Almacén

Comercio. Funciones y operaciones. Clases. Principios de almacenaje. Zonas

  • Enviado por: David
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

LOGÍSTICA COMERCIAL

  1. EL ALMACÉN

Los almacenes son las instalaciones que las empresas destinan al almacenamiento de sus stocks. La información que se obtiene y se maneja en ellos se clasifica en dos grandes grupos:

  • Información general o directa: es aquella que se obtiene a través de los hechos ocurridos tanto en el ámbito interno como en el externo de la empresa.
  • Información procedente de modelos de retroalimentación: se registra mediante listados de artículos, según código y descripción.
  1. FUNCIONES Y OPERACIONES DEL ALMACÉN

El almacén tiene dos funciones básicas: el mantenimiento de productos de forma ordenada y controlada, y la manipulación de mercancías (carga, descarga y traslado).

Entre las distintas clases de almacenes podemos encontrar:

  • Almacén a largo plazo.
  • Almacén especializado (productos que necesitan unas condiciones de conservación).
  • Almacén de propósito general (productos de demanda estacional).
  • Almacén temporal (terminal de transportes).
  1. CONCEPTO:

El almacén se puede diseñar basándose en tres funciones básicas:

  • Consolidación: su fin es agrupar productos similares de distintos fabricantes para hacerlos llegar a su destinatario final.

Ejemplo: un almacén distribuidos de libros consolida libros de distintas editoriales para realizar un solo envío a la librería, obteniendo menores costes de transporte.

  • División de envíos: su objetivo es acercar hasta los consumidores finales los productos en grandes volúmenes cuando los centros de producción se encuentran a grandes distancias.

Ejemplo: los grandes almacenes de distribución de las ciudades transportan grandes cantidades de fruta desde las huertas para luego distribuirlas en cantidades más pequeñas a las fruterías.

  • Combinación de mercancías: las empresas que compran distintos productos a varios fabricantes utilizan el almacén como punto de combinación para luego realizar un solo transporte de gran volumen.

Ejemplo: un importador venezolano que compra en Europa ropa, libros y electrodomésticos para la venta en su centro comercial en Caracas, combina todos estos productos en un almacén europeo para luego realizar un solo transporte a Venezuela obteniendo así unas tarifas de transporte más ventajosas.

  1. OPERACIONES DEL ALMACÉN:

Son múltiples y variadas, pero de forma resumida podemos establecer las siguientes:

  1. Descarga de los artículos llegados al almacén.
  2. Control y manipulación en la recepción.
  3. Almacenaje.
  4. Embalaje, etiquetado y pesaje.
  5. Picking (zona destinada a la preparación de pedidos).
  6. Reposición de dinámicos.
  7. Consolidación de destinos.
  8. Traslado a la zona de expedición.
  9. Agrupamiento por destinos.
  10. Carga.
  11. Expedición.

De las operaciones vistas, las más importantes son las de recepción y expedición:

  • Operaciones de entrada: descarga, traslado a recepción, control de recepción, creación de unidades de almacenaje, ubicación en zonas de reserva (almacén, picking).
  • Operaciones de salida: pedidos, zona de picking, traslado a zona de salida, verificación, carga.
  1. CLASES DE ALMACENES

Según la naturaleza de las mercancías almacenadas:

  • De materias primas: suministran los materiales necesarios al proceso productivo.
  • De productos semielaborados: artículos que no están totalmente acabados.
  • De productos terminados: productos que van a ser vendidos.
  • De recambios: elementos necesarios en el funcionamiento del proceso productivo.
  • De materias auxiliares: suministran al proceso productivo materiales complementarios.
  • De información: donde se almacenan los documentos de una empresa.

Según la función logística de distribución:

  • De planta: donde están los productos terminados en espera de su distribución.
  • De campo: se pueden encontrar en distintos niveles (regional, provincial, local…). Su misión es el mantenimiento de los stocks.
  • De tránsito o plataformas: están hechos para atender a las necesidades del transporte.
  • Temporales: destinados al paso de productos perecederos.

Según su régimen mercantil:

  • Propios: pertenecen al activo de la empresa.
  • En alquiler: se utilizan como si fuesen propios, alquilados en función del volumen ocupado u obteniendo otro tipo de servicios (recepción, almacenamiento, envío, etc.)
  • En régimen de Leasing: se alquila por un período de tiempo, con la opción de comprarlo al finalizar el plazo.

Según las técnicas de manipulación y sistemas de almacenaje:

  • Convencionales: con estanterías de acceso manual servidas por carretillas.
  • En bloque o apilado: sin estanterías, los bultos se apilan unos encima de otros.
  • Compactos drive-in y drive-through: sin pasillos, pudiéndose introducir las carretillas en las estanterías.
  • Dinámicos: los bultos se deslizan desde el punto de entrada a las estanterías, hasta el de salida.
  • Semiautomáticos o automáticos: utilizan medios automatizados en el acceso o movimiento de los bultos.
  • Autoportantes: la estructura sirve, además, para soportar el edificio.
  1. LOS PRINCIPIOS DEL ALMACENAJE

Decidido el tipo de almacén, en su organización hemos de atender a una serie de principios, de tal forma que nos permita una gestión eficaz:

  1. Costes mínimos en la gestión.
  2. Aprovechamiento máximo del espacio.
  3. Facilidad de acceso a los stocks.
  4. Mínima manipulación de los stocks.
  5. Flexibilidad en la ubicación de los productos.
  6. Integración para favorecer el mínimo recorrido.
  7. Facilidad de rotación de stock.
  8. Facilidad de recuento, cuidando el almacenaje estándar de los artículos.
  9. Rapidez de gestión, mediante equipos informáticos.
  10. Optimización de la productividad de los recursos empleados.
  11. Coeficiente de crecimiento bajo.
  1. ZONAS DEL ALMACÉN

Las zonas que se pueden identificar en un almacén son las siguientes:

  1. Zona de estacionamiento para los medios de transporte.
  2. Zona de carga y descarga.
  3. Zona de recepción y control.
  4. Zona de picking y preparación de pedidos para su posterior carga.
  5. Zona de expedición, próxima a los muelles de carga, donde se verifican, pesan, etiquetan y consolidan los envíos.
  6. Zona de devoluciones.
  7. Otras zonas como cámaras frigoríficas, palets, envases, oficinas y servicios.

Unidad 3: El almacén I.