Alcoholismo

Salud. Alcoholismo. Abuso de alcohol. Bebidas alcohólicas. Riesgos. Dependencia. Alcohólico. Enfermedad. Terapias de desintoxicación. Abstinencia. Autocontrol. Desintoxicación

  • Enviado por: Daniel Aquino y Gabriel Ramirez
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 29 páginas

publicidad

EL ALCOHOLISMO Y SUS PROBLEMAS

Caracas Junio 2006

ÍNDICE DE CONTENIDO

INTRODUCCIÓN 1

DEFINICIÓN. 2

ABUSO DE ALCOHOL 2

ALCOHOLISMO 4

FACTORES DE RIESGO Y TENDENCIAS AL PADECIMIENTO 6

PROBLEMAS 7

CAUSAS. 8

FACTORES QUE FACILITAN EL ALCOHOLISMO 8

EFECTOS 9

FÍSICOS 9

PSICOLÓGICOS 10

SEÑALES INDICATIVAS DE QUE EXISTE UN PROBLEMA DE ALCOHOL 11

PREVENCIÓN 14

SÍNTOMAS 15

COMPLICACIONES 17

DIAGNÓSTICO CLÍNICO DEL ALCOHOLISMO 18

TRATAMIENTO DEL ALCOHOLISMO 19

RECONOCIMIENTO DEL PROBLEMA. 19

DESINTOXICACIÓN. 20

PROGRAMAS DE REHABILITACIÓN. 21

TERAPIAS DE AVERSIÓN / REPUGNANCIA, O TERAPIAS DE AUTOCONTROL Y ABSTINENCIA. 22

TERAPIAS DE AVERSIÓN / REPUGNANCIA 22

TERAPIAS DE AUTOCONTROL Y ABSTINENCIA 22

CONCLUSIONES 24

BIBLIOGRAFÍA 27


INTRODUCCIÓN

Este trabajo es una investigación sobre todo lo relacionado con el alcoholismo: Aprenderemos si afecta al organismo y como afecta al cuerpo humano, También hablaremos de: Los Factores, Riesgos, Causas, Consecuencias de abuso del alcohol, Normas a cumplir, Sus efectos del alcoholismo, Síntomas, Prevención, etc.

Sin más que mencionar les invitamos a que observen este maravilloso trabajo con mucho esfuerzo y dedicación del grupo.

DEFINICIÓN.

El alcoholismo es un tipo de drogodependencia, que se caracteriza por el consumo excesivo de alcohol de forma prolongada con dependencia del mismo, que se convierte en una enfermedad crónica que afecta la salud física y mental, así como las relaciones sociales, familiares, conyugales, además de las responsabilidades laborales.

Sin embargo, hay que diferencial el abuso de alcohol, del alcoholismo.

ABUSO DE ALCOHOL

El abuso de alcohol se diferencia del alcoholismo en que éste no incluye el deseo o la necesidad compulsiva de beber alcohol, la pérdida de control o la dependencia física.

Además, el abuso de alcohol es menos probable que incluya síntomas de tolerancia (la necesidad de aumentar la cantidad de alcohol ingerida para sentirse endrogado o intoxicado ("high").

El abuso de alcohol es definido como un patrón de consumo de bebidas alcohólicas que es acompañado por una o más de las siguientes situaciones en un período de 12 meses:

  • No cumplir con responsabilidades mayores del trabajo, de la escuela o del hogar;

  • Beber alcohol durante actividades que son físicamente peligrosas tales como operar maquinarias o manejar un carro (coche);

  • Tener problemas frecuentemente relacionados con el alcohol tales como ser arrestado por guiar bajo la influencia de alcohol o por lastimar físicamente a alguien mientras está borracho (embriagado);

  • Continuar bebiendo a pesar de tener problemas constantemente al relacionarse con otras personas que son causados o empeorados por los efectos del alcohol.

A pesar de que el abuso del alcohol es básicamente diferente al alcoholismo, es importante mencionar que muchos de los efectos del abuso del alcohol son sufridos por los alcohólicos.

ALCOHOLISMO

El alcoholismo, también conocido como "síndrome de dependencia al alcohol," es una enfermedad que se caracteriza por los siguientes elementos:

  • Deseo insaciable: el deseo o necesidad fuerte y compulsiva de beber alcohol.

  • Pérdida de control: la inhabilidad frecuente de parar de beber alcohol una vez la persona ha comenzado.

  • Dependencia física: la ocurrencia de síntomas después de abstinencia tales como vómitos, sudor, temblores, y ansiedad cuando se deja de beber después de un período de consumo de alcohol en grandes cantidades. Estos síntomas son usualmente aliviados cuando se vuelve a beber alcohol o se toma alguna otra droga sedante.

  • Tolerancia: la necesidad de aumentar la cantidad de alcohol ingerida para sentirse endrogado o intoxicado ("high").

El alcoholismo es un problema que tiene poco que ver con el tipo de alcohol que se consume, cuanto tiempo se ha estado bebiendo, o la cantidad exacta de alcohol que se consume.

El alcoholismo tiene mucho que ver con la necesidad incontrolable de beber de la persona.

Esta definición de alcoholismo ayuda a entender porque para la mayoría de los alcohólicos un "poco de fuerza de voluntad" no es suficiente para dejar de beber.

El alcohólico o alcohólica se encuentra frecuentemente bajo el control de un deseo poderoso o necesidad de ingerir alcohol, una necesidad que puede sentirse tan fuerte como la necesidad de agua o comida.

A pesar de que algunas personas se pueden recuperar sin ayuda, la mayoría de las personas alcohólicas necesitan ayuda externa para recuperarse de esta enfermedad.

Con ayuda, apoyo y tratamiento, muchas personas son capaces de dejar de beber y de rehacer sus vidas.

FACTORES DE RIESGO Y TENDENCIAS AL PADECIMIENTO

Muchas personas se preguntan: ¿Por qué algunas personas pueden beber alcohol sin problemas, mientras que otras son totalmente incapaces de controlar sus hábitos de beber alcohol?

Investigaciones recientes han demostrado que para muchas personas la vulnerabilidad al alcoholismo es heredada. Hay efectos de propensión al alcoholismo si durante la concepción uno o ambos padres son alcohólicos.

Es importante reconocer que los factores en el ambiente de la persona tales como las influencias de los compañeros y la disponibilidad de alcohol influyen significativamente.

Ambos factores, los heredados y los del ambiente, son llamados "factores de riesgo."

A pesar de estos factores, el riesgo no determina el destino.

El hecho de que el alcoholismo tiende a ser común en algunas familias no significa que el hijo o la hija de un padre o una madre alcohólica automáticamente desarrollarán alcoholismo.

PROBLEMAS

El problema más serio de los alcohólicos son las complicaciones físicas y mentales. Algunas personas son capaces de conseguir un control sobre su dependencia en las fases tempranas antes de la total pérdida del control, pero otras no pueden controlarlo, y hasta admitir el problema.

El desarrollo de la dependencia del alcohol puede ocurrir entre los 5 y 25 años siguiendo una progresión. Primero se desarrolla la tolerancia alcohol. Esto ocurre en personas que son capaces de consumir una gran cantidad de alcohol antes de que se noten los efectos adversos.

Después de la tolerancia aparecerán los lapsus de memoria. Más tarde aparece la falta del control de beber, y la persona afectada no puede permanecer sin beber, lo necesita para desarrollar su vida diaria.

El problema más serio de los bebedores son las complicaciones físicas y mentales.

CAUSAS.

El alcoholismo, es causado por el consumo indiscriminado del alcohol, o por la pérdida de control en su consumo; en donde generalmente el que padece de alcoholismo, no está conciente y no acepta que padece de esta enfermedad.

Muchas personas, caen en el alcoholismo, basados en el supuesto consumo social del alcohol, que se hace cada vez más continuo y llega a ser permanente, generando en la persona una dependencia por su consumo.

FACTORES QUE FACILITAN EL ALCOHOLISMO

No hay una causa definida del alcoholismo pero hay factores que pueden jugar un papel en su desarrollo. Es más probable el desencadenamiento de un alcoholismo en las personas con algún familiar alcohólico que en otras que no lo tienen. No se conoce la razón, que puede encontrarse en anomalías genéticas o bioquímicas.

Entre los factores psicológicos se incluyen: la necesidad de consuelo para la ansiedad, conflictos en las relaciones personales, baja estima personal, etc.

Los factores sociales incluyen: la facilidad de consumo de alcohol, la aceptación social del consumo de alcohol, estilos de vida de stress, etc.

EFECTOS

Esto tiene un conjunto de efectos en las personas que lo padecen, los cuales pueden ser de tipo físico o psicológico.

FÍSICOS

  • Por ser un tipo de drogodependencia, la adicción por dependencia física, cuando se interrumpe la ingesta de alcohol, se producen sudoraciones y desequilibrio que hace a las personas que lo padecen buscar el consumo inmediato del alcohol, podría interpretarse, como que el organismo solicita el consumo, por la dependencia; esto hace que las personas consuman cada vez más alcohol y de manera continua, lo que les dificulta dejar de lado el alcohol para superar la enfermedad.

  • El efecto directo del alcohol en el sistema nervioso, puede apreciarse con la depresión, como resultado de la disminución de la actividad, la ansiedad, tensión e inhibiciones.

  • Incluso un pequeño nivel de alcohol dentro del cuerpo enlentece las reacciones, además de afectar la concentración y el juicio, porque el alcohol embota los sentidos.

  • En cantidades excesivas, el alcohol produce una intoxicación y hasta puede causar envenenamiento.

  • El alcohol producir irritación del tracto gastrointestinal con erosiones en las paredes del estómago, además de ocasionar náuseas y vómitos.

  • El alcohol inhibe la absorción de vitaminas no se lo que ocasiona deficiencias nutricionales en los alcohólicos.

  • El alcohol ocasiona problemas en el hígado (cirrosis hepática).

  • El alcohol afecta el sistema cardiovascular produciéndose cardiopatías.

  • También puede aparecer una alteración sexual causando una disfunción en la erección del pene en el hombre y una desaparición de la menstruación en la mujer.

  • El consumo de alcohol durante el embarazo puede causar problemas en el desarrollo del feto, produciendo el llamado síndrome fetal del alcohol.

  • PSICOLÓGICOS

    Entre los efectos psicológicos del alcoholismo, se encuentra el rechazo social, familiar, conyugal, y laboral a los alcohólicos; por lo cual quienes padecen esta enfermedad, está sometidos a constantes desplantes que les ocasiona estados de depresión, de disminución de la autoestima, y con la sensación de abandono de las personas que los rodean, incluso de quienes son más importantes, considerando ellos que se encuentran en total estado de abandono de quienes son importantes para ellos, y de la sociedad

    SEÑALES INDICATIVAS DE QUE EXISTE UN PROBLEMA DE ALCOHOL

    Existe una manera fácil, memotécnica y sencilla para detectar si una persona tiene problemas con el alcohol. Para ello, debe contestar cuatro preguntas que pueden ayudar a reconocer si existe un problema de alcohol. La forma memotécnica de recordar las preguntas se relaciona con la primera letra de la palabra clave de cada una de ellas en inglés forman la palabra "CAGE."

  • ¿Ha pensado usted alguna vez que debe disminuir o cortar ("Cut") la cantidad de bebidas alcohólicas que usted toma?

  • ¿Le ha molestado ("Annoyed") la gente al criticar sus hábitos de beber alcohol?

  • ¿Se ha sentido usted alguna vez mal o culpable ("Guilty") debido a sus hábitos de consumo de alcohol?

  • ¿Ha tomado usted un trago o bebida alcohólica acabándose de despertar en la mañana para tranquilizar sus nervios, para abrir los ojos ("Eye opener"), o deshacerse de los efectos después de una borrachera ("hangover")?

  • El contestar "Sí" a una de estas preguntas sugiere la posibilidad de que existe un problema de alcohol.

    Si la respuesta es "Sí" a más de una de las preguntas es muy probable que exista un problema de alcohol.

    En cualquiera de los casos, es importante que si se presume que existe problemas de alcohol, se consulte a personas especializadas como médicos y terapeutas, para que ayuden a canalizar las acciones de acuerdo a las respuestas a las preguntas.

    Estos especialistas, están preparados para ayudar a determinar si existe algún problema relacionado con los hábitos de consumo alcohol, y puede recomendarle lo que debe hacerse al respecto.

    Aunque se haya contestado que "No" a todas las preguntas, si es una persona que consume alcohol con cierta frecuencia, así sea a “nivel social”, es recomendable que busque ayuda profesional para que pueda evaluar objetivamente “lo social de su consumo de alcohol”.

    Si se tiene problemas relacionados con su trabajo, sus relaciones con otras personas, su salud o ha tenido problemas con la ley cuando ha consumido alcohol, es necesario que revise los niveles y hábitos del consumo.

    Los efectos del abuso del alcohol pueden ser extremadamente serios, y pueden llegar a ser fatales para quien lo consume, para las personas cercanas, y hasta para cualquiera que esté a su alrededor.

    Se afecta a las personas cercanas, familiares, amigos, cónyuges y compañeros de trabajo, con la conducta que se asume bajo el efecto del alcohol.

    Los terceros que puedan estar cercanos, pueden verse afectados, por los posibles accidentes que ocasione la imprudencia y el bajo nivel de control de los sentidos asociados al consumo de alcohol, que puedan a su vez ocasionar accidentes

    PREVENCIÓN

    Los hábitos sociales correctos son fundamentales para la prevención del abuso en el consumo de alcohol.

    Es importante el desarrollo de programas educativos sobre el consumo del alcohol y sus consecuencias, dirigido a los niños y adolescentes, así como a sus familiares, para que puedan ser de utilidad como elementos de valores sociales que minimicen la tendencia al consumo, y a enaltecer el valor del consumo social de alcohol, que mal manejado deriva en alcoholismo.

    El alcoholismo como enfermedad, cuando esta se padece, no puede prevenirse hasta que las causas primarias sean descubiertas.

    SÍNTOMAS

    • Tolerancia de los efectos del alcohol.

    • Necesidad diaria o frecuente de alcohol para su función diaria.

    • Pérdida de control con incapacidad de interrumpir o reducir el consumo de alcohol.

    • Bebedor solitario.

    • Dar excusas para beber.

    • Episodios de pérdida de memoria asociados al consumo de alcohol (ausencias negras).

    • Episodios de violencia asociados al consumo de alcohol.

    • Deterioro en las relaciones sociales y familiares y en la responsabilidad laboral.

    • Absentismo laboral.

    • Inexplicable mal genio.

    • Conducta que tiende a esconder el alcoholismo.

    • Hostilidad al hablar de la bebida.

    • Negarse a la ingesta de alimento.

    • Negar la apariencia física.

    • Nauseas.

    • Vómitos.

    • Vacilación por las mañanas.

    • Dolor abdominal.

    • Calambres.

    • Entorpecimiento y temblores.

    • Enrojecimiento y capilares de la cara dilatados (especialmente en la nariz).

    • Confusión.

    • Temblores e incontroladas sacudidas del cuerpo.

    • Cansancio y agitación.

    • Insomnio.

    • Pérdida de apetito e intolerancia a toda la comida.

    • Confusión.

    • Alucinaciones.

    • Taquicardia.

    • Sudores.

    • Convulsiones.

    • Problemas en la lengua.

    • Lagrimeo.

    • Desvanecimiento

    COMPLICACIONES

    Las personas que padecen de alcoholismo pueden complicarse con el padecimiento de enfermedades como:

    • Pancreatitis aguda y crónica.

    • Cardiomiopatía alcohólica.

    • Neuropatía alcohólica.

    • Varices esofágicas sangrantes.

    • Degeneración cerebral.

    • Cirrosis hepática.

    • Complicaciones de la abstinencia alcohólica.

    • Depresión.

    • Disfunción en las erecciones.

    • Síndrome fetal alcohólico en los hijos de mujeres alcohólicas.

    • Aumento de la presión arterial.

    • Incremento en la incidencia del Cáncer.

    • Insomnio.

    • Deficiencias nutricionales.

    • Suicidio.

    • Síndrome de Wernicke-Korsakoff.

    DIAGNÓSTICO CLÍNICO DEL ALCOHOLISMO

    Se hace una historia del consumo crónico o excesivo del alcohol. La historia debe ser obtenida de la familia si la persona afectada es incapaz de contestar a las preguntas.

    Un examen médico hace posible la identificación de problemas físicos relacionados con el consumo de alcohol.

    Un examen toxicológico del nivel de alcohol en la sangre confirma la reciente ingestión de alcohol (lo que no necesariamente confirma un alcoholismo).

    También se realizan tests de función del hígado incluyendo GOT, GPT y fosfatasas alcalinas, que se encuentran anormalmente elevadas.

    TRATAMIENTO DEL ALCOHOLISMO

    El tratamiento del alcoholismo requiere de cuatro fases:

    • El reconocimiento del problema.

    • La desintoxicación.

    • Programas de rehabilitación.

    • Terapias de aversión / repugnancia, o terapias de autocontrol y abstinencia.

    RECONOCIMIENTO DEL PROBLEMA.

    El tratamiento de las personas con una adicción al alcohol empieza por el reconocimiento del problema.

    El alcoholismo está asociado con la negación, lo que permite al paciente creer que no necesita tratamiento.

    La mayoría de las personas con una dependencia del alcohol acceden al tratamiento bajo presión de otros.

    Es muy rara la aceptación voluntaria de la necesidad de tratamiento.

    Es difícil conocer los mecanismos de defensa que han permitido seguir bebiendo a la persona con dependencia del alcohol y se requiere un enfrentamiento con la familia y personas allegadas.

    Se debe convencer a la persona cuando está sobria, y no cuando está bebida o con resaca.

    Una vez que ha reconocido el problema, la abstinencia del alcohol es el único tratamiento.

    Además se pueden dar programas de soporte, rehabilitación, seguimiento etc.

    También suele ser necesario el tratamiento de la familia, porque el alcoholismo crea víctimas entre la gente allegada.

    Es importante la participación de personas especializadas, como, los médicos, terapeutas, sicólogos, siquiatras, alcohólicos anónimos (AA), y AL-ANON (gripo de familiares de alcohólicos)

    DESINTOXICACIÓN.

    La desintoxicación es la segunda fase del tratamiento.

    El alcohol es escondido bajo control y debe establecerse algún tipo de supervisión sobre quien padece la enfermedad, para constatar su consumo o la abstinencia.

    Los especialistas médicos recetan tranquilizantes y sedantes para aliviar y controlar los efectos de la abstinencia.

    La desintoxicación puede durar de 5 a 7 días.

    Es necesario el examen médico de otros problemas. Son frecuentes los problemas del hígado y otros problemas en la sangre.

    Es muy importante seguir una dieta con suplementos vitamínicos.

    Pueden aparecer complicaciones asociadas a los síntomas físicos agudos, como depresión y otros problemas que deben ser tratados.

    PROGRAMAS DE REHABILITACIÓN.

    Los programas de rehabilitación están para ayudar a las personas afectadas, después de la desintoxicación, a mantenerse en la abstinencia de alcohol.

    Estos programas incluyen diversos consejos, soporte psicológico, cuidados de enfermería y cuidados médicos.

    La educación sobre la enfermedad del alcoholismo y sus efectos es parte de la terapia.

    Muchos de los profesionales involucrados en estos programas de rehabilitación tienen que seguir programas de reciclaje.

    TERAPIAS DE AVERSIÓN / REPUGNANCIA, O TERAPIAS DE AUTOCONTROL Y ABSTINENCIA.

    TERAPIAS DE AVERSIÓN / REPUGNANCIA

    También hay terapias de aversión / repugnancia en las que se utilizan drogas que interfieren en el metabolismo del alcohol y producen efectos muy desagradables, aún cuando se ingiera una pequeña cantidad de alcohol en las 2 semanas después del tratamiento.

    Esta terapia no se utiliza en mujeres embarazadas ni en personas con otras enfermedades. Este tipo de terapia debe ser utilizada con consejos de soporte y su efectividad varía en cada caso.

    TERAPIAS DE AUTOCONTROL Y ABSTINENCIA

    Alcohólicos Anónimos es un grupo de ayuda en la reconversión de alcohólicos que ofrece ayuda emocional y afectiva, bajo un modelo de abstinencia, a la gente que se está rehabilitando de la dependencia del alcohol.

    Hay más de un millón de socios en todo el mundo, y se encuentran pequeños grupos en pequeñas ciudades a lo largo de todo el mundo.

    Al-Anon es una asociación que ayuda a familiares y amigos de alcohólicos, para que estos entiendan el problema, y asuman una actitud que apoye y facilite la recuperación del alcohólico

    Alateen, es una asociación derivada de Al-Anon, que agrupa a los miembros más jóvenes (teen), para brindar un apoyo especial a los familiares y amigos en las edades de la infancia y la adolescencia.

    CONCLUSIONES

  • El alcoholismo y el abuso de alcohol, son dos situaciones diferentes, aunque tienen relación, el abuso de alcohol se diferencia del alcoholismo en que éste no incluye el deseo o la necesidad compulsiva de beber alcohol, la pérdida de control o la dependencia física.

  • Tanto el alcoholismo como el abuso en el consumo de alcohol, presentan factores de riesgo, hereditarios y ambientales. Los hereditarios tienen que ver con que si los padres son alcohólicos, los descendientes pudiesen ser alcohólicos, sobre todo si hay alcoholismo al momento de la concepción. Dentro de los factores sociales están las influencias de las personas cercanas y la disponibilidad de alcohol.

  • Los problemas más serios se pueden asociar a las complicaciones físicas y mentales. Las físicas están asociadas al efecto negativo en el funcionamiento del cuerpo, y las mentales a problemas de la personalidad y la actuación como depresiones, baja autoestima, etc.

  • Las causas se determinan por el consumo indiscriminado de alcohol, tanto en el abuso como en el alcoholismo. En el caso del alcoholismo, se presenta también a pérdida de control asociado a la dependencia y a la necesidad de consumo.

  • Hay factores que facilitan el consumo indiscriminado de alcohol, como son los efectos del consumo social continuo que se hace permanente, la presencia de alcohólicos o de abusivos del consumo en la familia o los allegados, o la disponibilidad de alcohol para consumo.

  • Existen efectos físicos y psicológicos del alcoholismo, los físicos, desencadenan otras enfermedades que generalmente pueden ser mortales como la cirrosis hepática. Los sicológicos, tienen como efecto los síndromes de depresión que pueden ocasionar tendencia al suicidio.

  • hay señales indicativas que pueden alertar si hay problemas en el consumo de alcohol, estas son en base a respuestas sencillas que tienen que ver con preguntarse sobre la disminución de la cantidad de bebida que se consume, o si le han criticado sobre el nivel de consumo y si esto ha molestado a la persona, además de sincerarse sobre si alguna vez se ha sentido culpable por el consumo, incluyendo, la ingesta de alcohol en ayunas, o con el pretexto de que necesita calmarse o desestresarse.

  • para prevenir e consumo indiscriminado de alcohol, es importante la conciencia social sobre los daños y riesgos del alcoholismo, además de que el consumidos acepte el nivel de consumo y lo que esto impacta en su vida.

  • Hay muchos síntomas de la enfermedad de l alcoholismo, entre ellos se pueden citar: Necesidad diaria o frecuente de alcohol para su función diaria, dar excusas para beber, pérdida de memoria asociados al consumo de alcohol, Episodios de violencia, Deterioro en las relaciones sociales y familiares y en la responsabilidad laboral, mal genio, y entre otras, hostilidad al hablar de la bebida

  • El diagnóstico clínico requiere del apoyo de las personas cercanas para que los médicos y terapeutas puedan conocer la verdad sobre los niveles de consumo ya que los alcohólicos se niegan a aceptarlo, además de que se requiere de exámenes físicos sobre el funcionamiento del cuerpo.

  • El tratamiento del alcoholismo requiere que se lleven a cabo y se superen cuatro etapas que son: reconocimiento del problema, desintoxicación. Programa de rehabilitación, y Terapias de aversión / repugnancia, o terapias de autocontrol y abstinencia

  • BIBLIOGRAFÍA

    www.avalon.com

    www.institutobitacora.org

    www.netsalud.sa

    www.niaaa.nih.gov/FAQs/General-Spanish

    www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish

    www.pastoraldedrogadiccion

    www.pubs.niaaa.nih.gov

    www.tuotromedico.com

    www.tusalud.com

    27