Alimentación

Terapia Ocupacional. Deglución. Estimulación. Tratamiento para la predeglución. Masticación. Disfagia

  • Enviado por: Davinia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas

publicidad
cursos destacados
Cálculo Diferencial
Cálculo Diferencial
En este curso se tratan temas básicos del cálculo diferencial como son: Límites, Derivación...
Ver más información

Cálculo - Series Numéricas
Cálculo - Series Numéricas
¿Ya estas en la Universidad? ¿Cómo te va con Cálculo? Si ya habéis llegado al tema de series numéricas y os...
Ver más información


LA ALIMENTACIÓN

El tema que vamos a abordar trata de los problemas en la alimentación y la intervención que se puede hacer desde el área de Terapia Ocupacional.

En los contenidos revisados podemos encontrar la diferencia existente entre la alimentación y la deglución, problemas en la alimentación como la disfagia, el control postural, el control motor global y el control motor fino.

Empezaremos por la diferencia existente entre la alimentación y la deglución. Entendemos por deglución un proceso que se basa en la acción de tragar, es un acto básicamente fisiologico. En cambio, la alimentación comprende un entramado de acciones sociales y personales, además de fisiológicas, que influyen en la vida de una persona.

Dentro de la deglución hemos de destacar:

  • estructuras que intervienen

  • fases y etapas

  • evaluación

Cuando hablamos de la estructura nos referimos a las diversas partes que intervienen en la deglución. Estas son: los labios, las mejillas, la lengua, el hueso hioides, la mandíbula, la faringe, el esófago y, en un papel secundario, la laringe.

Las fases de la deglución se desglosan en:

  • fase preparatoria

  • fase oral

  • fase de la laringe

  • fase del esófago

Dentro de estas fases hemos de profundizar más, encontrando etapas voluntarias e involuntarias. Las etapas voluntarias se desglosan en: pre oral, preparatoria y oral. Y las involuntarias en la etapa faringea y esofágica.

A la hora de realizar una evaluación de la deglución debemos averiguar si existe algún problema a la hora de realizar esta y si se ha producido algún cambio recientemente en cuanto a la misma.

Con respecto a la alimentación hemos de tener en cuenta que no se trata de un aspecto meramente nutritivo sino que tiene una importante influencia social y cultural.

A la hora de realizar el proceso de alimentación debemos tener muy en cuenta el control postular, el control cefálico y oral, el control motor global y el control motor fino.

Para llevar a cabo una alimentación satisfactoria deberíamos controlar todos estos aspectos. Para ello es necesario tener una serie de habilidades, capacidades y destrezas que podemos clasificar en sensoriomotoras, cognitivas y psico sociales tal y como lo hace la A.O.TA. (Componentes de ejecución).

Otro punto a tratar dentro de los contenidos es el de la disfagia. Entendemos por disfagia la condición en la que la acción de deglutir es dificultosa y dolorosa o el paso de los alimentos al estómago parece que se detiene. Entre sus causas destacan: los procesos dolorosos de la boca y la garganta, la obstrucción de la faringe o el esófago por enfermedad de la pared o por presión externa, y las anomalías de la actividad muscular de la faringe o el esófago.

Las actividades de la vida diaria (A.V.D.) las podemos dividir en básicas, instrumentales y avanzadas. La actividad que analizamos en esta práctica está encuadrada dentro de las básicas. Entendemos por a.v.d básica toda aquella que se considere esencial para llevar una vida digna. Digamos que son fundamentales para la vida humana.

La alimentación podemos considerarla como una de las actividades más importantes para la vida de un ser vivo. Si tenemos en cuenta que la alimentación es una actividad vital podemos cerciorarnos de los problemas que puede llegar a causar a una persona que no pueda realizarla con " normalidad ". Unos de los problemas más importantes a los que se enfrenta la persona afectada son el sentimiento de incapacidad, el sentirse dependiente de los demás, inutilidad,... etc. Sentimientos a los que se le puede añadir el miedo a quedarse solo en un futuro y que nadie lo pueda ayudar. Todo esto hemos de tenerlo en cuenta para saber darle la importancia que tiene para el sujeto el hecho de comer.

Si hacemos memoria y recopilamos momentos en los que el comer es la actividad central encontramos actos importantes como una comida o cena de negocios, la celebración de un cumpleaños, de la Navidad, del Año Nuevo,...

A todo esto, es importante añadirle si para el sujeto es importante o no el hecho de ser independiente a la hora de comer. Si para éste no es muy traumático el depender de los demás podría no repercutirle mucho en su vida. En cambio, si es una de las cosas más importantes puede traerle muchos de los problemas que he descrito anteriormente. Entonces, ahí tiene que intervenir el T.O para intentar ayudarle a recuperar o alcanzar la máxima independencia posible.

Como conclusión, decir que todo depende del interés del sujeto, pero que tenemos que tener en cuenta que la alimentación es una actividad que todo el mundo lleva a cabo y que, para todo el mundo suele ser de las más importantes de su vida.

PASOS Y PROCEDIMIENTOS

Hemos de tener en cuenta el punto desarrollado anteriormente de la evaluación de la deglución. Una vez analizado esto, seleccionamos el material necesario. Este fue:

  • Guantes de látex o esterilizados

  • Cuentagotas (no lo utilizamos)

  • Vaso, plato, cuchara, tenedor y cuchillo (usamos el tenedor y el cuchillo)

  • Gasas

  • Oraldine (no lo usamos)

  • Depresores (tampoco lo usamos)

  • Agua o zumo, manzana y galletas (utilizamos una naranja y una manzana)

El siguiente paso a tener en cuenta es el control postural. Para considerar que tenemos un buen posicionamiento debemos estar con los pies apoyados en el suelo, la carga repartida entre ambos glúteos y con una alineación pélvica con respecto al tronco - hombros - cuello - cabeza.

La silla debe tener un respaldo y un asiento rígidos.

  • Estimulación facial para la alimentación:

  • La cabeza del paciente ligeramente flexionada hacia delante

  • Con una gasa o toallita seca estirar los músculos para cerrar los labios (repetir 5 veces)

  • De debajo del ojo hacia el lado superior

  • De la parte alta de la mejilla hacia la comisura de los labios

  • De delante del lóbulo de la oreja hacia la comisura de los labios

  • Elevación de la barbilla

  • Estimulación del buccinador:

  • Cepillo NUK o gasa, estirar el labio superior desde la base de la nariz hacia el labio superior.

  • Repetir el mismo movimiento un poco más cerca de la comisura de los labios

  • Desde la barbilla hasta el labio inferior

  • El orden sería: labio superior izquierdo, inferior izquierdo, superior derecho e inferior derecho.

  • Estimulación de las encías y los dientes:

  • Con una gasa o cepillo NUK presionar sobre las encías. Empezar por la inferior

  • Deslizar la gasa SIN TOCAR LA ENCIA por la parte inferior y luego la superior

  • Estimular la lengua pasando la gasa por ella y luego el paladar.

  • NO FORZAR

  • Tratamiento para la predeglución:

  • Comenzaremos desensibilizando la cara y la boca. El T.O colocará sus dedos de tal forma que se alongará la comisura nariz - boca.

  • Para desensibilizar la boca, masajearemos las encías con el dedo índice recorriéndolas desde los incisivos a los molares.

  • Acto seguido, realizaremos un movimiento circular en el interior de los carrillos y sacaremos el dedo de la boca suavemente. Este proceso se repetirá tres veces.

  • Facilitar el sellado labial:

  • Haremos al paciente que silbe, que tire besos, que esconda los labios mientras sujeta entre los mismos nuestro dedo.

  • Con la boca cerrada, el paciente intentará seguir con la lengua el movimiento que nuestro dedo irá realizando por la piel de los mofletes y la barbilla.

  • Otro ejercicio útil puede ser realizar desplazamientos con un chupa chups en un espacio comprendido entre los mofletes y las encias.

  • Facilitar la masticación:

  • Se practicará con trozos grandes de alimento, por ejemplo frutas o galletas, con lo que se facilitará el movimiento del maxilar.

  • La formación del bolo se puede promover con muchos de los ejercicios citados, ya que son facilitadores de dicho paso.

  • Tratamiento de la deglución:

  • Iniciar con ejercicios de presa y succión de una gasa humedecida con caldo o zumo. Para ello, se sujetará la gasa entre la porción ventanal de la lengua y los alvéolos de los incisivos superiores e inferiores. La lengua deberá quedar oculta tras los dientes y se ejercitarán sus movimientos de distal a proximal con los sonidos: t, g, d, k.

  • No se debe hiperestimular

  • Nunca introducir toda la cuchara en la boca, ni apoyarla en los dientes para vaciarla.

DIFERENCIA ENTRE COMER CON UNA CUCHARA, UN TENEDOR Y UN CUCHILLO:

La cuchara requiere mayor equilibrio y también buen control postural en sedestación, ligera flexión de cabeza y cuello. Necesita precisión y estabilidad. Se requiere supinación. Se hace una mayor fuerza cuando usamos el tenedor y el cuchillo. La coordinación es mayor con el cuchillo y con el tenedor que con la cuchara.

Por ejemplo, en Parkinson: Se tiene dificultad con el tenedor pero se tiene mayor dificultad con la cuchara porque contiene líquido y se le puede caer. Se recomienda utilizar cuchillo y tenedor.

  • Uso del tenedor: Precisamos de una muñeca flexible con pronosupinación y amplia desviación cubital, así como pinza tridigital. Se inicia el trataminto con simulación sobre plastilina. El paciente comienza a pinchar bolitas de plastilina del plato con un tenedor, acercándolas a la nariz (para evitar que se las coma). Para despegarlas se ayuda del cuchillo con la otra mano.

  • Uso del cuchillo: La actividad de cortar requiere la capacidad de disociación de movimiento entre ambas manos y una gran destreza de la mano dominante. La mano dominante actúa como estabilizador del cuchillo mientras el codo extiende y prona y el hombro dan dirección en flexión y rotación externa.

  • El paciente aplana la plastilina

  • La mano auxiliar sujeta la plastilina simulando un filete mientras que la mano dominante corta. Para cortar el filete, el paciente debe estabilizarlo con el tenedor.

  • Pelar: Suponiendo que estamos tratando con un hemipléjico, debe de coger el cuchillo con la mano no pléjica y pelar una manzana o naranja.

UTILIDADES:

Con respecto a los ámbitos de aplicación y demás, hemos de tener en cuenta primeramente que vamos a encontrar dos grupos entre los que distinguimos enfermos o discapacitados físicos y psíquicos.

Cuando hablamos de enfermos físicos entramos en un campo muy amplio donde podemos aplicar el trabajo de un T.O. Esto debería dividirse o tratarse dependiendo de las patologías. Un ejemplo de ello sería con un paciente con artritis reumatoide. Para este tipo de patología, la cual se basa en una pérdida de movilidad por el dolor acuñado por un hinchamiento y una imposibilidad de realizar pinzas finas. Esto, le impide realizar adecuadamente la actividad de comer. Las recomendaciones para este caso se basarían en engrosar los utensilios para que el paciente no haga pinzas finas por ejemplo.

Cuando hablamos de enfermedad mental lo que vamos a tratar fundamentalmente es una reestructuración cognitiva o una re educación alimentaria, pero casi nunca vamos a realizar adaptaciones. Un ejemplo sería un caso de Alzheimer. Estas personas sufren una pérdida de memoria debido a la enfermedad y, como consecuencia, van a olvidar el modo de realizar muchas actividades. En primer lugar, si el paciente muestra problemas al comer, hay que descartar problemas asociados (infecciones, resfriados, heridas en la boca, ..). Una vez descartado esto, intervendremos incentivando al paciente a comer. Esto, se puede conseguir ofreciendo comidas apetitosas y de un modo familiar. También es importante fijar los horarios de la alimentación para crear hábitos, presentar los alimentos de manera secuencial (no seguidos),...

Si las comidas se hacen en un ambiente relajado y agradable, se reduce el estrés y las reacciones catastróficas. Hacer familiar el momento ayuda mucho, involucrando a los pacientes a preparar y poner la mesa.

Estas aplicaciones, tanto las de enfermos físicos como los psíquicos vienen determinadas por los recursos asistenciales con los que cuente el T.O. Esto es, si el especialista está trabajando en un Hospital y carece de los recursos necesarios para ayudar al sujeto, lógicamente no va a poder ayudar al sujeto. En cambio, un T.O que trabaje en un centro ocupacional y que cuente con recursos como una cocina propia o un taller donde pueda realizar simulacros va a poder realizar eficazmente su trabajo.

Dentro de las aplicaciones con discapacitados físicos debemos tener en cuenta el tiempo transcurrido desde la lesión y el pronóstico. Más que nada por tenerlo en cuenta a la hora de realizar una modificación.

Por último, saber también que las modificaciones van a estar determinadas también por la edad del sujeto. Por ejemplo, si tenemos que modificar algo a un niño para que realice la alimentación adecuadamente hemos de saber que el niño va a crecer y que eso le tiene que servir para el mayor tiempo posible y que no tiene que interferir en su crecimiento y desarrollo.

LA ALIMENTACIÓN