Alcoholismo

Bebidas alcohólicas. Alcohol. Adicciones. Leyes de España. Legislación española. Posición de los partidos políticos y la prensa. Grupos de autoayuda. Terapias. Desintoxicación. Proceso de rehabilitación. Asociaciones. APARED. Alcohólicos Anónimos

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 29 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

ALCOHOLISMO

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN 3

EL ALCOHOLISMO EN LA PRENSA 9

EL ALCOHOLISMO EN LOS PARTIDOS POLÍTICOS 16

PSOE 16

PP 16

IU 17

LEYES SOBRE ALCOHOLISMO 18

ACERCAMIENTO A LA REALIDAD 23

APARED 23

Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Salamanca 25

Alcohólicos Anónimos 27

CONCLUSIÓN 32

BIBLIOGRAFÍA 34

INTRODUCCIÓN

El concepto “droga” engloba a toda sustancia mineral, vegetal o animal con efectos estimulantes, depresores o narcóticos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define este término como cualquier sustancia que al introducirla en un organismo vivo, puede modificar una o varias de sus funciones. Su consumo reiterado provoca la dependencia física u orgánica, además de un gran deseo de seguir consumiéndolas en mayores dosis para evitar el síndrome de abstinencia. Esta adicción es la necesidad de consumir drogas de forma regular (no se es capaz de moderar o de suprimir su consumo) y viene determinada por fenómenos psíquicos y físicos. Respecto a los cuadros de abstinencia, éstos son siempre psicológicos y en el caso de algunas drogas también son síndromes físicos que pueden llegar causar la muerte. Pueden controlarse con medidas terapéuticas sintomáticas o substitutivas, es decir, con sustancias menos nocivas y de efectos parecidos que se retiran progresivamente.

El consumo de drogas, y sus consecuencias, constituye un problema social y sanitario. Las drogas cuentan con un número muy importante de la población, entre ellos muchos jóvenes e incluso adolescentes.

El fenómeno de las drogas ha experimentado en los últimos años un profundo proceso de transformación, en paralelo a la evolución de las sociedades desarrolladas.

En España, en la actualidad, las drogas están vinculadas a la cultura del ocio, no como en años anteriores donde el consumo de drogas, fundamentalmente de heroína, estaba asociado a la marginalidad y a la delincuencia.

Una de las drogas más frecuentes en nuestra sociedad es el alcohol. Es una droga depresora del Sistema Nervioso Central que inhibe progresivamente las funciones cerebrales. Afecta a la capacidad de autocontrol, produciendo inicialmente euforia y desinhibición, por lo que puede confundirse con un estimulante.

El principal componente  de esta clase de bebidas es el etanol o alcohol etílico. Se pueden dividir en bebidas alcohólicas fermentadas (vino, cerveza, sidra) y destiladas (orujo, vodka, whisky, ron, ginebra) que tienen una mayor concentración de alcohol.

La presencia continuada de alcohol en el organismo y su consumo repetido es responsable de la mayoría de las lesiones que esta sustancia produce en nuestro cuerpo, como la cirrosis hepática o las encefalopatías en las que el funcionamiento del hígado y del cerebro queda gravemente alterado.

Pocos minutos después de haber bebido, pueden aparecer una serie de efectos cuya manifestación varía según la cantidad ingerida y las características de cada persona. Por orden de aparición en el tiempo y en relación con la concentración de alcohol en el organismo los efectos serían los siguientes: desinhibición, euforia, relajación, aumento de la sociabilidad, dificultad para hablar, dificultad para asociar ideas, descoordinación motora, y, finalmente, intoxicación aguda.

Existen varias circunstancias que pueden acelerar o agravar los efectos del alcohol. Éstas serían la edad, el peso y el sexo, la cantidad y rapidez de la ingesta, la combinación con bebidas carbónicas, la ingestión simultánea de comida, la combinación con otras sustancias tales como los tranquilizantes, relajantes musculares y analgésicos.

El consumo excesivo de alcohol puede provocar graves trastornos físicos, psicológicos y del comportamiento; el riesgo de padecer estos trastornos a lo largo de la vida es mayor cuando este consumo se inicia en la adolescencia. Los problemas derivados del abuso de alcohol pueden producirse tanto a corto como a largo plazo. A corto plazo se puede padecer intoxicación etílica  y conductas de riesgo, y a largo plazo hipertensión arterial, gastritis, úlcera gastroduodenal, cirrosis hepática, cardiopatías, encefalopatías, cáncer, alteraciones del sueño, agresividad, depresión, disfunciones sexuales, deterioro cognitivo, demencia, psicosis.

Por último hay que comentar que una de las consecuencias más graves del abuso del alcohol es la dependencia alcohólica o alcoholismo, que es una enfermedad caracterizada por el consumo incontrolado de bebidas alcohólicas a un nivel que interfiere con la salud física o mental de la persona y con sus responsabilidades familiares, laborales y sociales. El riesgo de desarrollar esta enfermedad depende de varios factores tales como la vulnerabilidad individual, la edad de inicio y la cantidad que se bebe.

Jellinek ha propuesto fases por las que pasarían los sujetos que contactan con el alcohol:

  • Fase prealcohólica: la ingesta de alcohol progresa de un consumo en una situación agradable hacia el consumo como situación milagrosa para liberar tensiones. Aparece la tolerancia, el sujeto abandona el último los lugares, se toma alcohol antes de contactos sociales y después, se lleva consigo el alcohol.

  • Fase de alcoholismo temprano: se presentan episodios cortos de tipos de amnesias, durante y después del consumo. En muchas personas estos problemas no aparecen. Aparece la tolerancia y síntomas del síndrome de abstinencia. Se empieza a ingerir alcohol al levantarse. Hay trastornos del sueño. El alcohol se convierte en el tema central del sujeto, ocupa casi todo su tiempo y dinero, aparecen los sentimientos de culpa por beber, esconde las botellas, bebe a escondidas, lleva consigo repuestos. La persona que bebe se niega a sí misma y a los demás el tener problemas con el alcohol.

  • Fase Crucial: Empieza cuando el sujeto pierde el control por la bebida. Puede empezar experimentar fenómenos como la tolerancia reducida, cantidades pequeñas de alcohol lo llevan a la intoxicación. El sujeto lucha por mantener el control del consumo. Se empieza a resquebrajar la vida personal del sujeto. Pueden aparecer los despidos laborales, separaciones, conflictos... El sujeto se muestra agresivo, irritado e incluso agrede físicamente a los que le rodean. Pueden aparecer los primeros intentos de abandonar el alcohol, apareciendo, entonces, el síndrome de abstinencia y el delirium tremends, intentos de suicidio, depresiones...

  • Fase Crónica: puede permanecer ebrio toda una semana. Abandona esfuerzo por mantener una imagen respetable, y por dejarlo. Se causa lesiones físicas, aparecen déficits vitamínicos,... Como bebe lo que sea, puede llegar al coma etílico y a la muerte.

  • La dependencia al alcohol, produce que ante un intento de abandonar esta costumbre se produzca un síndrome de abstinencia, denominado delirium tremends: Comienza con una especia de ataque de ansiedad grave, insomnio, temblores, taquicardias, gran sudoración. A continuación de estos preludios aparece la fase de delirio, que se caracteriza por una desorientación tempo-espacial completa (no se conoce ni el lugar en el que se está, ni el día, el año...). Hay también una fluctuación en el nivel de consciencia y alucinaciones atacantes, que se combinan con temblores muy fuertes y miedos intensos. El término tremends hace referencia a esta agitación motora.

    Las alucinaciones pueden ser visuales, auditivas o táctiles y la mayor parte son amenazantes. Para evitar estas alucinaciones, el sujeto puede llegar incluso a autolesionarse. Las alucinaciones auditivas suelen ser sonidos burdos, voces o músicas.

    Los delirios son habitualmente de naturaleza persecutoria o de daño, ya que es la forma que el sujeto tiene de entender lo que le está pasando, de explicarse las alucinaciones que está teniendo.

    Otro problema achacado al consumo habitual de alcohol es la alucinosis alcohólica: episodio que se produce tras una fuerte intoxicación alcohólica. No existe desorientación ni pérdida de consciencia, pero hay alucinaciones, sobre todo auditivas de tipo amenazante. Lo habitual es que vaya desapareciendo a medida que el sujeto deja de ingerir alcohol y se va restableciendo.

    Pero el alcoholismo es una enfermedad que se puede tratar. Se concibe una rehabilitación en tres estadios: desintoxicación, rehabilitación y seguimiento.

    Desintoxicación: se puede llevar a cabo de forma hospitalaria o ambulatoria con el mismo éxito.

    La desintoxicación hospitalaria incluye medicamentos como las benzodiacepinas, vitaminas (B) y otros fármacos para corregir el balance electrolítico que se encuentra muy alterado en sujetos que consumen alcohol. Dura unos 5 días y suele darse en hospitales o clínicas hospitalarias. Buscan controlar el síndrome de abstinencia.

    La desintoxicación en medios ambulatorios facilita el trabajo psicoterapéutico posterior. Se puede desintoxicar progresivamente con la orientación psicoterapeuta.

    Rehabilitación o terapia: si el paso inicial ha tenido éxito, el programa debe continuar. Un tema muy polémico es si el objetivo es la abstinencia total o el consumo controlado. En general se admite que algunos consumidores excesivos puedan moderar su consumo. Se suele recomendar pasar por un periodo de abstinencia total de 2 ó 3 semanas, previo a iniciar el programa de bebida controlada. La mayor parte de la gente opta por la abstinencia total como objetivo terapéutico.

    Hay muchos tipos de tratamientos basados en las múltiples orientaciones psicológicas. Los más utilizados son los grupos de autoayuda y la terapia de ayuda.

    Grupos de autoayuda:

    - Alcohólicos Anónimos, Alcohólicos Rehabilitados. El primer paso es reconocer que no se tiene ningún poder sobre el alcohol y que de hecho, el tema se le ha escapado de las manos alguna que otra vez. Otro ingrediente sería buscar una persona que le ayude y que haya sido alcohólico, pero debe llevar sobrio al menos un año. Las reuniones abiertas consisten en charlas de un paciente junto con 2 ó 3 personas más que comparten sus experiencias y cómo el programa les ayudó. Este programa busca cambios en los valores personales y en las relaciones. Aquí, el sujeto aprende estrategias para evitar las recaídas. Muchos profesionales han estudiado porqué funciona este programa. Se ha visto que las personas que participan tienen un alto sentido de la afiliación, son personas que tienen muchos problemas y tienen un gran sentimiento de culpa. Además son personas sociables.

    Terapia de grupo:

    Todas las escuelas clínicas han propuesto terapias de grupo para alcohólicos. Nos encontramos modelos conductuales en los que se modifica la conducta que tiene que ver con el hábito de beber, pero también terapias de tipo sistémico, que intentan promover la resolución de problemas personales.

    Según la escuela hay varios modelos pero todos tienen puntos en común:

    • ofrecen al alcohólico la oportunidad de compartir e identificar a otras personas con problemas similares

    • el alcohólico puede comprender sus propias actitudes frente al alcoholismo, porque lo ve reflejado en los demás

    • les permite aprender a comunicar sus necesidades y sentimientos de manera más efectiva

    • los grupos son de entre 5 y 12 personas y se reúnen de 1 a 3 veces por semana dependiendo de la orientación. Se reúnen para discutir temas distintos a la adicción, aunque en otras ocasiones el tema central es el alcohol, la prevención de recaídas... Varía mucho también el grado de apoyo y también difieren en el objetivo de la terapia. Algunos sólo tienen como objetivo ayudar a tolerar la abstinencia y será material de estudio cualquier cosa que digan. En otros casos, se busca incrementar las habilidades para resistir al alcohol.

    EL ALCOHOLISMO EN LA PRENSA

    Consultamos tanto prensa escrita como prensa digital, para conocer el estado del alcoholismo en la actualidad. Las noticias se pueden dividir en 2 grupos:

    • Por un lado las noticias relacionadas con el alcohol y el trafico

    • Por otro lado las noticias relacionadas con la prevención del alcoholismo

    En el primer grupo, el de la influencia del alcohol en los accidentes de tráfico; la nota mas significativa es que el alcohol es la causa principal de accidentes de tráfico, por encima de las infracciones relacionadas con la velocidad, (“El alcohol al volante centra la mayor parte de las infracciones denunciadas, La Gaceta 16 de marzo de 2008”) Pero otro dato curioso es que en las tres noticias localizadas en dos de ellas la tasa de alcoholemia es muy superior a la permitida 0,25:“Heridos dos agentes al ser arrollados en un control de alcohol, La Gaceta 23 de marzo de 2008 donde la tasa de alcoholemia detectada es de 0,90; Detenido un conductor por quintuplicar la tasa de alcoholemia permitida, La gaceta 15 de marzo de 2008 donde la tasa de alcoholemia es cinco veces superior a la permitida. Por ultimo en la otra noticia que puede ser incluida en este grupo: Arrestado por sexta vez un conductor que se negó a hacer el test de alcoholemia, La gaceta 22 de abril de 2008 el implicado tiene seis antecedentes por conducción bajo los efectos del alcohol.

    En el otro grupo, en el de prevención del alcoholismo, las noticias se centran en los distintos programas existentes evitar el alcoholismo o para ayudar a los alcohólicos. En la noticia que apareció en El norte de Castilla el 8 de enero de 2002 se describe la asociación de Alcohólicos Anónimos, sus labores y como ayuda a la recuperación de los alcohólicos (Doce pasos para la recuperación personal del alcoholismo, El norte de Castilla 8 de enero de 2002). También relacionada con Alcohólicos Anónimos, encontramos otra noticia (¡Sobrios!, La Gaceta el 13 de Junio de 2008) donde con motivo de la celebración del 75 aniversario de la Asociación, se entrevista a cuatro personas pertenecientes a este grupo de autoayuda, dende se describe brevemente las funciones básicas de la asociación y sus características. Dentro de los programas que se desarrollan en Salamanca están el que desarrolla Cáritas Salamanca, en el que se convoca un taller de Prevención de Consumo de Alcohol (Convocado un taller para prevenir el consumo de alcohol, La Gaceta 30 de diciembre de 2007); y el aporte de 1,3 millones de euros que donará la Consejería de Familia para los planes de intervención en drogodependientes (La Junta destinará 1,3 millones para los planes sobre drogodependencias, La Gaceta 30 de noviembre de 2007) y por último el Proyecto piloto Alado, desarrollado por la Universidad de Almería, que intenta prevenir el consumo de alcohol desde edades tempranas (Prevenir el consumo de alcohol, Red Campus número 07)

    El Norte de castilla 08/01/2002

    Doce pasos para la recuperación personal del alcoholismo
    ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS

    EL NORTE ZAMORA
    Alcohólicos Anónimos (AA) es una comunidad mundial de hombres y mujeres que se ayudan unos a otros a mantener su sobriedad y que comparten libremente la experiencia de su recuperación con otros que pueden tener problemas con la bebida. El programa de Alcohólicos Rehabilitados se basa en doce pasos diseñados para la recuperación personal del alcoholismo.
    La comunidad funciona a través de 96.000 grupos locales en 151 países. Varios cientos de miles de alcohólicos han obtenido su sobriedad en esta asociación; no obstante, sus miembros constatan que el programa no siempre es eficaz para todos los alcohólicos, y que algunos pueden necesitar asesoramiento o tratamiento profesional.
    AA se interesa exclusivamente en la recuperación y la sobriedad continua de los alcohólicos individuales que recurren a la comunidad para obtener ayuda. El movimiento no participa en la investigación del alcoholismo ni en su tratamiento médico o psiquiátrico, y no apoya ninguna causa, aunque sus miembros pueden hacerlo como particulares.
    Alcohólicos Anónimos se autofinancia a través de sus miembros y no acepta contribuciones de fuentes ajenas. Sus componentes mantienen el anonimato personal. Además, el movimiento ha adoptado una política «de cooperación pero no de afiliación» con otras organizaciones interesadas en el problema del alcoholismo

    EL ALCOHOLISMO EN LOS PARTIDOS POLÍTICOS

    Dado que este año se han celebrado elecciones generales, acudimos a los programas electorales de los grandes partidos para comprobar las medidas que ofrece cada uno con relación al alcoholismo. Y descubrimos que las medidas que ofrece cada partido son escasas.

    Analizaremos cada partido, las medidas que toma:

    PSOE

    • Continuaremos promoviendo condiciones y hábitos de vida saludable, en especial en aquellos comportamientos, hábitos y costumbres que están directamente relacionados con las enfermedades más prevalentes: tabaquismo, alcoholismo, hipertensión, nutrición, sedentarismo y comportamientos sexuales de riesgo para la salud

    • Priorizaremos acciones para prevenir el alcoholismo y disminuir el consumo de alcohol, especialmente para proteger la salud de los menores y los jóvenes incorporando a profesionales sanitarios, padres y madres y profesionales de la educación, e involucrando a los medios de comunicación social como agentes

    • Reforzaremos las medidas de control relacionadas con los riesgos asociados a las adicciones con especial atención a la seguridad vial y los consumos de drogas y alcohol, trabajando en especial sobre los conductores noveles

    • Estableceremos medidas para el seguimiento de los menores que acuden a los servicios de urgencia con problemas agudos de drogas, con la participación de los padres o tutores, garantizando la confidencialidad

    PP

    El Partido Popular carece de políticas sociales relacionadas con el alcoholismo, y de otros tipos de drogas

    IU

    • Legalización del consumo, producción, distribución, así como para el uso terapéutico del cannabis. Promocionar programas de disminución del riesgo y reducción de daño, así como programas de desintoxicación orientados a la abstinencia o, en todo caso, al consumo responsable de dicha sustancia. Prohibir la promoción y publicidad de todas las drogas

    En un conjunto global los partidos políticos que toman medidas con respecto al alcoholismo observamos que todas estas medidas son preventivas; pero ninguna de ellas es para ayudar a resolver el problema.

    'Alcoholismo'
    LEYES SOBRE ALCOHOLISMO

    Este año se ha aprobado una ley:

    LEY 3/2007, de 7 de marzo, por la que se modifica la Ley 3/1994, de 29 de marzo, de prevención, asistencia e integración social de drogo-dependientes de Castilla y León.

    Artículo único. Modificación de la Ley 3/1994, de 29 de marzo, de Prevención, Asistencia e Integración Social de Drogodependientes de Castilla y León.

    Uno. Se modifican los apartados 2 y 4 del artículo 3, que quedan redactados del siguiente modo:

    «2. La promoción activa, particularmente durante la infancia, la adolescencia y la juventud, de hábitos de vida saludables y de una cultura de la salud que incluya el conocimiento de las consecuencias del consumo de drogas, su rechazo, así como la solidaridad social con las personas con problemas de drogodependencia

    «4. La consideración de la intervención en drogodependencias como una tarea social colectiva, mediante la coordinación de las actuaciones de las Administraciones públicas, entidades privadas e instituciones, sobre el principio de descentralización, responsabilidad y autonomía en la gestión de los programas y servicios

    Seis. Se modifican los apartados 1 y 2 del artículo 20, que quedan redactados del siguiente modo:

    «1. Además de las limitaciones establecidas en la Ley 34/1988, de 11 de noviembre. General de Publicidad y en la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco, la publicidad, tanto directa como indirecta, de bebidas alcohólicas y de los productos del tabaco deberá respetar, en todo caso, las siguientes limitaciones:

    a) No está permitida la publicidad de bebidas alcohólicas y productos del tabaco dirigida a menores de 18 años, que utilice argumentos dirigidos a los mismos, o que utilice mensajes, conceptos, lenguaje, escenas, imágenes, dibujos, iconos o personajes de ficción o de relevancia pública vinculados directa y específicamente a los menores de edad.

    b) En los medios de comunicación social editados en la Comunidad Autónoma, se prohíbe la publicidad de bebidas alcohólicas en los programas, páginas o secciones dirigidas preferentemente al público infantil y juvenil.

    c) Asimismo, queda prohibida la utilización de la imagen y la voz de menores de 18 años en la confección de la publicidad de bebidas alcohólicas y productos del tabaco.

    d) No estará permitido que los mensajes publicitarios de las bebidas alcohólicas y productos del tabaco inciten a un consumo abusivo de estos productos o se asocien a una mejora del rendimiento físico o psíquico; al éxito social o sexual; a efectos terapéuticos, sedantes o estimulantes; a contribuir a superar la timidez o a resolver conflictos; a la realización de actividades educativas, sanitarias y deportivas; a la conducción de vehículos y al manejo de armas y, en general, a actividades que impliquen riesgo para los consumidores o responsabilidades sobre terceros. Asimismo, queda prohibido ofrecer una imagen negativa de la abstinencia o de la sobriedad.

    2. La Administración de la Comunidad de Castilla y León realizará cuantas actuaciones sean necesarias para formalizar acuerdos con empresas fabricantes y distribuidoras de bebidas alcohólicas y productos del tabaco, destinados al autocontrol y a la autolimitación de la publicidad y a prevenir el consumo y el abuso de estos productos, especialmente entre los menores de edad.»

    Siete. El artículo 21 queda redactado del siguiente modo:

    «Artículo 21. Prohibiciones de la publicidad de bebidas alcohólicas.

    Se prohíbe expresamente la publicidad directa e indirecta de bebidas alcohólicas en:

    a) Los centros y dependencias de las Administraciones públicas y otros entes públicos.

    b) Los centros sanitarios, socio-sanitarios y de servicios sociales.

    c) Los centros docentes y formativos, independientemente de la edad del alumnado y del tipo de enseñanza.

    d) Los centros destinados mayoritariamente a un público menor de 18 años.

    e) Las instalaciones y recintos deportivos, cuando se celebren en ellos competiciones o acontecimientos deportivos, o actividades destinadas fundamentalmente a menores de 18 años.

    f) Los espectáculos cinematográficos recomendados para todos los públicos o para menores de 18 años.

    g) Los espectáculos teatrales, musicales, culturales y de otro tipo dirigidos fundamentalmente a menores de 18 años.

    h) El interior y exterior de los medios de transporte público, incluidas las estaciones de autobuses urbanos e interurbanos y sus paradas intermedias, las estaciones de ferrocarril y los aeropuertos, excepto sus zonas internacionales.

    i) Las vías, zonas y espacios públicos que se encuentren a una distancia lineal inferior a cien metros de la entrada de los centros educativos a los que acudan menores de edad, o en lugares que sean ostensiblemente visibles desde los mismos

    Ocho. El artículo 22 queda redactado del siguiente modo:

    «Artículo 22. Promoción.

    Sin perjuicio de lo establecido en la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco, la promoción de las principales drogas institucionalizadas estará sometida a las siguientes limitaciones:

    a) Las actividades de promoción de bebidas alcohólicas y productos del tabaco en ferias, certámenes, exposiciones y actividades similares se situarán en espacios diferenciados cuando tengan lugar dentro de otras manifestaciones públicas. En estas actividades no estará permitido el acceso a menores de 18 años que no vayan acompañados de personas mayores de edad.

    b) Estará prohibida la promoción de bebidas alcohólicas mediante la distribución de información por buzones, correo, teléfono, servicios de la sociedad de la información y, en general, mediante cualquier mensaje que se envíe a un domicilio, salvo que vaya dirigido nominalmente a mayores de 18 años, o no resulte significativa en relación al conjunto del envío publicitario.

    c) Se prohíbe la promoción de bebidas alcohólicas realizada por establecimientos y locales donde se vendan, suministren o consuman, que suponga una incitación directa a un consumo abusivo de éstas, mediante ofertas promocionales, premios, canjes, sorteos, concursos, fiestas o rebajas en los precios.

    d) No podrán patrocinar ni financiar actividades deportivas o culturales dirigidas fundamentalmente a menores de edad, aquellas personas físicas y jurídicas cuya actividad principal o conocida sea la fabricación, promoción o distribución de bebidas alcohólicas, si ello lleva aparejada la publicidad de dicho patrocinio o la difusión de marcas, símbolos, imágenes o sonidos relacionados con las bebidas alcohólicas.»

    Nueve. El artículo 23 queda redactado del siguiente modo:

    «Artículo 23. Prohibiciones.

    1. Para contribuir a la reducción del abuso de bebidas alcohólicas, las Corporaciones Locales de Castilla y León establecerán los criterios que regulen la localización, distancia y características que deberán reunir los establecimientos de suministro y venta de este tipo de bebidas, así como su venta y consumo en la vía pública.

    2. En las localidades de población superior a mil habitantes, la ordenanza reguladora de la distancia y localización de establecimientos destinados a la venta y consumo inmediato de bebidas alcohólicas deberá prever que la distancia mínima entre los extremos físicos más próximos, interiores o exteriores, de los establecimientos sea de 25 metros, sin perjuicio de la necesaria sujeción de tales establecimientos a lo dispuesto en la normativa sobre ruido y prevención ambiental. Esta previsión será de aplicación a estas localidades cuando no cuenten con la ordenanza reguladora referida.

    3. En el territorio de la Comunidad de Castilla y León no se permitirá ninguna forma de venta, entrega, ofrecimiento, suministro o dispensación, gratuita o no, de bebidas alcohólicas a los menores de 18 años. En caso de duda, el vendedor o suministrador deberá solicitar al consumidor la acreditación de la edad mediante documento de valor oficial.

    Se prohíbe, asimismo, la venta o entrega a dichos menores de cualquier otro producto que imite las bebidas alcohólicas e induzca a su consumo, en particular, bebidas, dulces, refrigerios, juguetes y otros objetos que tengan formas semejantes a sus presentaciones y puedan resultar atractivos para ellos.

    4. No se permitirá la venta y el consumo de bebidas alcohólicas en:

    a) Los centros de trabajo, públicos y privados, salvo en los lugares expresamente habilitados al efecto.

    b) Los centros sanitarios y los centros docentes salvo lo previsto en el apartado 5 a) de este mismo artículo.

    c) Los centros socio-sanitarios y de servicios sociales, salvo en los lugares expresamente habilitados al efecto.

    d) Los centros de asistencia a menores.

    e) Los centros de esparcimiento y ocio destinados a menores de 18 años.

    f) Los espacios recreativos, como parques temáticos u otros lugares de entretenimiento y de divulgación de conocimientos, salvo los expresamente habilitados al efecto.

    g) Las instalaciones y recintos deportivos, salvo los lugares expresamente habilitados al efecto, en los que se podrán vender y consumir bebidas alcohólicas cuando no se celebren competiciones, acontecimientos deportivos, o actividades dirigidas fundamentalmente a menores de 18 años.

    h) Las gasolineras y estaciones de servicio.

    i) Las áreas de servicio y descanso de las autopistas y autovías, salvo lo dispuesto en el apartado 5 b) de este mismo artículo.

    5. No se permitirá la venta y consumo de bebidas alcohólicas de más de 18.° centesimales en:

    a) Los centros docentes donde exclusivamente se imparta educación superior, en los lugares expresamente habilitados al efecto.

    b) Los establecimientos comerciales, de hostelería y restauración existentes en las gasolineras, estaciones de servicio y áreas de servicio y descanso de autopistas y autovías.

    c) Los espacios expresamente habilitados para la venta y consumo de bebidas alcohólicas en los centros y lugares que se señalan en el apartado 4 del presente artículo, salvo las actividades estrictamente profesionales realizadas en las propias instalaciones del sector de la industria de las bebidas alcohólicas:

    6. En todos los establecimientos comerciales se adoptarán medidas especiales de control para evitar la venta de bebidas alcohólicas a los menores de 18 años. En los establecimientos de autoservicio, la exposición de bebidas alcohólicas se realizará en una sección concreta con carteles informativos de la prohibición de su venta a los menores de 18 años.

    7. En todos los establecimientos públicos donde se vendan, dispensen o consuman bebidas alcohólicas, deberá exhibirse y tener fijado un cartel claramente visible, tanto en los accesos a los mismos como en su interior, en el que se advierta sobre la prohibición de vender bebidas alcohólicas a los menores de 18 años y sobre los perjuicios para la salud derivados del abuso de éstas. Las características de estos carteles se determinarán reglamentariamente.»

    Diez. Se añade un nuevo artículo 23 bis, con la siguiente redacción:

    «Artículo 23 bis. Venta y suministro de bebidas alcohólicas a través de máquinas expendedoras.

    La venta y el suministro de bebidas alcohólicas a través de máquinas expendedoras se realizará de acuerdo con las siguientes condiciones:

    a) Se prohíbe a los menores de 18 años el uso de máquinas expendedoras de bebidas alcohólicas.

    b) Las máquinas expendedoras de bebidas alcohólicas sólo podrán ubicarse en el interior de locales, centros o establecimientos en los que no esté prohibido consumirlas, en una localización que permita la vigilancia directa y permanente de su uso por parte del titular del local o de sus trabajadores. No se podrán situar en las áreas anexas o de acceso previo a los locales, como son las zonas de cortavientos, porches, pórticos, pasillos, vestíbulos, distribuidores, escaleras, soportales o lugares similares que puedan ser parte de un inmueble pero no constituyan propiamente el interior de éste.

    c) Para garantizar el uso correcto de estas máquinas, podrán incorporarse los mecanismos técnicos adecuados que permitan impedir el acceso a los menores de edad.

    d) En la superficie frontal de las máquinas figurará de forma clara y visible, como se determine reglamentariamente, que la venta de bebidas alcohólicas está prohibida a los menores de 18 años. Advirtiendo de los perjuicios para la salud derivados del abuso de bebidas alcohólicas.»

    Once. Se incorpora un nuevo artículo 23 ter, con la siguiente redacción:

    «Artículo 23 ter. Convivencia, ocio y consumo de bebidas alcohólicas.

    Con el fin de ordenar la concentración de personas en espacios públicos abiertos y de hacer compatible la convivencia armónica de ciudadanos y la conciliación de derechos como el disfrute del ocio, el descanso y el uso digno de la vivienda y de sus zonas adyacentes, la venta, dispensación y consumo de bebidas alcohólicas estará sometida a las siguientes limitaciones:

    1. La venta y dispensación de bebidas alcohólicas sólo podrá realizarse en el recinto cerrado de los establecimientos autorizados para ello, no permitiéndose su venta, distribución o suministro al exterior ni su consumo fuera del establecimiento, salvo en terrazas o veladores y en las circunstancias excepcionales que establezcan las correspondientes ordenanzas municipales.

    2. Los Ayuntamientos denegarán las correspondientes licencias a los establecimientos e instalaciones que no cumplan lo dispuesto en esta Ley y en la normativa aplicable, especialmente la relativa al ruido y a la prevención ambiental, e impondrán medidas correctoras a los ya existentes para adaptarse a las mismas cuyo incumplimiento determinará, según los casos, la suspensión o la revocación de las correspondientes licencias, además de las correspondientes sanciones.

    3. Los establecimientos comerciales minoristas no destinados al consumo inmediato de bebidas alcohólicas no podrán venderlas o suministrarlas, con independencia de su régimen horario, desde las 22 horas hasta las 7 horas del día siguiente. A esta restricción estarán sometidas también la venta ambulante, la venta a distancia y la venta domiciliaria.

    4. No se permitirá el consumo de bebidas alcohólicas en vías, espacios y zonas públicas. No obstante, los ayuntamientos podrán autorizar dicho consumo en determinados espacios y zonas públicas con carácter excepcional y ocasional, siempre que se garantice el cumplimiento de lo establecido por esta Ley y por el resto de la legislación aplicable.

    5. Lo dispuesto en el apartado anterior se entiende sin perjuicio del régimen de autorizaciones extraordinarias al que están sujetas determinadas actividades, como terrazas y veladores, así como del régimen aplicable a las manifestaciones populares, como las ferias y fiestas patronales o locales, cuya concesión, en el ámbito de las competencias de la Administración de la Comunidad de Castilla y León y de las Administraciones Locales, podrá incluir medidas de limitación o restricción en la venta, dispensación y consumo de bebidas alcohólicas.

    De acuerdo a esta ley:

    • Se prohíbe cualquier tipo de publicidad de bebidas alcohólicas cerca de cualquier institución pública y sobre todo en colegios

    • Se prohíbe el consumo de alcohol en la vía pública

    Con estas medidas lo que se pretende es evitar el consumo de alcohol por parte de los menores d edad, y fomentar la vida sana entre los adultos.ACERCAMIENTO A LA REALIDAD

    • APARED

    En primer lugar acudimos a la Asociación APARED (Asociación para la Prevención, Ayuda y Rehabilitación de Enfermos Drogodependientes).

    Entre otros cometidos APARED se dedica a la prevención, asistencia e intervención, regulado por la ley 3/2007 de 7 de marzo que modifica la ley 3/1994 de 29 de marzo, ley de prevención, asistencia e intervención de drogadicción en Castilla y León.

    La intervención se divide en cuatro niveles:

    • PRIMER NIVEL:

      • Equipos de atención primaria de salud

      • Centros de acción social

      • Servicios de intervención y asesoramiento en juzgados

      • Programas de reducción de los riesgos y de los daños

    • SEGUNDO NIVEL

      • Hospitales generales y unidades de hospitalización psiquiatrita

      • Equipos de salud mental de distrito

      • Centros prescriptores y dispensadores de opiáceos

      • Centros de día terapéuticos

      • Programas específicos en centros penitenciarios

    • TERCER NIVEL

      • Unidades residenciales de deshabituación y rehabilitación de alcohólicos

      • Unidades de desintoxicación hospitalaria

      • Comunidades terapéuticas

    • CUARTO NIVEL

      • Centros de actividades ocupacionales para la integración social

      • Pisos de reinserción y otros recursos de apoyo residencial

      • Talleres y otros recursos para la integración laboral

    En la Asociación se encargan de programas de reducción de los riesgos y de los daños mediante un intercambio de jeringuillas y de preservativos, para evitar aumentar el número de enfermos de sida. Con este programa se ha conseguido disminuir el número de usuarios que se inyectan. Aparte de este intercambio se ofrece café y merienda, ya que la atención no solo es hacia los drogadictos sino que se atiende a la exclusión social.

    Seguimiento de drogadictos en el centro penitenciario de Topas (Salamanca) programa que en la actualidad no se realiza debido a la escasez de ayudas, pero durante su funcionamiento se lleva a cabo un seguimiento de los drogadictos internados en el centro penitenciario, ayudando a su recuperación

    Centros de actividades y ocupacionales para la integración social. Se realizan actividades ocupacionales, donde se trabajan valores y se previene para futuras recaídas, se controla la agresividad del enfermo, y en definitiva se le ayuda a integrarse en la sociedad.

    Para realizar estos tres programas cuentan con ayuda de las subvenciones por parte del Comisionado general de drogas de Castilla y León, del SACyL, ayudas por parte de la entidad Caja Duero. Aparte se coordinan con otros grupos. Pero no reciben ningún tipo de ayuda por parte de la comunidad vecinal

    El proceso rehabilitador se fundamenta en:

    • Un grupo de terapia: que no acude habitualmente para rehabilitarse

    • Comunidad terapéutica: una vez pasada la desintoxicación hospitalaria ingresa a la comunidad llevando a cabo la desintoxicación. En Salamanca, la única comunidad terapéutica existente es Proyecto Hombre

    Durante la visita hay intercambios de opiniones, en las que la trabajadora social nos comenta las dificultades por las que atraviesan, desde la falta de un local en el cual desarrollar el programa de prevención de los riesgos y daños; la carencia de ayudas económicas y sociales, por parte del ayuntamiento y la comunidad vecinal.

    • ASOCIACIÓN DE ALCOHÓLICOS REHABILITADOS DE SALAMANCA

    Debido a que la primera visita a la asociación APARED no se centraba en la temática del trabajo se nos concierta una visita a la asociación de alcohólicos rehabilitados de Salamanca

    En esta visita la trabajadora social nos explica el proceso rehabilitador del enfermo:

  • primera visita: el enfermo o un familiar acude y se tiene un primer contacto. Si el enfermo no acude, en algunos casos se visita a domicilio. En ningún caso se obliga al enfermo, aunque la gran mayoría acaban acudiendo.

  • se derivan a la Unidad de alcoholismo donde tienen contacto en primer lugar con la trabajadora social, quien les hace una historia social; con la enfermera y con el psiquiatra

  • Tratamiento psiquiátrico o psicológico.

  • Tratamiento Farmacológico: a partir de pastillas y de unas gotas (Colme: las cuales producen taquicardias en cuando hay presencia de alcohol en el organismo)

  • Ayudas económicas: mas o menos una vez al mes acuden para solicitar ayudas económicas, o solicitudes para la reinserción

  • Terapia de Grupo: los jueves por la tarde tienen una terapia de grupo, dirigido por la psicóloga, trabajadora social o psiquiatra. Pero básicamente se centra en una terapia de autoayuda, donde las experiencias de unos sirven para ayudar a otros

  • En algunos casos hay ayudas psicológicas para la familia

  • Esta asociación se encuentra dentro del plan municipal de drogas, pero aparte conocen los recursos de otras instituciones y en algunos casos derivan para algún tipo de recursos. Estas instituciones son: Caritas, Cruz Roja, Padre Damián, ASECAL, CEAS, Programa de familia de la diputación, Fiscalía de Menores, Servicios Penitenciarios, CIS de Zamora en casos puntuales.

    Una de las funciones que tiene esta asociación es enseñarlos a relacionarse en la sociedad, se los resocializa, ya que el alcohol ha mermado notablemente sus capacidades socializadoras. Pero en ningún caso se convierten en una persona nueva, vuelven a ser la persona que fueron antes de la enfermedad, antes de que la adicción comenzara.

    No existe un perfil típico pero en la mayoría de los casos los motivos que los llevan al alcohol son:

    • Soledad: el enfermo se encuentra solo, y el alcohol es su única salida para integrarse a la sociedad

    • Timidez: el individuo tiene problemas para relacionarse con el entorno, por lo que utiliza el alcohol como deshinibidor

    • Problemas no asumidos: la persona se encuentra frente a problemas que no puede solucionar por lo que el alcohol hace que esos problemas se hagan mas pequeños

    • Influencias: no hay estudios claros, pero hay casos en los que el alcoholismo es hereditario, por lo que tiene un componente genético. Esta influencia, aparte de familiar, también puede deberse al grupo de amigos, ya que si en el mismo grupo todos beben, el enfermo también bebe, por no ser menos

    • Les gusta beber: no hay ningún problema detrás de la adicción, simplemente el sabor del alcohol les gusta

    • Costumbre: es el caso de la mayoría de los jóvenes con problemas de alcohol, están acostumbrados a beber cuando salen de fiesta, por lo que es una costumbre más que les conlleva a una dependencia al alcohol.

    La trabajadora nos dio unos datos estadísticos:

    • Gran diferencia en la recuperación entre los enfermos que acuden por obligación (problemas judiciales, familiares…) que entre los que acuden de una forma voluntaria.

    • Cada vez la tasa de edad va disminuyendo, es decir, cada vez la gente que acude es mas joven

    • El porcentaje de recaídas oscila entre el 75% y el 80% . Es una tasa elevada

    • La recuperación media varía entre año y medio y dos años. Dependiendo de la persona, del numero de recaídas, del interés… A partir de esta fecha el tratamiento psiquiátrico no es necesariamente continuado, aunque la gran mayoría acuden esporádicamente para no desvincularse

    • Con respecto al sexo de las personas, depende de la edad; en individuos adultos el mayor porcentaje es de hombres, lo cual no implica que las mujeres no consuman alcohol, sino que lo hacen en un ámbito mas cerrado con lo cual la enfermedad no es “publica”; con respecto a la juventud, el porcentaje está mas igualado

    • Los gremios mas afectados por esta enfermedad son el gremio de construcción y el de la hostelería

    Esta visita se ajustaba mas a la temática del trabajo. En esta visita hay gran intercambio de opiniones, lo cual nos sirve para comprender un poco mas la enfermedad.

    El alcoholismo se trata de una enfermedad crónica, quiere decir, una enfermedad de por vida… Y a partir de esta afirmación, el trabajador social tiene que desempeñar su trabajo, no intentando curar, sino ayudando en la terapia para que el alcohólico no consuma alcohol durante el mayor periodo de tiempo posible.

    • ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS

    Con motivo de la celebración del 73º aniversario de Alcohólicos Anónimos, el 14 de junio tuvo lugar una reunión abierta a la que pudo acudir todo aquel alcohólico, familiar, o interesado en el tema.

    En primer lugar se define que es A.A:

    “Alcohólicos Anónimos es una Comunidad de hombres y mujeres que comparten su mutua experiencia, fortaleza y esperanza para resolver su problema común y ayudar a otros a recuperarse del alcoholismo.

    El único requisito para ser miembro de A.A. es el deseo de dejar la bebida. Para ser miembro de A.A. no se pagan honorarios ni cuotas; nos mantenemos con nuestras propias contribuciones. A.A no está afiliada a ninguna secta, religión, partido político, organización o institución alguna; no desea intervenir en controversias, no respalda ni se opone a ninguna causa. Nuestro objetivo primordial es mantenernos sobrios y ayudar a otros alcohólicos a alcanzar el estado de sobriedad”

    A lo largo de la reunión se tratan temas como es la historia de Alcohólicos Anónimos, el funcionamiento y los 12 pasos y las 12 tradiciones (pilar fundamental sobre el que se sustenta la rehabilitación del alcohólico) además de hablarse también de testimonios personales, y de otra asociación como es Al- Anon.

    HISTORIA

    Alcohólicos Anónimos tuvo su comienzo en Akron, en Estados Unidos, en 1935, cuando un hombre de negocios de Nueva York, - Bill W. buscó a otro alcohólico para compartir con él sus experiencias en un esfuerzo por superar un mal momento que estaba atravesando y que temía que lo llevase a una recaída. Durante los escasos meses de su recién adquirida sobriedad, este alcohólico de Nueva York había observado que sus deseos de beber disminuían cuando trataba de ayudar a otros «borrachos» a permanecer sobrios.

    En Akron le pusieron en contacto con un médico de esta localidad, Doctor Bob S. que tenía problemas con la bebida. Trabajando juntos, el hombre de negocios y el médico descubrieron que su capacidad para permanecer sobrios estaba muy relacionada con la ayuda y estímulo que ellos pudieran dar a otros alcohólicos. Así como el compartir entre ellos su experiencia, que a partir de entonces llevaron a otros. En 1939, con la publicación del libro «Alcohólicos Anónimos», del que la Comunidad tomó su nombre, y con la ayuda de amigos no alcohólicos, A.A. empezó a llamar la atención con su programa, extendiéndose rápidamente, tanto en Estados Unidos como en el extranjero.

    FUNCIONAMIENTO DEL PROGRAMA

    El ejemplo y la amistad de los alcohólicos en recuperación ayuda al recién llegado en su esfuerzo por dejar de beber. Comparten sus experiencias y le trasmiten cosas tan sencillas como a no proponerse metas a largo plazo y sustituirlas por otras de plazos más cortos, como por ejemplo 24 horas. Encuentran más conveniente concentrar su energía en evitar esa copa en el día de hoy, porque si hoy no la beben, hoy no se van a emborrachar.

    A1 no ingerir alcohol, los alcohólicos se recuperan físicamente de su enfermedad. Pero, el alcoholismo es una enfermedad que no sólo afecta al cuerpo, si un alcohólico en recuperación quiere alcanzar una sobriedad duradera necesita también una mente sana y unas emociones equilibradas. El Programa de Recuperación de A.A. ayuda al alcohólico a poner en orden sus pensamientos confusos y a deshacerse de la carga de negatividad de sus sentimientos. Los miembros asisten a reuniones de A.A. con regularidad, para estar en contacto con otros miembros y para aprender como aplicar mejor el Programa de Recuperación en sus vidas.

    Las experiencias de los miembros de A.A., explican de modo general, cómo eran, lo que les ocurrió y cómo son ahora, tras haber dado ciertos pasos en la aplicación del Programa de Recuperación.

    LOS 12 PASOS Y LAS 12 TRADICIONES

    12 Pasos de A.A.

  • Admitimos que éramos impotentes ante el alcohol; que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables.

  • Llegamos a creer que un Poder superior a nosotros mismos podría devolvernos al sano juicio

  • Decidimos poner nuestras voluntades y nuestras vidas al cuidado de Dios, como nosotros lo hemos concebido

  • Sin miedo hicimos un minucioso inventario moral de nosotros mismos

  • Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos y ante otros ser humano, la naturaleza exacta de nuestros defectos

  • Estuvimos enteramente dispuestos a dejar que Dios nos liberase de todos nuestros defectos de carácter

  • Humildemente Le pedimos que nos liberase de nuestros defectos

  • Hicimos una lista de todas aquellas personas a quienes habíamos ofendido y estuvimos dispuestos a reparar el daño que les causamos

  • Reparamos directamente a cuantos nos fue posible el daño causado, excepto cuando el hacerlo implicaba perjuicio para ellos o para otros

  • Continuamos haciendo nuestro inventario personal y cuando nos equivocábamos lo admitíamos inmediatamente

  • Buscamos, a través de la oración y la meditación mejorar nuestro contacto consciente con Dios, como nosotros lo hemos concebido, pidiéndole solamente que nos dejase conocer su voluntad para con nosotros y nos diese la fortaleza para cumplirlo.

  • Habiendo obtenido un despertar espiritual como resultado de estos Pasos, tratamos de llevar este mensaje a los alcohólicos y de practicar estos principios en todos nuestros asuntos

  • Las 12 tradiciones de A.A.

  • Nuestro bienestar común debe tener la preferencia; la recuperación personal depende de la unidad de A.A

  • Para el propósito de nuestro grupo sólo existe una autoridad fundamental: Un dios amoroso tal como se exprese en la conciencia de nuestro grupo. Nuestros lideres no son mas que servidores de confianza. No gobiernan

  • El único requisito para ser miembro de A.A es querer dejar de beber

  • Cada grupo debe ser autónomo, excepto en asuntos que afecten a otros grupos o a A.A considerado como un todo

  • Cada grupo tiene un solo objetivo primordial: Llevar el mensaje al alcohólico que aun está sufriendo

  • Un grupo de A.A nunca debe respaldar, financiar o prestar el nombre de A.A a ninguna entidad allegada o empresa ajena, para evitar que los problemas de dinero, propiedad y prestigio nos desvíen de nuestro objetivo primordial

  • Todo grupo de A.A debe mantenerse completamente a si mismo, negándose a recibir contribuciones de afuera

  • Alcohólicos Anónimos nunca tendrá carácter profesional, pero nuestros centros de servicio pueden emplear trabajadores especiales

  • A.A, como tal, nunca debe ser organizada, pero podemos crear juntas o comités de servicio que sean directamente responsables ante aquellas a quienes sirven

  • Alcohólicos Anónimos no tiene opinión acerca de asuntos ajenos a sus actividades; por consiguiente su nombre nunca debe mezclarse en polémicas públicas

  • Nuestra política de relaciones públicas se basa mas bien en la atracción que en la promoción; necesitamos mantener siempre nuestro anonimato personal ante la prensa, la radio, la televisión y el cine

  • El anonimato es la base espiritual de nuestras Tradiciones, recordándonos siempre antepones los principios a las personalidades.

  • AL - ANON

    Al- Anon es el grupo de autoayuda formado por cónyuges, hijos, familiares y amigos de alcohólicos, que se reúnen con cierta frecuencia para ayudarse mutuamente en la labor de servir de apoyo e instrumento de ayuda del alcohólico.

    CONCLUSIÓN

    A partir de lo visto se podría definir el alcohólico como aquel enfermo que padece una dependencia al alcohol; siendo este necesaria para su vida. Un alcohólico no depende de clase social, estatus laboral, sexo, religión, edad o perfil psicológico; el alcoholismo se da en todo el mundo con mayor o menor trascendencia, independiente de la cultura que se procese. Por lo tanto el alcoholismo es una enfermedad mundial que afecta a hombres y mujeres por igual, cuya cura se basa en tratamientos de autoayuda; siendo su recuperación posible en todos los casos, pero la curación completa siempre es imposible; se puede mantener sobrio toda una vida, pero en ningún caso la curación llega a ser total, siempre quedaran resquicios en el enfermo.

    El enfoque de la enfermedad depende en gran medida del sujeto, de su voluntariedad, de su intención. Ante un sujeto al que se le obliga el proceso rehabilitador, el proceso va a mantenerse mientras exista la obligación, una vez esta se extinga el sujeto volverá a consumir, incluso con mayor incidencia, de ahí del carácter personal del alcoholismo; si el sujeto acude a cualquier centro donde se le pueda ayudar (Unidad de alcohólicos, Alcohólicos rehabilitados o cualquier asociación que trabaje con estas personas) existe una mayor proporción de rehabilitación. Pero sea cual sea el caso, este proceso depende siempre y totalmente del sujeto y de su intencionalidad.

    Otro punto que se ha tratado en este trabajo el alcoholismo en la prensa.

    Observamos en primer lugar la poca influencia que tienen esta en las noticias, la gran mayoría son de accidentes de tráfico causados por alcohol, pero apenas hay noticias de congresos, de medidas de prevención, o de reportajes tal y como se tratan otros temas; y en segundo lugar vemos como en la prensa se trata al alcohólico como un “delincuente”, se le estigmatiza, pero en ningún momento se le trata como enfermo. En la mayoría de los casos, los alcohólicos son culpables de algún delito, dejando la presunción de inocencia a un lado

    La forma de abordar el alcoholismo por parte de los partidos políticos es solamente en medidas preventivas, potenciando la vida sana, pero en ningún caso se proponen medidas para ayudar a aquellos que son alcohólicos.

    En cuanto a la legislatura vigente podemos ver que se penaliza a los que potencien la publicidad de bebidas alcohólicas cerca de colegios o administraciones públicas, se condena también a quien venda o consuma alcohol en la vía pública o quien venda alcohol si autorización a menores. En definitiva se protege la salud del menor, la edad en la que el alcohol entra en la vida del enfermo, es decir se evita el consumo de alcohol por parte de los menores para evitar posibles alcohólicos en el futuro.

    Y por último en la visita a las instituciones comprobamos como la administración pública apenas ofrece apoyo a las asociaciones que se encargan de este problema, junto a la drogadicción. En las visitas comprobamos como las asociaciones apenas reciben ayudas, por lo que son ellas mismas las que se autogestionan y autoabastecen.

    En definitiva podríamos decir como el alcoholismo tiene un gran impacto en la sociedad actual, siendo uno de los grandes problemas sociales que existen, pero por diferentes motivos no “interesa” la publicidad de esta enfermedad. El consumo de alcohol es algo habitual en la sociedad de consumo de este último siglo, por lo que el enfermo que reconoce su alcoholismo se le tacha de borracho, cuando ha quedado mas que claro que el alcohólico no es el que se emborracha, sino el que depende del alcohol para subsistir.

    BIBLIOGRAFÍA

    GUÍA SOBRE DROGAS: MINISTERIO DE SANIDAD Y CONSUMO Secretaría General de Sanidad. Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas 2006

    MONOGRAFÍA ALCOHOL ADICCIONES VOL 14 SUPLEMENTO 1 2002 Editor: Antoní Gual

    LA GACETA DE SALAMANCA

    EL NORTE DE CASTILLA (versión digital)

    PROGRAMA ELECTORAL A LAS ELECCIONES DE 2008 DEL PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL

    PROGRAMA ELECTORAL A LAS ELECCIONES DE 2008 DEL PARTIDO POPULAR

    PROGRAMA ELECTORAL A LAS ELECCIONES DE 2008 DE IZQUIERDA UNIDA

    LEY 3/2007, DE 7 DE MARZO, POR LA QUE SE MODIFICA LA Ley 3/1994, DE 29 DE MARZO, DE PREVENCIÓN, ASISTENCIA E INTEGRACIÓN SOCIAL DE DROGO-DEPENDIENTES DE CASTILLA Y LEÓN

    MANUAL DE INFORMACIÓN PÚBLICA Oficina del servicio general de alcohólicos anónimos - España 1995