Albores del pensamiento: Surgimiento de las especies de homínidos

Análisis antropológico. Épocas geológicas. Características. Homo Erectus. Neandertales

  • Enviado por: Eva Bellver
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

A) Las épocas geológicas en que van surgiendo las diversas especies de
homínidos.

* Pleistoceno (Cenozoico) 3,5 millones de años.
- Australopithecus afarensis.

* Pleistoceno inferior. 2,5 millones años / 700.000 años.
-Austrlopithecus africanus, Austrlopithecus robustus, Homo Habilis.

* Pleistoceno medio. 700.000 / 100.000 años.
- Homo Erectus.

* Finales del Pleistoceno medio.
- Homo Sapiens, Homo Sapiens nearderthalensis.

* Pleistoceno superior y el Holoceno. 100.000 años / Actualidad.
- Homo Sapiens Sapiens.

B) Las características de cada una de esas épocas.

En el Mesozoico los dinosaurios dominaban la Tierra, se puede decir que ya
existía algo parecido a los primeros mamíferos. En el Mesozoico los
dinosaurios se extinguieron, por lo que al inicio del Cenozoico los
"mamíferos"  se convirtieron en los dueños de la tierra.

Cenozoico: Cuarta era geológica, que sucede al mesozoico. Su duración fue de
unos 63 millones de años. Se divide en dos períodos: terciario y
cuaternario.

                               Plioceno 7 / 2 millones de años.

Cenozoico             Pleistoceno 2,5 millones de años / 10.000 años

                              Holoceno 10.000 años / Actualidad

                               Inferior 2,5 millones de años / 700.000 años

Pleistoceno            Medio 700.000 / 100.000 años

                              Superior 100.000 / 10.000 años


En el Pleistoceno forma parte del cuaternario, tiene una duración poco
precisa, pero se calcula entre 1 y 2 millones de años.
En ella hubo repetidos y dramáticos cambios climáticos provocados por  las
oscilaciones en las radiaciones emitida por el Sol y la cíclica precesión
del eje de rotación de nuestro planeta. Predominaron las épocas frías o
glaciales, ya que en está se engloba las cuatro glaciaciones más importantes
  en la historia de la Tierra: Günz, Mindel, Riss y Würm, ya que gran parte
del agua del océano se concentraba en forma de hielo en los casquetes
polares y en los glaciares de las zonas montañosas, y como consecuencia de
todo esto descendía el nivel de los mares, por lo que en la segunda mitad
del Pleistoceno, se podía pasar incluso de Australia y a América,
aprovechando los cinturones de tierras emergidas en la Insulindia y en el
estrecho de Bering. Pero entre glaciación y glaciación había épocas
intermedias, conocidas con el nombre de épocas interglaciales, algo más
cálidas, en estás épocas los hielos se derretían  y el nivel del mar volvía
a la normalidad. En las zonas tropicales ocurría algo diferentes se
alternaban épocas de lluvias torrenciales y de sequía. Los continuos cambios
climáticos provocaron que el paisaje cambiara continuamente, así como la
fauna, la vegetación... Así que los animales veían alterado continuamente su
ecosistema, obligados a migrar y cambiar su modo de vida. A través de todos
estos hechos se hizo posible la evolución de los primeros homínidos,
perteneciente a la familia de los simios o primates.

Luego llegó el Holoceno  que comprende la parte superior del Cenozoico, y
tiene una duración de unos 10.000 años.

C) Características en las que adquieren adaptativamente los homínidos.

Los homínidos descienden de la familia de los antropoides, tuvieron un gran
desarrollo cerebral y las extremidades posteriores adaptadas para la marcha
en el suelo (bípedos). Incluye, entre otras, las especies del género Homo,
tanto las formas ya extinguidas como las actuales. Surgieron en el
Pleistoceno. Pertenecen a la orden de los primates.

Sus características según van evolucionando son las siguientes:
Cenozoico: En esta época los dinosaurios ya se habían extinguido por lo que
los mamíferos se convirtieron eran dueños de la Tierra, y así comenzó su
evolución. Las primeras evoluciones fueron llevadas a cabo por los primates
y  por otros muchos animales. Los primates se especializaron en la
exploración de los arboles, los cuales acabaron siendo su hábitat natural,
allí dormían, comían y pasaban todo el día o gran parte, para desenvolverse
con más soltura por este medio desarrollaron las manos prensiles para poder
agarrarse a las ramas, desarrollaron una visión binocular estereoscópica,
mejora la visión  a largas distancias. Más adelante su visión se hizo
cromática, capacidad visual muy importante porque permite la distinción de
los colores. Hubo una progresión de los ojos hacia delante, como
consecuencia de ello hubo una reducción del hocico, y se agudizo el sentido
del olfato. Los simios fueron aumentando su tamaño, hasta que por su tamaño
se les hacía difícil caminar por las ramas de los árboles, así que pasaron a
colgarse de ellas, como consecuencia de ello comenzaron sus primeros "pasos"
por el suelo, durante un largo período de tiempo los primates utilizaron los
árboles para dormir, pero hubo un momento en que los primates abandonaron
los árboles y se establecieron de forma permanente en el suelo. Estos fueron
los primeros homínidos prehumanos.

Plioceno: Durante esta época los primates comienzan a abandonar su vida en
los árboles, y comienzan a caminar por el suelo a cuatro patas. Pero en
cambio otros primates abandonan definitivamente los árboles como hábitat, y
aprenden a andar sobre sus dos patas traseras, como consecuencia de ello
aparecieron una serie de ventajas: los ojos aparecían por encima de las
hierbas lo que le permitía advertir presas y peligros, con ello tuvieron más
capacidad de reacción contra aquello que les acechaba, además, les quedaban
dos extremidades libres, los brazos, que los podía utilizar para agarrar
alimentos para las crías. A estos primeros homínidos los conocemos con el
nombre de Australopithecus, eran simios bípedos, de poca estatura, y
aproximadamente con 500 cm3 de capacidad craneal, su tamaño era muy parecido
al de los chimpancés o gorilas actuales, pero seguramente su inteligencia
era mucho mayor.

En el Pleistoceno Inferior: Los Australopithecus (Plioceno), habían
evolucionado y dieron lugar a otros dos homínidos, el Australopithecus
africanus y al Austrlopithecus robusuts, además, surge una especie de un
género nuevo los Homo Habilis. Los tres eran homínidos erguidos caminaban
sobre sus patas traseras o pies. El Australopithecus africanus y el Homo
Habilis, tenían la misma alimentación, eran omnívoros oportunistas, comían
raíces, tubérculos, frutos, hojas, huevos, carne... todo aquello que
encontraban. Mientras que el Austrlopithecus robustus era vegetariano, solo
se alimentaba de frutas, raíces... Pero su diferencia más notable se
encuentra en los cráneos el Australopithecus tenían unos 500 cm3, como el
resto de los grandes simios, mientras que el Homo Habilis tenían 800 cm3,
por lo que podemos suponer que eran mucho más inteligentes que los
Australopithecus, ya estos fabricaban pequeñas herramientas, para desgarrar
carne y para otros usos.
Al final del Pleistoceno inferior se extinguen los Australopithecus y el
Homo Habilis evoluciona dando lugar a una nueva especie los Homo Erectus.

En el Pleistoceno medio: Los Homo Erectus ya tenían una capacidad craneal de
1000 cm3, el doble que los primeros homínidos. El homo Erectus hace un gran
desarrollo de las herramientas (hachas de mano, que servían para cortar,
raspar o serrar) respecto a sus antecesores. Además, es el primer homínido
que sale de África, y llega hasta Europa  y Asia. Se cree que ya conocían el
fuego, porque sean encontrado algunos restos. En Pleistoceno Medio los Homo
Erectus en su evolución dieron lugar a una nueva especie: los Homo Sapiens,
con una capacidad craneal de aproximadamente 1.500 cm3, el triple que sus
primeros antecesores, estos se dividen en dos subespecies los Homo Sapiens
neanderthalensis, que vivieron en el Pleistoceno Medio, tenían una capacidad
craneal muy parecida a la del Homo Sapiens Sapiens, pero se diferencian
porque este tiene las órbitas supraoculares salientes y la frente huidiza.
En la primera parte del Pleistoceno superior vivió el Homo Sapines Sapiens
que ha sobrevivido hasta nuestros días, desciende del Homo Sapiens
neanderthalensis, tiene la misma estructura ósea que los humanos actuales,
físicamente sería imposible diferenciarlo de nosotros, se desarrollaron
mucho en el ámbito de lo artístico y lo técnico, lo representa un gran
progreso para la cultura, en está época el Homo Sapiens Sapiens llegó a
América y a Australia. Debido a una serie condiciones climáticas que se
dieron en la época, lo cual favoreció para realizar está llegada.
Actualmente toda nuestra anatomía y fisiología ha sido heredadas de los
homínidos prehumanos, de ellos hemos heredado la visión estereóspica y
cromática, el desarrollo del olfato, las manos prensiles, la coordinación
sensioromotriz del ojo y la mano, la posición erguida y la marcha bípeda. De
ellos aunque parezca raro también hemos heredado su parte psicológica, como
las necesidades básicas, los impulsos (afectivos o familiares), de ellos
heredamos la capacidad de comunicarnos mediante signos, la receptividad
sexual...
Los homínidos tuvieron que comenzar a pensar con destreza ya que con los
otros animales que convivía presentaban poderosas dotes naturales para la
supervivencia (colmillos, garras...), los hombres tuvieron que aprender a
cazar sus propias presas, por lo cual construyeron sus primeras armas,
fijándose en las formas naturales como los colmillos, a partir de esto ellos
comenzaron a afilar palos o piedra que se convertían en peligrosos enemigos
de la vida de las presas. El Homo Erectus con su gran capacidad mental,
construye las primeras hachas. Estos homínidos debieron ser muy inteligentes
pues se cree que fueron los primeros que lograron comunicarse ya que así
podía defenderse mejor de los enemigos y unos pocos podían prevenir al resto
si advertían un peligro, tenían la cara llena de músculos muy pequeños que
les permitía realizar múltiples movimientos llenos de expresividad.
Los homínidos prehumanos desarrollaron una serie de características que les
permitía sobrevivir, esto fue su condición de sociabilidad o capacidad de
relacionarse con los demás individuos de la especie, se unían para cazar,
nunca dejaban a las crías solas, por lo que así se aseguraba la
supervivencia de estas y que la especie subsistiera, las hembras se quedaban
con las crías o recolectando frutos, semillas... mientras los machos iban a
cazar... , esto de algún modo dará lugar a la división sexual del trabajo de
la actualidad y que se a dado a lo largo de todos los siglos de la historia
de la humanidad.

Se sabe a ciencia cierta que los animales piensan pero más bien es un tipo
de pensamiento guiado por los instintos, ya que los animales no tienen la
capacidad de elegir, o sea, de ser libres. Los animales tienen la capacidad
de comunicarse entre en ellos por lo menos esto sea comprobado en algunas
comunidades de animales, en las cuales se previene de peligros... lo que se
desconoce es cuando llego el pensamiento lingüístico a los homínidos ya que
se sabe que el único animal que posee esta capacidad son los humanos, en el
Australopithecus se detectan las primeras características que anuncian el
cerebro humano, ya que hubo un mayor desarrollo de lóbulos temporal y
parietal, que generan la coordinación e integración. El homo Erectus
adquirió peso cerebral, y culmina la creación del cerebro humano.
Anatómicamente los cerebros se parecían  mucho más a los nuestros que al  de
los primates aunque todavía conservaban su tamaño. La evolución del cerebro
se explica por las exigencias de la vida social, cultural... y su creciente
habilidad manual, además de sus ansías de comunicación. A finales del
Pleistoceno medio los cerebros alcanzan el tamaño y la estructura humana,
estamos hablando de la especia de los Homo sapiens.
En lo referente a la comunicación lingüística se ha llegado a la conclusión
debido a los estudios realizados sobre chimpancés recién nacidos, que sólo
el Homo Sapiens presenta las suficientes características (laringe baja,
lengua corta y alta, cavidad del tamaño variable en la boca, cavidad
faringal flexible) para poder adaptarse a la utilización del lenguaje oral,
el neanderthalensis podría haberse comunicado oralmente aunque tendría
problemas en los cambios rápidos de pronunciación y hablaría a un ritmo
mucho más lento que nosotros. Sólo desde hace 40.000 años un homínido puede
hablar, el homo Sapiens Sapiens, es el único que presenta un sistema fonador
igual que el nuestro, capaz de realizar diferentes sonidos con facilidad y
rapidez.





Australopithecus :  De la familia de los homínidos. Vivieron hace
aproximadamente 4 millones de años.
Perteneciente a la línea evolutiva de los seres humanos, los
Australopithecus tenían una capacidad craneal de hasta 600 cm3, mandíbula
robusta y sin mentón, arcos superciliares muy acentuados y eran de baja
estatura. Vivieron en llanuras de África hace unos tres millones de años,
desde el Plioceno superior hasta el Pleistoceno medio. Algunos fueron
capaces de utilizar guijarros tallados.

Australopithecus afarensis. Procedente de Hadar y Laetoli (África
occidental). Incluye formas de tallas pequeñas, con el cuerpo de tipo
humano, claramente bípedos, con la cabeza de tipo simiesco y un cerebro
pequeño cuya capacidad oscila entre los 380 cm3 y los 450 cm3. No se han
hallado pruebas de que fabricaran o usaran utensilios de piedra. Vivieron
desde hace 4.000 millones de años hasta hace 3 millones de años, durante
este período no experimentaron cambios evolutivos destacados.

Australopithecus Africanus: Con una capacidad craneal de 450 a 600cm3, los
individuos de esta especies carecían de grandes estructuras óseas en el
cráneo, eran omnívoros y vivían en zonas boscosas y de matorral. Junto a sus
restos se han encontrado útiles de piedra que constituyen la cultura más
antigua conocida.

Australopithecus robustus: Poseía un potente aparato masticador y presentaba
importantes estructura óseas en el cráneo. No se han encontrado útiles
asociados a sus restos. No sé cono ce como precisión la relación genética
como los homo.
















Homo: Género de primates caracterizados por un desarrollo considerable de la
postura erguida, el aumento de la capacidad cerebral y el notable dimorfismo
sexual.

Homo Habilis: Una de las especies más antiguas en el genero Homo, que vivió
entre hace 3 millones y 1,5 millones de años y que pertenece al grupo de los
Australopithecus, se denomina Homo Habilis por encontrarse asociado a sus
restos herramientas de piedra muy primitivas que se conocen con el nombre de
pebble culture (cultura del guijarro) Tenía una capacidad craneal de 690 a
790 cm3. Su mandíbula y su dentición eran muy parecidas a las del hombre
actual, así como la estructura de sus manos y vivía en África Oriental. La
interpretación y la posición filogénica del Homo Habilis son motivos de
intensos debates entre los paleoantropólogos. , para muchos de los cuales
representaría la forma de transición entre los Australopithecus y el Homo
Erectus.




Homo Erectus: Vivió desde hace 1,5 millones de años hasta hace unos 100.000
años. De marcha totalmente erguida, poseía una capacidad craneal de
750-1.200 cm3, evidentemente prognatismo y reborde supraorbitario muy
pronunciado y medía 1,6 m de altura, como su denominación indica su postura
era erguida, su dentición era robusta, pero poco especializada. Representa
una etapa muy importante y larga en la historia de los homínidos, pues
colonizaron amplias regiones del globo terráqueo, fueron los primeros en
abandonar las tierras tropicales, Desde el punto de vista cultural, estaban
notablemente adelantados en relación a sus antecesores, a ellos se les deben
las industrias bifaciales de achelenses. Parece seguro que conocían el
fuego, vivían en grupos familiares dedicados a la caza y la recolección de
frutos, establecían refugios provisionales para vivir. Igualmente hay
indicios que hacen suponer que realizaban algún tipo de práctica funeraria.
Tanto por su modo de vida como por sus indudables avances culturales, se
supone que habían alcanzado un notable adelanto en las posibilidades de
hablar.












Homo Sapiens: Esta especie surgió hace 250.000-150.000 años.
Se caracteriza por su elevada capacidad craneal (alrededor de 1.500 cm3) y
por el mentón diferenciado de modo claro. Esta especie ha dado lugar a las
diferentes razas humanas actuales.

Homo Sapiens primitivos: Vivieron hace 250.000 y 150.000 años, con una
capacidad craneal de 1.2000 cm3 a 1.400 cm3 y con un frente provinente con
arco superciliar bastante marcado. Sus restos se han encontrado en numerosas
localidades europeas, como Steinheim, Swanscombe...

Neandertales: Constituyeron un grupo muy heterogéneo y con gran variabilidad
morfológica. Su antigüedad oscila entre los 75.000 y los 35.000 años, tenían
una capacidad craneal muy variable de 1.050 a 1.725 cm3. Los neandertales
desarrollaron la cultura musteriense, probablemente utilizaban arcos,
flechas y practicaban ritos funerarios.



Homo sapiens sapiens: Hombres modernos. Entre ellos se incluye al hombre
actual y sus más inmediatos antecesores, algunos de los más conocidos de
estos últimos son los cromañones, que sobrevivieron hasta hace pocos miles
de años y según todo parece indicar ya estaban especializados en razas. Los
hombres modernos reemplazaron bruscamente a los neandertales hace unos
35.000 o 40.000 millones de años.