Análisis de coyuntura

Entorno internacional. Política monetaria y de rentas. Evolución actividad económica y mercado de trabajo. Inflación

  • Enviado por: Patty
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad
cursos destacados
Fundamentos en Gerencia de Proyectos
Fundamentos en Gerencia de Proyectos
La guía completa para administrar proyectos de cualquier tipo, usando las mejores prácticas y...
Ver más información

Análisis Técnico.  Como Invertir en Bolsa como un Profesional
Análisis Técnico. Como Invertir en Bolsa como un Profesional
Bienvenidos al seminario básico de Reditum "Análisis Técnico. Como Invertir en Bolsa como un Profesional",...
Ver más información

publicidad

ANÁLISIS

DE

COYUNTURA

(1996/97)

Prof.: ________________________

Í N D I C E

I. INTRODUCCIÓN

II. DESARROLLO GENERAL DEL ANÁLISIS DE

COYUNTURA

1.- EL ENTORNO INTERNACIONAL

2.- EVOLUCIÓN DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA

3.- EVOLUCIÓN DEL MERCADO DE TRABAJO

4.- ANÁLISIS DE DESEQUILIBRIOS

- INFLACIÓN

- SECTOR EXTERIOR

- DÉFICIT PÚBLICO

5.- POLÍTICA MONETARIA

6.- POLÍTICA DE RENTAS

III. CONCLUSIÓN

IV. GRÁFICOS Y TABLAS

V. BIBLIOGRAFÍA

I. INTRODUCCIÓN

En este trabajo trataremos de analizar el panorama económico acaecido a lo largo del último trimestre del año 1996. Para ello, hemos contrastado los datos del análisis coyuntural del BBV de dicho año y los datos publicados por El Banco de España del último trimestre del mismo. De esta forma, intentaremos ofrecer una imagen fiel de la situación económica actual y algunas previsiones de la futura evolución de la economía española.

II. DESARROLLO DEL ANÁLISIS DE COYUNTURA

1.- ENTORNO INTERNACIONAL.

La situación económica internacional está siendo en el último periodo de un crecimiento sostenido en la mayoría de países. Según el FMI la evolución es bastante positiva, la expansión continua a buen ritmo, la inflación se halla controlada en las naciones más industrializadas, los mercados industriales se hallan más estabilizados y para los países en vías de desarrollo se preveen signos claros de recuperación. Además se vive una situación de estabilidad en los tipos de interés que se traslada los tipos de cambio.

Las previsiones de octubre de 1996 sitúan el crecimiento mundial en el 3.8% para finales del mismo y en un 4,7% para el 1997 (siendo en 1995 del 3,5%) lo que demuestra el crecimiento sostenido del que antes hablábamos.( - cuadro 1 - PREVISIONES PIB)

Con respecto a EE UU cabe destacar sus altos niveles de empleo que en Noviembre se acercaban al pleno empleo. También se observa una moderación en su ritmo de crecimiento como muestra un aumento del PIB del 2,2% en el tercer trimestre frente al 4,7% del segundo. Esta moderación es debida principalmente a la moderación en los gastos de consumo, así se confirman las previsiones de la FED de no subir los tipos de interés apoyadas por el comportamiento de la inflación cuya tasa interanual es del 3%.

Esta situación de estabilidad abonó la victoria de Bill Clinton en las elecciones presidenciales que junto a la mayoría Republicana en el Congreso y el Senado garantizan que los esfuerzos por reducir el déficit (un 1,4% del PIB ) continuarán en el futuro.

Por su parte Japón esta saliendo de su fuerte recesión a base de insignificantes tipos de interés e incentivos fiscales pero es aconsejable que continúe con su política de fuerte relajación monetaria para no frenar el proceso con posibles tensiones. En el entorno europeo todo gira alrededor de la convergencia y el cumplimiento de los criterios.

Hay que poner especial atención en la reducción del déficit público para no poner en peligro el ritmo de crecimiento sostenido. En Octubre la publicación de unas cifras de empleo sorprendentemente modestas provocaron temores inflacionistas pero los mercados han tenido una respuesta positiva bajando los tipos a largo plazo.(-cuadro 2 - DESEMPLEO) El insuficiente crecimiento de las economías europeas no permite reducir el paro, cuya tasa se ha mantenido hasta final de año y se prevee continuará en baremos altos en el 97, aunque se han cumplido las previsiones de crecimiento de 1,5% del PIB para el fin de año. La inflación se encuentra controlada, además las carnes se están beneficiando de los esfuerzos ingleses por hacer olvidar el efecto de “las vacas locas” con una bajada de los precios.

Mirando a la UE la Comisión Europea es optimista, al menos doce países(entre ellos España) cumplirán los criterios de inflación y déficit público por lo que podrán formar parte de la moneda única a principios de 1999. Para Alemania, cabeza de la UE, los miedos se centran no en el cumplimiento inicial sino en el posterior mantenimiento de los criterios, ya que de ello depende la estabilidad del Euro. Por ello quiere que se establezca un Pacto de Estabilidad que obligue a los participantes a mantener los esfuerzos en el futuro y no relajar los criterios.

La situación española está marcada por el cambio de gobierno tras los escándalos del PSOE. El nuevo gobierno del PP tiene como claro objetivo la convergencia para lo cual cuenta con el apoyo del PNV y de CIU lo cual a su vez a provocado polémicas por las concesiones que se les han hecho en temas como la financiación autónoma.

Las presentación de medidas que devuelvan la confianza a los empresarios no han sido muy bien acogidas así como tampoco lo han sido los nuevos presupuestos que ya han provocado una huelga general por la congelación salarial de los empleados públicos. Tampoco han sentado bien los planes de privatización que suponen para muchos una amenaza al bienestar social.

2.- EVOLUCIÓN DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA

El INE ha publicado la estimación de Contabilidad trimestral con crecimiento del 1.9% para el segundo trimestre de 1996, corrigiendo las estimaciones de los trimestres anteriores.

Las correcciones aplicadas al consumo privado reflejan tasas trimestrales interanuales muy estabilizadas en 1995 (1.5%), y con un perfil algo más creciente en los dos primeros trimestres de 1996; así los indicadores del mes de Julio reflejan una recuperación del consumo (2.1%). Por el contrario la desaceleración del crecimiento de la inversión en equipo se hace patente en el último trimestre de 1995 y se agudiza en los dos primeros de 1996.

La demanda exterior recupera en el primer semestre de 1996 el tono perdido en 1995, retomando un perfil positivo de las exportaciones que permitirá alcanzar tasas de crecimiento algo más elevadas en próximos trimestres.

Así con los indicadores disponibles en el mes de Noviembre, se observa una tendencia positiva de la demanda interna , tanto en la de consumo como en la inversión en equipo, al tiempo que se mantiene la tendencia expansiva de las exportaciones. Por el contrario, se confirma un estancamiento en el sector de la construcción, el cuál ya venía produciéndose en el primer semestre de año.

Por otra parte, al finalizarse el proceso de ajuste de los stocks industriales, comienza a notarse una leve recuperación de la oferta productiva.Así se estima para la segunda parte del año un crecimiento del PIB trimestral del 2.2% y 2.4% respectivamente, que permitirán un crecimiento conjunto del 2.2% en 1996.(- cuadro 3 - ÍNDICE GENERAL DE ACTIVIDAD )

La previsión para el próximo año cuenta con una moderada recuperación del consumo, que implica la mejora de la confianza de las familias; mantiene la tendencia positiva de la inversión, como consecuencia de las reducciones del tipo de interés y de la recuperación de las inversiones en infraestructuras, y sostiene un crecimiento más intenso en las exportaciones que en las importaciones, con un comportamiento neutral de la demanda exterior al crecimiento del PIB. Con todo se puede prever un crecimiento del 2.8% del PIB en 1997.

Respecto a sectores y demanda podemos señalar: Desde el lado de la oferta, el crecimiento del PIB no agrario se mantiene moderado en ritmo del 2% (hay que tener en cuenta la poca significación de la producción industrial en el mes de agosto). La mejoría de las carteras de pedidos y del extranjero, así como las previsiones más favorables en la producción de bienes de consumo y en bienes intermedios , confirman esta tendencia.

El sector de la construcción y algunos servicios, muestran un crecimiento de la actividad constructora durante el tercer trimestre del año a pesar de la baja actividad en obras de infraestructura,( así lo reflejan el indicador del consumo de cemento, con un crecimiento del 1.1%, y las afiliaciones a la Seguridad Social con un crecimiento del 0.9% en el tercer trimestre ).

El tercer trimestre ha recogido un comportamiento todavía expansivo de la demanda externa, presentando una aportación positiva al crecer las exportaciones reales (7.9%), y aumentar, muy moderadamente, las importaciones (2.4%). Quizás el comportamiento de la demanda de consumo sigue siendo una de las incógnitas para determinar el ritmo de crecimiento al finalizar 1996.

3. EVOLUCIÓN DEL MERCADO DE TRABAJO

Los últimos datos de la Encuesta de población activa, pertenecientes a finales del mes de noviembre, señalan un crecimiento intenso de la población activa. En España, la tasa de actividad (49,9%), es decir, la proporción de gente que está en condiciones de trabajar y quiere hacerlo, continua siendo muy baja en comparación con los países europeos (66,3%). Esto se debe tanto a razones demográficas (un gran número de jubilados y de jóvenes sin edad de trabajar...) como a problemas sociales (poca incorporación de la mujer al trabajo, incapacitados laborales...).( - cuadro 4 - ENCUESTA DE POBLACIÓN ACTIVA)

De esta población activa, una parte tiene éxito y encuentra trabajo, mientras que otros engrosan el número de desempleados. Según la EPA, los ocupados ascendieron durante el tercer trimestre al 78% de las personas que buscan empleo y menos del 35% del total de la población española. Por el contrario, el paro continúa con su trayectoria descendente, pero sigue siendo muy elevado, con una tasa de paro excesiva.(- cuadro 5 - PIB Y EMPLEO)

Desde que se inició la reforma laboral se está creando más empleo. Lo demuestran perfectamente datos tales como el aumento de la ocupación en torno al 3,2% o como un incremento de las afiliaciones a la Seguridad Social próximo al 1,7%. Sin embargo, es un empleo menos estable y más barato. Las empresas optan por agotar todas las posibilidades de contratación legal antes de ofrecer un contrato indefinido, lo cual encarece la contratación y un posible despido. Los salarios son más reducidos, lo cual, junto con la inestabilidad del trabajo, se convierten en los problemas más acuciantes de éste ciclo de crecimiento moderado, pero duradero, de la actividad económica.(- cuadro 6 - OCUPADOS.TIPO DE CONTRATO Y JORNADA)

4.- ANÁLISIS DE DESEQUILIBRIOS

- INFLACIÓN

La inflación durante 1996 se ha comportado mejor de los esperado. Existe una mayoría de factores favorables para la evolución de la inflación a finales de 1996 , que para el primer trimestre de 1997 se romperá la barrera del 3%. (- cuadro 7 - IPC)

Los precios de los carburantes y combustibles tienen un crecimiento mensual del 1.9%, elevando su tasa interanual al 9.3% ; sin embargo, pueden tender a la estabilidad en los próximos meses. Los precios de los alimentos están teniendo un comportamiento neutral, con tasa interanual del 3.8% que podrá mejorar en los meses siguientes. Los precios industriales de los últimos meses han sido moderados (0.9% interanual en Julio) y la tasa del IPC en estos bienes (3.3%) puede mejorar; esto ejercerá una presión a la baja sobre los precios finales de las manufacturas (3.2%). Los precios de los servicios se verán afectados por el mantenimiento o escaso crecimiento de los precios administrados y, por la posible reducción en alguna décima de las tarifas eléctricas; por lo tanto, continúan con su tendencia de moderación similar al 3.4% en Octubre. Así, las previsiones del Servicio de Estudios del BBV sitúan la tasa interanual en Diciembre del 3.3%.

Sin embargo, existen indicios de moderación del comportamiento salarial en 1997, derivado de la congelación salarial de los funcionarios y del menor crecimiento de los beneficios de las empresas. Además, si la negociación colectiva acepta crecimientos salariales moderados en el sector privado, los resultados en la inflación en 1997 pueden ser muy favorables.

Las previsiones del BBV sitúan la tasa interanual del IPC en el 2.4% en Diciembre de 1997, equivalente a un a media anual del 2.8%, que permitirá alcanzar una media del 2.5% en marzo del 1998, fecha del examen de la Comisión Europea.

- SECTOR EXTERIOR

Durante el presente año se están sumando dos tipos de factores:

- la recuperación de las economías de nuestros clientes europeos

- la mayor penetración de los productos españoles en otros mercados

; esto está llevando al intenso crecimiento de las exportaciones.

El comercio exterior continúa comportándose favorablemente. Durante el tercer trimestre de 1996, las exportaciones españolas crecieron el 13% en valor y el 10.1% en volumen. Mientras que las importaciones crecen moderadamente, 6.6% en valor y 2.4% en volumen.(- cuadro 8 - COMERCIO EXTERIOR)

Sobresale el crecimiento de las exportaciones españolas a USA (21.4%) y a América Latina (38.3%) durante el tercer trimestre, frente a la moderación de estas a UE (9%). Este cambio refleja el avance de las empresas españolas en nuevos mercados y la mejora de expectativas para el futuro, cuando la economía española se recupere de la demanda externa de la UE.

El tradicional déficit de la balanza comercial española se está reduciendo en 1996: el déficit comercial de dicho año es inferior en un 10.8% al del mismo periodo de 1995. Este déficit es compensable con el superávit de los servicios, derivado del crecimiento de ingresos por turismo, que permite situar el saldo de bienes y servicios en equilibrio en 1996.

- SECTOR PÚBLICO

En España el objetivo básico de los presupuestos recién presentados a la Cortes es la reducción del déficit público a un nivel que permita a la economía española acceder a la Unión Europea y Monetaria. Las previsiones que enmarcan el Presupuesto suponen un relanzamiento importante del consumo privado y de la inversión, para los cuáles se prevee tasas de crecimiento del 2.7% y 6.5%, respectivamente; junto con un crecimiento real del PIB a precio de mercado del 3% (- cuadro 9 - PREVISIONES MACROECONÓMICAS)

Los datos muestran un fuerte descenso del presupuesto de gastos de inversión pública, 13.7% respecto al presupuesto en vigor . Haciendo recaer el mayor peso del ajuste presupuestario del Gobierno sobre la inversión, esto se opone a la finalidad de relanzamiento de la actividad económica. ( - cuadro 10 - INVERSIÓN PÚBLICA DE 1997)

El presupuesto de gastos del Estado para 1997 surge de los compromisos como: el aumento de la aportación española al presupuesto comunitario, junto con el pago de multa por exceso de producción láctea; el sistema de financiación de Comunidades Autónomas y sanidad (Seguridad Social); y los gastos financieros.

Por tanto la capacidad de actuación del Gobierno es muy limitado, dados los gastos de las obligaciones anteriores. Así, la congelación salarial para los funcionarios es un factor decisivo para la contención del consumo público; el Gobierno ha reducido su financiación presupuestaria en la construcción de infraestructuras, otorgando protagonismo a la iniciativa privada con financiación pública, para reducir el gasto de capital; incluso, parte del presupuesto destinado a financiar déficit de explotación de empresas públicas se suprimirán y el Estado no asumirá parte de sus deudas. (- cuadro 12 - PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO )

El objetivo de estas medidas son:

- reducir el gasto público en una cifra igual a las transferencias que dejan de realizarse y a la financiación inversora.

- la no asunción de deudas limita el crecimiento de la deuda pública y de los gastos financieros (en la misma cuantía que los intereses de la deuda dejan de asumirse).

El presupuesto de ingresos del Estado para 1997 nace por decisiones legislativas tomadas en el pasado: entrada en vigor de la nueva Ley de Sociedades, cambio en la tributación de las variaciones patrimoniales, reducción de los rendimientos en las actividades acogidas al sistema de módulos. Sin embargo, hay que añadir la pérdida de la recaudación por el descenso del tipo de interés.

Esta pérdida de recaudación y el aumento previsto del gasto ha llevado al Gobierno, en ocasiones, a crear nuevos impuestos y tasas. La imposición indirecta para financiar el déficit se ha visto incrementada y, por tanto, aumentará la recaudación por impuestos indirectos que reflejará el aumento del consumo privado y las importaciones. Los impuestos directos serán superiores en 1997 para mantener inalteradas las deducciones fiscales y la incorporación de nuevos colectivos obligados a sus pago. Respecto a la imposición de sociedades, el Gobierno estima una mayor recaudación que en 1996, junto a una mejora de los beneficios empresariales. La justificación del aumento de la recaudación prevista por el gobierno radica en el pago del gravamen a realizar por aquellas empresas que opten por la regularización de sus activos.

La reducción del déficit de caja de los primeros trimestres del año se han visto frenados en Octubre al registrarse un déficit de 52.2 millardos de pesetas, frente al superávit alcanzado en el mismo mes del anterior año, por importe de 242 millardos de pesetas.

(- cuadro 11 - DÉFICIT PÚBLICO )

Este cambio no implica ninguna modificación para mejorar las Cuentas del Estado, aunque las razones sean de índole coyuntural. Hay que destacar que el aumento de los pagos realizados, con tasa 4.4% se ven afectados por el abono de deudas del pasado mes de Junio. Mientras que las obligaciones reconocidas componen un gasto público del 2.7%, inferior al presupuestado. Por el lado de los ingresos se han producido alteraciones en el calendario de los ingresos no financieros y devoluciones impositivas, demorando los primeros y agilizando los segundos. Esto modifica la comparación interanual en la globalidad de los ingresos no financieros sobre el impuesto sobre la renta e ingresos patrimoniales.

Los restantes factores que han alterado la comparación interanual de los datos de Octubre se verán anulados en el último bitrimestre del año, por lo que a nivel del Estado no debemos cuestionar el objetivo del déficit para 1996, fijado en el 3.4% en términos de Contabilidad Nacional.

5.- POLÍTICA MONETARIA.

En el periodo de trámite de los presupuestos el Banco de España adoptó una posición de cautela. Una vez que fueron presentados optó por un recorte de 0,5 puntos porcentuales con lo cual redujo el diferencial con los tipos europeos que habían bajado semanas antes. Contaba para ello con un adecuado contexto, rápido descenso de los tipos de interés, favorable evolución de los precios y una situación económica que necesitaba un impulso monetario, así no podía negarse sin crear tensiones. El impulso final para llevar a cabo la medida lo dio el que los presupuestos cumplieran los requisitos mínimos para la reducción del déficit.

Esta rebaja deja el tipo director en mínimos históricos lo que representa un apoyo del BE a los presupuestos , la medida potenciará la inversión y el consumo. En Noviembre la estabilidad de los tipos permite al BE mantener sin cambios la política monetaria. La liberalización de ciertos mercados y los intentos del ejecutivo por devolver le confianza a los empresarios moderan las tensiones inflacionistas.

Los indicadores muestran que es conveniente una política monetaria más flexible por parte del BE como pone de manifiesto el descenso de los tipos a largo plazo y la consiguiente reducción del diferencial con otros mercados. Por otra parte los precios energéticos (aunque su posterior evolución es a la baja), los indicadores y los agregados monetarios inciden en la cautela.( - cuadro 13 - INDICADORES DEL MERCADO MONETARIO) La revisión a la baja de las estimaciones de inflación para fin de año por parte de los analistas reavivó en un principio las expectativas de un nuevo recorte del tipo de intervención antes de fin de año pero más tarde la medida no se llevo ha cabo.

La inflación bajará al 3% en el primer trimestre de 1997. Además, la buena marcha de la economía con poco riesgo de inflación por las moderadas tasas de crecimiento del consumo, junto con el mantenimiento de los tipos por parte de la FED y la mayor probabilidad de entrada de España en la moneda única, están presionando los tipos a corto a la baja bajando su rentabilidad. También se prevee que continúe la reducción del diferencial con Alemania y en menor medida con EE UU. El terreno del tipo de cambio el dólar se mantuvo fuerte en Octubre a pesar de su ralentización económica, debido a que no hubo signos de subidas en los tipos de interés en el resto de los países manteniéndose estable en Noviembre frente a Alemania y Japón.

La peseta se revalorizó en Octubre frente al marco (84,1-84,2 pts\marco), tras la presentación de los nuevos presupuestos y se presentó estable frente al dólar(128-129 pts\dolar), manteniendo la estabilidad frente a ambos en Noviembre producida P.R. la estabilidad de los tipos. Por otra parte, la reducción de los diferenciales con Alemania y EE UU se han estrechado fuertemente rompiendo la barrera de los 400 y 150 puntos respectivamente, reducción que continuará en los próximos años.( - cuadro 14 - TIPO DE CAMBIO)

En los últimos días la situación bursátil es de euforia, la bolsa se muestra imparable, con valores que se revalorizan el 6% diario. La evolución del bono mensual frente al alemán ambos a diez años nos muestra más dinamismo en el español, por lo moderado de sus correcciones. Cuando el alemán corrige, el español consolida el nivel alcanzado. En la caída de Diciembre, una vez más, no le hemos acompañado, y la presumible reacción de este hasta sus altos anteriores, llevará al nuestro a establecer nuevos máximos históricos.

El bono alemán está siguiendo con bastante fidelidad el americano a treinta años. Cuando este bono caiga, las bolsas le seguirán en su camino descendente.La señal de alarma para el mercado de renta variable vendrá anunciada por una rotura a la baja de las directrices de tendencia de todos los mercados de bonos. No es compatible una bolsa alcista con bonos a la baja. En tanto los bonos no caigan, el riesgo en bolsa es bajo o nulo.

6. POLÍTICA DE RENTAS

La aceleración de las remuneraciones en 1996, derivada de la estabilidad de los crecimientos salariales y de un mayor aumento de las cotizaciones sociales (tras su reducción en 1995), ha impulsado al alza los costes laborales unitarios, aunque su impacto sobre los precios finales ha sido compensado. Esta significativa aceleración de los costes laborales por unidad de producto también se ha visto impulsada por el escaso crecimiento de la productividad por empleado.

Por su parte, las ganancias medias por persona y mes, procedentes de la encuesta de salarios y referidas al segundo trimestre, mostraron un incremento interanual del 4,6% en el concepto de pagos totales, una décima por encima de la tasa media de 1995 (4,5%), y tres décimas más que la observada en el primer trimestre (4,3%).

La estabilidad que se observa en el crecimiento de las ganancias por persona y mes viene explicada por la incorporación al empleo de un amplio volumen de trabajadores a tiempo parcial -como ya vimos en el mercado de trabajo-, que perciben un salario muy inferior al salario medio, y cuyas retribuciones, ya sean por mes o por hora, han llegado a registrar tasas de variación negativas. Por el contrario, en las ganancias medias de los trabajadores con jornada completa se observa un aumento de los salarios del 5,7%.

El efecto composición derivado del aumento del empleo a tiempo parcial es especialmente relevante en las ramas de servicios y de construcción, que es también donde se concentran las mayores diferencias entre el salario por hora y por mes. Por el contrario, en la industria, donde el impacto moderador del empleo a tiempo parcial es muy reducido, las ganancias, tanto por mes como por hora, han crecido a un ritmo muy intenso.

III. CONCLUSIÓN

En general, el análisis coyuntural anteriormente expuesto puede concluirse en lo siguiente:

Con respecto al entorno internacional, podemos afirmar que se dirige a una situación de estabilidad, con un crecimiento moderado y continuo en las naciones más industrializadas. La situación europea se ve delimitada por el desarrollo de la unión monetaria, para el final de año se tiene una visión optimista con la perspectiva de entrada de 12 países, entre los que se incluye España. En EEUU la reelección de Bill Clinton asegura que se mantendrán los esfuerzos por reducir el déficit.

En la actividad económica española se observa, en el último trimestre, como el aumento de la demanda interna y la expansión positiva de las exportaciones favorecen la actividad económica, interfiriendo positivamente en el PIB de 1996. En los sectores destaca un estancamiento en la construcción y una lenta recuperación en la industria .

En función del mercado laboral, podemos concluir que a pesar de que el paro continúa disminuyendo lentamente, el trabajo cada vez es más inseguro y los salarios menores. Este aumento del empleo conlleva un aumento en el número de afiliaciones a la Seguridad Social.

La inflación, a finales de 1996, ha resultado ser inferior a lo esperado, para 1997 se prevee que sea inferior al 3%. Si continúa esta evolución favorable se llegará a lo anunciado por la Comisión Europea. El comercio exterior nos muestra una reducción del déficit comercial en 1996, debido: las exportaciones españolas a USA y América Latina crecen notablemente, frente a las moderadas europeas; y las importaciones aumentan más lentamente. El déficit público fijado de 3.4% para 1996 se conseguirá, gracias a la reducción del gasto público: tanto personal, como de capital (principalmente) y al aumento de ingresos del Estado. El objetivo básico de los Presupuestos del Estado para 1997 es reducir el déficit público para acceder a la Unión Europea, además, se prevee relanzar el consumo privado y la inversión.

La situación monetaria se encuentra en un periodo de estabilidad de la peseta , frente a las principales monedas (dólar, marco alemán,...). Por otra parte, los tipos españoles cada vez se acercan más a los tipos europeos, gracias a la relajación de la inflación. Al comienzo del año 1997, los bonos españoles están muy fuertes y la bolsa vive un periodo de euforia

Con respecto a la política de rentas cabe señalar: el alza de los costes laborales unitarios y el crecimiento estable, aunque lento, de los salarios. Se hace necesario reseñar de nuevo el papel negativo del empleo a tiempo parcial, que conlleva salarios más reducidos y una cierta inestabilidad laboral.

IV. GRÁFICOS Y TABLAS

GRAFICOS Y TABLAS OBTENIDOS DE LA REVISTA

“SITUACIÓN ECONÓMICA ESPAÑOLA”, Banco Bilbao Vizcaya

V. BIBLIOGRAFÍA

* “SITUACIÓN ECONÓMICA ESPAÑOLA”, Banco Bilbao Vizcaya

* DATOS TRIMESTRALES de El Banco de España.

* CONFERENCIA EN LA UNIVERSIDAD CARLOS III, Carmen Alcaide

* SEMANAL “EXPANSIÓN”

* SUPLEMENTO DOMINICAL DE ECONOMÍA, Diario ABC