Alimentación del perro

Nutrición. Alimentación. Perros. Canes. Animales carnívoros. Alimentos que no deben comer. Cómo alimentarlo. Enfermedades

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 15 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

ALIMENTACIÓN

DEL

PERRO

ALIMENTACIÓN DEL PERRO

Si queremos que el perro nos dure mucho tiempo, y que esté sano, hay que comenzar por darle bien de comer. Esto no significa darle de comer hasta reventar: hay que tener en cuenta la calidad y la cantidad de lo que come, exactamente igual que haríamos con una persona.


Antiguamente se consideraba al perro como poco más que el “cubo de la basura” de la cocina. Es cierto que un perro se come todo o casi todo lo que le den sus amos, pero una alimentación a base de sobras no es exactamente lo mejor que se le puede dar.

Tan malo como que viva de sobras, es darle solo carne y huesos. El aparato digestivo de un perro es el de un animal carnívoro. Sin embargo, la convivencia con los humanos ha hecho que se adapten a una dieta mucho más variada, y hoy en día necesitan algo más que carne.
A continuación una lista de animales carnívoros obligados:

  • Algunos cánidos, como el lobo gris. El coyote y el lobo rojo no son carnívoros obligados. El perro doméstico se considera un carnívoro obligado, pero esta situación es debatida por lo dicho anteriormente, la convivencia con los humanos ha hecho que se adapten a una dieta mucho más variada.

  • Felinos.

  • Hienas y algunos otros carroñeros.

  • Algunos mustélidos, como el hurón.

  • El oso polar (los demás osos son omnívoros y la mayor parte de su dieta consiste en vegetales)

  • Los odontocetos (cetáceos con dientes).

  • Pinnípedos (focas, morsas, etc.).

  • Aves de presa diurnas (águilas, milanos, etc.) y nocturnas (búho lechuzas, etc.)

  • Varias aves marinas, como los pelícanos, los pingüinos, etc.

  • Anfibios (sapos, ranas y salamandras) en su fase adulta.

  • Serpientes.

  • Algunos lagartos.

  • Cocodrilos.

  • Los tiburones y muchos otros peces.

  • Pulpos y calamares.

  • Arañas y escorpiones.

  • Algunos insectos, como la mantis religiosa.


Lo que vamos a hacer es listar una serie de detalles a tener en cuenta, y algunos consejos útiles.

  • No hace falta complicarse con el menú. Hoy se pueden encontrar en los comercios suficiente cantidad de piensos que ya están pensados para que el perro esté bien alimentado. Le puedes preguntar a tu veterinario favorito, o mejor aún, al criador que te ha vendido el perro (si le has conseguido de esta forma). Ellos te aconsejarán bien en base a su experiencia. Si el perro es de raza, es más interesante hablar con el criador (esto es mi opinión personal), ya que suele tener conocimientos más detallados acerca de esa raza de perro, y te puede aconsejar si es conveniente añadir algún tipo de complemento al pienso, de acuerdo con las características del perro en cuestión.

  • Dale siempre de comer a la misma hora. Un perro sano funciona como un reloj y te ayudará a controlar el cuando realiza sus necesidades. De esta forma puedes organizar el día (comidas y paseos) con más facilidad.

  • Tan malo es darle demasiada comida como demasiada poca. Además, el tipo y cantidad de comida que se le ha de dar varía con su edad y su desarrollo. Pregunta al criador o al veterinario.

  • No le dejes nunca el plato lleno a rebosar para que coma cuanto le venga en gana, porque un perro gordo ya no adelgaza jamás, y le acortas la vida. Además siempre es bueno que se quede con “un poquito” de hambre (tendrás un perro más alerta y despierto) pero sin que esté famélico (porque se largará con el primero que le dé algo de comer).

  • Enseñarle a comer como es debido. Ponle la comida en el plato, y si se hace el remolón, a los 15 minutos se la quitas (sin compasión). Aprenderá a comer sin entretenerse.

  • La ración diaria, es conveniente repartírsela en tres comidas (a los cachorros) y en dos (a los adultos). Es normal que en el caso de los adultos se les dé una sola comida diaria, pero yo le encuentro pocas ventajas y bastantes inconvenientes. Con una sola comida, de una a la siguiente pasan 24 horas en las que el animal no prueba bocado, y en el rato de después de comer tiene el estómago lleno hasta los topes, con lo que aumenta el riesgo de torsión gástrica, sobre todo si es un perro grande.

  • El perro siempre ha de tener a mano agua fresca y limpia. En verano, a veces, es conveniente racionársela un poco, pues si bebe en exceso le puede provocar diarreas (la forma de saber que el perro está bebiendo demasiado es cuando necesitas una fregona en vez de un papel de periódico, para recoger sus deposiciones).

  • No debe dársele comida fuera de horario, o siempre estará pidiendo. Y jamás se le debe dar comida de la nuestra mientras estamos en la mesa, menos aún si es un cachorrillo. Hacerlo, causa dos problemas: 1) siempre estará pidiendo cada vez que te sientes a comer (y ya no le quitas la costumbre en la vida), 2) es muy probable que rechace su comida; si comer de tu plato le gusta, dirá en adelante que “el pienso, te lo comes tú”. Y para quitarle esta costumbre tendrás que hacerle pasar hambre.

  • Si el perro está sano y no ha cogido malas costumbres, el hecho de que no coma, o solo coma parte de lo que le dejas en el plato, puede deberse a estas causas:

    • Ya está saciado. Basta con reducirle un poco la ración diaria para arreglar el problema. Se sabe que es este el caso, si aparte del hecho de no comer, el perro sigue estando alegre y activo.

    • El perro "sabe" que ha comido lo suficiente, en relación al ejercicio que hace. Posiblemente le paseas poco, y el perro deja de comer, instintivamente, cuando ya ha satisfecho sus necesidades.

    • Hace mucho calor. Si es este el caso, no le obligues a comer, o ponle la comida después del atardecer, cuando el calor disminuya.

    • Está aburrido de la comida. A veces pasa. Puedes “condimentársela” un poco, por ejemplo, mezclándole con la comida media sardina en aceite (de lata). Si come como una fiera, es que ya estaba harto de que la comida siempre tenga el mismo sabor.

    • Está enfermo. Normalmente habrá otras señales adicionales, además de la falta de apetito. Vigílale.

  • Cuando debas cambiarle el tipo de comida (por ejemplo, de pienso para cachorros a pienso para adultos) no lo hagas de golpe sino gradualmente, mezclando ambos tipos de comida y variando la proporción de la mezcla, poco a poco, hasta el nuevo tipo de comida.

  • Si un día se te antoja darle carne en vez de su pienso, no se la des nunca cruda. Evitarás problemas digestivos por la falta de costumbre, además de eliminar el riesgo de parásitos. La carne cruda le deja un aliento desagradable y le provoca ventosidades. Además la próxima vez que le pongas el pienso no va a querer.

  • Puedes darle huesos para roer, de vez en cuando (no muy a menudo o tomará exceso de calcio y a la larga tendrá problemas). Dale huesos grandes: la rodilla de ternera es ideal. Huesos pequeños (de pollo, de conejo...) no se los des nunca, los astillará y tragará casi enteros. Si no se le atraviesan en la garganta, lo cual implicará visita al veterinario de urgencias, sufrirá después cuando vaya a defecar.

QUE NO DEBE COMER TU PERRO

Hay una serie de alimentos que pueden resultar dañinos para tu perro. Aquí tienes una lista con los principales:

  • Huesos: Al roerlos pueden astillarse y perforar el intestino del animal, es mejor darles huesos comerciales, fabricados con piel tratada. Si decides darle huesos naturales, han de ser grandes, de res o cerdo, pero nunca de pollo, ya que se quiebran con mucha facilidad.

  • Chocolate: El chocolate contiene teobromina, que suministrado en grandes cantidades es muy tóxico para los perros. Un perro que tome chocolate presentará síntomas parecidos al envenenamiento: vómitos, temblores, diarrea....

  • Cuidado con las sobras: Es muy común alimentar a nuestra mascota con los restos de la comida, sin embargo esta práctica puede ocasionar trastornos alimenticios graves. Los alimentos comerciales son una fuente completa de nutrientes, el aporte extra que el perro recibe con los restos de la comida NO le beneficia, y cuidado si las sobras contienen alimentos picantes como el chile.

  • Cebolla: La cebolla cruda en grandes cantidades (unos 50 gr.) es tóxica para los perros. Sin embargo no resulta dañina si está cocida o se da en pequeñas dosis.

COMO ALIMENTARLO

Las necesidades nutricionales de cada perro son distintas en función de la edad, la raza, la cantidad de ejercicio.... No existe por tanto una fórmula magistral que nos diga cual es el tipo y cantidad de comida que necesita nuestro perro. Se puede sin embargo marcar una pauta general.

  • Déjale siempre agua fresca a su disposición.

  • A la hora de elegir entre una dieta seca (pienso) o húmeda (latas) es más aconsejable la primera, ya que ayuda a mantener una dentadura sana y libre de sarro, y suelen tener una composición más equilibrada. Si el perro se cansa del pienso, una posible solución es mezclarlo con un poco de comida enlatada (dieta semi-húmeda) o cambiar de marca.

  • Si cambias la dieta hazlo siempre de forma progresiva.

  • En el envase te indican las cantidades adecuadas según el peso y la edad del perro, pero las necesidades de cada perro pueden variar en función, por ejemplo, del ejercicio que realice.

  • El aporte de nutrientes que necesita un cachorro y un perro adulto no es el mismo. Existen muchos productos elaborados para cachorros.

  • Si el perro tiene necesidades especiales, ya sea por sobrepeso, muchos años, alergias, enfermedades cardiacas, embarazo... pregunta a tu veterinario, existen productos alimenticios específicos para cada problema.

ENFERMEDADES.


'Alimentación del perro'

La nutrición de nuestras mascotas es un factor preponderante para que lleven una vida saludable y feliz, por lo tanto, debemos saber cuáles son los problemas de salud que pueden sufrir nuestros amigos si no reciben una alimentación adecuada y balanceada.


SOBREPESO

'Alimentación del perro'

La mayor parte de los trastornos alimenticios en perros están relacionados con la obesidad. Es un problema que puede tener repercusiones muy serias en la salud de tu perro.

Generalmente la obesidad en perros aparece por falta de ejercicio y por una sobrealimentación para corregirla deberías alimentarle con dietas especiales bajas en calorías (pregunta a tu veterinario) y aumentar la cantidad de ejercicio diario.

ALERGIA



Algunos perros son alérgicos a las comidas que contienen ciertos tipos de proteínas y ácidos grasos. En estos casos se recomienda alimentarlos con alimentos balanceados específicos. Ante una alergia a los alimentos conviene que la dieta sea supervisada por el veterinario. Si bien la alergia a compuestos de la dieta suele observarse por signos clínicos en la piel, es posible también observar reacciones a nivel respiratorio (estornudos y tos) y a nivel digestivo (vómitos y diarrea).

Es muy importante darle a tu mascota una dieta completa y balanceada para evitar complicaciones debido a una deficiente alimentación. Hoy día los alimentos balanceados ofrecen una gran variedad de alternativas que satisfacen las necesidades de las mascotas. Esta comida sana y nutritiva incentivará a perros y gatos a recobrar energía, participar en las actividades familiares y minimizar el riesgo de enfermedades, ayudando a que tu mascota tenga una vida más sana y feliz. Es importante consultar al médico veterinario acerca del mejor alimento balanceado para tu mascota.

GASTRITIS AGUDAS

Se atribuye a la intolerancia o alergia alimentaría, parásitos o a la reacción a antígenos bacterianos. Esto se produce por ingerir alimento vencido o en malas condiciones (húmedo, o suelto sin las mínimas condiciones de higiene en su envasado). También se puede producir por ingerir grasas o sobras de alimentos caseros, o por comer los restos de la basura donde se encuentran alimentos descompuestos y ciertos productos tóxicos.

OBSTRUCCIÓN E INFLAMACIÓN DEL ESÓFAGO

Generalmente, después de un almuerzo o cena, muchos suelen dar a sus mascotas huesos de carne o de pollo. Las astillas de estos restos hacen daño al circular por el esófago, las paredes se inflaman y el animal tiene dificultades para tragar. Si la astilla no se digiere, provocará saliva en exceso con probabilidad de vómito y sangrado; y si queda atrapado en la entrada del tórax nuestra mascota no podrá respirar. Por lo tanto, los especialistas recomiendan el alimento balanceado como la mejor alternativa de alimentación ya que facilitan una buena digestión por su fórmula y tamaño.

DIARREA

La diarrea es la eliminación de materia fecal, blanda o líquida, y en general con mayor frecuencia de lo normal. La diarrea se puede producir por alimento en mal estado y cambios bruscos en la dieta ya que el intestino de la mascota debe prepararse cada vez a digerir alimentos variados. Se aconseja mantener la misma calidad de alimento para que la mascota no sufra problemas intestinales frente a los cambios.

¿Cuánta comida debes darle a tu perro?

El número de calorías que tu perro necesita depende de su tamaño, su raza y la cantidad de ejercicio que realiza.

Los perros deben tener una dieta equilibrada. Se les deben suministrar los nutrientes apropiados y las calorías suficientes para satisfacer sus necesidades energéticas. El número de calorías indicado depende de su tamaño, de la cantidad de actividad o ejercicio que realice y de la etapa de vida en la que se encuentre. Así, los perros ancianos, los que están en fase de crecimiento, las perras preñadas o que están amamantando a sus crías, cuentan con requerimientos energéticos específicos.

Perros adultos con poca actividad

'Alimentación del perro'

Perros pequeños (< 10kg) con menos de una hora de actividad al día

Los perros dentro de esta categoría necesitan de 110 a 620 calorías al día, dependiendo de su tamaño. Como estos perros tienen un nivel de actividad bajo, debes asegurarte de no sobrealimentarlos, porque podrían fácilmente llegar a tener sobrepeso. Para ello, evita darle a tu perro sobras de comida y trata de incrementar de 1 a 2 horas la cantidad de actividad que tu perro realiza. En cualquier caso, tener en cuenta que cada perro es un caso independiente. Incluso entre perros con el mismo peso y nivel de actividad se encuentran diferencias, especialmente si son de razas distintas.

'Alimentación del perro'

Perros medianos (11 a 25kg) con menos de una hora de actividad al día

Esta clase de perros necesita de 620 a 1.230 calorías por día, dependiendo de su tamaño. Tratándose de perros con un bajo nivel de actividad, es igualmente necesario prevenir el sobrepeso. Para ello, evita darle a tu perro sobras de comida y trata de incrementar de 1 a 2 horas los períodos de ejercicio. De cualquier manera, tener igualmente presentes los casos particulares y las diferencias entre razas.

'Alimentación del perro'

Perros grandes (> 25kg) con menos de una hora de actividad al día

Los perros pertenecientes a esta categoría necesitan por lo menos 1.230 calorías al día, dependiendo de su raza y su tamaño. En estos casos, las variaciones pueden ser muy amplias. Por ejemplo, las razas gigantes pueden pesar más de 90 kilos y un perro de este tamaño necesitará alrededor de 3.500 calorías diarias. Si estos perros realizan poca actividad, debes asegurarte de no sobrealimentarlos, porque corren peligro de sobrepeso. Para ello, evita darle a tu perro sobras de comida y trata de incrementar de 1 a 2 horas el tiempo dedicado al ejercicio. Tampoco olvides las peculiaridades de cada perro.

Perros adultos con actividad moderada

'Alimentación del perro'

Perros pequeños (< 10kg) con una o dos horas de actividad al día

Esta cantidad de actividad es probablemente la correcta para un perro normal y deberías tratar de mantener este nivel de ejercicio diario. Un perro pequeño que realiza este tipo de actividad necesita aproximadamente de 125 a 700 calorías al día, dependiendo de su tamaño.

Si el clima es frío, necesitarás incrementar la cantidad de comida, porque el perro necesita más energía para mantener constante su temperatura corporal. En estas circunstancias, ofrécele a tu perro una ración un poco más grande de alimento completo y equilibrado, pero no le des sobras de comida. Puede que estos restos le aporten energía extra, pero no respetan el necesario equilibrio de nutrientes.

En cualquier caso, tener en cuenta que cada perro es un caso independiente. Incluso entre perros con el mismo peso y nivel de actividad se encuentran diferencias, particularmente entre perros de diferentes razas.

'Alimentación del perro'

Perros medianos (11 a 25kg) con una o dos horas de actividad al día

Los perros jóvenes de tamaño mediano que pertenecen a esta categoría necesitan ingerir alrededor de 700 a 1.400 calorías por día, dependiendo de su tamaño. Una o dos horas de actividad es, probablemente, lo aconsejable para un perro normal y deberías tratar de mantener este nivel de ejercicio diario. La cantidad de comida deberá ser mayor en los lugares y épocas frías, especialmente si tu perro duerme fuera de la casa o en un sitio sin calefacción. En estos casos, el perro necesita más energía para mantener la temperatura corporal constante. Si éste es el caso, aumenta su ración diaria, pero no le des sobras de comida o desequilibrarás su dieta.

No olvides, de cualquier forma, que cada perro es un mundo y existen grandes variaciones tanto por el caso particular como por la raza.

'Alimentación del perro'

Perros grandes (> 25kg) con una o dos horas de actividad al día

Un perro grande que pertenezca a esta categoría necesita, por lo menos, 1.400 calorías al día, dependiendo de su tamaño. En estos casos, las calorías necesarias varían mucho. Por ejemplo, las razas gigantes pueden pesar más de 90 kilos y un perro de este tamaño necesitará ingerir alrededor de 3.950 calorías diarias. Para un perro normal lo más aconsejable es que el ejercicio diario dure entre una y dos horas y debes tratar de mantener este nivel de actividad diaria. La cantidad de comida deberá ser mayor en los lugares y épocas frías, especialmente si tu perro duerme fuera de la casa o en un sitio sin calefacción. En estos casos, el perro necesita más energía para mantener la temperatura corporal constante. Cuando éste sea el caso, aumenta su ración diaria de alimento equilibrado, pero no le ofrezcas sobras: necesita una dieta equilibrada.

En cualquier caso, tener en cuenta que cada perro es un caso único. Incluso entre perros con el mismo peso y nivel de actividad se encuentran diferencias, en especial si son de distinta raza.

Perros adultos con actividad de moderada a alta

'Alimentación del perro'

Perros pequeños (< 10kg) con una o dos horas de actividad al día

Un perro pequeño y muy activo necesita de 150 a 840 calorías al día, dependiendo de su tamaño. Esta cantidad de actividad es más alta que la de un perro normal y las necesidades energéticas dependerá de que tu perro mantenga o no este nivel de actividad diario. Es importante revisar regularmente el aspecto y el peso de tu perro para poder ir variando la cantidad de comida que le suministras según el momento.

'Alimentación del perro'

Perros medianos (11 a 25kg) con dos o tres horas de actividad al día

Para este nivel de actividad, más alta que la media, el perro de tamaño mediano necesita de 840 a 1.680 calorías por día, dependiendo de su tamaño. Esta cantidad de actividad es más alta que la de un perro normal y los necesidades energéticas dependerán de que tu perro mantenga o no este nivel de actividad diario. Vigila el aspecto y el peso de tu perro con regularidad para poder ir variando la cantidad de comida que le suministras según el momento.

'Alimentación del perro'

Perros grandes (> 25kg) con alrededor de dos a tres horas de actividad al día

Los perros grandes, si son activos, necesitan 1.680 calorías al día como mínimo, dependiendo de su tamaño. Esta cantidad de actividad es más alta que la de un perro normal y sus necesidades energéticas dependerá de que tu perro mantenga o no este nivel de actividad diario. En las razas gigantes es menos común que los perros mantengan este nivel de actividad día tras día. Independientemente del tamaño de tu perro, es importante revisar el aspecto y el peso de tu perro regularmente para poder ir variando la cantidad de comida que le suministras según el momento.

Perros adultos con alto nivel de actividad

'Alimentación del perro'

Todas las categorías

Se entiende por perros adultos con gran actividad todos aquellos perros que hacen mucho ejercicio durante casi todo el día. Sus necesidades energéticas estarán, como mínimo, un 40% por encima de las necesidades energéticas de los perros con actividad moderada, dependiendo de su tamaño. Los perros que viven en un ambiente con temperaturas frías tienen necesidades energéticas aún mayores. En estas circunstancias, la cantidad de alimento que necesitará tu perro será muy alto, tal vez de 2 a 4 veces por encima del nivel normal y, al mismo tiempo, necesitará más de una comida al día. Da de comer a tu perro al final del día, después que haya tenido tiempo de descansar y recuperarse. Suministra siempre parte de su comida a una hora razonable antes de que

comience su jornada de actividad. Es muy importante que le ofrezcas al perro cantidades ilimitadas de agua, ya que necesita mucha para mantenerse fresco.

Perros geriátricos (de la tercera edad) de todos los tamaños

A medida que los perros empiezan a envejecer, sus necesidades energéticas disminuyen. Esto se debe, principalmente, a que su actividad física se reduce y también a los cambios en su metabolismo.

'Alimentación del perro'

A continuación, los datos sobre las necesidades energéticas que requieren, y también las edades en las que se suele considerar un perro geriátrico:

Perros pequeños (< 10kg):

Son considerados viejos alrededor de los 9 y los 10 años. Necesitan de 100 a 560 calorías por día, dependiendo de su tamaño.

Perros medianos (11 a 25kg):

Se consideran viejos alrededor de los 7 y los 8 años. Necesitan entre 560 a 1.120 calorías al día, dependiendo de su tamaño.

Perros grandes (25-50Kg):

A partir de los 7 - 8 años ya se les consideran viejos. Necesitan 1.880 calorías al día o más, dependiendo de su tamaño.

Perros gigantes (> 50kg)

Se consideran viejos a partir de los 5 y los 6 años. Necesitan 1.880 calorías al día o más, dependiendo de su tamaño.

Tener en cuenta que los perros mayores necesitan menos energía que los perros jóvenes y pierden apetito. Por ejemplo, una investigación en los Estados Unidos reveló que el 16% de los perros en hospitales veterinarios con 12 años de edad estaban bajos de peso, mientras que sólo un 5% padecía sobrepeso. Por consiguiente, el mejor alimento que se le puede dar a un perro mayor es el que él encuentre más apetecible y que sea altamente digestible. Este alimento también tiene que contar con el equilibrio de nutrientes esenciales para una ingesta energética reducida. Existen comidas especialmente preparadas para los perros geriátricos, que se han elaborado basándose en estos criterios.

Perras preñadas de todas las razas y tamaños

Las perras preñadas necesitan muy poca comida adicional durante los primeros dos tercios del período de gestación (5 a 6 semanas). Esto se debe a que los fetos no crecen mucho durante esta etapa. La mayor parte del crecimiento ocurre durante las últimas tres semanas. En esta fase, la ingestión energética del animal se deberá incrementar en un 15% cada semana. Para el momento en que la perra alumbre a sus cachorros, debe estar recibiendo entre un 50% a un 60% por encima de su ingesta energética normal.

'Alimentación del perro'

Perras en etapa de lactancia de todas las razas y tamaños

Nutricionalmente hablando, la lactancia es una de las etapas de la vida más exigentes para la vida de una perra. El incremento en las necesidades energéticas variará de acuerdo al tamaño y la edad de la camada, pero en el pico máximo de esta etapa, cuando los cachorros tienen aproximadamente cuatro semanas, las necesidades energéticas de la perra pueden ser hasta cuatro veces más altas de lo normal. Por eso, durante este período la perra necesita ingerir un alimento muy apetitoso, altamente digerible, concentrado y en cantidades razonables en cada comida.

También es bueno que tenga comida a su disposición durante todo el día. Es especialmente importante que siempre disponga de agua fresca, ya que la perra necesita mucha más agua en ese momento debido al proceso de generación de leche para sus cachorros.

ALIMENTACIÓN

DEL PERRO

El porqué de una buena alimentación.

Consejos útiles para una buena alimentación:

  • No hace falta complicarse con el menú.

  • Dale siempre de comer a la misma hora.

  • Tan malo es darle demasiada comida como demasiada poca.

  • No le dejes nunca el plato lleno a rebosar.

  • Enseñarle a comer como es debido.

  • La ración diaria, es conveniente repartírsela en tres comidas.

  • El perro siempre ha de tener a mano agua fresca y limpia.

  • No debe dársele comida fuera de horario.

  • Cuando debas cambiarle de comida hazlo gradualmente.

  • No darle carne cruda.

  • No se los des nunca huesos grandes para roer.

CARNIVORO

HUESOS

CHOCOLATE

CEBOLLA

SOBRAS

'Alimentación del perro'

¿Cómo debemos alimentarlo?

ENFERMEDADES

INFLAMACION ESTOMACAL SOBREPESO ALERGIA DIARREA GASTRITIS AGUDA

¿CUANTA COMIDAS DEBES DARLE A TU PERRO?

Perros pequeños (< 10kg):

Perros medianos (11 a 25kg):

Perros grandes (25-50Kg):

Perros gigantes (> 50kg)

'Alimentación del perro'

15

QUÉ NO

DEBE

COMER

TU PERRO

Perras en etapa de lactancia de todas las razas. .ttamaños

Perras preñadas de todas las razas y tamaños.

Perros geriátricos de todos los tamaños.

Perros adultos con alto nivel de actividad.

Perros adultos con actividad de moderada a alta.

Perros adultos con actividad moderada

Perros adultos con poca actividad

Comida