Alzheimer

Medicina. Enfermedad neurodegenerativa. Salud. Células cerebrales. Pérdida de memoria. Orinteción. Vejez. Dependencia. Alucinaciones

  • Enviado por: Quici
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Cálculo Vectorial
Cálculo Vectorial
En este curso aprenderemos los siguientes temas: + Campos vectoriales. Gradiente + Integrales de línea + Teorema...
Ver más información

Trigonometría Plana
Trigonometría Plana
Curso de Trigonometría Plana que trata los conceptos básicos: sistema de medición de...
Ver más información

publicidad

INTRODUCCIÓN

El Alzheimer es una patología degenerativa de las células cerebrales que afecta a la memoria, al sentido de la orientación, la movilidad y el lenguaje. También afecta a la personalidad. Existe una incapacidad para llevar a cabo las actividades de la vida diaria.

La causa más frecuente del alzheimer, es un proceso degenerativo que afecta al sistema nervioso central generalmente de manera crónica o progresiva. Por lo general, ésta enfermedad comienza paulatinamente y sus primeros síntomas pueden atribuirse a la vejez o al olvido común. A medida en que avanza la enfermedad, se van deteriorando las capacidades cognitivas, entre ellas la capacidad para tomar decisiones y llevar a cabo las tareas cotidianas, y pueden surgir modificaciones de la personalidad, así como conductas problemáticas. En sus etapas avanzadas, la enfermedad del alzheimer conduce a la demencia y finalmente a la muerte.

SÍNTOMAS DEL ALZHEIMER

Los síntomas del alzheimer se clasifican en:

PRINCIPIO DE LA ENFERMEDAD:

- Repetición frecuente de frases.

- Ubicación equivocada de cosas con frecuencia .

- Dificultad para recordar el nombre de objetos conocidos.

- Perderse en rutas conocidas.

- Cambios bruscos de personalidad.

- Convertirse en una persona pasiva y desinteresado por las cosas que antes disfrutaba.

A MEDIDA QUE AVANZA, SE PRODUCE:

-Disminución en el conocimiento de los hechos recientes

-Olvido de hechos de la vida propia, se pierde conciencia de quién es él.

- Problemas para escoger la ropa

- Alucinaciones, discusiones, golpes, conducta violenta.

- Desilusión, depresión y agitación.

ENFERMEDAD AVANZADA

- Pérdida del reconocimiento del lenguaje.

- No reconocen a los miembros de la familia.

- Incapacidad para desempeñar las actividades básicas de la vida diaria (comer, vestirse y bañarse).

FASES DEL ALZHEIMER

MEMORIA

PRIMERA FASE

  • Olvida sus citas.

  • Olvida el nombre de personas.

SEGUNDA FASE

  • La memoria reciente disminuye.

TERCERA FASE

  • Pérdida de la memoria reciente.

  • Pérdida de la memoria remota.

  • No reconoce a sus familiares.

  • Conserva la memoria emocional.

COMPORTAMIENTO

PRIMERA FASE

  • Cambios de humor.

  • Se enfada cuando se da cuenta de que pierde el control.

SEGUNDA FASE

  • Agresividad.

  • Alucinaciones.

  • Delirios.

  • Deambulación continúa.

  • Fatigabilidad

TERCERA FASE

  • Llora

  • Grita

  • Se pone nervioso.

  • No comprende una explicación.

LENGUAJE Y COMPORTAMIENTO

PRIMERA FASE

  • Continúa razonando.

  • Tiene dificultades para encontrar las palabras.

  • Hace frases cortas.

  • Mezcla ideas que no tienen sentido.

SEGUNDA FASE

  • Conversación lenta.

  • Deja las frases incompletas.

  • Repite frases.

TERCERA FASE

  • Habla o lee con pronunciación dificultosa, tarda y vacilante, trastocando a veces las letras o las sílabas (balbucear).

GESTOS Y MOVIMIENTOS

PRIMERA FASE

  • Sin problemas.

SEGUNDA FASE

  • Pierde el equilibrio.

  • Tiene caídas espontáneas.

  • Necesita ayuda para deambular.

TERCERA FASE

  • No controla sus gestos.

  • Le cuesta tragar.

  • Se atraganta.

  • No controla sus esfínteres.

ACTIVIDADES COTIDIANAS.

PRIMERA FASE

  • Es capaz de realizarlas sin demasiados problemas.

SEGUNDA FASE

  • Confusiones.

  • Se viste mal.

  • Se pierde en trayectos habituales.

TERCERA FASE

  • Desaparecen totalmente las AVD.

  • Encamado.

  • Alimentación por sonda.

CUIDADO DE LOS ENFERMOS DE ALZHEIMER

El tratamiento médico, actualmente tiene tres vertientes:

1º - Proteger al cerebro de otras enfermedades que le acelerarían los síntomas: para ello debemos tener claros cuales son los factores de riesgo vascular y actuar en consecuencia, es decir, llevar una dieta sana sin colesterol y vigilando glucemias, actividad física diaria y control estricto de la tensión arterial y enfermedades cardiacas. En casos concretos nos ayudaremos de fármacos.

2º - Administrar fármacos estimulantes colinérgicos, especialmente en las fases iniciales de la enfermedad, para mejorar los síntomas intelectuales y en fases más avanzadas, pueden reducir los síntomas psiquiátricos que tanto perturban la convivencia familiar.

3º - Corregir farmacológicamente estos síntomas psiquiátricos, como son la agitación o conductas agresivas, siguiendo siempre la norma de la mínima dosis efectiva con la ayuda del médico y familiares.

Tratamiento no farmacológico.

- Nunca olvidar que su cerebro no puede reaccionar como el nuestro. Adaptamos a su capacidad de compresión con un leguaje muy sencillo (frases cortas). Dejarles tiempo para contestarnos.

- Recordar que a pesar del deterioro intelectual, la capacidad afectiva no se pierde, por ello debemos incluir al enfermo en las conversaciones familiares aunque no pueda seguirlas y demostrarle nuestra afectividad con gestos y mucha compresión y paciencia.

- Son incapaces de aprender cosas nuevas y van perdiendo capacidad para hacer las cosas que sabían. Para evitar esto es conveniente dejarle hacer el máximo de actividades (que no sean peligrosas).

- Prevenir las caídas y accidentes, eliminando alfombras, cables eléctricos y objetos peligrosos (productos tóxicos, cerillas, etc), bloqueando las puertas de sitios peligrosos como la cocina, balcones, salida a la calle y adaptar el cuarto de baño con suelos antideslizantes y barras para poder agarrarse. Por la noche debe siempre quedar una luz pequeña para evitar caídas si se despierta.

CUIDADOS. PROBLEMAS DE PERSONAS CON ALZHIMER Y POSIBLES SOLUCIONES.

Recomendaciones para un cuidado directo:

  • Es importante pasar tiempo agradable en compañía del paciente, haciendo recuerdos, dándole seguridad y alabándole cuando es adecuado.

  • Hay que promoverle la alegría con un buen sentido del humor.

  • Es importante tratar a la persona como un adulto.

Nutrición y Comidas

Las comidas calmadas, sin prisa, con alimentos servidos de manera fácil de maniobrar, ayudan a mantener la persona relajada. Si la falta de coordinación causa que la persona coma de un modo desordenado, ciertas adaptaciones serían convenientes, como cubrir la mesa con mantel plástico, o poner un babero o servilleta al paciente. Ayudar a cortar los alimentos al paciente, el uso de platos con borde elevado, es más cómodo. Debemos comprobar la temperatura de las bebidas y alimentos porque es posible que la persona no sea capaz de hacerlo.

Higiene

Es importante comprender los sentimientos y necesidad de privacidad de las personas que no pueden cuidar de sí mismas. Facilitar la tarea de bañarse y vestirse (por ejemplo, sacar solamente la ropa que el paciente tiene que usar ese día) e intentar conservar las costumbres del paciente. . Por motivos de seguridad, revisar la temperatura del agua de baño y no dejarla sola en la ducha.

Incontinencia

Informe al doctor si ocurre incontinencia (incapacidad de controlar la orina) para saber si la condición puede ser tratada. Para ayudar a la persona, podemos decirle que vaya al baño a intervalos regulares, o caminar con el paciente al baño, y aprender a determinar cuándo, la persona con problemas de lenguaje, pide ayuda. Si fuera necesario, puede usar pañales desechables diseñados para adultos.

Ejercicios

Los ejercicios pueden ayudar a la persona a mantenerse en calma, a dormir mejor, y a conservar sus habilidades motoras. Algunas ideas para ejercicios es caminar, bailar, ejercicios en grupo o practicar algún deporte que disfrutaba antes. En las tapas finales de la enfermedad, animar y ayudar a la persona a caminar. Esto puede prevenir problemas de salud.

Problemas para dormir

Las actividades diurnas, ejercicios adecuados y el uso de luces nocturnas para reducir el nivel de confusión en la oscuridad. El trastorno puede ser consecuencia de la incapacidad del “reloj” humano para determinar cuándo es de noche y cuándo es de día. En casos extremos, puede ser necesaria la prescripción de medicamentos para fomentar el sueño.

Depresión

La depresión puede complicar los problemas de la persona con alzheimer. Se debe mantener actividades agradables y contactos sociales para ayudar a evitar la depresión. Si se sospecha depresión, hablar con el médico.

CONCLUSIÓN

Las personas que padecen alzheimer, se ven incapacitadas para llevar a cabo las actividades habituales de la vida cotidiana. Esto repercute sobre la calidad de vida de los pacientes y de sus familiares, ya que dependen de otras personas.

A medida que avanza la enfermedad, los pacientes son más dependientes y recae una mayor responsabilidad sobre el cuidador, quien a su vez está expuesto a un alto riesgo de enfermedades físicas y psicológicas

Es importante comprenderlos y ayudarlos proponiéndoles realizar actividades para ejercitar la memoria y también, mantener relaciones sociales para intentar caer en depresión.

La mayoría de la población mayor de 65 años de edad sufre de enfermedad de alzheimer lo que aumenta hasta aproximadamente el 30% de las personas mayores de 85 años.

A medida que aumenta la proporción de personas ancianas en la población, aumenta la carga de la enfermedad de alzheimer sobre los individuos, las familias de los pacientes y la sociedad

7