Alfredo Jaar

Fotógrafos chilenos. Fotografía social. Crisis geopolíticas y sociales. Solidaridad. Violencia. Racismo. Problemas sociales. Inmigración

  • Enviado por: Ivan
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


Monografía

Alfredo Jaar

En 1994 en Ruanda ocurrió una masacre de proporciones gigantescas, una masacre con una historia de criminalidad y complicidad generalizadas. Una historia de un genocidio descomunal, patrocinado por el estado, el cual necesito años de organización pero solo 100 días para su realización. En este genocidio murieron más de un millón de habitantes, a los ojos del mundo entero, sin que nadie hiciera algo. Las potencias mundiales no hicieron nada frente a esta masacre de proporciones que ocurría en el continente Africano, siendo que tenían las herramientas para poder acabar con este genocidio. Toda esta situación que estaba ocurriendo en Ruanda llamó la atención del Chileno Alfredo Jaar el cual viajo a ese país para ver con sus propios ojos lo que ocurría en esas tierras. Recorrió el país, conoció a sus gentes, se interesó por sus historias. Allá fotografió los ojos de un niño recientemente huérfano. Esos ojos Jaar los reprodujo en diapositivas, en cantidad de un millón, como el número de víctimas del genocidio en ese país africano, y luego las apiló todas sobre una mesa de luz. Otras fotografías de ese mismo viaje, Jaar literalmente las enterró en cajas negras, y sobre éstas escribió la descripción de lo que se podría ver en las fotos. Todo esto fue lo que Jaar llamó “El Proyecto Ruanda”. En este proyecto Jaar intenta crear conciencia social frente a este tema que se quiso pasar por alto en todo el mundo. Hace una denuncia a como se manejo este problema ocurrido en el continente Africano, esta denuncia la hace de tal forma de nunca perder la plástica de su trabajo. Esta plástica de él fue formada por él y sus conocimientos que le dieron sus estudios de arquitectura en la Universidad de Chile y los de cine en el Instituto Chileno Norteamericano de Cultura. El primer trabajo de Jaar en Ruanda fue el llamado: “Señales de vida”, en la que mando a amigos suyos unas postales que compro en Ruanda con el nombre de sobrevivientes seguido con “sigue con vida!”. Otro de sus trabajos allá, es el millón de diapositivas apiladas en la mesa de luz pierden su foco, y no se distinguen por la cantidad de estas. Se ve una imagen difusa que creo representa el desentendido que hicieron los demás países de la situación, de cómo no quisieron ver como estaba la situación en ese país. Con todo esto quiso generar después un amplio proyecto artístico que llamara la atención sobre lo ocurrido, e incitara a sí mismo a la reflexión sobre la condición humana, el papel social del arte, y las cualidades de la imagen comunicativa. Al enterrar las fotografías con su descripción, su propósito fue despertar la conciencia adormecida de la gente, por medio de un ocultamiento visual que devuelva la capacidad de ver el drama humano.

“En el mundo alineado en que vivimos, la realidad social debe presentarse en forma llamativa, bajo una nueva luz, a través de la alineación del tema y de los personajes. La obra de arte debe penetrar en el público no mediante la identificación pasiva sino mediante un llamamiento a la razón que exige, a la vez, acción y decisión. Las reglas que mantienen la convivencia de los seres humanos deben tratarse en el drama como temporales e imperfectas, de modo que el espectador haga algo mas productivo que limitarse a observar, se sienta estimulado a pensar en y con la obra y acabe pronunciando un juicio: `No es esta la manera de hacerlo. Es extraño, casi increíble. Debemos poner fin a todo esto'” ª. A esto apela el arte de Jaar, crear conciencia social. El espectador de las obras de Jaar aparte de ver una obra con rico contenido plástico, observa y se da cuenta de los problemas que presenta Alfredo y debe sentirse estimulado a pronunciar un juicio respecto a la crítica que hace el artista.

Al observar sus trabajos podemos ver que utiliza principalmente la fotografía como registro y soporte de su temática, la cual gira en las crisis geopolíticas y sociales, las relaciones entre los países ricos y los tercermundistas, el conflicto de la inmigración, la violencia, el racismo y los refugiados.

Jaar también se interesa por la intervención del espacio público que perturba al espectador distraído, es así como para llamar la atención de los peatones de una ciudad, puso en los avisos publicitarios “Rwanda” (Ruanda) varias veces.

ª La función del arte, pagina 14-15

'Alfredo Jaar'
'Alfredo Jaar'

Es así como en otro proyecto también llama la atención del público mediante la intervención del espacio público. Este proyecto lo realizo en Montreal (Canadá), uno de las ciudades más ricas de Norte América. Aquí las autoridades se jactaban de su crecimiento económico y su posición como ciudad. Alfredo Jaar fue más allá de lo que la gente común vería en esta ciudad, con esa suspicacia por los problemas sociales que lo caracteriza. Es así como encontró una Cúpula la cual se ocupaba como refugio para las personas sin un techo donde dormir. Este lugar estaba en el viejo Montreal, por lo que no era un lugar muy frecuentado por la ciudad, estaba alejado de la ciudad y no se hacían ver estos problemas que tenía la ciudad. Es por esto que Jaar inicia un proyecto para que la ciudad de Montreal se diera cuenta de su realidad, de que también tienen problemas sociales a pesar de su “status” económico. Jaar monto en la cúpula del refugio aproximadamente cien mil watts de luces rojas. Estas luces estaban conectadas a un mecanismo que se activaba con un botón en la entrada del refugio. La idea de Jaar era que cada vez que entrara una persona al refugio esta presionara el botón que activaba estas luces. La cúpula era visible desde gran parte de la ciudad, por ser un lugar en altura, por lo que cada vez que llegaba alguien al refugio la ciudad se enteraba. “Este proyecto puede tener varias lecturas: Primero podemos verlo como una fotografía que se saca cada vez que un ser humano pide ayuda (una luz se dispara cada vez que se saca la fotografía). Esta fotografía respeta la privacidad y dignidad de la persona sin hogar (ya que no hay una foto verdadera), mientras que al mismo tiempo manda una señal a la sociedad sobre la condición de esta persona, una condición que es claramente inaceptable teniendo en cuenta que esta sucediendo en una de las ciudades mas ricas de Norte América.

Segundo, la luz roja se puede observar como una amenaza de fuego, como todos los incendios previos que azotaron a la cúpula durante su historia. El signo del fuego, que siempre ha significado una tragedia para la cúpula, es ahora nuevamente un signo de tragedia. Esta vez, la tragedia (fuego) no esta amenazando la cúpula, sino que a la sociedad misma.” ²

² Lecturas de la obra sustraídas de la pagina Web de Alfredo Jaar

'Alfredo Jaar'

La reacción de la gente frente a este proyecto realizado por Jaar, fue de rechazo en mayor parte por las autoridades políticas, por el hecho de mostrar esta faceta de la ciudad. Pero Jaar continúa con sus obras sociales.

Otro proyecto en el cual podemos ver que Jaar se aprovecha del espacio público para llamar la atención del público distraído, es el que realiza en Times Square (Nueva York). En Nueva York, Alfredo Jaar fue uno de los treinta artistas seleccionados para producir cuarenta y cinco segundos de una imagen computarizada, la cual iba a ser mostrada en una pantalla gigante en el sector de Times Square, uno de los más transitados de la ciudad. Su imagen computarizada consistía en la forma de la región ocupada por Estados Unidos con un texto encima de esta región: “This is not America” (Esto no es América). Luego se mostraba la bandera de Estados Unidos con el mensaje “This is not America's flag” (Esta no es la bandera de América). Finalmente de la letra “R” de la palabra América aparecía el continente americano completo. Esta imagen era mostrada cada seis minutos, durante cuarenta y cinco segundos junto con campañas publicitarias durante un mes. Jaar se queja del imperialismo que muestra este país del Norte. Es una crítica a como ellos siempre se llaman “América” como país, siendo que América es un continente que cubre a una cantidad mucho mas grande de países.

'Alfredo Jaar'

Con todo estos proyectos mencionados podemos ver reflejada una posición política de Jaar, la cual esta en contra de una Globalización que se ve venir a ojos de todos. Podemos ver por lo menos que esta en contra de una globalización irresponsable por parte de los líderes mundiales que controlan las grandes potencias actuales que rigen el mundo.

“La obra de un artista es un proceso altamente consciente y racional, al término del cual surge la obra de arte como una realidad dominada, de esto se trata y no de un estado de inspiración mística y exaltada. Para ser artista hay que captar y transformar la experiencia en recuerdo, el recuerdo en expresión, la materia en forma. Para el artista, la emoción no lo es todo, debe conocer su oficio y encontrar placer en él, comprender todas las reglas, procedimientos, formas y convenciones con que la naturaleza se puede domar y someter al contrato del arte. La pasión que consume al diletante se pone al servicio del verdadero artista; el artista no es vencido por la bestia: la doma.” ³

Vemos que Jaar pasa por estos procesos para efectuar sus proyectos, ya que primero se involucra con la situación y luego saca provecho de esta y expone lo que cree debe mostrar a la sociedad. Toma experiencia de las vivencias adquiridas en sus visitas a los lugares donde hace sus proyectos, y luego toma el recuerdo de esta experiencia para expresarlo en su obra de tal manera de hacerlo notar en su proyecto.

Puedo decir que frente a lo que se dice el fin del arte, creo que una de las formas en que el arte puede resurgir es con artistas como Alfredo Jaar, quien ofrece además de una obra de calidad plástica y artística, una ayuda social al mundo. Jaar hace una crítica a las cosas que le parecen mal en torno a la dirección que toma este mundo. Creo que este tipo de artistas pueden hacer surgir nuevas vetas del arte, ya que se pueden aprovechar las tecnologías actuales para poder masificarlo. Existen muchas herramientas hoy en día que pueden ser ocupadas para abrir los ojos al mundo frente a distintos problemas presentes en el presente. Estas herramientas pueden ser muy utilizadas por el artista de hoy para lograr muchas cosas. Esta es una de las cosas que aprovecha Jaar, de manera muy exitosa. Mediante su página Web logra mostrar sus proyectos más importantes durante su carrera, los cuales pueden ser consultados por cualquier persona con acceso a un computador hoy en día. Es por todo esto que creo que este arte puede llegar más lejos.

Vídeos relacionados