Alfred Adler

Psicología individual. Psicoanálisis. Psicoterapia y pedagogía. Teoría de la personalidad. Holismo. Complejo de inferioridad y superioridad

  • Enviado por: Kitty Inza
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas

publicidad

Introducción:

Este trabajo trata sobre Alfred Adler y su teoría de la personalidad, haciendo especial hincapié en algunas situaciones de la infancia que predestinan al niño, la importancia en el orden de nacimiento, el sentimiento de inferioridad y sus tipos, y los tipos psicológicos que hay según esta teoría además de la biografía de Adler.

La información está recogida de varias páginas de Internet y el método que he seguido para la realización del trabajo ha sido el siguiente:

1º Búsqueda y recogida de información en Internet.

2º Exposición de dudas en clase.

3º Borrador del trabajo.

4º Redacción del trabajo.

Biografía

Alfred Adler nace el 7 de Febrero de 1870 en Viena (Austria).Fue un niño muy enfermizo, que al principio recibió toda la atención de sus padres hasta que nació su hermano menor y se empezó a sentir desplazado, vio morir a uno de sus hermanos en la cama que compartía con él, por eso sentía un gran temor a la muerte.

En 1985 se graduó en medicina y comenzó a ejercer de oftalmólogo, pero pronto se interesó por el funcionamiento del sistema nervioso y en 1899 se produjo su primer encuentro con Freud, uniéndose así a él y a los partidarios del psicoanálisis, en donde creen que los procesos del inconsciente dirigen gran parte del comportamiento de las personas.

Publica varios libros y empieza a tener discrepancias con Freud, que le hacen abandonar su círculo en 1911 y crear su propia escuela de psicoterapia llamada psicología individual que a diferencia del psicoanálisis pone el acento en la motivación humana y en la capacidad de cada individuo para asumir su propio destino.

Para la psicología individual lo importante es el individuo, le interesa la integración con un “yo” que controla todas las partes de la personalidad, el sistema psicoanalítico de Adler se basa en la importancia de las compensaciones (nuestra integración en el medio) y su finalidad es compensar nuestros complejos, se estudia especialmente el de la inferioridad.

Teoría

Adler era partidario del holismo (Doctrina que propugna la concepción de cada realidad como un todo distinto de la suma de las partes que lo componen.) y se refleja por una parte en que su psicología se llamo individual porque creía que para entender a las personas, las deberíamos ver como un todo y no como un como una colección de varios trozos, por otra parte, porque al hablar de la personalidad se refería al estilo de vida de la persona (la forma de llevar los problemas, las relaciones interpersonales…en un ambiente determinado, la influencia de la sociedad…) y no en el sentido de rasgos internos, estructuras, conflictos…También tiene una postura teleológica en lo que se refiere a la motivación, somos impulsados hacia nuestros objetivos e ideales y aunque no es fácil siempre queda lugar para el cambio.

Infancia y orden de nacimiento:

El prototipo de estilo de vida se fija alrededor de los cinco años, y según esta teoría hay tres situaciones básicas que podrían conducir al niño a un estilo de vida inadecuado.

La primera se produce cuando el niño tiene una enfermedad o una deficiencia física, el niño estará sobrecargado y tendrá el resto de su vida un fuerte sentimiento de inferioridad que sólo podrá apaciguar con la ayuda de sus seres queridos.

La segunda se debe al consentimiento por parte de la gente cercana, el niño tiene lo que quiere sin dar nada a cambio, después no sabrá hacer las cosas sólo y no podrá competir con los demás (que lo odiaran si esta consentido) , y lo que es peor, descubrirá que es realmente inferior.

La tercera es la negligencia, se trata del niño descuidado o victima de abusos. Será egocéntrico porque no confiará en nadie, creerá que es inferior porque le habrán enseñado que no vale nada y puede que no tenga la capacidad de amar.

También influye el orden de nacimiento.

El hijo único: tiene tendencia a ser más consentido, pero también cabe la posibilidad de que tenga que enfrentarse sólo a posibles abusos.

El primer hijo: al principio recibe toda la atención hasta que llega el segundo hijo y lo destrona. Suelen ser más independientes y algunos se vuelven retraídos.

El segundo hijo: compite con el mayor para sobrepasarlo, unas veces lo consigue pero otras se pasa la vida en esa competición que no sirve de nada.

El último hijo: suele ser el más mimado aunque puede sentirse inferior al ser todos sus hermanos mayores.

Esta clasificación no debe tomarse demasiado en serio, puede variar dependiendo, por ejemplo, de la diferencia de edad que se lleven los hermanos.

Inferioridad:

Es común tener inferioridades que deberíamos perder cuando somos pequeños, pero no es así. Adler establece varios tipos de inferioridades y posibles compensaciones:

  • Inferioridad de órgano: son las inferioridades físicas que se pueden compensar desarrollando otras destrezas, pero no todas las personas son capaces de compensarlo y la sociedad lo aísla.

  • Inferioridades psicológicas: sucede cuando a una persona le dicen que es tonta, fea o la comparan, y aunque realmente no es así esa persona creerá que si es verdad. La forma de compensarlo podrá ser siendo mejor en otro aspecto aunque se siga sintiendo inferior.

  • Inferioridad natural de los niños: todos los niños son débiles y desean crecer y ser más grandes y fuertes como se puede observar cuando juegan. Lo superan cuando se hacen mayores.

Si la persona se siente muy agobiada ante alguna inferioridad, desarrollará un complejo de inferioridad, algo bastante grave, ya que se considera una neurosis (enfermedad funcional del sistema nervioso caracterizada principalmente por inestabilidad emocional) que le hará tímido, obediente, cobarde…y buscará a personas que le digan lo que vale para afrontar esa inseguridad, o por el contrario puede que responda con un aparente complejo de superioridad haciendo al resto sentirse mal consigo mismos.

Tipos psicológicos:

Hay cuatro tipos (bastante similares a los que establecieron los antiguos griegos) dependiendo de la energía que la persona tenga:

  • Tipo dominante: es el que tiene más energía. Son agresivos y dominantes. Algunos acaban siendo sádicos y otros dañando a los que le rodean por dañarse a si mismos como por ejemplo los drogadictos o los alcohólicos.

  • Tipo erudito: tienen poca energía. Son sensibles y necesitan la ayuda de los demás para superar obstáculos, cuando están sobrecargados les aparecen fobias, obsesiones, ansiedad…

  • Tipo evitativo: tienen todavía menos energía que el anterior. Sólo son capaces de sobrevivir aislándose de todo y si están al borde acaban psicóticos, lo que es lo mismo, padeciendo enfermedades mentales.

  • Tipo socialmente útil: es la persona equilibrada y sana, con el mismo nivel de energía que de interés social.

Conclusiones:

Tras ser oftalmólogo, Adler se interesa por el funcionamiento del sistema nervioso y conoce a Freud pero pronto se separa de el para crear la psicología individual, según la cual se debe ver a la persona como un todo y no como varias partes, también cree en la aptitud del individuo para hacerse cargo de su destino y la importancia de la sociedad.

Según esta psicología hay tres situaciones posibles en la infancia que podrían determinar el futuro del niño y que hay que evitar, pero el orden de nacimiento también influye.

Muy importante para Adler fue el tema de la inferioridad, la separó en tres tipos y sus posibles compensaciones, además del complejo de inferioridad, que es más grave y se puede compensar con el complejo de superioridad.

También separó cuatro tipos psicológicos dependiendo de la energía de la persona, el mejor es el tipo socialmente útil, donde la energía y el interés social están equilibrados.