Alicia en el país de las maravillas; Charles Lutwidge Dodgson

Literatura universal. Novela. Narrativa infantil. Argumento. Personajes. Temas. Lewis Carroll

  • Enviado por: Princsa
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad
cursos destacados
Graduado en Lengua y Literatura Españolas
UNED
Los objetivos generales de este título responden a la concepción de los estudios de Grado como un ámbito de...
Solicita InformaciÓn

Ópera y Música Escénica en el Siglo XX. Vanguardia y Mirada Retrospectiva.
Instituto Superior De Arte - I/art
En el siglo XX hablamos de “Teatro musical” antes que de “ópera” con el fin de integrar todas las modalidades...
Solicita InformaciÓn

publicidad

2 º E.S.O. D

Biografía del autor

El autor de Alicia en el País de las Maravillas es el escritor inglés Charles Lutwidge Dodgson, mejor conocido por el seudónimo literario de Lewis Carroll. Fue un matemático y profesor de lógica que llevó sus conocimientos especializados al arte del “nonsense” (sin sentido), y que, al mismo tiempo, escribió una serie de historias para niños que, curiosamente, carecían de la moralidad propia de la época.

Nació en la casa parroquial de Daresbury, Cheshire, el 27 de junio de 1832. El futuro Lewis Carroll fue un niño precoz y emprendedor, que muy pronto mostró su interés por el teatro, y que duraría toda su vida.

En diciembre de 1854 se licenció en letras. Sus estudios de matemáticas, se extenderán desde 1855 a 1881. El 22 de diciembre de 1861, el obispo de Oxford, lo ordena diácono de la Church of England. No ejerce el sacerdocio y más tarde llegó a decir de sí mismo que se consideraba “prácticamente un laico”.

Su vida pública fue algo vulgar: profesor aburrido y acérrimo conservador, su rasgo más peculiar fue su gran amor pos las niñas (sentía aversión por los niños), amor que fue definido de “enfermizo” por algunos autores. Además le gustaban los títeres, la criptografía y el ajedrez.

El hombre que soñó Alicia murió el 14 de enero de 1898, en Guildford, Surrey.

Las obras literarias que le hicieron realmente famoso fueron las de fantasía. Alicia en el País de las Maravillas fue publicado en 1865 y debido a su gran éxito escribió una continuación titulada A través del Espejo, y lo que encontró Alicia allí. Esta obra vio la luz en 1871. Otro de los libros de Carroll que obtuvieron una merecida fama fue La caza del Snark (1876), el poema más largo del “nonsense” de la lengua inglesa.

“Alicia en el País de las Maravillas” inspirado por su amistad con la niña Alice Liddell, y un viaje a Oxford con ésta y sus hermanas. Dicho viaje comienza el 4 de julio de 1862 y les acompaña el reverendo Robinson Duckworth.

Carroll comienza a narrar la historia una historia un calurosa tarde de verano para acabar con el aburrimiento. Por petición de la misma Alice, el autor copió la historia. Su título provisional era Alice's Adventures Under Ground, estaba escrito a mano, con ilustraciones del propio Carroll y tenía solamente 18.000 palabras. Más tarde, por sugerencia de dos amigos, reescribió y alargó la obra para su publicación.

John Tenniel preparó las famosas ilustraciones que acompañan a esta historia, a las cuales las consideramos como parte integrante de la obra.

Carroll nunca llegó a estar satisfecho del trabajo de Tenniel, y, en parte, tenía razón. Tenniel no era un artista brillante, pero difícilmente se hubiese encontrado un ilustrador mejor. Hubiera sido preferible que el mismo Carroll ilustrara el libro, pero sus dibujos eran demasiado estilizados, demasiado “modernos” para la época, y por ello parecían de un aficionado.

Sobre Alicia en el País de las Maravillas se han hecho y se harán miles de comentarios, aunque podríamos destacar uno hecho por Walter de la Mare, que dice así: “Es uno de los raros libros del mundo que puede ser leído con placer por viejos y jóvenes…Es el único libro de “nonsense” escrito para los niños, sin que sea infantil…Aún más, nos permite acceder a una región del espíritu que, hasta este autor, no solamente era inexplorada, sino también perfectamente desconocida. Y, sin embargo, como algunos otros excepcionales aciertos, fue fruto de un feliz accidente.

Contenido y Organización

Las aventuras de Alicia en el País de las Maravillas se inician cuando ésta queda dormida en el regazo de su hermana, mientras estaban sentadas en un banco.

Las aventuras de Alicia concluyen cuando la niña se encuentra en el juicio por las tartas robadas y las cartas se abalanzan sobre ella. Entonces la niña despierta y se encuentra con que está sentada en un banco con su hermana al lado. Ésta intenta retirar unas hojas que han caído sobre el cuerpo de Alicia.

Al final del libro se nos aclara que las aventuras de Alicia han sido parte de un sueño.

Por ello mismo, creo que las aventuras de Alicia se pueden considerar de carácter fantástico. Puesto que muchas de las aventuras que en esta obra se relatan carecen de sentido lógico y por eso considero que es una obra de carácter fantástico. Porque además de la dosis de fantasía tiene a Alicia y a su hermana que son personajes totalmente normales.

Algunos de los episodios que me han resultado especialmente atrayentes debido a su carácter ilógico pueden ser los siguientes: cuando la niña se ve inmersa en un lago que ha sido formado con sus propias lágrimas y después de mucho llorar llega a la costa, dónde le esperan varios animales. Otro de los episodios que me llaman la atención es cuando la niña se encuentra tomando el té con la Liebre de Marzo y el Sombrero y le explican que para ellos siempre son las seis de la tarde debido a un malentendido que tuvieron con el Tiempo. También merece destacar el momento en el que buena parte de la nobleza del reino y Alicia, tienen que jugar al croquet utilizando flamencos como palos y erizos a modo de bolas.

Utilizando los encuentros de Alicia con los distintos personajes como hilo conductor para hacer un resumen, éste podría resultar así:

Alicia, una joven inglesa, se encuentra sentada en la sombra de un árbol con su hermana, cuando de repente ve aparecer a un Conejo Blanco que va hablando consigo mismo. La niña le siguió a través de una conejera, y cuando ésta empezó a descender verticalmente, Alicia no pudo retroceder y al cabo del rato cayó sobre suelo firme. Después de extraños sucesos en la pequeña sala (Alicia cambia su tamaño varias veces) y algunos lloriqueos por parte de la joven, aparece de nuevo el Conejo Blanco. Después de irse éste, Alicia se resbala y cae sobre el estanque que han creado sus propias lágrimas. Mientras intentaba nadar hacia la orilla, se encontró con un Ratón. Ambos se dirigieron a la orilla donde se encontraron con el Loro, el Dodo, el Aguilucho y algún animal más. Sin embargo, éstos la abandonaron enseguida y Alicia comenzó a llorar. De repente vio pasar al Conejo Blanco, el cual la confundió con su criada. Entonces Alicia subió a la casa del conejo y curiosamente encontró una botellita cuyo elixir le hizo agrandar de nuevo. Entonces tuvo que acomodarse como pudo y cuando el Lagarto Bill, mandado por el resto de animales, intentó entrar por la chimenea para ver qué ser extraño era Alicia, ésta le propinó una patada que le llevó de regreso a suelo firme. Después de volver a empequeñecer, Alicia pudo escapar de la casa del Conejo Blanco y se adentró en el bosque. Entonces se encontró con una Oruga que mientras duró la conversación, irritó bastante a Alicia ya que era un poco desconsiderada; sin embargo, le explicó cómo podía volver a crecer y la niña siguió su consejo. Pero creció tanto, que su cuello sobresalía sobre las copas de los árboles. Cuando intentaba llegar hasta sus manos para poder llevarse a la boca el alimento que le haría empequeñecer, se encontró con una Paloma que la confundió con una serpiente voladora. Al final volvió a cambiar de tamaño, siguió andando y se adentró en un claro, donde pudo ver una casita con un Lacayo en la puerta. Alicia decidió entrar y allí se encontró con la Duquesa, el niño que sostenía ésta entre los brazos y la sirvienta de la Duquesa. Alicia decidió que el ambiente, cargado de pimienta, no era el adecuado para el niño, pues no dejaba de llorar, así que lo cogió y se lo llevó fuera. Mientras lo llevaba entre sus brazos, el bebé comenzó a cambiar hasta que se convirtió en un pequeño rostrizo que Alicia dejó en el suelo. Siguió caminando y se encontró con el Gato de Cheshire, el cual le explicó dónde vivían el Sombrero y la Liebre de Marzo. Entonces Alicia se dirigió a casa del Sombrerero y allí estuvo un ratito charlando con él, con su amiga la Liebre de Marzo y con el Lirón. Pero como no se sentía a gusto, les dejó solos y partió de nuevo hacia al bosque. Entonces encontró una puerta que le condujo a la sala del principio del relato. Al adentrarse en el magnifico jardín, descubrió a tres cartas que estaban pintando un rosal, y de repente aparecieron la Reina de Corazones, su marido y el resto de su séquito. Entonces invitaron a Alicia a jugar una partida de croquet. Pero como cada uno iba en sus pensamientos, no se dieron cuenta de que Alicia se puso a hablar con el Gato de Cheshire y después con la Duquesa, quien la llevó a dar un paseo. Entonces la Reina se presentó ante ellas y le explicó a Alicia que debía viajar a lomos del Grifo para poder ver a la Falsa Tortuga. Éstos últimos, le contaron historias de su juventud. Cuando el Grifo la llevó de vuelta, se encontraron con que se estaba celebrando un juicio contra la Sota de Corazones. En aquel lugar se encontraban casi todos los personajes que a lo largo de al historia acompañaron a Alicia; el Conejo Blanco, el Lagarto Bill, la Duquesa, el Sombrero, la Liebre de Marzo, y por supuesto, la Reina y el Rey de Corazones. El juicio, y las aventuras de Alicia, acabaron la declaración de ésta ante el tribunal.

La parte central de la obra se puede dividir en dos partes: las aventuras que le ocurren a Alicia antes de llegar al jardín y las que tienen lugar ya en el jardín.

Las aventuras de Alicia en el jardín comienzan cuando la niña abandona la merienda con el Sombrero y la Liebre de Marzo, y decide buscar su camino a través del bosque. Entonces descubre que en un árbol hay una puerta que conduce a su interior. Al cruzar ésta se encuentra otra vez en la sala del principio, donde coge la llavecita de oro y abre la pequeña puerta que conduce al jardín; sin embargo, su tamaño es demasiado grande y no le permite adentrarse en él por lo que ha de mordisquear la seta que hará que su altura sea menor y así poder atravesar la puerta con facilidad.

Las viñetas que se encuentran en el ejercicio 6, de la página 82, del libro de texto, se podrían organizar así:

Por orden de aparición en el relato, la primera sería cuando Alicia sale de la casa de la Duquesa con un bebé en brazos, y mientras anda éste se va convirtiendo en un pequeño cerdito. La segunda, sería en la que Alicia intenta jugar al croquet, después de haber sido invitada por la Reina, utilizando un flamenco a modo de mazo. La última sería la escena en que Alicia está dormida en el regazo de su hermana y ésta intenta despertarla.

Durante el relato, el autor recurre al suspense varias veces. Entre ellas podíamos contar con las siguientes:

Cuando Alicia y la Duquesa van paseando por el campo de croquet y de repente aparece la Reina. O cuando la baraja de cartas se abalanza sobre la pobre Alicia, pues en ninguno de los dos casos sabemos que es lo que va a pasar a continuación. Al tener esta pequeña dosis de suspense, lo que consigue el autor, es que el lector se interese más en su obra y siga leyéndola, atraído por querer saber que es lo que va a pasar.

Personajes

Cada personaje de la obra tiene sus rasgos característicos pero sólo me voy a adentrar en los de cuatro de ellos, el Gato de Cheshire, la Liebre de Marzo, La Reina de Corazones y la Falsa Tortuga.

  • El Gato de Cheshire tiene la capacidad de poder aparecer y desaparecer donde quiere, cuando quiere y como quiere. Esto le confiere un aire enigmático, ya que nunca da soluciones demasiado concretas a las preguntas que le son formuladas.

  • La Liebre de Marzo es un personaje un poco repipiolo; sin embargo, tiene algo de ingeniosa.

  • La Reina de Corazones es un personaje con un carácter agrio, dominante y un poco egocentrista.

  • La Falsa Tortuga es un personaje triste y llorón, lo único que hace en condiciones es lagrimotear.

Algunos de los personajes que me han resultado más interesantes a lo largo de la obra han podido ser el Grifo o el Rey. El Grifo ya que al principio se muestra un poco sumiso y pavisoso, pues las pocas intervenciones que tiene las resuelve con dos o tres frases que se basan en el mismo fundamento. Pero al encontrarse con la Falsa Tortuga muestra una faceta más enérgica e inteligente. El rey me ha llamado la atención porque vive sometido por los caprichos de la Reina. Aunque las ejecuciones que ella manda llevar a cabo, suele invalidarlas por miedo a perder a todos los habitantes de su original reino.

Temas

En el capítulo 5, Alicia intenta hablar con la Oruga y con la Paloma aunque tiene grandes problemas para guardar la calma y para hacerse entender. Mientras habla con la Oruga, pierde varias veces los nervios ya que no está acostumbrada a que le lleven la contraria tantas veces o a que las contestaciones que le den sean tan cortantes como las que ofrece la Oruga. Cuando habla con la Paloma, se da cuenta que ésta no le deja hablar y por lo tanto explicarle claramente que no es una serpiente sino una niña.

El siguiente pasaje se relaciona con el tema de la reflexión sobre cuestiones de tipo lógico: “El verdugo argüía que tan imposible era cortar una cabeza sin cuerpo como decapitar a un cuerpo sin cabeza”.

Bajo mi punto de vista estoy de acuerdo con el verdugo pues creo que eliminar algo que forma parte de un conjunto, como la cabeza, hace falta tener el conjunto entero, cabeza y cuerpo. Entre otras cosas porque decapitar es dejar un cuerpo sin cabeza, así que en realidad, ni tan siquiera sería una decapitación verdadera, pues ningún cuerpo se quedaría sin cabeza.

Estilo

En algunos pasajes de la obra podemos encontrarnos con juegos de palabras, algunos de ellos serían los siguientes:

  • Capítulo 3 : “¡La mía es una larga y triste historia!”, dijo el Ratón, dirigiéndose a Alicia, y suspirando. “Es una cola verdaderamente larga”, dijo Alicia, contemplando sorprendida la cola del Ratón.

  • Capítulo 6 : “¡Piense solamente en el lío que se armaría con el día y la noche! Como usted sabe, la Tierra tarda veinticuatro horas en dar una vuelta alrededor de su eje…”, dijo Alicia. “Hablando de hachas”, dijo la Duquesa, “¡que le corten la cabeza!”.

  • Capítulo 9 : “Bueno había Misterio”, respondió la Falsa Tortuga, llevando la cuenta con las aletas; “Misterio antiguo y moderno, con Mareografía. Luego Arrastrado…El profesor de Arrastrado era un viejo congrio, que venía una vez por semana: nos enseñaba Arrastrado, Estirado y Desmayado en Espirales.

  • Capítulo 10 : “Por supuesto que no”, dijo la Falsa Tortuga. “Porque si un pez viniese aquí y me dijera que se va de viaje, yo le preguntaría: ¿Con qué marsopa?” “¿No querrá usted decir con qué propósito?”, dijo Alicia.

Opinión personal

A mí, personalmente, no me ha gustado mucho el libro de Alicia en el País de las Maravillas, pues aunque está bien redactado y a veces llega a ser entretenido no me ha resultado atrayente. En parte creo que ha sido por los juegos de palabras, pues al traducirlos pierden la mayoría de su gracia y se convierten en confusiones que a mi parecer resultan pesadas e ilógicas.

Aunque, por otra parte, el escritor tiene frases que a me parecen dignas de destacar. Entre ellas podía contar la siguiente: “Nunca imagines que eres distinta de lo que puedas parecer a los demás, que lo que tú fuiste o pudiste haber sido, no fue otra cosa que lo que tú hayas estado pudiendo parecer a los demás”.

También creo que Carroll tuvo una imaginación con la que muy pocas personas se ven dotadas, pues la mayoría de los personajes tienes rasgos característicos de la obra. Como por ejemplo la Falsa Tortuga o el Gato de Cheshire.

El capítulo que menos me gusta es el de “Cerdo y Pimienta” pues no le encuentro la gracia por ningún lado y a mí me ha resultado un poco repetitivo. Por el contrario, el capítulo que más me ha gustado es el titulado “El Conejo envía un pequeño Bill”. Porque me parece divertido como el pobre Bill es enviado como conejillo de Indias, frente a Alicia, a la cual la consideran un pequeño monstruo.