Anatomía y fisiología humana

Sistema óseo. Tendones. Articulaciones. Músculos. Palancas

  • Enviado por: Ruiz Diaz David Isaac
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 9 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

Trabajo Práctico de Anatomía y Fisiología

(Primer trimestre)

Año: 2005

1.- El conocimiento de la anatomía y la fisiología es importante en la Educación Física, ya que es a través de él que se puede saber verdaderamente Educación Física.

La Educación Física es movimiento y éste se produce gracias a la contracción armónica de una serie de grupos musculares que nos permite realizar actividades motrices. Si no se conocen cuáles son estos músculos, dónde se originan e insertan y cuáles son las estructuras óseas con las que se relacionan, nunca podremos saber realmente Educación Física. Es por ello la importancia de la anatomía y la fisiología en esta materia.

2.- El esqueleto humano se encuentra formado por más de 200 huesos de diversos tamaños y formas, unidos por bandas de tejido conjuntivo resistente y poco elásticos denominados ligamentos.

Al esqueleto humano podemos dividirlo de dos maneras distinta: en dos o en tres partes.

Si lo dividimos en dos, podemos decir que el esqueleto se encuentra formado por el esqueleto axial, conformado por el cráneo, las costillas, la columna vertebral y el esternón; y el esqueleto apendicular, conformado por los huesos del los brazos, las piernas, la escápula, la clavícula y las pierna.

Si lo dividimos en tres, podemos decir que se encuentra formado por la cabeza (el cráneo y la cara), el tronco (columna vertebral y la caja toráxico) y las extremidades (manos, brazos, pies, piernas, y muslos).

3.- Los huesos pueden clasificarse según su forma en:

Huesos Largos:

Constan de una zona cilíndrica (la diáfisis) y dos extremos, llamados cada uno epífisis. Ejemplos de huesos largos son el humero, radio, tibia y peroné.

Huesos Cortos:

          Estos tipos de hueso se caracterizan por tener una forma algo irregular y no son simplemente una versión más corta de un tipo de hueso largo. Los huesos del carpo y del tronco son ejemplo de esta categoría.

Huesos Planos:

Se encuentran dondequiera que se necesite protección de partes blandas del cuerpo o un lugar para inserción muscular extensa. Ejemplo incluyen las costillas, escápula (u omóplatos), partes de la cintura pélvica, y los huesos del cráneo.

Huesos Irregulares:

Comprende huesos de forma característica y diferente. Las vértebras y los huesillos del oído representan ejemplos clásicos de huesos irregulares

Huesos Sesamoideos:

        Huesos pequeños y redondeados que se encuentran junto a las articulaciones, y tienen la función de incrementar la función de palanca de los músculos. Un ejemplo de huesos sesamoideos es la rótula (o patela).

5.- Una articulación es la zona de unión entre los huesos o cartílagos del esqueleto.

Por la cantidad de movimiento la podemos clasificar en: sinartrosis, anfiartrosis y diartrosis.

La sinartrosis son aquellas articulaciones rígidas, sin movilidad que se encuentran unidas por el crecimiento del hueso o por un cartílago elástico. Este tipo de articulaciones las podemos encontrar en las uniones de los huesos del cráneo.

La anfiartrosis son articulaciones semimóviles. En este caso las superficies articulares están cubiertas de cartílagos y el medio de unión es por dos tipos de ligamentos: ligamentos ínter óseo fibroso o fibrocartilaginoso y ligamento periféricos que rodean al ligamento anterior.

La diartrosis son aquellas articulaciones móviles. Estas tienen una capa externa de cartílagos fibroso y están rodeadas por ligamentos resistentes que se sujetan a los huesos. Este tipo de articulaciones la podemos encontrar en la cadera, los hombros, los codos, las rodillas, los dedos, las muñecas y los tobillos.

6.- En el cuerpo humano podemos encontrar tres tipos de tejido muscular: liso, esquelético, y cardíaco.

El músculo liso ( también denominado músculo viseral o involuntario) se localiza en la piel, en los órganos internos, en el aparato reproductor y en los grandes vasos sanguíneos. Se encuentra compuesto por células en forma de huso controladas por el sistema nervioso autónomo. Se caracteriza, también, porque carece de estrías transversales aunque muestra débiles estrías longitudinales.

El músculo esquelético (también denominado músculo estriado) es aquel que se relaciona con el esqueleto en movimiento. La mayoría de estos músculos se encuentran unidas a zonas del esqueleto mediante tejido conjuntivo llamado tendones, y se encuentran compuestos por fibras largas rodeadas por una membrana celular. En estos músculos se observa con claridad las estrías longitudinales y las transversales que los caracterizan. La contracción de estos músculos permite el movimiento de distintos huesos y cartílagos del esqueleto. La mayoría de los problemas musculares se deben al esfuerzo excesivo y a la sobrecarga de estos músculos.

El músculo cardiaco es el músculo que se encuentra en el corazón. Se caracteriza por tener células que presentan estrías longitudinales y transversales imperfectas. Además carece de control voluntario.

Frontal:

  • Origen: Parte anterior de la cabeza

  • Inserción: Por arriba, en el borde anterior de la aponeurosis

epicraneal por su borde convexo.

  • Función: Tensor de la aponeurosis epicraneal. Determina las

arrugas transversales de la frente.

Macetero:

  • Origen: En el borde inferior del arco zigomático.

  • Inserción: En la porción inferior de la cara externa de la rama

Mandibular.

  • Función Elevador de la mandíbula; masticatorio

Orbicular de los ojos y párpados:

  • Origen: Tendón orbicular.

  • Inserción: Cara profunda de la piel.

  • Función: Cierra el ojo.

Esternocleidomastoideo:

  • Origen: Cara. Antero superior del maniubro esternal

Cara. Antero superior de la clavícula.

  • Inserción: Apófisis mastoides.

Línea curva.

Occipital superior.

  • Función: Flexión del cuello e inclinación al mismo lado del

músculo que se contrae y rotación al lado contrario.

Deltoides:

  • Origen: Borde anterior. Tercio externo de la clavícula.

Borde externo y cara superior del acromión.

Labio posterior de la espina del omoplato.

  • Inserción: Cara externa y media del húmero en la V deltoidea.

  • Función: Flexión del hombro.

Abductor del hombro.

Abductor Horizontal.

Pectoral Mayor:

  • Origen: Borde anterior. Parte interna de la clavícula.

Parte anterior del esternón.

Cartílagos de las 6 primeras costillas.

  • Inserción: Borde lateral y externo de la corredera bicipital.

  • Función: Aductor Horizontal.}

Biceps:

  • Origen: C.C: Apófisis coracoides.

C.L: Parte superior de la cavidad glenoidea.

  • Inserción: Tuberosidad del radio.

  • Función: Flexión de codos.

Tricep:

  • Origen: C.L: Parte inferior de la cavidad glenoidea.

V.E: Cara Post. Superior del humero por encima del

canal radial.

V.I: Cara Post. Inferior del humero por debajo del

canal radial.

  • Inserción: Parte superior del Olécranon.

  • Función: Extensión de codos.

Aductores:

  • Origen: Parte anterior e interior de la tuberosidad isquiática.

  • Inserción: Parte posterior del fémur a lo largo de la línea áspera

y en el tubérculo del aductor.

  • Función: Rotación externa de caderas.

Sartroreo:

  • Origen: Espina Ilíaca.

  • Inserción: Extremo superior de la tibia.

  • Función: Flexor de la pierna sobre el muslo; abductor y rotador

interno del muslo.

Tensor de la fascialata:

  • Origen: Cresta ilíaca y fascia glútea.

  • Inserción: Tuberosidad externa de la tibia y borde de la rótula.

  • Función: Tensor de la fascia del muslo; inclina la pelvis y

contribuye al equilibrio al estar parado en un solo pie.

Cuadricep:

  • Origen: Espina ilíaca inferior.

  • Inserción: Parte anterior de la rótula

Función