Ambientes de la naturaleza

Medio Ambiente. Hábitat. Aguas. Biocenosis. Aire. Gases. Atmósfera. Microorganismos. Acuíferos. Lagunas. Suelos

  • Enviado por: Juli
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Museografía Didáctica del Arte Contemporáneo.
Instituto Superior De Arte - I/art
En la actualidad, tanto la obra de arte como los formatos expositivos han sufrido un notable cambio, no sólo en su...
Solicita InformaciÓn

Comisariado y Coordinación de Exposiciones.
Instituto Superior De Arte - I/art
Que los asistentes conozcan en profundidad en qué consiste el comisariado de una exposición, así como la forma de...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Trabajo Práctico: Ambientes de la Naturaleza

Ambientes: El ambiente es el conjunto de elementos naturales y sociales que se relacionan estrechamente, en los cuales se desarrolla la vida de los organismos y está constituido por los seres biológicos y físicos. La flora, la fauna y los seres humanos representan los elementos biológicos que conforman el ambiente y actúan en estrecha relación necesitándose unos a otros. Hay diversos ambientes como el acuático, el aeroterrestre o el terrestre.

(Ambientes) Acuáticos: se clasifican en:

  • Ambientes marinos: de enormes dimensiones, son el conjunto de aguas saladas correspondientes a los mares y océanos. La temperatura, la luz y la salinidad no presentan grandes variaciones a grandes profundidades; las variaciones son mayores en zonas más cercanas a las costas. Por ejemplo, el Mar Argentino o el Océano Índico.

  • Ambientes de aguas continentales: están formados en su mayoría por agua dulce. Reciben agua del deshielo de las montañas, de las precipitaciones y de las aguas subterráneas. Son mucho más pequeños que los ambientes marinos y bastante menos profundos. De acuerdo con el movimiento de las aguas, se clasifican en dos grandes grupos: lóticos y lénticos. Algunos ejemplos de esta agua son los ríos o lagos.

Medio Ambiente: El medio ambiente es el conjunto de factores llamados factores externos, que influyen sobre la existencia, la exposición y la susceptibilidad del agente en provocar una enfermedad al huésped.

Estos factores externos son:

  • Ambiente físico: Geología, clima, contaminación.

  • Ambiente biológico: Población humana, Flora, Fauna, Suelo

  • Ambiente socioeconómico: Ocupación, Urbanización y desarrollo económico, Desastres

(Ambientes) Salobres: Las aguas salobres, formadas por las aguas marinas diluidas en aguas dulces, tienen una salinidad menor de 35 g por litro de agua. Los estuarios son zonas de agua salobre, producto del encuentro de aguas marinas (saladas) con aguas dulces (ríos, lagos), lo que disminuye la salinidad, pero a medida que nos acercamos a la zona del mar, la salinidad va aumentando paulatinamente. Estas condiciones tan variantes son un factor determinante para la vida de los organismos acuáticos.

Bibliografía: Biología 1, Secundaria; Editorial Doce Orcas; M.V. Bisheimer, V. Chirino, M. Feresin, S. A. Fernández, V. Ferretti y G. E. Soave; Año 2004

(Ambientes) Dulceacuícolas: la mayor parte es de agua dulce. El deshielo de las montañas, las precipitaciones y las aguas subterráneas les aportan agua. Son más pequeños y menos profundos que los ambientes marinos. Pueden clasificarse en:

Aguas corrientes (ríos, arroyos): se caracterizan por el agua en continuo movimiento. Pueden comenzar como descargas de estanques o lagos, como escurrimientos de las aguas de deshielo, o pueden surgir de manantiales.

Aguas quietas (lagos y estanques): a medida que los cursos de agua se ensanchan y se hacen más lentos, comienzan a asumir características de lagos o estanques. Los cuerpos de agua estancada varían en tamaño y contienen tres zonas distintas: zona litoral, en la orilla del lago; zona limnética, la zona de agua abierta; y zona profunda, que se extiende por debajo de la zona limnética y no tiene vida vegetal.

Bibliografía: Biología 1, Secundaria; Editorial Doce Orcas; M.V. Bisheimer, V. Chirino, M. Feresin, S. A. Fernández, V. Ferretti y G. E. Soave; Año 2004

Biología; H. Curtis y N. S. Barnes; Editorial Panamericana; Año 1994

(Ambientes) Terrestres: son aquellos que se desarrollan sobre la tierra. A la superficie de la Tierra se la puede dividir en varias áreas geográficas, por tipos de plantas dominantes, a los que se denominan BIOMAS. Las comunidades de plantas y la vida animal asociada que los constituyen son discontinuas. Un bioma es una clase o una categoría, no un lugar, dentro de ellos puede haber más de un ecosistema. Los biomas existentes en la Tierra son:

  • bosques templados (caducifolios y mixtos)

  • bosques de coníferas (taiga, alpino y mixto de la costa occidental)

  • tundra (ártica y alpina)

  • praderas templadas

  • praderas tropicales (sabanas)

  • matorrales mediterráneos

  • desiertos

  • selvas tropicales

Bibliografía: Biología; H. Curtis y N. S. Barnes; Editorial Panamericana; Año 1994

(Ambientes) Marinos: los ecosistemas marinos pueden clasificarse en:

  • Océanos: cubren ¾ partes de la superficie de la Tierra. La vida se extiende hasta sus zonas más profundas, pero los organismos fotosintéticos se limitan a las zonas superiores iluminadas. La mayor parte de su volumen es habitado por bacterias, hongos y animales, pero no por plantas. El agua del mar absorbe la luz rápidamente. Hay dos divisiones principales de la vida en el océano abierto:

Bentónica: abarca las aguas del fondo del mar, comprende el fondo marino e incluye a los organismos que viven fijos al fondo, o dentro de él. Se subdivide en zona litoral o fital y zona del mar profundo o afital.

Pelágica: comprende los organismos que viven en aguas libres no vinculadas al fondo, se subdivide en provincia nerítica y provincia oceánica.

  • Región litoral: es el borde de los continentes que se extiende hasta 20 km de profundidad, mar adentro. A lo largo de estos bordes, conocidos como plataformas continentales, los nutrientes son lavados del suelo y la vida es mucho más densa que en los mares abiertos. En latitudes tempranas al borde del mar, donde los grandes productores primarios son las algas pardas, la productividad primaria neta es tan elevada como en cualquier otro lugar de la biosfera. La región litoral, donde le mar y la tierra se encuentran, se divide en tres tipos generales a lo largo de la mayoría de las costas de las zonas templadas: rocosas, arenosas y fangosas o cenagosas.
    En la Tierra existen ambientes marinos como el Mar Arábigo y el Mar Mediterráneo.

Bibliografía: Biología 1, Secundaria; Editorial Doce Orcas; M.V. Bisheimer, V. Chirino, M. Feresin, S. A. Fernández, V. Ferretti y G. E. Soave; Año 2004 y Biología; H. Curtis y N. S. Barnes; Editorial Panamericana; Año 1994

(Ambientes) Lóticos: Los ríos, manantiales, arroyuelos; acequias y canales son cuerpos de agua lóticos, en el que el agua está en continuo movimiento. Desde su nacimiento hasta la desembocadura, un curso de agua lótica va formando distintos ambientes con diferentes características. A lo largo de su curso presenta cambios físicos, químicos y biológicos. El desplazamiento de las aguas de los ambientes lóticos es definido y dirigido siempre en la misma dirección y permite que gran parte del agua se encuentre en contacto con la atmósfera y que la concentración de oxígeno disuelto en el agua sea alta. La inclinación del terreno, la profundidad y el ancho del río determinan la velocidad de la corriente. Debido a que el agua se encuentra en permanente movimiento, la capa superficial que está en contacto con la radiación solar se mezcla continuamente con la capa inferior, eso hace que casi no haya diferencia de temperatura entre la superficie del agua y la zona más profunda. O sea que la estratificación térmica sea nula.

Bibliografía: Biología 1, Secundaria; Editorial Doce Orcas; M.V. Bisheimer, V. Chirino, M. Feresin, S. A. Fernández, V. Ferretti y G. E. Soave; Año 2004

(Ambiente) Aeroterrestres: Un bosque, un pastizal, un desierto, un tronco de un árbol caído o una muestra de suelo constituyen un ambiente aeroterrestre. Como todo ambiente, el aeroterrestre incluye la suma de los factores abióticos (fisicoquímicos) y bióticos (organismos).

La parte biótica de los ambientes está constituida por los individuos de cada especie, tanto microorganismos como organismos más grandes.

El conjunto de individuos de la misma especie que habita un área geográfica o ecológica en un momento determinado, y entre los que existe un intercambio o flujo genético, es una población.

La suma de las poblaciones de distintas especies animales, vegetales, etc., forma comunidades biológicas o biocenosis, que no son entidades discretas, ya que se convierten gradualmente unas en otras.

Bibliografía: Biología 1, Secundaria; Editorial Doce Orcas; M.V. Bisheimer, V. Chirino, M. Feresin, S. A. Fernández, V. Ferretti y G. E. Soave; Año 2004

(Ambientes) Lénticos: se caracterizan porque el agua permanece quieta. En general, tiene tres son bien definidas, aunque no siempre están presentes:

  • Zona litoral: es poco profunda y la luz solar penetra hasta el fondo. La mayoría de las plantas y de los animales habitan en esta zona.

  • Zona limnética: es una zona de aguas abiertas alejadas de la orilla. Se extiende desde la superficie hasta la profundidad de compensación, es decir, a la que la cantidad de luz que llega le permite fotosintetizar. La profundidad de compensación depende de muchos factores, como la transparencia del agua y el tipo de organismos.

  • Zona profunda: es la zona que se extiende desde el punto en que termina la zona limnética hasta el fondo. Los organismos que la habitan son escasos y se alimentan de los animales y plantas que viven en las zonas limnética y litoral.

Los ambientes lénticos pueden ser, por ejemplo, lagos, lagunas o estanques.

Bibliografía: Biología 1, Secundaria; Editorial Doce Orcas; M.V. Bisheimer, V. Chirino, M. Feresin, S. A. Fernández, V. Ferretti y G. E. Soave; Año 2004

(Ilustraciones al final)

'Ambientes de la naturaleza'

Aire: El aire, esa combinación de gases esenciales para la vida del planeta es particularmente delicado y está compuesto por sustancias tales como el nitrógeno, oxígeno, vapor de agua, ozono, dióxido de carbono, hidrógeno y algunos gases inertes como el criptón o el argón. E aire forma en realidad una masa comúnmente conocida como atmósfera, la que se divide en capas de acuerdo a la altura, temperatura y composición.

Gases: el aire está compuesto, principalmente, por los siguientes gases:

  • Nitrógeno (78%): es un elemento muy importante que está presente en los aminoácidos de las proteínas y en los nucleótidos de los ácidos nucleicos de los seres vivos.

  • Oxígeno (21%): circula a través de la biosfera de tres formas diferentes: en forma sedimentaria, combinado con el carbono y en forma gaseosa (O2). La mayor reserva de oxígeno libre se encuentra en la atmósfera y la otra parte se encuentra disuelta en el agua de mares y océanos.

  • Dióxido de carbono (0,033%): Gas incoloro e inodoro (CO2). Se produce en la combustión completa de carbones y sustancias orgánicas, en la respiración, en la fermentación, o por la acción de los ácidos o del calor sobre los carbonatos.

Y también por pequeñas cantidades de gases como argón, neón, helio, metano, sulfuros y monóxido de carbono.

Bibliografía: Biología 1, Secundaria; Editorial Doce Orcas; M.V. Bisheimer, V. Chirino, M. Feresin, S. A. Fernández, V. Ferretti y G. E. Soave; Año 2004

Gran Espasa Ilustrado; Editorial Espasa Calpe; D. Cruz, B. Cuéllar, A. Manguero, F. Muñoz, A. Novoa, M. Velasco y C. Villar; año 1998

Partículas: en el aire se encuentran partículas de:

Hollín: partículas sólidas de tamaño muy pequeño y generalmente de colores oscuros resultantes de una combustión incompleta de un material.

Polen: son granos minúsculos que contienen células espermáticas. Son producidos por el aparato reproductor masculino de las flores y transportan las células espermáticas al aparato reproductor femenino para fecundarlas.

Polvo: Parte muy menuda y deshecha de la tierra que fácilmente se levanta en el aire. Partículas de sólidos que flotan en el aire y se posan sobre los objetos.

Cenizas volcánicas: Las partículas finas de piedra pulverizada expelidas a través de una abertura de la explosión volcánica. La ceniza puede ser sólida o bajo forma de fundido. La variedad más común es la ceniza vítrea (partículas vítreas formadas por burbujas de gas que estallan a través del magma líquido)

Atmósfera: es la envoltura gaseosa que rodea la superficie de la Tierra y permite la existencia de vida en todas sus formas. Su origen se remonta a millones de años, cuando los gases provenientes de las primeras erupciones volcánicas dieron lugar a una atmósfera primitiva sin oxígeno. La composición de esta atmósfera primitiva fue variando con el tiempo por efecto de profundas transformaciones geológicas y, principalmente, por la presencia de los primeros organismos fotosintéticos que comenzaron a utilizar el dióxido de carbono disponible en el ambiente y a liberar el oxígeno. Como resultado de la actividad fotosintética, aumentó la cantidad de oxígeno en el aire atmosférico, lo que permitió el desarrollo de la vida en el planeta. En la atmósfera se pueden distinguir varias capas o estratos que se caracterizan por su composición y por las distintas condiciones de presión y temperatura. A medida que aumenta la altura, disminuye la concentración de oxígeno, la presión atmosférica y la temperatura. Estas capas son: troposfera, estratosfera, mesosfera, ionosfera y exosfera.

Bibliografía: Biología 1, Secundaria; Editorial Doce Orcas; M.V. Bisheimer, V. Chirino, M. Feresin, S. A. Fernández, V. Ferretti y G. E. Soave; Año 2004

Patógeno: es cualquier microorganismo capaza de producir una enfermedad infecciosa. Incluye a los virus, bacterias, hongos y protozoos.

(Ilustraciones al final)

'Ambientes de la naturaleza'

Agua: El agua es un solvente muy importante para los seres vivos ya que tiene una capacidad de disolución muy alta. Muchos de los componente de los organismos se encuentran disueltos en agua, como las sales minerales y los azúcares. Además, el agua en la naturaleza contiene gases, como el oxígeno y el dióxido de carbono. El calor específico del agua es alto en relación con otros líquidos. Como el agua necesita una gran cantidad de calor para elevar su temperatura, se transforma en un estabilizador de la temperatura celular. Las moléculas del agua requieren más energía que otras sustancias para pasar del estado líquido al estado de vapor. El agua facilita las reacciones químicas dentro y fuera de las células, permite la actividad enzimática. También es el medio de transporte y circulación de distintos componentes de los seres vivos (La sangre de los vertebrados tiene un 90% de agua) y además ayuda a mantener la forma de las células y su tamaño (turgencia).

Estados (el agua): los estados del agua son:

Sólido: Generalmente este estado es representado por el hielo. Cuando al H2O se le agrega frío, la cohesión de moléculas crece, eliminando la fuerza de repulsión, por lo que las moléculas se unen a máximo creando un objeto con forma dura. Este estado no tiene espacios intermoleculares.

Líquido: es el estado en que llamamos al H2O, agua. Esta se representa en estado líquido, ya que ha diferencia del estado sólido, esta tiene las moléculas más separadas. Esto es causa de que contiene fuerza de cohesión acompañada por la fuerza de repulsión, lo que no les permite a las moléculas estar muy separadas ni muy juntas. El H2O, en este estado, se adapta a la forma del recipiente en que es sostenida, y tiene espacios intermoleculares.

Gaseoso: Lo representamos generalmente con el vapor y las nubes. Se caracteriza por tener una gran fuerza de repulsión, lo que le da gran poder de expansión imposibilitando la posibilidad de que mantenga una forma. Las moléculas son muy separadas en este estado, concluyendo así, que es el estado con espacios intermoleculares más grandes de los 3 estados del H2O.

(Agua) Surgente: el agua surgente es aquella que brota de la tierra por su propia fuerza, es decir que no es impulsada por ningún otro factor.

Lagunas: son extensiones pequeñas de aguas dulces o saladas de escasa profundidad. Por ejemplo las lagunas del Iberá, Mar Chiquita, Chascomús, en Argentina.

Bibliografía: La Tierra, Hábitat del hombre; H. Perincioli de Rampa., E. T. Caíno y A. Pusso de Sánchez; Editorial AZ; Año 1996

Acuíferos: Las rocas porosas y permeables que almacenan y transmiten el agua se llaman acuíferos. Veremos que son una fuente importante de agua para uso humano.

Los principales tipos de acuífero son:

Acuíferos detríticos: están formados por masas de rocas fragmentadas, como las arenas o las gravas, que almacenan el agua en los espacios intersticiales.

Acuíferos cársticos: Algunas rocas son disueltas por el agua y forman unas estructuras geológicas típicas llamadas Karst capaces de almacenar grandes cantidades de agua.

(Ilustraciones al final)

'Ambientes de la naturaleza'

Suelo: es la capa superficial de la corteza terrestre donde actúan y se relacionan los factores bióticos, vegetales y animales, y abióticos, minerales. Se forman por la alteración y acumulación de materiales originados por procesos físicos y químicos. Diferentes acciones naturales efectuadas sobre el suelo permiten la infiltración de agua de lluvia, con la que se produce la disolución de algunos de los minerales. En el suelo viven y se desarrollan numerosos vegetales y animales que al morir se descomponen y su materia pasa a formar parte del mismo, enriqueciéndolo, Los animales cavadores como roedores, lombrices y hormigas desempeñan la importante tarea de airear los suelos y mezclar los restos orgánicos acumulados.

Bibliografía: La Tierra, Hábitat del hombre; H. Perincioli de Rampa., E. T. Caíno y A. Pusso de Sánchez; Editorial AZ; Año 1996

Niveles (del suelo): los niveles del suelo están divididos en horizontes que presentan variaciones en el color, cantidad de humus, compactación, tamaño de las partículas y distribución. Estos horizontes son:

Horizonte A: capa superficial y fértil, de color oscuro, cubierta de hojarasca y materia orgánica en proceso de desintregación.

Horizonte B: constituido en gran parte por partículas orgánicas e inorgánicas arrastradas por el agua que filtra desde el horizonte A.

Horizonte C: formado básicamente por material inorgánico, originado por la disgregación de la roca madre.

Bibliografía: Biología 1, Secundaria; Editorial Doce Orcas; M.V. Bisheimer, V. Chirino, M. Feresin, S. A. Fernández, V. Ferretti y G. E. Soave; Año 2004

(Suelo) Humífero: Es de color negro, muy fértil por la presencia de humus; se encuentra en zonas templadas.

Bibliografía: La Tierra, Hábitat del hombre; H. Perincioli de Rampa., E. T. Caíno y A. Pusso de Sánchez; Editorial AZ; Año 1996

Roca Madre: los suelos se forman por la disgregación de la roca madre, que da origen a partículas sólidas inorgánicas de distinto tamaño, como la arena, el limo y la arcilla. En cambio las partículas sólidas orgánicas se originan de la descomposición parcial de restos de seres vivos que se incorporan al suelo en forma de humus.

Bibliografía: Biología 1, Secundaria; Editorial Doce Orcas; M.V. Bisheimer, V. Chirino, M. Feresin, S. A. Fernández, V. Ferretti y G. E. Soave; Año 2004

(Suelo) Limoso: están formados por limo, un material muy pequeño y fino; pero también tienen arena y arcilla. Los suelos limosos son suaves al tacto, tienen una textura jabonosa y su color es marrón oscuro.

(Suelo) Arenoso: están formados por granos muy pequeños de roca, piedras y arena. Como son sueltos, son fáciles de cavar y el agua penetra en ellos muy fácilmente. Son ásperos al tacto y tienen un color amarillo grisáceo