Análisis comparativo de La República de Platón y la Política de Aristóteles

Filosofía griega clásica. Justicia. Gobierno. Estado. República de Platón. Política de Aristóteles

  • Enviado por: Juan Luis
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 7 páginas
publicidad

Facultad de Ciencias Jurídicas

Escuela de Derecho

“ANÁLISIS COMPARATIVO DE LA OBRA LA REPÚBLICA DE PLATÓN Y LA POLÍTICA DE ARISTÓTELES”.

INTRODUCCIÓN.

El presente ensayo tiene por objetivo exponer las ideas políticas de dos de los más grandes pensadores que tuvo nuestra historia: Platón y Aristóteles, extraídas de sus libros La República y La Política, respectivamente. Ambos filósofos desarrollan el concepto de estado buscando un régimen perfecto para éste.

Es importante destacar, la influencia recibida de la sociedad en la que vivieron: los cambios políticos que se sucedieron en Atenas, que cumplió un largo proceso de transformaciones políticas hasta llegar a la democracia, organización que ellos vivieron "en carne propia" y que motivó varias críticas, muchas de las cuales se plantean dentro los libros en cuestión.

DESARROLLO.

Idea de justicia

Para Platón dentro de la polis, o la ciudad de los hombres libres, para que la justicia pudiera establecerse era necesario pasar o cumplir con las tres virtudes representadas por las funciones que cumplen algunos sectores representados por tres tipos de hombres: los sabios, los guerreros y los trabajadores, estos sectores representaban a las tres virtudes del alma.

Los sabios para Platón eran los que estaban determinados a gobernar, y consideraba que en una ciudad justa es gobernada por sabios; por otra parte los guerreros eran los que contaban con la virtud, de la voluntad representada por la valentía; y por ultimo el trabajador el cual debería cumplir con la virtud de la templanza, para que pudieran cumplir plenamente con sus funciones. Mientras que para Aristóteles, la justicia, o su definición de justicia se motiva y sustenta de la idea de Platón, es decir él señala que la justicia radica en dar a cada quien lo que se merece, esto es: Si una persona es un trabajador esta debe cumplir bien con sus funciones y aceptar resignadamente lo que se le designa y que conforme cumpla con esto, será merecedor de su forma de vida. Para él la virtud racional y voluntaria debe radicar en justo medio entre los extremos irracionales.

Esto es, no es el acto de dejarse llevar por las pasiones, que sería lo más fácil, sino que por el contrario, es difícil hacer pues para ponerlo en práctica el control sobre las emociones irracionales es necesario un comportamiento basado en la razón, para lo cual es necesaria la armonía de las tres virtudes señaladas por Platón. Las similitudes entre las dos perspectivas, están delineadas claramente, debido a que lo propuesto por Platón como justicia fue el fundamento de Aristóteles posteriormente, como se observa en la constitución de la justicia del alma en el hombre, y el observar a los ciudadanos como un enorme cuerpo que será constituido por las tres virtudes platónicas que deberá cada quien cumplir dependiendo de su naturaleza, y recibiendo lo que les pertenece por el desempeño de esa función.

Las diferencias no son tan marcadas; pero estas radican en el hecho de que Aristóteles en contraposición con Platón, señala que para que pueda haber un hombre justo es necesario que exista un algo intermedio que no deje llevar al ser, hacia la irracionalidad demostrada por las pasiones o en contra parte por una irracionalidad extrema; es decir, será la capacidad de dominar las pasiones.

Idea de estado

En Platón, el Estado ideal debe de contar con tres tipos diferentes de hombres: los de oro, los de plata y los de bronce, en el Estado son todos hermanos, pero Dios ha señalado a todos los más aptos para gobernar, les infundió oro en el interior al engendrarlos, por ser los más dignos; ha mezclado plata en la composición para ser defensores; por ultimo hierro y bronce en los campesinos y artesanos. Los primeros serán los encargados de gobernar, este grupo estará representado por los sabios, los cuales serán guiados por el rey filósofo, quien según el juicio de Platón será quien los encamine a la justicia. Los de plata serán los encargados de la acción, o sea de la defensa del Estado, estos estarán representados por los guerreros. Y por último los de bronce, los cuales estarían compuestos por los campesinos y los artesanos, los cuales tendrían que cumplir con la labor del trabajo manual estos nunca llegarían a ser gobernantes del Estado. El Estado debería estar formado por tres estratos: "el de la sabiduría correspondiente al cochero del alma individual, el de la acción correspondiente al corcel blanco y el de los apetitos correspondiente al corcel negro”.

Esto es, dentro del Estado el estrato encargado de la sabiduría será el más importante por que será el que conduzca el camino que seguirá el Estado, además de que será de éste de donde saldrá el rey filosofo; para Platón este rey llevara al Estado a un recto gobierno, debido a esto ve como algo fundamental el papel que juega la educación. El segundo estrato compuesto por los guardianes, son los encargados de la defensa y la acción del Estado, son compuestos por los hombres de plata. El tercer estrato el de los apetitos es el compuesto por los hombres de bronce, que serán los que trabajen y estén bajo las órdenes de los hombres sabios.

Otro punto importante que está totalmente reglado por los magistrados y el Estado, es el tema de la unión matrimonial, estableciéndose que se deben prohibir las uniones con personas inferiores dentro de la organización social, ya que se puede "contaminar" esa inteligencia que poseen por efecto de la unión.

Para Aristóteles, el Estado no se debe de plantear como un algo ideal, a diferencia de Platón; señala como las diferentes formas de Estado son buenas si estas cumplen con su finalidad, para él es el deber ser, el bien común de la ciudad, y en cambio son malas si los gobernantes buscan primero su bien personal. Para Aristóteles el "Estado es una comunidad de algún tipo y toda comunidad se establece con vistas a algún bien, por que los hombres siempre actúan para obtener aquello que consideran bueno.

Para Aristóteles a diferencia de Platón el Estado esta condicionado a las circunstancias bajo las cuales se desarrolla la comunidad en ese momento, de tal manera que él no cree que pueda haber un Estado ideal, también señala que todo Estado debe de ser dirigido y normado con leyes para de esta manera evitar los abusos de los gobernantes, a diferencia de Platón quien creía que una vez establecido un rey sabio ya no habría la necesidad de las leyes.

Una de las similitudes más marcada se observa en que Aristóteles retoma las ideas de Platón en el sentido de poner en un papel preponderante a la educación, debido a que de los educados saldrán los gobernantes más óptimos para gobernar.

También al igual que Platón reconoce la primacía del ideal moral sobre la realidad. En Aristóteles, el ideal surge del hecho mismo, de su estudio y de su confrontación con otros hechos.

Formas de gobierno.

Para Platón existen tantas formas en el alma del hombre como formas de gobierno. Estas son: "la Timocracia representada por el hombre timocrático; la oligarquía representada por el hombre oligárquico; la democracia representada por el hombre democrático; y por último la tiranía representada por el hombre tiránico”.

Platón determina que las formas de poder, no son inamovibles. La filosofía griega está dominada por la idea de movimiento. El problema de mantener el gobierno de los sabios tendrá tanta importancia como la forma de constituirlo.

La Timocracia es el gobierno de los hombres de plata, o guerreros estos solo piensan en generar combates y conquistas y no piensan en fomentar el estudio. La oligarquía o el gobierno de los ricos, estos son los que poseen gran cantidad de riqueza y estos manejan los puestos públicos según la cantidad de riqueza que posean. La democracia, es el gobierno de los pobres, los cuales fomentaran el libertinaje provocado por un exceso de libertades, para Platón este gobierno es el peor, por que la ignorancia es la que prevalece. La tiranía es el gobierno de una sola persona demagoga y déspota, en esta el tirano se deja llevar por los vicios provocados por las pasiones más salvajes.

Para este gran filósofo, la democracia resulta desfavorable. Y verdaderamente, si se considera las nociones y las preferencias que tenía no podía resultar de otra manera. Este sistema no puede responder a sus exigencias, ya que la multitud es incapaz de adquirir y de poseer la ciencia política. Aunque muchas veces la ve como superior a la tiranía, también destaca que es incapaz de producir bien común, ya que la autoridad se halla desparramada entre muchos individuos, los cuales no son mayoritariamente políticos.

La democracia representa para Platón el régimen de gobierno de la multitud, la libertad absoluta, un régimen sin ley, y principalmente sin autoridad reconocida y sin organización social.

Aristóteles estima aceptables distintos sistemas políticos. Cree que el mejor gobierno no es necesariamente el mismo para todos los tiempos y para todos los países, desde un principio establece que el ejercicio del gobierno de la ciudad puede recaer sobre un individuo, sobre un pequeño número o sobre una muchedumbre (criterio cuantitativo). A su vez, se puede analizar según se considere si los mismos gobiernan de acuerdo al interés general o de acuerdo a las leyes dirá algunas veces, o si lo que predomina es el interés propio (criterio cualitativo).

Así, establece que si el fin del gobierno es el interés general, la forma de gobierno será auténtica; cuando es el interés particular de los gobernantes, la forma de gobierno estará alterada. Es lo que denomina como formas puras e impuras de gobierno.

En Aristóteles, después de haber realizado amplios estudios sobre las constituciones, establece que existen tres formas de gobierno principales, estas son: "la monarquía con su desviación: la tiranía o el gobierno tiránico; la aristocracia y su desviación: la oligarquía; y la república con su desviación la democracia”.

La monarquía que era el gobierno ejercido por una sola persona será denominada realeza, esta se encargara del bien público; mientras que su desviación generará a una persona que al concentrar tanto poder ejercerá sus funciones despóticamente estableciendo como verdad lo que piensa. La aristocracia o el gobierno de pocos, que por lo regular son los mejores; en cambio su desviación la Oligarquía o gobierno de los ricos, se dará cuando estos pocos hombres que gobiernan se componen por la gente que posee la mayor cantidad de la riqueza. La República o el gobierno de multitudes señala Aristóteles es "cuando la multitud gobierna en vista del interés publico, llamase este régimen como República o gobierno constitucional". Este gobierno no será regido por hombres iguales, es decir un lugar donde habitan solamente hombres libres; su desviación, la Democracia o el gobierno demagógico de los pobres.

Entre una de sus diferencias fundamentales, está la de la concepción de la tiranía. Sin dudas, Platón se encuentra fuertemente influenciado por sus experiencias en Siracusa, por lo que él cree que el tirano puede ser reconvertido dando nacimiento a su gobierno ideal, lo cual constituye una diferencia con su discípulo, que no encuentra ninguna cualidad a este tipo de gobierno. Es decir, que no encuentra ninguna posibilidad de salvación para el tirano, que a la larga ineludiblemente caerá. Para Aristóteles la tiranía debe ocupar el último lugar, por ser de todos los modos de organización el que menos merece el nombre de gobierno

Platón, que fue un maestro de los posteriores a el establece una relación entre el tipo de hombre y el tipo de gobierno, señalaba que los gobiernos tenían las características, de los tipos de alma que él creía existían, posteriormente Aristóteles piensa a diferencia de Platón, de una manera mas definida estudiada meticulosamente, que existen tres formas, con tres desviaciones de sus virtudes, Aristóteles señala que la revolución no va en contra de la constitución, vigente, sino que sus promotores son partidarios del orden establecidos, pero si lo quieren es a condición de ser ellos mismos quien los administren. Es decir; para Aristóteles la revolución se fundamenta en un orden existente el cual lo que se pretende con esta es hacerlo mejorar, por lo cual se puede observar que las revoluciones para él, son buenas debido a que hacen que las ciudades mejoren en su estructura social. También señala que estas se derivan principalmente por una exigencia de igualdad por parte de los miembros de la polis. Para él existen tres tipos de revoluciones que generalmente se dan en las formas viciadas de los gobiernos; en la monarquía se dan debido a que cuando el rey al sentirse con mucho poder se vuelve un déspota y gobierna tiránicamente a la comunidad, esto traerá consigo que existan las demandas por parte de otro sector de personas educadas, quienes pretenderán ocupar el gobierno para crear el gobierno de las personas más justas o la denominada aristocracia; esta aristocracia, al dejarse llevar por las pasiones de la riqueza y la concentración de poder que ostentan, se tornara su gobierno en la forma viciada de este, es decir la oligarquía, esta al buscar solamente los intereses de ese pequeño grupo poseedor de riquezas y del poder político, desencadenara que la mayoría oprimida exija una igualdad de todos los ciudadanos lo cual traerá consigo a la república; esta república, al ser dominada por todo el pueblo traerá un libertinaje que se traducirá en la democracia a la cual señala "la democracia es más segura y menos expuesta a la revolución que a la oligarquía porque en las oligarquías hay el doble peligro de la revolución entre sí y por parte del pueblo, en paso que las democracias no hay sino la revolución popular contra la oligarquía y no tiene mayor importancia.

Para Aristóteles, la democracia es la menos riesgosa para que se dé una revolución debido a que al ser regida y constituida por hombres iguales, los fundamentos principales de la revolución no son los de la igualdad. Cabe señalar, que plantea que estas revoluciones se pueden dar en formas diversas, es decir; no es necesario que para que pueda haber una revolución oligárquica se tenga que haber pasado por la monarquía, ni tampoco de la oligarquía se pasa con la revolución a la democracia necesariamente sino que el orden y los cambios de gobierno dependen de los grupos que la realizan. Aunque para él, comúnmente las dos revoluciones que más se dan son las de la oligarquía y la democracia. Para Platón, el derecho natural partía de la idea de que cada persona nace con ciertas capacidades que tenia que cumplir, y que dependiendo el cumplimiento de su función esta persona debería tener el derecho de ser ubicada en el lugar que le correspondiera, esto es; cuando una persona por nacimiento fuera hijo de un sabio, esta persona tendría que demostrar sobre la base de sus cualidades naturales personales que es merecedor a ser considerado como sabio y si demostraba no tener las cualidades naturales de sabio este no tendría el derecho de ser considerado como sabio, por lo tanto no podría aspirar a cargos públicos.

Para Aristóteles el derecho natural se fundaba principalmente en la descendencia de donde provenía la persona, en él los lazos consanguíneos determinan las virtudes que ostentaran los hombres miembros de la polis, por ejemplo: si se nacía como hijo de artesano este por derecho natural tendría que ocupar el lugar de artesano, si nacía sabio su función sería de un sabio, etc. Al decir que Aristóteles toma en cuenta más a la descendencia no significa que Platón no lo hiciera, sino que para Aristóteles era una ley que todo hijo tuviera que cumplir con las mismas funciones del padre.

CONCLUSIÓN

Entre las similitudes de ambos filósofos, figura el hecho de que consideraban que la democracia era una forma pura de gobierno, aunque no la excluyente de las que preferían. Asimismo, la influencia de la democracia ateniense en la que vivían, les sirvió de inspiración para determinar, aceptando como una realidad, que el poder siempre debe recaer en manos sabias o de gente especializada, ya sea en la sabiduría filosófica (que plantea Platón) o de la sabiduría racional que pondera Aristóteles. Aunque la crítica que realizan a la democracia, principalmente se debe a una necesidad de diferenciarse de las raíces sofísticas que predominaban por doquier, y cuyos exponentes utilizan arbitrariamente para ganar la voluntad del pueblo.

Es necesario destacar, que ambos filósofos establecieron un modelo ideal de gobierno que no representa en espíritu marcadas diferencias; la fundamental, que Platón establece es una sofocracia o sistema de filósofos-reyes que deben ser educados desde chicos con miras a la vida política y a una educación especializada.

Aristóteles brinda la misma visión sobre la educación, pero destacando que no deben ser filósofos- reyes y argumenta que el poder debe estar en manos de ciudadanos- filósofos. Por otra parte, la importancia que Aristóteles le confiere a la ley, y sobretodo a la ley racional, difiere en parte de lo que plantea su maestro, sobretodo si consideramos que es el creador de la lógica tal cual la concebimos hoy en día; y que en oposición a las ideas de su maestro difiere del uso de la interrogación continua como único método para obtener la verdad. Aunque en esto también hayamos una similitud, si consideramos que la lógica aristotélica no deja de ser una dialéctica un poco más elaborada de la que plantea Platón.

Sus concepciones políticas sirvieron de base a futuras generaciones para el desarrollo de ideas más elaboradas, hoy día, casi todas las civilizaciones occidentales han debido convivir con las diferentes formas de gobierno que plantean éstos, desde la época misma de la decadencia griega hasta llegar a nuestros días.

7