Análisis del cuento Quién movió mi queso

Literatura. Narrativa cuentística. Metáforas. Búsqueda de la felicidad. Empresas

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Costa Rica Costa Rica
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

¿Quien movió mi queso?

¿Quién movió mi Queso? Es un cuento sobre el cambio que tiene lugar en un laberinto donde cuatro divertidos personajes, dos ratones llamados Oledor y Corredor (Oli y Corri para sus amigos) y dos personitas llamadas Resentido y Risueño buscan “queso”.

La historia comienza cuando los cuatro personajes buscan queso en un laberinto para nutrirse y ser felices, todas las mañanas hacían lo mismo, el queso era importante para ellos, los ratones lo buscaban de una manera más instintiva con el método de prueba y error, las personitas al tener cerebros más complejos analizaban mejor el panorama, para Risueño el queso representaba tener una familia amorosa y una casita en la Calle Cheddar, para Resentido era tener poder, ser el jefe de otras personitas y una mansión en lo alto de la colina Camembert.

Los ratones y las personitas por fin encontraron queso en la estación de queso Q, los ratones corrían todas las mañanas hasta la estación pero las personitas iban caminando y conversando atenidos a que el queso según ellos siempre estaría allí, un día al llegar a la estación el queso no estaba, los ratones no se sorprendieron ya que por instinto habían notado que la cantidad de queso disminuía, las personitas si ya que se sentían tan a gusto que no notaron los cambios, Oli y Corri comenzaron a andar de nuevo el laberinto para encontrar nuevo queso, Risueño y Resentido continuaron yendo a la vieja estación vacía esperando a que tal vez el queso volvería a estar allí al siguiente día. Sin embargo con el transcurso de los días el queso no aparecía y ya comenzaban a sentirse débiles y con hambre.

Los pequeños ratones encontraron una nueva estación quesera llamada estación N; no paso mucho tiempo para que Risueño comenzara a preguntarse si ya era hora de abandonar la estación Q y aventurarse en el laberinto pero sin embargo le daba temor, se preguntaba como se encontrarían sus amiguitos los ratones, le propuso a Resentido salir en busca del nuevo queso y este se negó, Risueño agarro valor y se aventuró solo, pasó por algunas centrales vacías y varias veces pensó en darse por vencido pero sin embargo continuo el camino y llego a una central en la que habían unos pequeños trozos de queso, esto lo alentó a seguir adelante y se dijo a si mismo que era mejor aventurarse al laberinto que quedarse esperando algo que no llegará , se llevo unos cuantos trozos para compartirlos con Resentido, él los rechazo ya que estaba demasiado aferrado al queso viejo de la vieja quesera, no quiso ver más alla y se quedo solo en la antigua estación.

Risueño después de una larga búsqueda llegó a la estación quesera N, la más grande que había visto jamás, ahora que había encontrado esta estación procuraría llevar control del queso y tratar de ver los cambios que ocurría en el entorno para no caer en los errores de pasado.

En la historia el queso es una metáfora de lo que uno quiere tener en la vida, ya sea un trabajo, una relación amorosa, dinero, una gran casa, libertad, salud, reconocimiento, paz interior o incluso una actividad como correr o jugar fútbol, también puede representar la empresa con la que soñamos.

Cada uno de nosotros tiene su propia idea de lo que es el queso, y va tras él porque cree que le hace feliz. Si lo consigue, casi siempre se encariña con él. Y si lo pierde o se lo quitan, la experiencia suele resultar traumática.

En el cuento, el “laberinto” representa el lugar donde se pasa el tiempo en busca de lo que se desea. Puede ser la organización en la que se trabaja, la comunidad en don de vive o las relaciones que mantiene en su vida.

Los personajes de la historia representan nuestro lado instintivo y más primitivo a la hora de buscar lo que queremos y la parte más analítica.

En cuanto al entorno laboral el queso representa el sueño que deseamos alcanzar ya sea crear nuestra propia empresa o simplemente participar en la empresa en la que estamos, el problema es que nos mueven el queso constantemente; hoy necesitamos personas flexibles que no sean posesivas con “la manera de hacer las cosas aquí”, si no que sean de mentalidad abierta, que sea capaces de trabajar en equipo y que tome en cuenta que todos los días son de cambio así que hoy no es igual que ayer y no será igual que mañana.

Como todos sabemos, vivir en una permanente catarata de cambios suele ser estresante, a menos que las personas que tengan una manera de ver el cambio que las ayude a comprenderlo.

Esta historia sirve de reflexión a algunas empresas que carecieron de mentalidad abierta, gerentes que solo apantallan y toman sus decisiones a base de los demás, personas que se acostumbraron a tener siempre ayuda y que se volvieron incapaces de realizar las cosas por si mismos, que pensaron que todo seguiría siendo fácil, que perdieron su capacidad de respuesta al no contar con una planeación, organización, dirección y control adecuados. Aunque puede que haya empresas que iniciaron bien, establecieron sus metas, hicieron los análisis tanto interno como externo, estas formularon estrategias más no las aplicaron, no lograron o no hicieron un control estratégico del funcionamiento de la organización y con los años se volvieron mediocres, tomaron decisiones predecibles que no provocaron cambios relevantes, cayeron en el conformismo, y creyeron que todo continuaría igual, subestimaron a la competencia sin comprender que el ambiente competitivo crece constantemente y que el que se acerque más a brindar los productos y servicios que cubran los gustos y necesidades de los clientes serán los que se queden con ellos.

Por otro lado están las organizaciones e individuos exitosos que se dan cuenta de que el queso no va a estar siempre en el mismo lugar, que se aventuran en el laberinto y comprenden que el que no arriesga no gana y que a veces es mejor arriesgarse que quedarse de brazos cruzados esperando algo que no llega si no se busca. Evitan el confort, se enfocan en mejorar la competitividad y la capacidad de respuesta al cliente y cuando llegan a la cima no se atienen a esto y procuran realizar exploración ambiental, desarrollo de escenarios y pronóstico para mantener activa su capacidad de respuesta.

“LAS FRASES”

  • “Tener queso hace la felicidad”

Generalmente se cree que la felicidad radica en las posesiones materiales, la gente cree que tener dinero brinda felicidad, que sin él hay desdicha. Cuando el queso es algo no material, este toma más importancia ya que es lo que motiva a las personas a salir adelante, cuando este se mueve crea incertidumbre y por esto es importante tener en consideración que el mundo continua girando y que tenemos que adaptarnos constante al cambio al que estamos expuestos.

En los negocios el queso representa el éxito, pero también representa la manera de alcanzarlo.

  • “Mientras más importante sea su queso para usted, más querrá conservarlo”

El encariñarse con algo crea dependencia y esto lleva a no tener alternativas y a cegarse con una sola manera de hacer las cosas y no tener capacidad de respuesta a los problemas emergentes, hay que tener flexibilidad y tratar de arriesgar un poco para poder tener éxito.

  • “Si no cambias eres una especie en extinción”

Talvez es esta una de las frases de más reflexión ya que si una persona o una organización no está dispuesta a adaptarse a los cambios que suceden constantemente quedara rezagada y difícilmente logrará sobrevivir por un periodo de tiempo muy corto, no vera nunca el crecimiento y por ultimo se extinguirá.

La manera de hacer las cosas o tomar las decisiones puede crear cierto tipo de conformismo y este es el responsable de que nos quedemos atrás y que el falso confort que sentimos nos intimide a arriesgarnos a cambiar la forma de actuar y de tomar las decisiones.

  • “Que serías capaz de hacer si no tuvieras miedo”

En la vida y en los negocios nos da miedo aventurarnos buscar nuevas opciones y maneras de realizar las cosas comúnmente nos apegamos a la manera más comercial, la que nos parece más fácil, la que requiere de menos esfuerzo y sacrificio, porque consideramos que el lugar en el que estamos es más seguro sin embargo es preferible salir, aventurarse, buscar lo que deseamos en vez de quedarse en el lugar que nos brinda una falsa seguridad que no nos permite crecer, no correr el riesgo y ser uno más del montón, “Si el queso te hace feliz, anda ve y buscalo”.

Aunque a veces la prudencia es importante hay que tomar cierto tipo de riesgos, ya que a veces ese tipo de aventuras crea un gran imperio o una gran compañía que empezó de la nada. El que nada tiene nada pierde y la mejor manera de crecer es empezar desde abajo, cuando se cae hay que levantarse, hacer un análisis de los errores cometidos y procurar evitar caen ellos de nueva cuenta.

  • “Huela su queso con frecuencia para que sepa cuando se está poniendo viejo”

Cuando notamos algún cambio que nos produce malestar en nuestra vida o en el entorno puede ser por que ya no funciona de la manera más adecuada para nosotros, aunque la mayoría de veces nos cuesta observar los errores que cometemos o que cometen las personas que queremos, cuando los logramos encontrar es mejor buscarles la solución más adecuada y si hay que replantear la forma en que se hacen las cosas hacerlo de una manera eficaz y eficiente.

Cuando en una organización las partes más importantes han dejado de funcionar, es hora de hacer cambios drásticos y tomar decisiones arriesgadas para mejorar y crecer y para no quedarse estancada.

Hay que tener una planeación adecuada, si el queso representa algo importante en la vida no hay que permitir dejarlo ir, si nos mueven el queso viejo es por que hay que aventurarse a buscar nuevo queso.

  • “Moverse en una nueva dirección lo ayuda a encontrar queso nuevo”

En la vida es doloroso dejar atrás algo a lo que se ha estado aferrado, sin embargo, es la mejor manera de crecer, buscando nuevas opciones, que nos brinden lo que lo antiguo que dejamos ir no nos ha sabido dar.

En cuanto a los negocios mirar otras opciones ya sea de mercadeo o de producción hace que una organización pueda expandir sus mercados que tenga más posibilidades de dar el producto que el cliente necesita a veces hay que mirar otras posibilidades, mirar otras opciones para encontrar cosas mejores que las que se tienen en la actualidad.

  • “Cuando dejas atrás el miedo te sientes libre”

Cuando se toma la decisión de realizar cambios existe una motivación extra para hacerlo de la mejor manera que sea posible, tratando de utilizar los recursos que se tienen al alcance de las manos y explotarlos de la manera más conveniente ya sea para la vida o para los negocios.

  • “Imaginarse disfrutando del queso nuevo antes incluso de encontrarlo conduce hacia él”

Esto nos invita a tener nuevas ilusiones, a soñar con otras cosas mucho mejores, por ejemplo un nuevo trabajo mejor pagado, una organización más fuerte con más beneficios para sus integrantes y colaboradores y una estabilidad emocional y económica.

  • “Cuanto antes se olvida el queso viejo antes se encuentra el queso nuevo”

Si se olvida el pasado, se encuentra mas rápido el presente, por ejemplo, si un negocio anteriormente se acabo, uno nuevo y diferente se puede fortalecer, crecer y tener el éxito que con tantas ganas se anhelaba con el negocio anterior.

  • “Es más seguro buscar en el laberinto que quedarse de brazos cruzados y sin queso”

El mundo a pesar de lo complicado tiene muchas cosas buenas, muchas puertas por abrir, solo hay que buscarlas y encontrar la llave apropiada para que cuando estemos frente a una oportunidad de sobresalir y poder satisfacer nuestras necesidades y gustos lo sepamos aprovechar.

Sin arriesgarse no se puede encontrar algo mejor de lo que se tiene, así que mientras más pronto se salga de la antigua estación, el antiguo negocio, los antiguos errores, más pronto se podrá ver las cosechas de los esfuerzos realizados y mientras más tiempo se este aferrado a un sueño pasado más difícil será lograr lo que se desea.

  • “Las viejas creencias no conducen al nuevo queso”

Lo pasado es pasado, bueno pudo habrá sido, pero ya paso, el ser humano tiene que estar a tono con el mundo, evolucionar con él, para poder encontrar cosas nuevas, hay que estar en constante evolución y crecimiento espiritual y profesional.

  • “Cuando ves que puedes encontrar un nuevo queso y disfrutar de él cambias de trayectoria”

Las nuevas oportunidades traen cambios positivos, por ejemplo un mejor trabajo puede implicar mejor salario lo que llevaría a alimentarse mejor, vestirse mejor y tener mayor cantidad de bienes así como estabilidad económica y satisfacción laboral.

  • “Notar enseguida los pequeños cambios ayuda a adaptarse a los cambios mas grandes que están por llegar”

En la vida realizar una equiparación con respecto a lo que deseamos y lo que tenemos nos ayuda a observar en donde son necesarios pequeños cambios para que la equiparación sea lo más certera posible, para mantenerse contento con lo que se tiene y en caso contrario para buscar la manera de poder lograr la satisfacción deseada

En los negocios sería importante tomar en cuenta el ambiente competitivo de una organización, realizar una exploración ambiental para evaluar en que condición se encuentra una compañía con respecto a sus competidores, evaluar los sustitutos y que otros nuevos participantes podrían entrar, tomar en cuenta a los proveedores y lo más importante a los clientes.

Hay que desarrollar escenarios para saber como reaccionaría la empresa ante “X” situación, y realizar un pronóstico de las consecuencias de dicha situación