Aldeas infantiles SOS

ONG (Organización no Gubernamental). Instituciones humanitarias. Ayuda a la infancia. Orígenes. Personalidades. Historia. Casa de la paz. Valores. Educación. Desfavorecidos. Cooperación Internacional

  • Enviado por: Lau
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 35 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

ALDEAS INFANTILES SOS

INDICE

  • INTRODUCCIÓN

  • ORÍGENES

  • OBJETIVOS

  • LUGARES DONDE SE ENCUENTRA

  • A QUÉ SE DEDICA

  • ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL

  • ACTIVIDADES

  • EXTRACTOS DEL INFORME ANUAL

~INTRODUCCION~

Aldeas infantiles SOS es una organización internacional privada a nivel social de ayuda a la infancia, sin ánimo de lucro, interconfesional e independiente de toda organización política. Miembro de la UNESCO y con un asesor permanente en el Consejo Económico y Social de la ONU.

Fue fundada en Austria por Hermann Gmeiner en 1949 ha dado paso a las 423 Aldeas Infantiles SOS y más de 1119 dispositivos SOS: hospitales, colegios, guarderías, talleres de formación , residencias de jóvenes, etc. En la actualidad 200.000 niños y jóvenes en más de 131 países son atendidos en todo el mundo.

El objetivo de Aldeas infantiles SOS en todo el mundo , es ofrecer a los niños una familia , un hogar estable y una formación sólida para alcanzar una vida autónoma. Adopta un modelo familiar de carácter universal, cuyo contenido está definido por las características sociales y culturales propias de cada país.

Su misión es integrar social y familiarmente a los niños que sean confiados de forma eficaz y positiva, impulsando su autonomía y emancipación en igualdad de derechos y obligaciones que el resto de jóvenes, consiguiendo que sean y se sientan ciudadanos cálidos para la sociedad.

Uno de los principios de aldeas infantiles SOS es trabajar en las instituciones con personas originarias del país .Más de 50 años de trabajo, respaldados por el compromiso generoso de personas, han hecho posible alcanzar unos resultados positivos, que permiten devolver la esperanza y labrar un futuro de muchos niños.

Por desagracia los derechos del niño no se cumplen en muchos países y nos encontramos con que de los 2100 millones de niños que hay en el mundo ( 35% de la población mundial ), 1 de cada 4 vive en la pobreza y además:

  • 149 millones de niños están desnutridos.( un niño muere en el mundo cada 7 segundos por hambre).

  • 11 millones mueren por causas evitables.

  • 100 millones no van a la escuela debido a la pobreza, la discriminación o falta de recursos.

  • 1´4 millones de niños menores de 15 años tiene SIDA ( 4´3 millones han muerto por esta enfermedad y 13 millones son huérfanos por ello.)

  • 250 millones, entre 4 y 5 años, son explotados laboralmente( en España hay 170.000 que trabajan.)

  • 300.000 luchan activamente en conflictos armados.

  • 2 millones murieron entre 1990 y 2000 por conflictos armados, 6 millones sufrieron heridas o quedaron impedidos, 12 perdieron su hogar y más de un millón son huérfanos de guerra.

ESPAÑA

En España sus orígenes se remontan a 1967 siendo constituida como Asociación en 1981 y declarada de utilidad pública en el consejo de ministros en 1983.La Presidencia de Honor la obtendrá S.A.R El Príncipe de Asturias .Hay ocho Aldeas Infantiles SOS : Barcelona, Pontevedra , Madrid, Granada, Cuenca, Zaragoza, Tenerife, y las Palmas.

En una Aldea Infantil SOS hay de 8 a 12 casa , en la que viven unos seis niños, al cuidado y amparo de una responsable del hogar ( Madre SOS ) .Tiene un director que coordina a un equipo formado por: pedagogo , trabajador social, psicólogo y un grupo de educadores.

Las Aldeas Infantiles SOS se integran dentro de los barrios o pueblos permitiendo que las familias realicen las actividades habituales de cualquier familia.

Para los jóvenes hay Residencia y Pisos donde permanecen hasta su independencia.

Existe una Escuela Nacional de Formación en Granda para que todo el personal actualice sus conocimiento a través de cursos y jornadas específicas en el ámbito de la infancia .

Los niños llegan a Aldeas Infantiles SOS a través de los Servicios Sociales de las Comunidades autónomas.

Se acoge a niños de 0 hasta 12 años, también acoge a niños mayores de esta edad cuando son hermanos de otros más pequeños admitidos , un principio fundamental es no separar a los hermanos biológicos. Los niños que acogen necesitan una vida familiar nueva o una estabilidad para olvidar su desamparo.

La financiación esta basada en las aportaciones de socios y padrinos, con cuotas periódicas voluntarias, además de donaciones y colaboraciones de empresas. También reciben subvenciones oficiales de las comunidades autónomas y la subvenciones para proyectos concretos de Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

TRABAJAR EN ALDEAS INFANTILES SOS

En la actualidad brindan atención a más de 47.000 niños y adolescentes en 412 Aldeas Infantiles SOS y 295 Hogares Juveniles SOS repartidos por todos los continentes .Otras 300.000 personas tienen acceso a nuestros centros pedagógicos o sociales y médicos.

SOS Kinderdorf Internacional es la organización cúpula de todas las asociaciones nacionales de Aldeas Infantiles SOS. Entre las funciones de SOS Kinderdorf Internacional figuran:

  • La coordinación del trabajo en todo el mundo.

  • Las tareas de control.

  • El aseguramiento y la canalización de información entre los 131 países mientras a fin de asumir estas tareas de forma satisfactoria y económica dentro de nuestra organización, se requiere de tecnologías modernas y de colaboradores comprometidos que dispongan de excelentes conocimientos técnicos en las más diversas especialidades. Pero también se esfuerzan por emplear las donaciones de modo que resulten en el mejor provecho en el lugar donde se apliquen.

~ORIGENES~

Los orígenes de este proyecto se remontan a los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, cuando se construyó la primera Aldea Infantil SOS de Imst (Tirol), para dar acogida a muchos niños que habían quedado huérfanos y a aquellas mujeres que habían perdido a sus familias. En la actualidad, existen 423 Aldeas Infantiles SOS y 1119 dispositivos SOS: hospitales, escuelas, guarderias, talleres de formación, residencias de jóvenes… en 131 países, atendiendo a más de 200.000 niños y jóvenes.

También se actúa con Programas de Emergencia en catástrofes y guerras allí donde más se necesita.

Esta misión no sería posible sin el compromiso y la contribución desinteresada de la sociedad.

PERSONALIDADES

Hermann Gmeiner

Confrontado con la miseria de los niños que, a raíz de la Segunda Guerra Mundial, habían quedado huérfanos y sin hogar, y debido a su convencimiento de que no hay ayuda que pueda ser efectiva si un niño se ve obligado a crecer sin un hogar, fundó Herman Gmeiner, en 1949, la primera Aldea Infantil SOS.

Hermann Gmeiner nació el 23 de junio de 1919 en Vorarlberg, Austria. Siendo todavía muy chico, perdió a su madre. Elsa, la mayor de las hermanas, se hizo cargo del cuidado de los más pequeños, en la numerosa familia campesina. Debido a su talento, Hermann Gmeiner logró obtener una beca que le permitió cursar el bachillerato.

Tras haberse visto enfrentado él mismo con los horrores de la guerra, como soldado en Rusia, fue testigo, durante su actividad como tutor de menores, de la miseria y el abandono del gran número de niños que quedaron huérfanos y sin patria después de la Segunda Guerra Mundial. De su inquebrantable convencimiento de que ninguna ayuda puede llegar a ser efectiva si una criatura se ve obligada a crecer sin hogar, surgió la Idea de las Aldeas Infantiles SOS. Con 600 chelines (aproximadamente 40 dólares americanos) en el bolsillo, Hermann Gmeiner fundó, en 1949, la Asociación de Aldeas Infantiles SOS; y ese mismo año se pudo colocar la primera piedra para la construcción de la primera Aldea Infantil SOS, en Imst, Tirol. La labor con los niños y el desarrollo de Aldeas Infantiles SOS como organización, llegaron a ocupar tanto a Hermann Gmeiner que éste tuvo que decidirse, finalmente, a abandonar sus estudios de Medicina.

En los decenios que siguieron, su vida estuvo muy estrechamente ligada a la realización del concepto pedagógico "madre-hermanos-casa-aldea", basado en la familia. Dedicado de lleno en adelante a la asistencia de niños abandonados, todos los otros capítulos de su biografía se leen como la historia misma del desarrollo de Aldeas Infantiles SOS.

Fue director de Aldea en Imst, organizó la fundación de otras Aldeas Infantiles SOS en Austria y ayudó a construir Aldeas Infantiles SOS en muchos países europeos. En 1960, se fundó la federación central de las Aldeas Infantiles SOS, SOS-Kinderdorf International, y se nombró a Hermann Gmeiner como primer presidente de la misma.

En los años venideros, Aldeas Infantiles SOS fue creciendo y extendiéndose más allá de las fronteras de Europa: con la espectacular "Campaña del Grano de Arroz" se pudieron recaudar fondos para fundar en 1963, en Daegu, Corea, la primera Aldea Infantil SOS fuera de territorio europeo; a la cual le siguieron, en los años siguientes, Aldeas Infantiles SOS en los continentes americano y africano.

En el año 1985, Hermann Gmeiner podía referirse a la existencia de 233 Aldeas Infantiles SOS en 85 países del mundo; y, en reconocimiento de sus méritos en cuanto al cuidado de los niños huérfanos y abandonados, recibió numerosas distinciones y homenajes. No obstante, nunca se olvidó de hacer hincapié en el hecho de que son millones de personas las que, con su contribución, realizaron primeramente y continúan hoy apoyando su idea de dar a los niños abandonados un hogar duradero.

Hermann Gmeiner murió en el año 1986 en Innsbruck, y fue enterrado en la Aldea Infantil SOS de Imst.

Helmut Kuting

Presidente de SOS-Kinderdorf International

Habiéndose criado él mismo en una Aldea Infantil SOS, intervino más tarde de forma decisiva en el desarrollo de la labor de Aldeas Infantiles SOS en Asia. Kutin, quien había sido uno de los colaboradores de estrecha confianza de Hermann Gmeiner, fue elegido su sucesor en 1985 como Presidente de SOS-Kinderdorf International.

Helmut Kutin nació en 1941 en Bolzano, Italia. Llegó en 1953, tras una tragedia familiar, a la primera Aldea Infantil SOS del mundo, en Imst, Austria. Más tarde, vivió en la Casa Juvenil SOS de Innsbruck, hizo el bachillerato e inició, seguidamente, la carrera de Economía Nacional en la Universidad de Innsbruck.

Largas conversaciones con Hermann Gmeiner motivaron a Helmut Kutin a abandonar su actividad profesional en el sector del turismo y como educador para en 1967 asumir su primera tarea dentro de SOS-Kinderdorf International: comenzar con la construcción de la primera Aldea Infantil SOS vietnamita, sita en la actual Ho Chi Minh. En 1968, se hizo cargo de esta Aldea; que era entonces la Aldea Infantil SOS más grande del mundo. A continuación, construyó y dirigió otras Instituciones de Aldeas Infantiles SOS en Vietnam; país que se vio obligado a abandonar en 1976, un año después del fin de la guerra.

Por el extraordinario trabajo que había realizado, Helmut Kutin fue nombrado, en 1971, representante de SOS-Kinderdorf International en Asia. A su innovadora labor hay que agradecer que, en solamente unos pocos años, se pudieran construir en Asia más de 50 Aldeas Infantiles SOS y otras 50 instituciones complementarias. Acontecimientos memorables de esa época fueron, sobre todo, la reanudación de la labor de Aldeas Infantiles SOS en Vietnam, en el año 1987, y la inauguración de las dos primeras Aldeas SOS en China en ese mismo año.

En 1985, Helmut Kutin fue elegido, como sucesor de Hermann Gmeiner, presidente de la Federación SOS-Kinderdorf International y, con ello, pasó a ser el máximo representante de Aldeas Infantiles SOS en todo el mundo. Fue confirmado en esta función en los años 1988, 1993 y 1998. Bajo su dirección ha sido posible construir más de 150 nuevas Aldeas Infantiles SOS por todo el mundo. Desde la apertura de Europa del Este y de Asia Central, el trabajo de desarrollo se ha centrado especialmente en estos países.

Richard Pichler

Secretario General de SOS-Kinderdorf International

Economista de profesión, se decidió muy temprano a consagrar su vida a Aldeas Infantiles SOS. En el curso de proyectos de reestructuración, logró distinguirse en misiones de servicio realizadas en diversos lugares de operación. Desde 1995 es Secretario General de SOS-Kinderdorf International.

Richard Pichler nació en 1961 en Tamsweg, Austria. A la edad de nueve años entró a la Aldea Infantil SOS en Hinterbrühl / Viena, en donde encontró un nuevo hogar. En 1980 se graduó. En 1988 acabó sus estudios en la Universidad de Viena con el título de Licenciado en Administración de Empresas. Richard Pichler contrajo dos años después matrimonio con la profesora Nora Lang.

En mayo de 1988 inició su carrera profesional en SOS-Kinderdorf International en calidad de Asistente Personal del Presidente Helmut Kutin. Su primer puesto fue en Corea. En los años siguientes estructuró Richard Pichler por encargo del Presidente las áreas de Finanzas y Administración en los países del Sudeste y Este de Asia.

En 1992 fue nombrado Director Regional para el Sudeste y Este de Asia con sede en Manila (Filipinas). Conjuntamente con la implementación de la contabilidad en el sistema de computación en todas las asociaciones nacionales en Asia reorganizó Richard Pichler la labor de Aldeas Infantiles SOS en las Filipinas y llevando a cabo nuevos proyectos de Aldeas Infantiles SOS en China, Laos, Tailandia, Bangladesh, Nepal e Indonesia.

En julio de 1995 fue nombrado por iniciativa del Presidente Helmut Kutin Secretario General de SOS-Kinderdorf International.

HISTORIA

PIONEROS DE LA ASISTENCIA A MENORES

En el año 1949, el austríaco Hermann Gmeiner funda la asociación de Aldeas Infantiles SOS y construye, junto con sus amigos, la primera Aldea Infantil SOS, en Imst, Austria. A la primera casa familiar la llama "Casa de la Paz". En aquel tiempo nadie se podía imaginar el gran éxito que algún día llegaría a tener la idea de Hermann Gmeiner en todo el mundo. Esa idea tenía su origen en la profunda necesidad que Hermann Gmeiner sentía de dar a los huérfanos de guerra y a los niños abandonados una familia, un hogar, una aldea. Hoy en día, el "prototipo" de Imst constituye un modelo para todas las naciones: un concepto para la asistencia a menores flexible, realizable a escala internacional e integrativo.

MAS ALLA DE LAS FRONTERAS DE EUROPA

Hacia 1960, el proyecto "Aldeas Infantiles SOS" presentaba una muy sana apariencia. Entretanto, existían ya diez Aldeas Infantiles SOS, con alrededor de 100 familias, y un millón de amigos apoyando regularmente a la Organización mediante donaciones. En Francia, Alemania, Finlandia, Bélgica y Luxemburgo se habían fundado, mientras tanto, varias Asociaciones de Aldeas Infantiles SOS. 1960 fue también el año en que se creó, en Estrasburgo, la organización SOS-Kinderdorf International como Federación Central de Aldeas Infantiles SOS, con Hermann Gmeiner como su primer presidente.

En el decenio siguiente, Aldeas Infantiles SOS extiende sus actividades más allá de las fronteras de Europa. Con las donaciones obtenidas a través de la sensacional campaña del "grano de arroz", se pudo construir la primera Aldea Infantil SOS no europea en Daegu, Corea. A éste país le siguieron otros en Asia y también en América Latina, donde se construyeron las primeras Aldeas en Argentina, Ecuador y Uruguay. A finales de los años sesenta, se construyó en Go Vap, Vietnam, la Aldea Infantil SOS más grande hasta ese momento. De las 70 Aldeas Infantiles SOS existentes en el año 1969, 39 se encontraban en Europa, 15 en Latinoamérica y 14 en Asia.

CON LA AYUDA DE CUATRO MILLONES DE AMIGOS

En 1970, Costa de Marfil se convierte, como primer país africano, en socio de SOS-Kinderdorf International. Se proyecta la fundación de nuevas instituciones SOS en Ghana, Kenia, Etiopía y Sierra Leona. En el transcurso de 1979, el Año Internacional del Niño, se inauguran 30 nuevas Aldeas Infantiles SOS. En Hohenau, Paraguay, entra en servicio la primera Clínica SOS. A finales de los años setenta, SOS-Kinderdorf International comprende 143 Aldeas Infantiles SOS localizadas en 60 países; más de cuatro millones de personas apoyan en todo el mundo la labor de Aldeas Infantiles SOS.

GERMAN GMEINER LEGA UNA RED GLOBAL DE AYUDA HUMANITARIA

En 1982, se inaugura en Innsbruck, Austria, la Academia Hermann Gmeiner como institución de formación profesional para colaboradores de todas partes del mundo, como centro internacional de encuentros y como centro para el desarrollo de los conceptos de Aldeas Infantiles SOS en materia del cuidado de menores y de pedagogía. Helmut Kutin, antiguamente representante de Aldeas Infantiles SOS en Asia, es elegido Presidente de SOS-Kinderdorf International en la Asamblea General de 1985.

El 26 de abril de 1986, fallece Hermann Gmeiner, dejando en herencia una obra benéfica global que cuenta con 233 Aldeas Infantiles SOS repartidas en 86 países. En 1987, abren sus puertas las primeras dos Aldeas Infantiles SOS de China. Dos años más tarde, se construye una aldea en Coconut Creek, Florida (EE UU). En Armenia, que en aquel entonces todavía era parte de la antigua Unión Soviética, se forman las primeras familias de Aldeas Infantiles SOS. La construcción de la Aldea se inicia a raíz del terremoto de 1988.

NO SE VE EL FIN DE LA NECESIDAD

El fin de la Guerra Fría, a prinicipios de los años noventa, hace posible reactivar la labor de Aldeas Infantiles SOS en Europa Oriental; así también en la República Checa, donde ya en 1968 se habían construido algunas instituciones SOS. Se fundan asociaciones de Aldeas Infantiles SOS en Rusia y en Polonia; en Bulgaria y Rumania, están pendientes nuevos proyectos. Hoy en día, Aldeas Infantiles SOS desarrolla sus actividades en la mayoría de los países de Europa Oriental y de Asia Central; por ejemplo: en Mongolia, Uzbekistán y Kazajistán.

En el año 1995, el Consejo de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas otorga a SOS-Kinderdorf International la clasificación de "ONG con estatus consultivo (categoría II)". Con la inauguración, en 1996, de la primera Aldea Infantil SOS australiana en Adelaide, Aldeas Infantiles SOS cuenta ahora con representación en todos los continentes. La celebracióndel del cincuenta aniversario de la fundación de la primera Aldea Infantil SOS en el año 1999, en la ciudad de Imst, constituyó una gran fiesta común, en la que participaron 400 Aldeas Infantiles SOS, 375 Casas Juveniles y más de 750 instituciones sociales SOS de todo el mundo.

CON RESOLUCION, HACIA EL NUEVO MILENIO

En el año 2000, se construyen nuevas Aldeas Infantiles SOS en Macedonia, Cambodia y Mongolia. Al igual que en los años anteriores, Aldeas Infantiles SOS organiza tanto programas de emergencia de mayor envergadura, como por ejemplo, en Gode, Etiopía, así como también un sinnúmero de iniciativas más pequeñas.

En el año 2001, se inauguran oficialmente más de 20 nuevas instituciones de Aldeas Infantiles SOS en un gran número de países latinoamericanos. Sólo en América Latina hay 100 Aldeas Infantiles SOS, y más de 300 instituciones sociales están funcionando en 21 países. Nuevas Aldeas Infantiles SOS se construyen, o bien son inauguradas en Pristina (Kosovo), en Rafah, situada en la Franja de Gaza (Territorios Palestinos) y en Lhasa (Provincia Autónoma de Tibet).

En el año 2002 se otorga el galardón humanitario más importante del mundo, el "Premio Humanitario Conrad N. Hilton", a SOS-Kinderdorf International por su extraordinaria contribución al alivio del sufrimiento humano. Se inauguran nuevas Aldeas Infantiles SOS en Camboya, Argentina, Etiopía, Tanzania, Guinea-Bissau, Guinea, Liberia, Suazilandia, Malawi y Mozambique. Se lanzan dos grandes programas de emergencia: para refugiados afganos en Pakistán y para antiguos niños soldado en el norte de Uganda.

En el año 2003 se amplían los programas a favor de enfermos del SIDA y de sus familias y se potencia el fortalecimiento de las familias para prevenir el abandono infantil. Se intensifica la colaboración con organizaciones de las Naciones Unidas, ECHO y diversas ONG. Se celebra la inauguración de nuevas Aldeas Infantiles SOS en Sudán, Camboya, Kósovo, Kenia, Guatemala, Nepal e India. Durante los violentos enfrentamientos acaecidos entre rebeldes y tropas del presidente Taylor en verano de 2003, un total de 8.000 refugiados buscan ayuda y protección durante semanas en la Aldea Infantil SOS liberiana de Monrovia.

~OBJETIVOS~

Aldeas Infantiles SOS ofrece a los niños un nuevo hogar donde viven atendidos al cuidado de una responsable de hogar (Madre SOS) en una Familia SOS integrada en la Aldea Infantil. La familia SOS esta formada por niños de diferentes edades y de ambos sexos.

Los niños permanecen en la organización hasta su independencia, siempre que no se determine lo contrario y para ello se cuenta con residencias y pisos para jóvenes.

Los cuatros principio concebidos por Hermann Gmeiner, el fundador de Aldeas infantiles SOS, son los cuatro pilares pedagógicos en los que se cimenta esta labor y son:

  • La Madre SOS, es una persona de referencia estable (responsable del Hogar) que constituye el núcleo fundamental de la familia SOS. Todo niño acogido en Aldeas Infantiles SOS tiene como referencia afectiva una madre SOS, quien se encarga de compartir sus preocupaciones, deberes y alegrías. Como profesional al cuidado de niños en familia, guía su desarrollo proporcionándoles la seguridad, la estabilidad y el amor que necesitan. Es ayudada y apoyada por otros profesionales en función de las necesidades de los niños que atiende. Al aceptar al niño, acepta su cultura, su religión y su historia socio - familiar.

  • Los Hermanos biológicos, crecen y permanecen juntos. La familia SOS desarrolla lazos positivos, creando un ambiente de confianza y apoyo mutuo. La Familia SOS esta compuesta por la Madre SOS y un grupo de niños de distintas edades que viven en el hogar SOS.

  • La Casa, es el hogar de la familia SOS. Cada familia SOS vive en su propia casa que representa para el niño un hogar estable. El clima y la dinámica que se genera es especifica de cada hogar. Proporciona a los niños seguridad y sentimiento de pertenencia, compartiendo las responsabilidades, alegrías y tristezas de la vida cotidiana. El hogar SOS es símbolo de protección y espacio vital para la Familia SOS.

  • La Aldea Infantil SOS, donde las Familias SOS conviven formando una comunidad Educativa. Aquí los niños juegan y establecen relaciones que favorecen su desarrollo. Las diferentes Familias SOS comparten experiencias y se apoyan mutuamente, integrándose en el entorno social (barrio, ciudad, colegio... ). A través de la Familia SOS, la aldea Infantil SOS y la comunidad, cada niño aprende a participar activamente en la sociedad. Un Aldea Infantil SOS comprende normalmente de 8 a 12 casas.

LOS VALORES DESDE ALDEAS INFANTILES SOS

El nuevo programa del curso escolar 2003/04 para trabajar es “El valor del compromiso”.

Aldeas Infantiles SOS realiza este proyecto cada año como parte de su filosofía y compromiso de compartir con la sociedad sus conocimientos sobre la infancia y la educación en valores, invirtiendo esfuerzos e ilusión.

Permiten participar a todos los colegios españoles de enseñanza primaria para niños de 6 a 12 años.

El objetivo es que los niños:

  • Aprendan a aceptar el compromiso como parte necesaria para la vida en común: darse a los demás y cumplir con sus promesas.

  • Entiendan que participar es comprometerse, que hay que preguntarse también que podemos hacer por los demás antes de exigir.

  • Comprendan que con sus compromisos, demuestran que hay un futuro posible.

  • Las áreas curriculares que se pueden trabajar con este programa son:

  • Normas, valores y actitudes

  • Educación medioambiental

  • Educación para la paz y el desarrollo

  • Educación en igualdad de oportunidades

  • Religión y Ética

  • Matemáticas

  • Expresión Artística

  • Los materiales que se utilizan:

  • Un manual para el profesor con cuatro unidades que cuentan con una propuesta de actividades que se pueden hacer en clase

  • 25 cuadernos de actividades para los niños, es un material especifico para el alumno y su familia, para practicar en primera persona y con la familia lo aprendido en clase.

  • Una carpeta con fichas para motivar a la clase, contiene 6 juegos fáciles de aplicar, reproducibles y reutilizables.

  • 100 tarjetas postales para q envíen los pequeños o grandes compromisos que demuestren que el programa da sus frutos.

  • Aldeas Infantiles es algo mas que un hogar, ya que no sólo acoge a jóvenes con problemas familiares, sino que intenta que todos los chicos que no estén estudiando puedan acceder al mundo laboral.

    Para ello crean una escuela taller de modo que aquellos que quieran trabajar puedan participar y en esta se imparten 2 especialidades como son: mantenimiento de edificios y monitor de granja, escuela y huertos escolares.

    Cuando los jóvenes alcanzan la edad de la adolescencia, se ve la necesidad de proporcionarles la posibilidad de adentrarse más en lo que dentro de poco será su independencia. Por ello, hay unas Residencias Juveniles que se dedican a establecer un acercamiento de los jóvenes con el entorno en el que un futuro vivirán.

    También, pretenden que los jóvenes tengan los suficientes recursos tanto para estudiar como para relacionarse a nivel sentimental, social y personal, para que no tengan problemas a la hora de desenvolverse en la sociedad, y por último que tengan medios materiales como pisos asistidos y se autonomía.

    ~LUGARES~

    En España

    En España sus orígenes se remontan a 1967 siendo constituida como Asociación en 1981, y declarada de utilidad pública en el Consejo de Ministros en 1983. La Presidencia de Honor la ostenta S.A.R. El Príncipe de Asturias.

    Hay 8 Aldeas Infantiles SOS: Barcelona, Pontevedra, Madrid, Granada, Cuenca, Zaragoza, Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas. Para los jóvenes hay Residencias y Pisos.

    'Aldeas infantiles SOS'
    En el mundo

    Fundada en Austria por Hermann Gmeiner en 1949 la primera Aldea Infantil SOS en Imst ha dado paso a las 423 Aldeas Infantiles SOS y más de 1119 dispositivos SOS: hospitales, colegios, guarderías, talleres de formación, residencias de jóvenes, etcétera. En la actualidad 200.000 niños y jóvenes en más de 131 países son atendidos en todo el mundo.

    'Aldeas infantiles SOS'

    África

    Angola, Argelia, Benín, Botswana, Burkina Faso, Burundi, Cabo Verde, Camerún, República Centroafricana, Chad, Costa de Marfil, Egipto, Etiopía, Gambia, Ghana, Guinea- Bissau, Guinea Ecuatorial, Kenia, Lesotho, Liberia, Madagascar, Malawi, Malí, Marruecos, Mauricio, Mozambique, Namibia, Níger, Nigeria, República Democrática del Congo, Ruanda, Senegal, Sierra Leona, Somalia, Sudáfrica, Sudán, Swazilandia, Tanzania, Togo, Túnez, Uganda, Zambia, Zimbabwe.

    América

    Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos de América, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay, Venezuela

    Asia

    Armenia, Azerbaiyán, Bangladesh, Camboya, China, Corea del Sur, Filipinas, Georgia, India, Indonesia, Israel, Japón, Jordania, Kazajstán, Kirguizistán, Laos, Líbano, Mongolia, Nepal, Pakistán, Territorios Palestinos, Siria, Sri Lanka, Tailandia, Taiwán, Uzbekistán, Vietnam

    Europa

    Albania, Alemania, Austria, Bélgica, Bielorrusia, Bosnia-Herzegovina, Bulgaria, República Checa, Chipre del Norte, Croacia, Dinamarca, España, Estonia, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Grecia, Hungría, Islandia, Italia, Kosovo, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Antigua República Yugoslava de Macedonia, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumania, Rusia, Suecia, Suiza, Turquía, Yugoslavia

    Oceanía

    Australia, Polinesia Francesa

    ~A QUE SE DEDICA~

    EL PROYECTO EDUCATIVO DE ALDEAS INFANTILES SOS.

    Esta iniciativa parte de la consideración de que no sólo es necesario trabajar con los niños más desfavorecidos de la sociedad, si no que es primordial contribuir en su educación en lo relativo a los valores, con el fin de que en un futuro, se puedan sentar las bases para la eliminación definitiva de la marginación.

    Con este proyecto, y aunque sea en forma de asignatura transversal, las escuelas y las familias cuentan con una herramienta esencial para educar en la reflexión y en el diálogo.

    En anteriores ediciones de este proyecto de abordaron temas como la solidaridad, la inteligencia emocional, la tolerancia, la participación y la responsabilidad, en este curso escolar el objetivo consiste en invitar a los niños a entender en compromiso y sus derechos en diferentes ámbitos. Hablaremos del compromiso con nosotros mismos para favorecer la autoestima y el crecimiento personal, del compromiso con nuestro entrono : con los amigos, con el medio ambiente, con la familia...; y del compromiso con el mundo para comprender las necesidades que tenemos en común todos los seres humanos, como base de los valores universales.

    Pero, por encima de todo , Aldeas Infantiles SOS tiene un objetivo con este Proyecto de Educación en Valores y es que no se quede sólo en las aulas sino que las familias participen del mismo; que dialoguen con sus hijos, que realicen las actividades que proponemos, en definitiva, que se involucren en la educación en valores de sus hijos.

    Por último, hay que hablar del respaldo de Ecoembes que ya lleva dos años patrocinando este Proyecto Educativo .Gracias a esto podemos producir parte de los materiales educativos y hacerlos llegar a todas las escuelas que lo solicitan de forma gratuita.

    En Aldeas Infantiles SOS creemos sinceramente que con el esfuerzo de todos podemos trabajar en el buen camino y que esto se traducirá en un paso significativo hacia la prevención de desigualdades y la construcción de una sociedad sin marginación infantil

    Hay que enseñar a los más pequeños que cuando prometen algo a alguien , le aseguran, sobre la confianza que merece su palabra, que lo harán. Pero si reiteradamente no lo cumplen , los que le rodena dejarán de confiar en él, en su palabra, hasta que demuestren que pueden cumplir lo que prometen, sin excusas y en el tiempo acordado.

    Así, al comprometerse con algo y llevarlo hasta el final, los niños se vas haciendo mayores y esto implica que hay que tomar decisiones, primero pequeñas y luego otras más importantes. En ocasiones, claro está, se pueden equivocar al decidir, pero la clave consiste en sacar conclusiones de los errores. Esto hará que cada estén más preparados para comprometerse con sus proyectos, su entorno, su país y su planeta.

    PROYECTOS DE FUTURO

    Ejemplo de otro proyecto internacional en Argentina:

    NUESTROS PLANES DE DESARROLLO.

    Para Los próximos 5 años nos hemos planteado una serie de objetivos concretos en el área de programas, para brindar una mejor educación y atención a los chicos de nuestro país y a sus comunidades.

    Además de mantener las tres aldeas actuales y todas las instituciones anexas queremos crecer haciendo realidad estos proyectos:

    • Reabrir la sala para niños de 3 años en el toruno de tarde del jardín de infantes SOS. Hermann Gmeiner de Mar de Plata.

    • Habilitar el turno mañana del jardín de infante SOS. Hermann Gmeiner de Mar de Plata para todas sus salas

    • Poner en marcha dos nuevas casas en la aldea infantil SOS de Córdoba .

    • Construir y poner en funcionamiento el centro social SOS para la comunidad en Oberá, misiones.

    • Construir y poner en funcionamiento el centro social para la comunidad en Mar de Plata.

    • Construir un aldea en la provincia de Buenos Aires cercana a la capital federal, formada por 10 casas donde vivirán 108 niños.

    • Construir y poner en funcionamiento un centro social SOS en Buenos Aires.

    ~ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL~

    Para llevar a cabo el éxito de Aldeas Infantiles SOS es necesaria la colaboración de personas clave como:

    • El director de la Aldea: que asuma la organización del trabajo

    • La madre SOS: que desempeñe el papel principal en la asistencia de los niños que le han confiado.

    • Los colaboradores: que actúen en el terreno pedagógico y administrativo.

    LA MADRE SOS:

    Ésta, es la protagonista clave de Aldeas Infantiles, pues se ocupa de construir una relación íntima con los niños que se le confían, les aporta seguridad y les proporciona una asistencia cariñosa y la estabilidad que los pequeños precisan.

    Ser madre SOS supone un compromiso a todos los niveles, ya que siempre está a disposición de sus niños. Es el eje y sostén de cada familia, preparando la admisión de los niños junto al director. Crea la atmósfera necesaria para que tanto niños como adolescentes sean capaces de entablar una relación duradera y segura (relación que confiere la certeza de que siempre pueden acudir a ella en busca de apoyo).

    Todo esto permite a los niños salir adelante en la vida cotidiana, pudiendo superar su inadecuada situación. También colabora en la organización de contactos con los padres biológicos de los niños, cuando éstos no son huérfanos. Ella se guía por las necesidades de los niños que se le han confiado y hace posible o mantiene el contacto con sus padres.

    Les transmite valores y les orienta en la vida, además de promover la amistad de niños y jóvenes con chicos que viven fuera de la aldea. Cuando se hacen mayores, les ayuda en su planificación profesional y se ocupa del proceso de separación de la familia SOS. Incluso cuando los niños han abandonado las familias SOS para vivir en una comunidad juvenil ( o bien en su propia vivienda) la madre sigue siendo una persona importante en su vida pues pueden seguir contando con ella.

    Las rondas de conversaciones que se realizan periódicamente, ofrecen a las madre SOS hablar de sus experiencias que le permiten continuar su desarrollo personal y profesional.

    • Ayudante familiar de Aldeas Infantiles;

    La madre SOS puede decidir por cuneta propia si necesita un ayudante familiar, por ejemplo que le ayude en las tareas del hogar. Además, ayuda en el cuidado de los niños y jóvenes del hogar, represenando dentro de la familia SOS , a la madre cuando ésta tiene sus ratos libres, esté enferma, acuda a los cursos de capacitación o a algún compromiso importante.

    EQUIPO PEDAGÓGICO:

    1) Colaboradores pedagógicos

    Muy difícilmente puede llegarse al aburrimiento en las Aldeas Infantiles SOS: de ello se ocupa el pedagogo o la pedagoga. Guiados por él o por ella, y con la cooperación de los niños de Aldeas Infantiles SOS, el tiempo libre se convierte en una emocionante aventura, en la que los chicos y los mayores pueden vivir y aprender muchas cosas.

    Por ejemplo, en los talleres de pintura, en las tardes de bricolaje, en las clases de música, en las actividades deportivas, excursiones, etc. Los niños no pocas veces aprovechan con gusto la oferta de clases particulares de apoyo al colegio por la tarde. Con los pedagogos pueden preparar los exámenes o volver con más detenimiento sobre alguno de los temas de clase.

    Una tarea especial de los pedagogos es la asistencia personalizada a los niños y su asesoramiento en momentos de crisis.

    Son muy variadas y múltiples las tareas de los pedagogos en una Aldea Infantil SOS. Acompañan y llevan registro constante del desarrollo de los niños en las familias SOS. La pedagoga o el pedagogo son personal especializado que apoya y promueve el intelecto y las capacidades del niño. Una tarea esencial de nuestros colaboradores pedagógicos consiste, además, en el apoyo a la madre SOS en la educación de los niños.

    El pedagogo es una persona de referencia extrafamiliar para los niños, y conforma, junto con el director de la Aldea y su asistente, cuando son hombres, la figura masculina (colectiva) que se requiere en la Aldea.

    2) Colaboradores psicológicos

    Además de nuestros colaboradores pedagógicos, contamos asimismo con psicólogos especializados que ayudan a los niños y jóvenes en las situaciones de crisis. Las conversaciones detalladas -también en colaboración con la madre SOS- contribuyen a que los niños puedan superar sus traumas y sus experiencias negativas.

    Los psicólogos y psicoterapeutas están a la disposición de los niños y jóvenes desde el momento de su admisión en una Aldea Infantil SOS hasta el día en que la abandonan. Se encargan de elaborar el diagnóstico oportuno para obtener un perfil de la personalidad del niño, de su situación psíquica y sus talentos. Con este diagnóstico ya es más fácil aplicar las medidas terapéuticas y pedagógicas necesarias en cada caso.

    En los momentos críticos, estos colaboradores ofrecen el apoyo y el acompañamiento psicoterapéuticos necesarios. Los psicólogos y psicoterapeutas están a la disposición de todos nuestros colaboradores que precisen asesoramiento en cuestiones educativas. La asistencia logopédica ofrece una ayuda concreta a los niños que padecen de retraso en el habla o trastornos lingüísticos.

    ADMINISTRACIÓN DE LA ALDEA:

    El director o la directora de Aldea es responsable del buen transcurso de todos los procesos que definen la Aldea. El, o ella, observa y promueve los valores de la Organización, elabora en colaboración con su equipo los objetivos a lograr y se asegura de que las familias SOS reciban el apoyo necesario.

    1) El director o la directora de la aldea

    El director -o directora- de Aldea vive con su familia en la Aldea infantil SOS y asume la entera responsabilidad de la misma. Él -o ella- es consejero y sostén de los niños y jóvenes, de la madre SOS y de los demás colaboradores, y es el coordinador de todas las medidas de apoyo. Él -o ella- es el promotor de la comunidad aldeana y, a la vez, representa a Aldeas Infantiles SOS en el exterior.

    2) Él o la asistente del director de la aldea

    El asistente del director de la Aldea trabaja en estrecha colaboración con éste. Él -o ella- lo apoya y/o representa en sus múltiples obligaciones.

    3) Secretaria

    La secretaria -o el secretario- asume una función muy importante en los aspectos de la organización y la coordinación. Es responsable de atender las llamadas telefónicas que llegan a la Aldea Infantil SOS y de que éstas sean transmitidas a la oficina oportuna.

    4) El conserje de la aldea

    Las tareas del conserje de la Aldea incluyen todos los trabajos técnicos y manuales. En muchas de estas labores invita a los niños y jóvenes a participar, con lo cual tiene que cumplir además con cierta labor pedagógica. En estas actividades prácticas los niños y jóvenes reúnen importantes conocimientos relacionados con la naturaleza y el medio ambiente, además de adquirir sus primeras experiencias en el mundo laboral.

    FORMACION DEL PERSONAL:

    Los colaboradores de Aldeas Infantiles SOS aportan muchas cualidades y facultades. Destacan por su capacidad de resistencia, por su optimismo y su fuerza, por la convicción de que su empeño y sus conocimientos los ayudan a alcanzar sus objetivos. Poseen conocimientos técnicos, múltiples destrezas, empatía, humor, tolerancia y optimismo. Son capaces de reflexionar sobre su propia actuación profesional, de analizarla y desarrollarla de forma permanente. Estos procesos de reflexión tienen lugar, por ejemplo, en el marco de las supervisiones o en las rondas de discusión, retroalimentación y autoevaluación. Además, los cursos de formación internos y externos ofrecen a los colaboradores la oportunidad de desarrollar nuevas capacidades y destrezas.

    Para garantizar la supervivencia y el crecimiento en una época de cambios vertiginosos y de gran inseguridad, resulta indispensable elaborar nuevas estrategias y formas de pensar que promuevan la innovación y la predisposición al aprendizaje. Hay reaccionar a las nuevas tendencias en el ámbito de las donaciones, a las nuevas crisis humanitarias y a los desafíos intelectuales que se presentan a nuestro modelo. Es por ello que el desarrollo del personal desempeña un papel crucial para el éxito a largo plazo de la organización, tal como la capacidad de aprender, de crecer y de trabajar de forma efectiva.

    El enfoque estratégico en el desarrollo del personal supone mucho más que ofrecer oportunidades de capacitación. Los 20.000 colaboradoras y colaboradores son el factor más importante para el éxito de la organización. Cooperan con compañerismo y espíritu de comprensión y confianza. Se fomenta el trabajo en equipo para que puedan surgir ideas nuevas, se abonamos una cultura que estimule el aprendizaje y la creatividad, se indaga las necesidades de formación a nivel individual y se evalúa el rendimiento para apoyar la evolución constante de cada uno. Ello implica comprometerse a largo plazo en el trabajo para acumular experiencias, permitir la continuidad y crear el entorno estable que necesitan los niños para su desarrollo. Se estimula a los colaboradores a asumir la responsabilidad de su trabajo dentro de un marco claro de estándares y competencias, dirigiéndolos con coherencia, delegando de forma efectiva e integrándolos en los procesos de planificación y decisión.

    Se pone un especial énfasis en la capacitación y el reconocimiento de la profesión de madre SOS, que constituye el grupo más numeroso de colaboradores. Se han elaborado estándares y procesos para promover el desarrollo de la profesión de madre SOS. En esta iniciativa los centros de formación de madres y colaboradores representan una herramienta indispensable. Y también resulta importante crear una cultura que predisponga al aprendizaje y a la innovación entre los más de 400 directores de aldea y otros cargos directivos nacionales e internacionales. Se está trabajando en la creación de estándares para la selección, la formación, el desarrollo continuo y la remuneración de las directoras y directores de aldea.

    Y también apoyan a los asesores juveniles, ofreciéndoles cursos especiales de capacitación a nivel teórico y práctico y apoyando el intercambio de experiencias.

    El éxito de la organización depende no en última instancia de las visiones, puntos fuertes y facultades de los colaboradores que ocupan cargos directivos. Por tanto, la tarea de los altos cargos nacionales e internacionales consiste en seguirse formando en la gestión de personal, en la planificación estratégica y en la facultad para enfrentar con éxito los cambios que se produzcan. Otro factor importante en el desarrollo de los cuadros directivos es saber aprender los unos de los otros. Se fomentamos también el intercambio de buenas prácticas y la retroalimentación constructiva.

    LOS CENTROS DE FORMACION DE MADRES Y COLABORADORES

    Nuestros centros de formación de madres y colaboradores han acreditado su eficacia en muchos países. Garantizan un alto nivel de formación y permiten ocuparse con mayor profundidad de los temas específicos de SOS.

    La tarea principal de los centros de formación de madres y colaboradores consiste en la formación y capacitación de madres SOS, directoras y directores de aldea y asesores juveniles. Además, ofrecen cursos de formación para trabajadores sociales, pedagogos y colaboradores en el sector de la recaudación de fondos, etc. Los centros son también lugares de encuentro para nuestros colaboradores experimentados o sedes de conferencias sobre temas de actualidad (p. e., el sida, la lucha contra la pobreza etc.), o bien para reuniones de grupos determinados (p. e., miembros de la Junta Directiva). Son, por último, también sedes de eventos para entablar contacto con otras organizaciones, ONG o el gobierno del país en cuestión.

    En razón de las diversas condiciones reinantes en los distintos países, varían la duración y los contenidos de los cursos de formación y capacitación. Existe una red para el intercambio permanente de conocimientos entre los diferentes centros de formación de madres y colaboradores.

    Los centros pretenden promover y apoyar la formación y el desarrollo de nuestros colaboradores, aplicando los principios y métodos de la formación de adultos. Se privilegian los métodos que colocan en el centro de interés al alumno y el contenido, de tal modo que el alumno y la organización aportan sus experiencias, intereses y necesidades comunes al perfeccionamiento de los programas y métodos de enseñanza. El objetivo es que los principios de la formación de adultos y un programa de enseñanza orientado tanto al alumno como a los contenidos aporten un buen equilibrio que permita satisfacer los requisitos organizacionales, profesionales y personales. El tema central de los programas de formación y desarrollo lo constituye la asistencia a los niños SOS y la convicción de que los niños que no pueden criarse con su familia biológica se desarrollan mejor en un régimen de acogida familiar a largo plazo.

    Cuando lo permiten la lengua y las distancias, algunos centros de formación ofrecen también programas para varios países. En los países que no disponen de centros de formación, los programas se organizan en colaboración con institutos externos.

    PROFESION: MADRE SOS.

    Desarrollar relaciones estables y vínculos familiares - estos fueron los objetivos de Aldeas Infantiles SOS - un desafío que afecta de manera particular a la madre SOS: Ella pasa a ser la persona de referencia y de confianza de sus niños y reemplaza a los padres biológicos en su tarea. Es al mismo tiempo una especialista, que por medio de sus conocimientos pedagógicos se acerca a las particularidades de los niños y a sus vivencias, a su historia.

    Las Aldeas SOS buscan para la profesión de madres SOS mujeres cuya personalidad y la manera en que asumen su vida sirva de orientación a los niños. A través de la relación que surge entre el niño individual y la madre, la madre SOS les transmite una parte de sí misma a los niños. Ella acompaña el proceso de desarrollo de los niños, y en este cometido actúa junto con el director y los otros colaboradores de la aldea. A raíz de las exigencias que le impone su profesión, se mueve siempre en un campo de tensión entre la esfera privada y la profesional, entre la vida familiar y la organización, y se requiere de ella que mantenga un equilibrio entre ambas. La madre SOS percibe un salario, dispone de un presupuesto familiar que depende del número de niños a su cargo y maneja su hogar asumiendo su propia responsabilidad. En su tarea la apoya una ayudante familiar, que en muchos países se denomina la "Tía-SOS".

    ¿Qué tipo de mujeres se convierten en madre SOS?

    Se buscan mujeres solteras de entre 25 y 40 años con una formación escolar de 8 a 10 años. Esta labor requiere habilidades como la resistencia, la estabilidad emocional, la capacidad de relacionarse, habilidades pedagógicas, conocimientos en la organización doméstica y la disposición para asumir una profesión como un compromiso permanente y para dedicarse a la educación de al menos una generación de niños en la familia SOS. Aldeas Infantiles SOS destaca por el hecho de contratar a colaboradores locales. Esto naturalmente se aplica también a las madres SOS. En algunos países europeos hay mujeres casadas o parejas que ejercen la profesión de madre SOS.

    Profesionalización

    Hermann Gmeiner tuvo desde el comienzo una visión respecto al papel que debía desempeñar la madre SOS, es decir, un perfil profesional independiente. En 1978 se formularon por primera vez estándares de validez internacional en cuanto a la selección, la formación y las ofertas de apoyo para las madres SOS. Estos estándares se aplican en las Asociaciones Nacionales de las Aldeas Infantiles SOS y son objeto de un continuo perfeccionamiento. Con ello, la organización cumple con su responsabilidad de garantizar las condiciones marco necesarias para que la madre SOS pueda asumir sus tareas de la mejor manera posible.

    La formación y la capacitación de las madres SOS se organiza en cada región de diferente manera, de acuerdo con las realidades culturales, sociales y económicas. En este sentido, la gama se extiende desde centros de formación regionales y nacionales, hasta proyectos que se llevan a la práctica en las Aldeas Infantiles SOS o en cooperación con otras organizaciones. Independientemente de dicha organización, la madre SOS cursa una formación básica de dos años, a saber, por lo menos tres meses de formación teórica y 21 meses de formación práctica. Es decir, una formación en la que se "aprende haciendo". En el marco de la parte teórica de la formación, se pone a disposición de las mujeres una oferta de formación en los campos más importantes de las actividades de una madre SOS (temas pedagógico-psicológicos, administración del hogar y nutrición, métodos creativos, etc.) Para ello las capacitadoras cualificadas parten de las experiencias de vida y de aprendizaje que las mujeres han tenido hasta el momento, y con ello les permiten mejorar tanto su capacidad personal como profesional.

    Uno de los estándares del manual del personal de SOS Kinderdorf International señala: "La Profesión de la madre SOS está sujeta a un perfeccionamiento continuo". A la madre SOS se le ofrece tanto una formación de alto nivel, como apoyo y capacitación. En este sentido el objetivo consiste en perfeccionar constantemente tanto sus capacidades personales como profesionales para garantizar el mejor cuidado de los niños y jóvenes a su cargo.

    Ofertas adicionales

    Aparte del continuo intercambio de impresiones con su superior, el director de aldea, la madre SOS puede recurrir a otro tipo de ofertas profesionales, según la necesidad, como por ejemplo a la asistencia en el aprendizaje o a las ofertas de tiempo libre que organiza el colaborador pedagógico, a la terapia para niños o a la orientación psicológica para ella misma. La comunidad de la aldea es una red en la que la madre SOS encuentra apoyo y la oportunidad de intercambiar ideas.

    El momento en que la carrera profesional de la madre SOS está por finalizar, ésta se puede preparar para la nueva etapa de su vida mediante conversaciones individuales y seminarios especiales con otras madres SOS que estén en su misma situación. Aparte de ello, la organización se compromete a ofrecer a aquellas mujeres que han trabajado por lo menos 15 años como madres SOS y que han alcanzado la edad legal de jubilación, una pensión mensual, oportunidades permanentes de vivienda y servicios médicos hasta el fin de sus vidas.

    ~ACTIVIDADES QUE REALIZA~

    Programas especiales de capacitación

    Aldeas Infantiles SOS posee un rico tesoro en experiencia. Sin embargo, las experiencia y los conocimientos a menudo se intercambian tan sólo de un amanera informal y no están al alcance de todos. Para desarrollar una cultura del aprendizaje e intercambiar conocimientos más rápidamente, es necesario contar común amplio acceso a ellos. Se han estudiado métodos para la búsqueda, la documentación y el intercambio de conocimientos y se han tomado las primeras medidas en este sentido.

    Con el programa de la “cosecha” por ejemplo se ha ensayado un programa piloto

    En octubre de 2002 se llevó a cabo por primera vez la cosecha: en la Academia Hermann Gmeiner se reunieron 20 colaboradores de SOS de larga experiencia y que ocupan posiciones claves. 20 colegas provenientes de 16 países y tres continentes, 20 personas de diverso trasfondo cultural y social, En suma : 333 años de experiencia labora en el mundo de Aldeas Infantiles SOS.

    El intercambio de una gran gama de experiencias, biografías y buenas prácticas se produjo de una forma muy vivaz, creativa e inusual tanto entre los participantes como con los colegas austriacos y alemanes. Los colaboradores, cuya sólida u vasta experiencia constituye la base de la Cosecha, tuvieron ocasión de soñar, y recibieron estímulo para integrar “su cosecha” en sus propios ámbitos de trabajo.

    Distintos módulos ayudaron a los participantes a recoger su cosecha. El descubrimiento de la propia fuerza de lo mejor de cada uno, se hizo patente sobre todo en las historias que se contaron .Con el apoyo de dicho descubrimiento de propia fuerza ya fue posible permitirse una excursión el reino de los sueños y la imaginación .Los participantes se sumergieron en sus visones del futuro y diseñaron escenarios de cómo pueden evolucionar las Aldeas Infantiles SOS. Se realizó un buen viaje individual llevados por la imaginación: Posteriormente , en un atmósfera de mutua confianza, se intercambiaron los sueños en grupos reducidos y los presentaron de forma creativa y comprensible en el pleno. Durante este proceso de descubrimiento y de soñar despiertos surgieron imágenes del trabajo que pudieron seguirse desarrollando . Estas imágenes muestran claramente como evolucionarán las cosas, si la influencia positiva de la organización interviene en todos los procesos y decisiones de los participantes.

    Fortalecidos por el intercambio de experiencia y sus propias visiones, los participantes se llevaron a casa una meta concreta. Según ha mostrado la retroalimentación, muchas de ellas ya las han podido hacer realidad nuestros 20 colaboradores de larga experiencia.

    Programa de “Gestión de talentos”: un programa para el personal de nuevo cuño.

    En un programa de promoción intensivo, nuestros futuros cargos directivos recibirán formación teórica y práctica, asistencia y acompañamiento durante dos años. En cada región se seleccionarán entre cuatro y seis candidatos para participar en el programa. Los participantes recibirán además capacitación en los diversos centros y asistirán a un curso de formación internacional en la Academia Hermann Gmeiner.

    Se está organizando otro “programa para talentos” dedicado a los colaboradores de recaudación de fondos y relaciones públicas en los países con vocación de desarrollo y a los colaboradores del sector de prevención. El programa fomentará el progreso en estos ámbitos que cuentan con un elevado potencial de crecimiento.

    ~EXTRACTOS DEL INFORME ANUAL DE LOS PROGRESOS Y ACTIVIDADES~

    En un mundo en que desafíos tales como el SIDA, conflictos globales y la desintegración de las familias amenazan la seguridad y los derechos de millones de niños, la necesidad de la asistencia a menores basada en la convivencia en familias es mayor que nunca.

    A lo largo del año 2002, Aldeas Infantiles SOS continuó expandiendo su labor en favor de niños huérfanos y necesitados, y desarrolló su enfoque y sus métodos de asistencia a menores con el objeto de poder llegar a un mayor número de niños y de comunidades que necesitan ayuda. También se fijaron prioridades para los próximos años para que más niños tengan la posibilidad de crecer en un entorno orientado hacia la familia.

    El año pasado se inauguraron nuevas instituciones de Aldeas Infantiles SOS en cuatro continentes: las Aldeas Infantiles SOS y los Hogares Juveniles SOS proporcionan actualmente un hogar y una familia a más de 53.000 niños y adolescentes. Entre las nuevas localizaciones se encuentran la capital de Mongolia, Ulan Bator, Siem Riep (Camboya) y Kandalakscha, cerca de Murmansk (Rusia).

    Haciéndose cargo de niños que no tienen a quién dirigirse

    En Gulu (en el norte de Uganda), se estableció, de manera provisional, una Aldea Infantil SOS para dar asistencia esencial a largo plazo a niños traumatizados y madres adolescentes que han sido liberados del cautiverio en que los habían mantenido los rebeldes durante años. Se comenzó con la construcción de instalaciones permanentes de Aldeas Infantiles SOS en áreas que todavía están recuperándose de una crisis, incluyendo las localidades de Bhuj (India), afectada por un terremoto, Gode (Etiopía), asolada por una sequía, y Malakal (Sudán), devastada por la guerra. En todas esas áreas, han estado funcionando Programas de Emergencia SOS desde que sucedieron esos desastres.

    Con el fin de brindar a más niños la seguridad de un hogar, comenzamos a estudiar medios para reducir los costes de construcción de nuevas Aldeas Infantiles SOS y asegurar que las aldeas existentes funcionen al máximo de su capacidad. La investigación sobre el impacto de nuestro enfoque en lo relativo a la asistencia a menores prosiguió también durante el año 2002. La serie de estudios "Tracking Footprints" (Búsqueda de huellas) sobre la vida de antiguos jóvenes SOS, nos ayudará a evaluar y mejorar la eficacia de nuestro modelo.

    Previniendo el abandono de niños

    Para afrontar, a escala más amplia, las consecuencias del SIDA, de los conflictos globales y de la desintegración de las familias, Aldeas Infantiles SOS ha extendido sus enfoques sobre el cuidado de menores más allá del ámbito de la Aldea Infantil SOS. Por ejemplo, en 2002 se lanzaron nuevos programas en varios países alrededor del mundo para ayudar a prevenir el abandono de niños. Estos programas tienen como meta el fortalecimiento de familias en situación de riesgo, de modo que los niños puedan crecer dentro del entorno protector de su propio hogar.

    En la Aldea Infantil SOS de Altmunster (Austria), se inauguró una casa familiar para niños en edades comprendidas entre los 2 y 11 años que necesitaban atención provisional. El Centro Social de Cazucá (Colombia) aumentó su apoyo a familias desplazadas que habitan en uno de los barrios más pobres de Bogotá. Programas de socorro, tales como el programa de alimentos en Malawi y la ayuda ininterrumpida a los refugiados afganos en Pakistán, proporcionaron también una ayuda vital a niños y familias que se hallan en la miseria.

    En el sur y este de África, la atención se centró particularmente en el desarrollo de la asistencia a hogares que están dirigidos por los abuelos o los hijos, a huérfanos que viven en comunidades afectadas por el VIH/SIDA y a personas jóvenes que corren el riesgo de contraer el virus. Se lanzaron nuevos programas en Suráfrica, Malaui, Suazilandia, Zambia y Zimbabue. El otorgamiento del Premio Humanitario Hilton 2002 ha sido un estupendo reconocimiento para nosotros, y el dinero del premio nos ayudará a dar pasos importantes hacia adelante dentro de este campo en el 2003.

    Cooperación internacional

    La cooperación con agencias de la ONU, ONG y ECHO es de suma importancia para Aldeas Infantiles SOS. Como parte de nuestro compromiso para mejorar la situación de los niños a escala mundial mediante una mayor cooperación con otras organizaciones, Aldeas Infantiles SOS participó en la Sesión Especial de la ONU sobre Menores en mayo de 2002. Desde entonces, varias asociaciones nacionales de Aldeas Infantiles SOS, por ejemplo en Jordania y Guinea, vienen trabajando con organizaciones y gobiernos para plasmar en acción lo prometido.

    Desarrollo de recursos humanos

    Nuestra habilidad para enfrentarnos a nuevos desafíos depende, en gran medida, de las aptitudes y del compromiso de nuestro personal. En 2002, se puso énfasis en ampliar la capacitación de las madres SOS en todas las asociaciones. El próximo paso a dar consistirá en centrar la atención en el entrenamiento y la preparación adicional de los directores de aldea y del personal directivo nacional. Como es de esperar que nuestro trabajo por la juventud se duplique en los próximos cinco años a fin de que podamos acompañar a, aproximadamente, 20.000 jóvenes en su camino hacia una vida adulta independiente, se prestará también especial atención al desarrollo de nuestros educadores de jóvenes.

    Recaudación de fondos

    Desde el punto de vista de los ingresos, el año 2002 constituyó un reto. En Europa central, donde residen tantos de nuestros donantes, la crisis económica mundial se vio agravada por las catastróficas inundaciones del año pasado. No obstante, gracias a la lealtad y la generosidad de nuestros amigos, y al compromiso de nuestro personal, logramos mantener el nivel de nuestros ingresos.

    Gastos e ingresos de 2001

    En el año 2001, las Asociaciones Promotoras pudieron obtener ingresos por valor de 185,0 millones de euros (165,7 millones de USD, cambio medio en 2001), y ponerlos a disposición de la cooperación con SOS-Kinderdorf International.

    Los ingresos de 2001 presentan una disminución de un 5,8%, en comparación con los del ejercicio de 2000, que, merced a la campaña televisiva de Aldeas Infantiles SOS de Noruega, alcanzaron una cuantía extraordinaria. Los ingresos del ejercicio de 2001 (90,5%) provienen, en su mayoría, de amigos y patrocinadores que se sienten solidarios con la obra de Hermann Gmeiner, que han reaccionado de manera positiva a nuestros llamamientos a hacer donaciones o que han abonado cuotas para padrinazgos. Fue posible reducir la parte de los costes generales de administración en los gastos totales.

    La construcción de nuevas Aldeas Infantiles SOS, así como las subvenciones para los gastos corrientes de las Aldeas Infantiles SOS actualmente existentes y de los Hogares Juveniles SOS anexos, exigieron el empleo de un 73 % de los ingresos. La aplicación del 27 % restante se repartió entre los Jardines de Infancia SOS, las Escuelas SOS Hermann Gmeiner, los Centros de Formación Profesional SOS, los Centros Sociales SOS, los Centros Médicos SOS, así como los Programas de Ayuda de Emergencia SOS.

    Se exhortó a las asociaciones nacionales de Aldeas Infantiles SOS a hacer un esfuerzo por economizar mediante una eficaz gestión económica y, siempre que ello fuese posible, a cubrir sus gastos a través de la recaudación local de fondos. Alrededor de un cuarto de los gastos totales de los países pudo ser financiado a través de los ingresos locales.

    'Aldeas infantiles SOS'

    Un sistema de control interno, que comparten SOS-Kinderdorf International y las Asociaciones Promotoras SOS, garantizó la transparencia del flujo total de transacciones financieras, así como de los ingresos y gastos. Además, a efectos de una administración regular de las finanzas, se sometió a todas las asociaciones de Aldeas Infantiles SOS a un control local por parte de un auditor independiente y acreditado. Los balances anuales correspondientes fueron certificados.

    En conformidad con los Estatutos de SOS-Kinderdorf International, se llevó a cabo la revisión de la gestión financiera de la Federación por separado. Al igual que en los años anteriores, la renombrada auditoría Ernst & Young, a quien fue encomendada dicha tarea, extendió a SOS-Kinderdorf International el certificado de auditoría para el año 2001 sin salvedades.

    "De acuerdo con el resultado concluyente de nuestra revisión, llevada a cabo debidamente sobre la base de los libros y los documentos de SOS-Kinderdorf International, así como de las informaciones y los comprobantes que nos ha suministrado su personal competente, la contabilidad y el balance anual de SOS-Kinderdorf International se hallan en conformidad con su reglamento y sus estatutos. El balance anual ha sido establecido en debida forma, atendiendo a los principios de una contabilidad reglamentaria. Hay constancia suficiente de las partidas de activos y adeudos, y las mismas han sido registradas de forma correcta y completa".

    Fecha del certificado de auditoría: Viena, a 18 de agosto de 2002

    'Aldeas infantiles SOS'