfico en el campo de la salud. Se aceptan las hipótesis de trabajo, comprobando que se manifiestan diferentes respuestas psicofisiológicas ante la aplicación de música estimulante y sedante, Se encontró que en el grupo control las quejas eran más frecuentes y con una mayor intensidad (volumen). Con respecto al grupo experimental, la música que más tranquilizaba a los niños era la de la naturaleza, observándose tranquilos, con respiración abdominal, atentos a las instrucciones, ojos abiertos, sin quejarse.

Se tuvieron limitaciones en el tiempo y sujetos, debido a que los pacientes que acudieron al dentista, no cumplían con los requisitos de la muestra y sólo se contó con el apoyo de un especialista.

Se sugiere ampliar la población, comparar sexo, edad de los candidatos, capacidad intelectual similar ya que sería interesante aplicarlo en poblaciones con alguna discapacidad.

INTRODUCCIÓN

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

¿ Influye la música en la percepción del dolor ?

¿ Podría utilizarse la música como un sustituto de la anestesia en intervenciones odontológicas simples (caries) con niños de 7 a 11 años de edad (ambos sexos) ?

OBJETIVOS :

  • Demostrar que la música puede estimular e inhibir los sentidos.

  • Demostrar que puede ser muy útil para los odontólogos el usar música para disminuir la percepción del dolor y no tener efectos secundarios.

ANTECEDENTES :

Los efectos fisiológicos de la música sobre el individuo, han preocupado a los médicos, psicólogos, maestros y músicos principalmente.

Nuestros antepasados mexicanos cultivaron la música, el canto y la danza en ceremonias, festividades, o quizá por puro gusto.

Maculxóchitl, era la deidad de la música, del canto, poesía, danza, el juego, el placer carnal y de la nobleza. Se le adoraba con una fiesta llamada xochilhuitl o sea la fiesta de las flores. Para participar en ella se imponía una extraordinaria limpieza de cuerpo y espíritu, no se permitía contacto carnal entre hombres y mujeres durante cuatro días, pues de ser de modo contrario se castigaba con enfermedades muy penosas.

En estas ceremonias se ayunaba durante cuatro días, y los participantes se abstenían de comer chile. Comían alimentos una vez al día y otra a la media noche, lo que se llamaba el ayuno de las flores. El quinto día consistía en un baile con cantares y música con teponaztli y tambor. (Monroy, S. 1979. pp. 20.)

En relación con la música y la odontología, en la mitología griega se decía que Alcibíades y Athenea rechazaban la flauta porque desfiguraba su dentadura (R.W. Ludin, 1953.)

Una experiencia musical integra a la totalidad del individuo, y llega entonces a abarcar su cuerpo, su mente y sus emociones. En Inglaterra y en otros países donde florece la música coral, muchos educadores interesados en la salud de alumnos disminuidos postulan el canto como un medio terapéutico con ciertas afecciones físicas.

La salud general mejora como resultado de un adiestramiento sistemático regular de la respiración profunda y el dominio de la respiración requerida por la música, ya sea intensidad de volumen, ritmo, etc.

El uso de algún instrumento musical, sin profundizar en emociones, no puede ser enteramente mecánico, lo que hace que pierdan el sentido de aridez para adquirir un significado; El ritmo musical estimula la acción corporal, alivia la fatiga física tanto del oyente como del ejecutante. Aún cuando se cree que la música es insignificante desde el punto de vista de estética musical, tiene forma, una continuidad armónica y melódica temporal o permanente, lo que le asigna cierto sentido de tranquilidad.

A nivel estrictamente sensorial el uso de la música puede ayudar, por ejemplo a un ciego a desarrollar la percepción auditiva y le enseña a confiar en el poder oír secuencias de sonidos, además el empleo de la música en su adiestramiento físico acaso le ayude a desarrollar el sentido espacial que carece. (Wilhelmina K Harbert, 1953.)

Para los sordos, la música puede ser físicamente terapéutica, pues corrige ciertos defectos fisiológicos debidos a esta carencia. El niño sordo no tiene un buen ritmo corporal que se desarrolla con el oído; los niños normales asimilan los ritmos naturalmente a través de los diversos ruidos que lo rodean desde el nacimiento instintivamente los oye como esquemas rítmicos a los cuales su cuerpo responde, en cambio, el niño sordo que no tiene conciencia de un ritmo físico interior, puede caminar o hablar de un modo caótico. Ludin nos dice que el ritmo “debe ser correlativo con algunos mecanismos internos para que la impresión del ritmo surja”.

El hecho de que algunos métodos modernos de enseñar a los sordos incluya música parece paradójico, pero en este caso la música se reduce a formas simples de vibraciones rítmicas. El niño la percibe por canales nerviosos diferentes a los auditivos: a través de su piel y de sus huesos, pueden ser transmitidas a través de cuerpos resonantes, así logra aprender las vibraciones, sentir y memorizar sus esquemas rítmicos, aprendiendo a utilizarlos en su habla, lo mismo que en sus movimientos físicos, aún en la danza.

Aunque es necesario y posible en alguna medida estimar el valor de la música en el tratamiento de trastornos físicos, los efectos de la música nunca paran allí:

La musicoterapia es el uso dosificado de la música en el tratamiento, la rehabilitación, la educación y adiestramiento de adultos y niños que padecen trastornos físicos, mentales o emocionales. Su valor terapéutico no está necesariamente en relación de su calidad ni con la perfección de las ejecuciones. Su efecto obedece en primer lugar a la influencia, sobre el hombre de los sonidos, origen de la música y cuyo valor curativo, perjudicial o negativo serán evidentes a medida del tratamiento de la musicoterapia.

Aunque la historia nos demuestra que durante mucho tiempo el hombre ha observado la influencia de la música sobre las funciones fisiológicas, ha habido muy pocas investigaciones sobre su aplicación en el tratamiento de enfermedades físicas.

Algunos de los efectos fisiológicos de la música son:

  • Mejora el contacto del sujeto con el ambiente que le rodea.

  • Mejora de la sociabilidad.

  • Atenúa las perturbaciones del carácter.

  • Relaja en estados de ansiedad.

  • Reduce la fatiga.

  • Incrementa el metabolismo.

  • Influye en la circulación sanguínea.

  • Aumenta o disminuye la energía muscular.

  • Puede hacer subir o bajar la presión arterial.

  • Hace más rápida o más lenta la respiración.

  • Reduce la fiebre.

  • Influye en algunas secreciones.

  • Ayuda a calmarse.

  • Ayuda a la asimilación del oxígeno.

  • Estimula la eliminación del ácido carbónico.

La música afecta a todo el organismo humano por ello puede ser valiosa en el tratamiento de enfermedades y en específico en problemas generalizados en la población como la caries dental.

La caries es una enfermedad de los dientes o los huesos caracterizada por desmoronamiento, desintegración y destrucción estructural.

Los dientes son susceptibles de sufrir un proceso de putrefacción (caries dental). La bacteria acidogénica oral, que siempre está presente en la boca, reacciona con los hidratos de carbono para formar ácidos capaces de disolver el esmalte. La desintegración del esmalte permite la penetración de otras bacterias en la dentina. Con el tiempo, la caries origina una cavidad, o agujero, en la estructura del diente. La extensión de la caries produce la infección del tejido de la cavidad pulpar que al final conduce a necrosis o formación de abscesos, que si no se detiene pueden llegar a afectar al maxilar. El proceso de las caries se acompaña de la formación de gases putrefactos. Si se obstruye la entrada en la cavidad pulpar, se produce un dolor severo a medida que aumenta la presión de los gases. En muchos casos, el diente se puede tratar con terapia del conducto radicular que elimina el material infectado que se encuentre en él. En los casos graves el diente se extrae.

Es necesario que el tratamiento dental sea precoz para evitar complicaciones serias, ya que los dientes, a diferencia de la mayoría de otros órganos, no son capaces de regenerarse. Sin embargo, es posible restaurar el diente; para ello, se elimina el material necrosado de los dientes y se sustituye con un material inerte de relleno. El relleno puede ser de oro, plata, amalgama, porcelana, cemento sintético o plástico. Algunas veces los dientes dañados o enfermos se enfundan, es decir, se coloca una corona nueva o se cubren con un material apropiado. En los últimos años, es muy habitual el implante de dientes falsos en el lugar de los dientes dañados.

La higiene dental adecuada y las revisiones periódicas ayudan a prevenir que los dientes enfermen. Una dieta bien equilibrada con un aporte mínimo de hidratos de carbono puede reducir las infecciones dentales. El cepillado de los dientes después de las comidas para eliminar los residuos de alimentos ayuda a reducir las caries. Los dientes se deben cepillar en la dirección de su crecimiento para evitar la irritación de la encía.

(Biblioteca de Consulta Microsoft® Encarta® 2003. © 1993-2002 Microsoft Corporation.)

La intervención odontológica conlleva una asociación entre dolor y sonidos que se producen durante la intervención del especialista.

El dolor es un fenómeno subjetivo que consiste en una sensación desagradable que indica una lesión real o potencial del cuerpo. Entre los objetivos fundamentales de la medicina se cuenta no sólo el de preservar y restaurar la salud, sino también el de aliviar el sufrimiento: Por eso, comprender y aliviar el dolor es un aspecto importante de la actividad médica.

Debido a que el dolor es entendido casi universalmente como un síntoma de enfermedad, resulta ser muchas veces el síntoma que induce al paciente a consultar a un médico o especialista.

El dolor se inicia en los receptores especiales del dolor que se encuentran repartidos por todo el cuerpo. Estos receptores transmiten la información en forma de impulsos eléctricos que envían a la médula espinal a lo largo de las vías nerviosas y luego hacia el cerebro.

En ocasiones la señal provoca una respuesta refleja al alcanzar la médula espinal; cuando ello ocurre, la señal es inmediatamente reenviada por los nervios motores hasta el punto original del dolor, provocando la contracción muscular. Esto puede observarse en el reflejo que provoca una reacción inmediata de retroceso cuando se toca algo caliente.

La señal de dolor también llega al cerebro, donde se procesa e interpreta como dolor y entonces interviene la conciencia individual al darse cuenta de ello.

Dolor agudo es el dolor que dura poco tiempo, por lo general después de una lesión, cirugía o enfermedad. Con frecuencia, el dolor agudo desaparece con el proceso de sanación.

El dolor crónico continúa por tiempo más prolongado, a veces, a pesar de sanar la lesión original. Los tratamientos para el dolor agudo y el dolor crónico con frecuencia son bastante diferentes.

El dolor crónico puede producir sentimientos de enojo, tristeza o desesperación. Además, puede alterar la personalidad, interrumpir el sueño, interferir con el trabajo y las relaciones y afectar profundamente a los otros miembros de la familia, inclusive puede ser necesario un programa de tratamiento integral del dolor con apoyo psicológico.

Los receptores del dolor y su recorrido nervioso difieren según las distintas partes del cuerpo. Por esto varía la sensación de dolor con el tipo y localización del daño. Por ejemplo, los receptores de la piel son muy numerosos y son capaces de transmitir información muy precisa, como la localización del daño y si el dolor era agudo o intenso (como una herida por un arma) o sordo y leve (presión, calor o frío). En cambio, las señales de dolor procedentes del intestino son limitadas e imprecisas. El cerebro no puede identificar el origen exacto del dolor intestinal ya que este dolor es difícil de localizar y es probable que se note en un área extensa.

Es posible que el dolor percibido en algunas partes del cuerpo no represente con certeza dónde radica el problema porque puede tratarse de un dolor referido, es decir, producido en otro sitio. El dolor referido sucede cuando las señales nerviosas procedentes de varias partes del cuerpo recorren la misma vía nerviosa que conduce a la médula espinal y al cerebro. Por ejemplo, el dolor producido por un ataque al corazón puede sentirse en el cuello, mandíbulas, brazos o abdomen, y el dolor de un cálculo biliar puede sentirse en el hombro.

La tolerancia individual al dolor difiere considerablemente de una persona a otra. Unas experimentarán un dolor intolerable con un pequeño corte o golpe, mientras que otras tolerarán un traumatismo mayor o una herida por arma blanca casi sin quejarse. La capacidad para soportar el dolor varía según el estado de ánimo, la personalidad y las circunstancias.

La percepción de dolor puede incluso cambiar con la edad. Así, a medida que envejecen, las personas se quejan menos del dolor quizás porque los cambios producidos en el organismo disminuyen la sensación de dolor con la edad. Por otra parte, las personas de edad avanzada pueden simplemente ser más resistentes que los jóvenes. (1)

PROPOSITO Y FUNDAMENTACION.

JUSTIFICACION:

Actualmente la medicina ha desarrollado grandes avances en contra del dolor pero al utilizar químicos se tiene la desventaja de que puede haber efectos secundarios.

Al conocer las aplicaciones de la música en ámbitos terapéuticos y en el manejo del dolor, surgió la siguiente interrogante ¿Podría utilizarse la música como un sustituto de la anestesia en intervenciones odontológicas simples (caries) con niños de 7 a 11 años de edad de ambos sexos ? Existe el hecho de que los niños temen a la(s) primera(s) vista(s) al odontólogo, así que el objetivo de la presente investigación es demostrar que la música al estimular e inhibir los sentidos puede relacionarse con hacer que la visita al odontólogo sea benéfica y menos amenazante.

HIPÓTESIS:

Las hipótesis de trabajo fueron:

1. Si la música sirve como estimulante fisiológico que pueda disminuir la percepción del dolor, entonces no hay necesidad de utilizar inyecciones o gel para adormecer alguna parte del cuerpo.

2. Si la música no tiene efectos secundarios, entonces es la mejor anestesia que existe y será muy útil emplearla en niños que temen ir con el odontólogo.

HIPÓTESIS NULA:

1. Si la música no sirve como estimulante fisiológico que pueda disminuir la percepción del dolor, entonces es necesario utilizar inyecciones o gel para adormecer alguna parte del cuerpo.

METODOLOGÍA APLICADA.

El método utilizado fue el experimental. Tipo de estudio fue exploratorio ya que aunque hay antecedentes del uso de la música en salud, no se encontró en la odontología.

POBLACIÓN

7 Niñas de 7 a 11 años con caries.

4 Niños de 7 a 11 años con problemas dentales, en este caso caries.

1 Cirujano dentista.

MATERIALES:

  • Hojas de reporte

  • CD's de música (cuerdas, percusiones y de la naturaleza).

Música de cuerdas: “Conclusion” (Apocalíptica), “Voces de primavera” (Vivaldi).

Música de percusiones: “Toreador II” (Apocalíptica), “Placed alive” (Safri-dúo).

Música de naturaleza:”The vanishing rain forest”, “Country stream” (Relaxation).

MATERIAL DEL ODONTÓLOGO:

  • Espejo

  • Pinzas

  • Explorador

  • Excavador

  • Loseta

  • Algodón

  • Curaciones (dióxido de zinc y Eugenol (mezclados))

  • Resina

  • Amalgama

  • Fresa (redonda, punta de flama, tronco-cónicas, etc., pueden ser de diamante o acero)

  • Dical (recubrimiento pulpar)

VARIABLES:

  • Variable Dependiente: Dolor. Identificado con las siguientes conductas: movimientos de pies, manos, dedos, cabeza, quejas, abrir o cerrar ojos, tensión corporal, sudoración en manos, opresión abdominal, sollozos, levantarse del sillón, respiración abdominal o diafragmática.

  • Variable Independiente: Diferentes tipos de música (cuerdas, percusiones, naturaleza).

  • Variable Controlada: Edad.

  • Variable extraña: Capacidad intelectual: Retraso mental (en el caso 3 del grupo

experimental).

Niveles individuales de tolerancia al dolor.

Sexo de los niños.

Madurez emocional.

Definiendo conceptualmente las variables:

Dolor: El dolor es un fenómeno subjetivo consistente en una sensación desagradable que indica una lesión real o potencial del cuerpo.

Conducta: los psicólogos usan el término conducta en forma muy distinta; lo usan para indicar cualquier respuesta a un estímulo específico o conjunto de estímulos, que representa un cambio en la actividad de un organismo. (Dempsey, 1991.). También se refiere a aquellas actividades del humano u otros organismos que pueden ser observados en forma directa o por medio de instrumentos y técnicas especiales.( Engle, 1987.)

La conducta (behavior) cual término psicológico puede definirse como la actividad públicamente observable de músculos o glándulas de secreción externa, tal como se manifiesta, por ejemplo, en movimientos de partes del cuerpo, o en aparición de lágrimas, sudor, saliva, etc. (Hebb, 1986.)

Música: Es un movimiento organizado de sonidos a través de un espacio de tiempo. La música desempeña un papel importante en todas las sociedades y existe en una gran cantidad de estilos, característicos de diferentes regiones geográficas o épocas históricas

Influencia de la música en el dolor. (Wilhelmina K Harbert, 1953.)

Edad: es la medida de duración del vivir, lapso de tiempo transcurrido desde el nacimiento hasta el instante o periodo que se estima de la existencia de una persona

Retraso Mental: Trastorno mental caracterizado por función intelectual inferior a la media, con déficits o anomalías en la capacidad de aprendizaje y adaptación social. Las causas pueden ser genéticas, biológicas, psicosociales o socioculturales.

(Mosby's, 1994. pp. 218-219, 1118.)

PROCEDIMIENTO

Se procedió a la revisión documental en bibliotecas para la elaboración del marco teórico y proyecto.

El muestreo dada la escasa población con que contamos fue intencional y por cuota.

El diseño experimental consistió en un grupo control de 3 niñas y 3 niños de 7 a 11 años El grupo experimental conformado de 4 niñas y un niño de 7 a 11 años. Todos con caries.

En el grupo control se realizó el tratamiento contra caries sin utilizar anestesia ni música, se registraron las conductas de los niños en 2 sesiones iniciales con el odontólogo.

Al grupo experimental se le pusieron distintos tipos de música por un lapso de 30 minutos, 8 minutos para cada tipo de música: percusiones, cuerdas y sonidos de la naturaleza.

Al final de la sesión, se les pidió a los niños que respondieran con una calificación escalar para poder determinar la intensidad del dolor que habían sentido con y sin música.

RESULTADOS

GRUPO CONTROL.

Se analizaron a tres niños y tres niñas. Al saber que no se utilizaría anestesia (Xilocaína), se pusieron tensos, colocaban las manos en los costados del sillón y evadían con movimientos de la cabeza la entrada de la fresa en su boca, se registraron quejas con un volumen alto y sollozos.

GRUPO EXPERIMENTAL. Se les dieron las mismas indicaciones que al grupo control.

CASO 1.

NOMBRE: Guadalupe

EDAD: 11 años

SEXO: Femenino

TRATAMIENTO: se limpió la pieza para quitar caries. Posteriormente se colocó un recubrimiento pulpar, curación y amalgama. En el primer molar inferior derecho.

OBSERVACIONES:

1) Música con percusiones: movimiento de cabeza hacia adelantes y atrás; bostezo; al escuchar la fresa hay respiración rápida (en el pecho); ojos cerrados; entrecruza los dedos; no hay control de la lengua; movimientos oscilatorios de los pies.

  • Música de cuerdas: abre los ojos; primeras quejas; alza los pies y gira las puntas; respiración abdominal; movimiento de la mano derecha tratando de parar la fresa. Interrupción. Sube rodillas; aprieta el abdomen; vuelve a respirar tranquilamente; al escupir casi vomita.

  • Música de la naturaleza (bosque): pañuelo sudado; se levanta para ver el medicamento; pide agua; su respiración es cada vez más tranquila.

  • CASO 2.

    NOMBRE: Ana

    EDAD: 7 años

    SEXO: Femenino

    TRATAMIENTO: se limpió la pieza para quitar caries. Posteriormente se colocó un recubrimiento pulpar, curación y resina. En oclusal y otra en vestibular.

    OBSERVACIONES:

  • Música de la naturaleza (agua): se acaricia las manos; ojos abiertos; respiración abdominal; se levanta frecuentemente para escupir.

  • Música de cuerdas: respiración rápida; primeras quejas; aprieta el pañuelo desechable; movimiento del pie izquierdo; arruga la nariz.

  • Música de percusiones: aprieta el pañuelo contra el estómago; suspiros; aprieta las manos (una contra la otra); respiración tranquila; alza la rodilla; se queja y al preguntarle si hay dolor, responde negativamente, pide cambio de música.

  • Música de cuerdas: traga saliva; la respiración es cada vez más lenta; suelta las manos.

  • CASO 3.

    NOMBRE: Andrea

    EDAD: 7 años

    SEXO: Femenino

    TRATAMIENTO: una vez que se quitó por completo la caries de la pieza, se puso Dical (recubrimiento pulpar). En el canino superior derecho.

    OBSERVACIONES:

  • Música de cuerdas: respiración abdominal; movimientos circulares de los pies; hace bolita el pañuelo; primeras quejas; juega con el espejo; quejas más frecuentes.

  • Música con percusiones: se aprieta el estómago con las manos; voltea hacia el lado derecho; le quitan el espejo; cierra los ojos; arruga la nariz.

  • Música de la naturaleza (agua): aprieta los dedos de la manos; ojos abiertos; junta las piernas y comienza a moverlas; movimiento de cabeza hacia los lados; rompe el pañuelo y hace bolitas; empieza a dar negativas, es necesario darle un cepillo (obsequio). Cambio de cabeza de la fresa para eliminar exceso de resina.

  • CASO 4.

    NOMBRE: Mesley

    EDAD: 8 años.

    SEXO: Femenino

    TRATAMIENTO: después de limpiar la pieza dental, se obturó con curación y posteriormente se colocó una corona total de acero. En el primer molar inferior izquierdo.

    OBSERVACIONES:

  • Música de cuerdas: gira cabeza y ojos; hay que repetirle varias veces las indicaciones; movimientos circulares de los pies; mantiene las manos abajo; se toca la boca; continúa viendo alrededor. Mirada fija hacia la luz; manos en la entrepierna.

  • Música de la naturaleza (bosque): separa y junta pies; muerde el espejo; sigue las manos del odontólogo; pide agua; comienza a alzar las rodillas, su madre las baja; mantienes las manos en los costados. Va al baño; movimiento del pie derecho al escuchar la fresa. Se aprieta las manos al escuchar los ladridos de los perros (variable extraña).

  • Música con percusiones: movimientos de las piernas (hacia arriba); sigue los movimientos de los pies con la mirada; se ahoga con la saliva; pide la mano de su madre.

  • CASO 5.

    NOMBRE: Luis Ángel

    EDAD: 10 años

    SEXO: Masculino

    TRATAMIENTO: una vez que se quitó por completo la caries de la pieza, se puso Dical (recubrimiento pulpar). Se colocó una resina e el acara vestibular del primer molar superior izquierdo.

    OBSERVACIONES:

  • Música con percusiones: pies cruzados; dobla el pañuelo simétricamente; mueve la cabeza hacia los lados y las manos; brinca. Respiración abdominal (rápida). Se va cayendo del sillón; al tratar de cruzar las piernas, con el pie se recorre la pierna contraria.

  • Música de cuerdas: le molesta la luz; comienza a platicar; se pasa el pañuelo por la rodilla; pone el talón izquierdo en la rodilla derecha.

  • Música de la naturaleza (agua): se frota la boca; respiración lenta. Pide un ratón de plástico (para guardar dientes).

  • ANALISIS DE RESULTADOS.

    (VER GRAFICAS EN EL ANEXO Y DISCO).

    Se encontró que en grupo control las quejas eran más frecuentes y con una mayor intensidad (volumen). Con respecto al grupo experimental, la música que más tranquilizaba a los niños era la de la naturaleza, observándose tranquilos, con respiración abdominal, atentos a las instrucciones, ojos abiertos, sin quejarse.

    En uno de los casos la música con percusiones produjo tensión al grado de que la niña solicitó le cambiaran la música.

    CONCLUSIONES:

    • El grupo control presentó angustia, miedo, dolor intenso (ya que se presentaron quejas más frecuentes y con un volumen alto), desesperación, impotencia (pedían que su madre estuviera cerca) y transpiración en las manos.

    • La música más eficaz fue la de sonidos de la naturaleza ya que los tranquilizó y relajó, disminuyendo la percepción del dolor.

    • La música de cuerdas (que según la revisión documental es la más eficaz) los tranquilizó pero en menor proporción que la de la naturaleza, por lo tanto la percepción del dolor casi no disminuyó.

    • La música de percusiones fue la que menos los tranquilizó además de que los inquietó y tal vez les causaba temor ya que cerraban los ojos.

    DISCUSION.

    Se corroboran los hallazgos de la relación entre la música y su impacto benéfico en el campo de la salud. Se aceptan las hipótesis de trabajo: la música sirve como estimulante fisiológico que puede disminuir la percepción del dolor, entonces no hay necesidad de utilizar inyecciones o gel para adormecer alguna parte del cuerpo, en intervenciones odontológicas simples (caries)

    La música no tiene efectos secundarios, entonces es la mejor anestesia que existe y será muy útil emplearla en niños que temen ir con el odontólogo.

    Se tuvieron limitaciones en el tiempo y sujetos, debido a que los pacientes que acudieron al dentista, no cumplían con nuestras necesidades y sólo contamos con el apoyo de un especialista.

    Se sugiere ampliar la población, comparar sexo, edad de los candidatos, capacidad intelectual similar ya que sería interesante aplicarlo en poblaciones con alguna discapacidad.