Agujeros Negros

Física. Horizonte. Formación. Estrellas. Ergosfera. Radiación. Tipos de Agujeros Negros. Schwarzschild. Chandrasekhar. Hawking. Crawford

  • Enviado por: Mónica Eva Llagaria Móner
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 38 páginas
publicidad
publicidad

TRABAJO DE FÍSICA


Introducción.

La Física es una de las ciencias que más se ha desarrollado en los últimos tiempos, y ,debido a esto, un gran número de científicos han investigado en diversos campos de esta materia, como la astronomía, un área muy extensa, dentro de la cual se engloban temas que sorprenden cada día a gran variedad de eminente científicos con su comportamiento. Uno de estos misteriosos temas es el que comprende los agujeros negros.

 

En este trabajo intentamos dar a conocer información acerca de las diversas teorías, más o menos aceptadas por la comunidad científica acerca de estos fenómenos. Estas teorías ayudan a explicar muchos fenómenos del cosmos, pero haría falta una biblioteca entera para poder tratar, con una decencia mínima, todos los temas relacionados con las teorías acerca de distintos fenómenos del universo.

Los agujeros negros son singularidades que para los cálculos físicos y matemáticos tradicionales no tienen un comportamiento predecible, únicamente la teoría de la relatividad se asemeja a dicho comportamiento. Son lugares en el espacio cuya gravedad es tan fuerte que ni siquiera la luz, que posee la mayor velocidad del universo, puede escapar de ella. Por decirlo de otro modo, un agujero negro es una región que tiene una enorme cantidad de masa concentrada en un espacio muy reducido con respecto a ella, algo similar a que la masa de una gigantesca montaña estuviese concentrada en un centímetro cúbico. Es interesante anotar, que pueden haber más agujeros negros que estrellas visibles en nuestro universo. Los agujeros negros pudieron ser formados por las irregularidades en la expansión de nuestro universo o por el colapso gravitacional de una estrella.

 

Debido a las fascinantes propiedades de los agujeros negros, se han creado muchas teorías y especulaciones sobre la posibilidad de viajar en el tiempo y el espacio a otro universo (una región del espacio-tiempo diferente de la nuestra) a través de ellos... Esperemos que el tiempo resuelva el gran misterio.

 

1-A. DEFINICIÓN.

Un agujero negro es un cuerpo celeste con un campo gravitatorio tan fuerte que ni siquiera la radiación electromagnética puede escapar de su proximidad. Un campo de estas características puede corresponder a un cuerpo de alta densidad con una masa relativamente pequeña (como la del Sol o menor) que está condensada en un volumen mucho menor, o a un cuerpo de baja densidad con una masa muy grande, como una colección de millones de estrellas en el centro de una galaxia.

Todo agujero negro está rodeado por una frontera llamada horizonte (depende de la masa del cuerpo), que es la región de la que no se puede escapar, si algo permanece afuera del horizonte puede evitar ser absorbido. la luz puede entrar a través del horizonte, pero no puede salir, por lo que parece ser completamente negro. Además según la relatividad general, la gravitación modifica intensamente el espacio y el tiempo en las proximidades de un agujero negro. Cuando un observador se acerca al horizonte desde el exterior, el tiempo se retrasa con relación al de observadores a distancia, deteniéndose completamente en el horizonte. En la parte exterior del horizonte se forma una ergosfera, dentro de la cual la materia se ve obligada a girar con el agujero negro. En principio, la energía sólo puede ser emitida por la ergosfera.

'Agujeros Negros'
He aquí una representación esquemática de un agujero negro:

 

1-B. CRONOLOGÍA DE CONCEPTOS.

A lo largo de la historia se han desarrollando diferentes conceptos acerca de los agujeros negros que han venido evolucionando, por lo tanto no se le pude “adjudicar el mérito” a una persona en especial acerca dicho concepto. En 1783 John Michell escribió un artículo en el que decía que podían existir estrellas lo suficientemente masivas y compactas para tener un campo gravitatorio tan fuerte que ni la luz podría escapar. Pocos años después el científico marqués de Laplace incluyo esta idea en su libro "El sistema del mundo", no obstante, y tal vez porque pensó que era una locura, no volvió a publicar nunca documentación al respecto.

En 1916 el astrónomo alemán Karl Schwarzschild desarrolló el concepto de agujero negro basándose en la teoría de la relatividad de Einstein, que posteriormente describe los agujeros negros sin carga y sin rotación. Se definió el radio de Schwarzschild como el radio del horizonte de sucesos en el que la masa de un cuerpo pude llegar a ser comprimida para formar un agujero negro; la masa de un cuerpo y su radio de Schwarzschild son directamente proporcionales a uno otro: si un agujero negro pesa diez veces más que otro, su radio es diez de veces más grande.

En 1963 Roy Kerr describió los agujeros negros en rotación. Los agujeros de "Kerr", rotan a una velocidad constante, su tamaño y forma dependen de la masa y su velocidad de rotación. Si la rotación no es cero el agujero negro se deforma hacia su "ecuador" ;a mayor velocidad, mayor deformación. Cualquier cuerpo en rotación que formará un agujero negro acabaría llegando a un estado de estacionamiento. También en este año Maarten Schmidt midió el corrimiento hacia el rojo de un objeto parecido a una estrella, y se pensó que únicamente un colapso gravitatorio de una región central de una galaxia podría haber producido dicho corrimiento de materia y energía. Sin embargo todos están demasiado lejanos y no es posible dar una evidencia concluyente de que sea un agujero negro.

Desde 1965 a 1970, Stephen Hawking y Roger Penrose definen una agujero negro como el conjunto de sucesos del cual nada es posible escapar a gran distancia. Demostraron que debe haber una singularidad de densidad y curvatura del espacio-tiempo infinitas dentro de un agujero negro. Esta singularidad no tiene predicción alguna. Penrose propone la hipótesis de la censura cósmica " ´Dios detesta una singularidad desnuda´. En otras palabras, las singularidades producidas por un colapso gravitatorio sólo ocurren en sitios como los agujeros negros, en donde están decentemente ocultas para no ser vistas de fuera".

En 1967 Jocelyn Bell descubrió que objetos celestes emitían pulsos de ondas, y este descubrimiento fue denominado "Little Green Men", ya que se pensó que se trataba de un contacto con una civilización extraterrestre. Pero al estudiar dichas ondas se les dió el nombre de pulsars y se descubrió que se debían a estrellas de neutrones en rotación: fue la primera evidencia de que las estrellas de neutrones existían. También en 1967 el científico Werner Israel demostró, basándose en la Teoría de la Relatividad, que los agujeros negros sin rotación eran perfectamente esféricos, su masa determinaba su tamaño, al ser así solamente se podría haber formado a partir del colapso de un objeto perfectamente esférico, al no ser esférica el colapso formaría una singularidad desnuda.

Roger Penrose y John Wheeler, determinaron que los movimientos en el colapso de una estrella desprenderían ondas gravitatorias, y por esto se haría cada vez más esférica. Esto quiere decir que una estrella sin rotación después de un colapso sería perfectamente esférica.

En 1969 el científico John Wheeler dio el termino de agujero negro como la descripción gráfica a una época en que existían dos teorías de la luz: la crepuscular (la luz estaba compuesta por partículas) y la ondulatoria. Hoy en día la luz es considerada como onda y como partícula.

En 1970 Brandon Carter probó que si un agujero negro que rotase de una manera estacionaria tuviera un eje de simetría, su tamaño y su forma dependerían de la masa y la velocidad de rotación. Un año después Stephen Hawking demostró que cualquier agujero negro rotando de manera estacionaria tendría un eje de simetría.

En 1973 David Robinson utilizó el resultado de Carter y Hawking para demostrar la hipótesis de Kerr. Después del colapso el agujero negro tiende a un estado de rotación sin pulsaciones (aumento de tamaño). Este resultado se dio a conocer con la frase: ´Un agujero negro no tiene pelo´. El teorema de la no existencia de pelo, es de gran importancia práctica, porque restringe fuertemente los tipos posibles de agujeros negros."

Lo que dificulta el estudio de los agujeros negros es que en el momento del colapso gravitatorio se pierde gran cantidad de información, pues todo lo que podemos medir tan solo es la masa del cuerpo y la velocidad de rotación.

1-C. FORMACIÓN.

Para entender la formación de un agujero negro es esencial conocer el ciclo de formación de una estrella. Una estrella se forma al concentrarse una gran cantidad de gas (hidrógeno primordialmente), debido a la gravedad estas partículas empiezan a colapsar entre sí. Al contraerse los átomos empiezan a colidir, por lo que el gas se calienta (tanto que tras un tiempo el hidrógeno se acaba convirtiendo en helio). Este calor hace que la estrella brille y que la presión del gas sea suficiente para equilibrar la gravedad y pueda dejar de contraerse. Las estrellas permanecerán estables de esta forma por un largo periodo. Paradójicamente, cuanto más combustible tenga la estrella más rápido se consumirá debido a que es necesario producir más calor.

Subrahmanyan Chandrasekhar, calculó lo grande que podría llegar a ser una estrella que fuera capaz de soportar su propia gravedad, antes de que se acabe su combustible. Descubrió una masa (aproximadamente 1,5 veces la masa del sol) en la que una estrella fría no podría soportar su gravedad (límite de Chandrasekhar). A partir de aquí, surge la división entre distintos tipos de “estrellas” (o agujeros negros que lo han sido anteriormente) con altas densidades y masas cercanas a estos límites.

-Enanas blancas.

Si una estrella posee una masa menor a la del límite de Chandrasekhar, puede estabilizarse y convertirse en una enana blanca, con un radio de pocos kilómetros y una altísima densidad (toneladas por cm3). Una de las primeras enanas blancas que se descubrió es la que está girando alrededor de Sirio. Estas estrellas se mantienen por la repulsión de electrones.

-Estrellas de neutrones.

Aunque también están dentro del límite de Chandrasekhar, son mucho más pequeñas que las enanas blancas. Estas estrellas se mantienen por la repulsión entre neutrones y protones. Su densidad es de decenas de millones de toneladas por cm3. Los pulsares son estrellas de neutrones en rotación. Los científicos estiman que hay de cien millones a mil millones de estrellas de neutrones en nuestra Galaxia, pero solo unos diez mil de estas pueden ser pulsares activos, las demás ya se `apagaron' y son, muy difíciles de detectar. De los pulsares activos solo se han detectado un poco menos de un millar.

-Agujeros negros.

Robert Openheimer explicó en 1939, que sucedería si una estrella estuviera por fuera del límite de Chandrasekhar. El campo gravitatorio de la estrella cambia los rayos de luz en el espacio-tiempo, ya que los rayos de luz se inclinan ligeramente hacia dentro de la superficie de la estrella. Cada vez se hace más difícil que la luz escape, y la luz se muestra más débil y roja para un observador. Cuando la estrella alcanza un radio crítico el campo gravitatorio crece con una intensidad que la luz ya no puede escapar. Esta región es llamada hoy un agujero negro. Si entendemos lo que significa la gravedad como 4ª dimensión y entendemos la curvatura del universo un agujero negro sería un lugar en el cual la curvatura sería infinita. Esta es la Velocidad mínima de escape para algunos cuerpos del sistema solar.

<div align="center">

La tierra

11.3 km/s.

La luna

2.37 km/s

Marte

5.071 km/s

Venus

10.145 km/s

Mercurio

4.324 km/s

Sol

616 km/s

</div>

 

 

2-A. PREGUNTAS MÁS FRECUENTES.

Aquí incluimos respuestas a algunas de las preguntas que las personas realizan con más frecuencia acerca de estas singularidades cósmicas.

-¿Que pasaría si alguien cayese en un agujero negro?

Supongamos que un astronauta se va acercando al agujero negro. Al principio, no sentiría ninguna fuerza gravitacional y carecería de peso, sin embargo, a medida que se acerque al centro del agujero comenzará a sentir fuerzas gravitacionales "de marea". Si imaginamos que los pies del astronauta están más cerca al centro que la cabeza, entonces , como la atracción gravitatoria aumenta i cuanto más cerca se está del centro, los pies sentirán una atracción mayor que la cabeza. Como consecuencia, el astronauta se estirará hasta que las fuerzas "de marea" se hagan tan intensas que terminarán destrozándolo (efecto spaghetti).

¿Qué vería un observador desde fuera de un agujero negro si alguien cae en él?

Lo que observaría un compañero del astronauta desde el exterior del agujero negro sería bastante diferente de lo que se ve en su interior. A medida que el astronauta se va acercando al horizonte, el compañero lo ve moverse más lentamente. No importa que tanto espere, nunca lo verá alcanzar el horizonte. Esto se debe a una ilusión óptica, ya que realmente no le toma al astronauta una cantidad infinita de tiempo cruzar el horizonte. Mientras se va acercando al horizonte la luz que emite el astronauta tarda cada vez más tiempo en llegar al compañero, de hecho, la radiación emitida exactamente cuando se cruza el horizonte se mantendrá  allí para siempre dando la impresión de estar congelada.

-¿Puede un agujero negro absorber toda la materia del universo?

No. Un agujero negro tiene un "horizonte" que define una región de la cual nada puede escapar. Si algo o alguien cruza el horizonte esta condenado a chocar con el agujero negro, pero, mientras esté fuera de él puede evitar ser absorbido. De hecho, para la materia que está lo bastante alejada del horizonte, el campo gravitacional alrededor de un agujero negro no es diferente del campo alrededor de cualquier otro objeto de la misma masa.

 

-¿Como se detectan los agujeros negros?  Conociendo la definición de un agujero negro, sabemos que nada puede escapar de él, pero si ni siquiera la luz puede salir, ¿cómo podemos darnos cuenta de la existencia de estas singularidades?.  

John Michell describió que un agujero negro sigue ejerciendo una fuerza gravitaroria sobre todos los cuerpos cercanos, aunque esten fuera de su horizonte. Cuando se observan sistemas en los que una estrella visible está girando alrededor de un cuerpo oculto, se presenta una posibilidad para que el cuerpo oculto sea un agujero negro...No obstante, puede tratarse de una estrella demasiado débil para ser vista. Por tanto, en lo que verdaderamente radica la detección de un agujero negro, es en que éste cuerpo comienza a absorber la materia de la estrella, (este proceso describe un desplazamiento de materia en forma de espiral) y adquiere una alta temperatura, por lo que se emiten grandes cantidades de rayos X; con este comportamiento se puede concluir: es una enana blanca, una estrella de neutrones o un agujero negro. Con la órbita de la estrella visible se puede determinar la mínima masa del cuerpo invisible. Si esta masa sobrepasa el límite de Chandrasekhar es demasiado grande para ser una estrella de neutrones o una enana blanca; por lo tanto, se dice que es un agujero negro. Los agujeros negros que se formaron hace miles de millones de años, podrían ser detectados únicamente con la atracción gravitatoria o la expansión del universo. Los agujero negros irradian como un cuerpo caliente y entre más pequeños lo hacen más. "¡Los agujeros negros más pequeños podrían realmente resultar más fáciles de detectar que los grandes!". La siguiente es una representación esquemática de la absorción de la materia de la estrella por el agujero negro.

 

Una de las mayores evidencias de un agujero negro se encuentra en el sistema Cygnus X-1, este sistema esta absorbiendo la materia de la estrella visible, emitiendo rayos X por su alta temperatura. Este sistema es alrededor de unas seis veces la masa del sol, por tanto es demasiado grande para ser una enana blanca y tiene una masa muy grande para ser una estrella de neutrones. Otras evidencias de agujeros negros se encuentran en otras galaxias llamadas Nubes de Magallanes.

A pesar de la dificultad al descubrir los hoyos negros, se estima con certeza que muchas estrellas a través del tiempo en el universo han perdido toda su energía y han tenido que colapsarse. Tal vez el número de agujeros negros es más grande que el número de estrellas visibles (cien mil millones, únicamente en nuestra galaxia).

2-B. MITOS ACERCA DE AGUJEROS NEGROS.

 

Por desgracia, existen numerosos mitos total o parcialmente falsos acerca de los agujeros negros. Incluimos algunos de los más comunes para intentar colaborar a que desaparezcan.

-Un agujero negro en el espacio devoraría toda nuestra galaxia.

Hay tanto espacio entre las estrellas que un agujero negro únicamente afectaría los objetos que están muy cerca de él.

 

-Todas las estrellas colapsan para convertirse en agujeros negros al morir.

Sólo estrellas masivas muy raras (¡una en millones!) terminan de esta manera. 

 

El agujero negro en Cygnus X-1 está devorando a la supergigante azul.

Menos de un milésimo de la masa de la supergigante azul caerá al agujero negro antes de que ella también muera, teniendo en cuenta que esto ocurrirá, si los cálculos no fallan dentro de, aproximadamente un millón de años.

 

-La materia que cae a un agujero negro reaparece en alguna otra parte del universo.

La materia permanece en el agujero negro; de hecho,

es la materia en el agujero negro la que causa la fuerza gravitacional que nos permite descubrir estos objetos.

La gravedad de un agujero negro es diferente a la gravedad de un objeto normal.

Si el Sol se convirtiera repentinamente en un agujero negro (que no lo hará, dicho sea de paso, porque su gravedad es demasiado débil para que colapse completamente sobre sí mismo) la Tierra y los planetas continuarían moviéndose normalmente. Sin embargo, ¡ la Tierra habría perdido su fuente de luz y calor!

 

-Los agujeros negros son muy densos.

Los agujeros negros pequeños y medianos son muy densos, pero un agujero negro supermasivo con 100 millones de masas solares, por ejemplo, tendría la misma densidad que el agua. (Usted mismo puede calcular esto a partir de la masa del agujero negro y el radio de su horizonte de eventos; se asume que toda la materia esta distribuida dentro de todo el horizonte de eventos, no sólo en la singularidad.)

2-C. Agujeros negros: no son “tan negros”

Esta es la “curiosidad” de la que habla el título de la parte 2. En realidad, de este “detalle” parten muchas ramas y teorías, y es esa razón la que nos ha llevado a poner en plural el título (curiosidades).

El horizonte de sucesos esta formado por los caminos en el espacio-tiempo de los rayos de luz que no alcanzan a escapar. Los rayos de luz que están en esta frontera se moverán eternamente, sin embargo no podrían chocar entre sí por que los dos rayos de luz serían absorbidos por el agujero, así los "caminos luminosos" se mueven en forma paralela, al nunca acercarse entre sí, el horizonte permanece constante o va aumentando con el tiempo. Al caer materia dentro del agujero negro el área del horizonte de sucesos aumenta.

-De entropía a radiación. ¿Frontera desconocida?

El aumento del área también ocurre en caso de que dos agujeros se "fusionen" al chocar: el área del horizonte de sucesos será mayor o igual a la suma de las dos áreas de cada agujero, nunca menor. También cuando se fusionan se cumple la segunda ley de la Termodinámica: "En un proceso irreversible, la entropía del universo aumenta, en cualquier proceso la entropía del universo nunca disminuye ". El desorden aumenta siempre. Sin embargo está ley tiene una excepción de muchos millones frente a uno, en la que no se puede cumplir. Al principio se pensó que un agujero era uno de esos pocos casos, puesto que al penetrar una sustancia con gran entropía al agujero negro, afuera del agujero la entropía disminuiría afuera, mientras que adentro no la podríamos medir, no cumpliéndose dicha ley.

 

Jacob Bekenstein, propuso que el horizonte de sucesos era una medida de entropía del agujero negro. Cuando la materia cae, el área de sucesos aumenta y la suma de la entropía de la materia fuera del agujero y del área del horizonte jamás disminuye. 

Con el enunciado de Bekenstein evitaba que se violara la segunda ley, sin embargo hubo un error, no se tomó en cuenta la temperatura. Si tuviera un agujero negro entropía, entonces también tendría una temperatura y si la tiene tendría que irradiar partícula con regularidad. Pero en aquella época resultaba contradictorio con la definición de agujero negro, pues según esta no podía emitir absolutamente nada. Parecía que la entropía y el agujero negro no se podían asociar... pero aún quedaba (y queda) mucho por descubrir e investigar. Dudas como esta jamás han impedido que la ciencia avanca: al contrario, han hecho aumentar el esfuerzo por encontrar la verdad.

-Nueva dimensión de un agujero: radiación.

De acuerdo con el principio de incertidumbre de la mecánica cuántica, los agujeros en rotación deben estar emitiendo partículas. Sin embargo, Hawking descubrió que los agujeros negros sin rotación también deberían emitir partículas a un ritmo estacionario. Así no se estaría violando la segunda ley de la termodinámica. La nueva concepción de la singularidad es que debe emitir partículas y radiación tal como si fuera una partícula con temperatura, en este caso cuanto menor sea la masa, mayor la temperatura, cuando un agujero negro pierde masa, su energía es negativa, su temperatura y su velocidad de emisión aumentan; no está muy claro que pasaría si sigue perdiendo masa, tal vez desaparecería en una explosión final de radiación equivalente a millones de bombas de hidrógeno. Con esta concepción parecía que se rompiera la noción que del agujero negro nada podría escapar, sin embargo, la teoría cuántica concluye que las partículas no provienen del agujero negro sino del espacio "vacío" afuera del horizonte de sucesos. El valor de un campo y la velocidad en el espacio "vacío " se rigen por el principio de incertidumbre, por tanto, con cuanta más precisión se conozca una magnitud es más difícil conocer la otra, por lo que el espacio vacío no tiene valor cero.

 

Sería interesante aprovechar la potencia de un agujero negro primitivo emitiendo rayos X y gamma (agujeros blancos incandescentes) emiten energía a un ritmo de 10.000 megavatios, podría hacer funcionar diez grandes centrales eléctricas. Sin embargo, no sería en absoluto posible tener un agujero negro de tales características sobre la superficie terrestre, ya que tendería a situarse en el centro de la tierra. 

-Radiación y horizonte de sucesos. La existencia de radiación en los agujeros negros parece implicar que el colapso gravitatorio no es tan irreversible como se creyó en la primera concepción. La única característica que se conserva de la radiación con respecto a la partícula que cae dentro, es la masa o energía, a excepción de un agujero negro cuando su masa se hace muy pequeña. Si un astronauta cayera en el agujero negro su masa aumentaría, con el tiempo la energía equivalente a la masa será devuelta al universo, en forma de radiación, el astronauta sería "reciclado".

2.D. Hipótesis más conocidas.

La información que hasta ahora ha parecido en este trabajo es, cuanto menos, probable (partiendo de la base de que en ciencia nada es seguro al 100%). No obstante, las teorías que aparecerán a continuación no pasan de ser eso, meras hipótesis, aunque puede que con el tiempo se “demuestren” ( lo que en ciencia se traduciría como “que todas las pruebas científicas apunten a ello).

Los agujeros negros son un caso, (entre unos pocos en la historia de la ciencia), en el que la teoría se desarrolla en gran detalle como un modelo matemático, antes de que haya alguna evidencia de que dichos cálculos son correctos. (por ello decimos que no pasan de teorías) ¿Cómo creer en objetos cuya evidencia son cálculos son basados en la teoría de la relatividad?. Un caso que vale la pena resaltar es la evidencia de que existe un agujero negro con cien mil veces la masa del sol, en el centro de nuestra galaxia, cualquier estrella que se acerque demasiado será despedazada, en este caso los restos y el gas de la estrella caerá en el agujero negro, pero no se calentará tanto para emitir Rayos X sino ondas de radio y rayos infrarrojos que se observan en el centro de nuestra galaxia.

-Viajes en el espacio-tiempo.

Un concepto tan extraño como el de agujero negro atrae, como es natural, los intereses y la creatividad de un gran número de escritores de ciencia ficción. Un tema favorito es el uso de un agujero negro como una ruta a otros lugares u otros tiempos en el universo. (es el ejemplo de Esfera, de Michael Crichton, un libro a partir del cual se realizó posteriormente una película del mismo nombre) En el apartado 2-B hemos dicho que esto era imposible, y de hecho es poco probable, pero hay una teoría científica apoyando esta teoría que debe ser citada. De todos modos, la mayoría de científicos opinan que si realmente se produce un “teleltransporte”, será sólo a través del espacio, ya que si los viajes en el tiempo fuesen posibles se producirían “paradojas temporales” (el caso más típico es el del gombre que mata a su recién nacido abuelo en el pasado... Esto provoca que el citado hombre jamás nazca, por lo que no puede viajar al pasado y matar a su abuelo, lo que hace que él si nazca, viaje al pasado y mate a su abuelo...). No tiene sentido que en las “leyes universales” fuese posible algo que provocase, directa o indirectamente un imposible... Y es absurdo decir que hay “ciertas limitaciones” en los actos que se realizan en otros tiempos, (ya que cualquier pequeña alteración en el pasado puede hacer varíar drásticamente presente y futuro), o afirmar que no se puede cambiar el presente (predestinación), y que nuestro mundo ya ha sido alterado por cosas que haremos nosotros viajando al pasado, puesto que el mero conocimiento de las consecuencias que tuvieron actos del pasado provocaría que nadie los realizase en el caso de trasladarse a una época anterior.

Matemáticamente, un par de agujeros negros podrían formar un "puente" entre dos lugares en el universo, pero no está claro cómo dicho puente podría formarse o sobrevivir. Un agujero negro, como el que se forma con los despojos de una estrella, sería más bien inconveniente para viajes espaciales, porque la materia que cayera en él sería aplastada e incinerada por fuerzas de marea conforme entrara en el agujero. Un agujero negro supermasivo tendría fuerzas de marea menos extremas, pero se piensa que el más cercano está en el centro de nuestra galaxia. Un agujero negro que rota tiene posibilidades más interesantes, porque en él existe una región llamada la ergósfera, justo afuera del horizonte de sucesos, que tiene la siguiente propiedad -- los objetos pueden entrar y salir de la ergósfera (si soportan las fuerzas de marea). Una nave espacial llena de basura podría entrar en la esgósfera, botar su carga dentro del agujero negro, y salir con más energía que la que tenía al entrar , ¡resolviendo la crisis de energía y el problema de contaminación simultáneamente (al menos en teoría).

*Agujeros blancos. Las ecuaciones de la relatividad general tienen una propiedad interesante: son simétricas en el tiempo, lo que se significa que se puede tomar una solución a las ecuaciones y pensar que el tiempo va hacia atrás y sin embargo las soluciones siguen siendo válidas. Si se aplica esta propiedad a la solución de las ecuaciones que describen los agujeros negros, resultará un objeto llamado agujero blanco. Puesto que un agujero negro es una región del espacio de la cual nada puede escapar, la versión del tiempo invertido de un agujero negro es una región del espacio en la que nada puede caer. Tal como un agujero negro sólo puede absorber cosas un agujero negro sólo puede expulsar cosas.

Aunque los agujeros blancos son una solución matemáticamente válidas a las ecuaciones de la relatividad general, eso no significa que realmente existan, pues seguramente no hay forma de producir uno. Crear un agujero blanco es imposible como destruir un agujero negro, puesto que los dos procesos son inversos en el tiempo.

*Agujeros de gusano

Si se consideran agujeros negros que giran o tienen carga eléctrica, es posible caer en uno de ellos y no chocar con él, ya que el interior de éste tipo de agujeros negros puede estar unido con un agujero blanco, formando un camino en el que algo cae en el agujero negro y sale en el agujero blanco. Esta combinación de agujeros negros y blancos es llamada agujeros de gusano, que son túneles en el espacio-tiempo. Es decir, el agujero blanco puede estar en un lugar muy lejos del agujero negro, incluso podría estar en un "Universo Diferente" (región de espacio-tiempo que está completamente desconectada de nuestra propia región). Un agujero de gusano convenientemente situado proveería una vía rápida y útil para viajar enormes distancias, o para viajar a otro Universo. Algunos científicos apuntan a que la salida de agujeros de gusano esté en el pasado, de manera que se podría viajar de regreso en el tiempo a través de ellos, pero la teoría expuesta en las páginas 26-27 convierte esto en algo improbable o imposible. Además, si por ejemplo hablásemos con nosotros mismos en el pasado, y suponiendo que no recordásemos esa conversación, ya que el simple hecho de hacerlo podría hacer que no nos visitásemos “para ver que ocurre” (con lo que, por cierto, ese recuerdo dejaría de existir, y se crearía otra paradoja temporal)... ¿Quien controlaría los actos de ese niño?. ¿Nuestro subconsciente?. Científicamente no tiene sentido.

Dejando a un lado todo esto, lo más probable es que los agujeros de gusano no existan, ya que, como se había mencionado antes, sólo por el hecho de que los agujeros blancos sean una solución válida a unas ecuaciones, no significa que se encuentren en la naturaleza. Pero, aun si los agujeros de gusano estuvieran formados, se considera que no serían estables, y la más mínima perturbación causaría su colapso. Y aún más, aunque los agujeros de gusanos existan y sean estables, sería bastante desagradable viajar a través de ellos, porque los rayos X y gama destruirían al que pasara.  

-Teorías sobre viajes en el espacio-tiempo utilizando agujeros negros

El astrónomo inglés Ian Crawford asegura que el hombre podría atravesar agujeros negros y llegar en instantes a puntos remotísimos del cosmos sin ser desintegrado por las enormes fuerzas gravitatorias.

La Real Sociedad Astronómica Británica anunció que publicará  un documento de Ian Crawford (astrónomo de la Universidad de Londres), donde se describe como los humanos podrían viajar por el espacio a velocidades superiores a la de la luz. De esta manera, se superaría una limitación hasta ahora fuertemente aceptada, marcada por la Teoría de la Relatividad General de Albert Einstein...

"Las pruebas son complejas y matemáticas", pero "en teoría es posible", dijo Crawford en declaraciones recientes al diario británico Sunday Time. La validez de sus hipótesis fue certificada en alguna medida al superar la rigurosa censura de quienes deciden cuales son los artículos publicables en una revista científica de prestigio. La idea básica, si bien no es una novedad, es digna de la ciencia ficción: penetrar en un "agujero negro" y aparecer en otro punto del universo, quizás a miles de años luz, saltando en un instante una distancia prácticamente inimaginable.

De acuerdo con comentarios formulados a la prensa por un portavoz de la organización científica que respalda el trabajo, Crawford habría descubierto propiedades teóricas de los agujeros negros que permitirían a los hipotéticos viajeros atravesarlos sin ser destruidos por las poderosas fuerzas gravitatorias en juego.

El informe prometido se llama "Algunas reflexiones sobre las implicaciones de viajar más velozmente que la luz". Teóricamente, esa posibilidad abriría camino a contactos con civilizaciones remotas, cuya existencia es muy probable en la inmensidad del universo. Acortados los viajes espaciales por la velocidad de la luz, la longitud de la vida humana es una limitación fundamental: si una estrella con un planeta habitado se encuentra a 30 o 40 mil años luz, relativamente cerca en términos cosmológicos, para visitarla harían falta por lo menos 30 o 40 mil años viajando casi a la velocidad de la luz (en principio, teóricamente inalcanzable).

Hasta ahora la hipótesis de los científicos es que los poderosos campos gravitatorios en los agujeros negros desintegrarían a los astronautas que se atrevieran a visitarlos. Crawford contradice a sus colegas sosteniendo que los viajeros podrían ser "manipulados" para evitar tragedias.

  

-Si el sol se transformase en un agujero negro...

  Ante todo, el sol no tiene la posibilidad de hacer tal cosa. Sólo las estrellas que con considerablemente más pesadas que el sol terminan sus vidas como agujeros negros. El sol va a permanecer de la misma forma en que está aproximadamente por cinco mil millones de años o más.

 Pero si por alguna razón hipotética el sol se convirtiera en un agujero negro, el principal efecto es que se alrededor del sol todo se pondría muy oscuro y muy frío. La Tierra y los otros planetas no sería absorbidos por el agujero negro; ellos describirían las mismas órbitas que siguen actualmente.¿ Por qué? Porque el horizonte de este agujero negro sería muy pequeño (aproximadamente 3 km.) y de acuerdo a lo dicho anteriormente, siempre que se permanezca lo bastante alejado del horizonte la gravedad de un agujero negro no es más fuerte que la de cualquier objeto de la misma masa.

-Agujeros negros no puntuales.

En la formación de los agujeros negros se habla de que una estrella podría contraerse hasta ser un simple punto. Esto representaba una singularidad tanto de densidad como de curvatura del espacio (densidad y curvatura infinitas), además de tiempos imaginarios en su interior. Sin embargo puede existir algo que podría detener este colapso final hacia un punto y esto es la detención del tiempo.

Estos problemas de singularidad se pueden evitar basándonos en la idea de que en el horizonte de sucesos el tiempo se detiene (según la teoría de la relatividad general de Einstein, una de cuyas consecuencias es que el transcurrir del tiempo depende de la intensidad del campo gravitatorio y de la distancia al centro de ese campo).

 Supongamos un astro cuya distribución de densidades interiores sea tal que la situación que caracteriza a un horizonte de sucesos se dé en todo el volumen del astro. En este caso el tiempo estaría detenido en todo el volumen de astro (el horizonte de sucesos sería una esfera, no una superficie esférica) y por lo tanto el colapso a partir de este punto no ocurriría Así una estrella en la que se colapsan sus neutrones, al alcanzar una distribución de densidades igual se detendría el colapso al detenerse el tiempo.

 

-Mini Agujeros Negros

Un agujero negro con masa menor de tres masas solares no se formaría solo; su gravedad es demasiado débil para causar el colapso sobre sí mismo. Una enorme presión externa se necesitaría para formarlo. En 1971, el astrofísico Stephen Hawking teorizó que, en la densa turbulencia de la gran explosión de la que surgió el universo, esas enormes presiones externas existieron y formaron muchos mini-agujeros negros. Estos serían tan masivos como una montaña, pero tan pequeños como los protones de los que los átomos están hechos y tendrían otra propiedad extraña como resultado de las leyes de la mecánica cuántica que gobiernan las partículas muy pequeñas en el universo, radiarían energía espontáneamente y, después de miles de millones de años, eventualmente se evaporarían en una violenta explosión final. Por tanto, los mini-agujeros negros pueden no ser "negros" del todo una posibilidad intrigante.

 John Wheeler calculó que si se tomara toda el agua pesada de todos los océanos del planeta, se podría construir una bomba de hidrógeno que comprimiría tanto la materia en el centro que se formaría un agujero negro.


Radio De Schwarzschild Para Algunos Objetos Astronómicos

<div align="center">

Objeto

Masa del Objeto
(Masas Solares)

Radio
(Km)

Velocidad de Escape
(Km/seg)

Radio de Schwarzschild

Tierra

0,00000304

6.357

11,3

9,0 mm

Sol

1,0

696.000

617

2,95 Km

Enana Blanca

0,8

10.000

5.000

2,4 Km

Estrella de

Neutrones

2

8

250.000

5,9 Km

Núcleo de una Galaxia

50.000.000

?

?

147.500.000 Km

Conclusión final.

Aunque, por ahora, ni siquiera la existencia de estos agujeros esté totalmente probada, cada vez más estudios indican que son totalmente reales... y a la vez esclarecen su naturaleza... No obstante, lo único que hoy por hoy es aceptado por prácticamente todos los científicos conocidos mundialmente, es la definición de esta extraña singularidad... Pero más allá del horizonte de sucesos, en la zona de la que la luz no puede escapar... tampoco el conocimiento puede hacerlo. La Luna, Marte, y los astros más cercanos a este planeta han servido de excusa a grandes novelistas para narrar historias fantásticas. Ahora le toca el turno a planetas mucho más lejanos... y a agujeros negros. Quizá algún día la humanidad llegue a saber que ocurre realmente “ahí dentro”, que hay en el centro de cada enorme agujero... Pero mientras tanto, dejemos que la imaginación vuele, y soñemos con viajes a universos paralelos...o a otros puntos del espacio (claro que desde aquí no se divisa ningún agujero blanco, al menos eso parece) . Con respecto al tiempo, es mejor dejarlo de un lado. Pensar en algo así demasiado tiempo puede hacer que acabemos volviéndonos locos. (¿Que pasaría si fecundase a mi madre...?) Por cierto, Einstein dijo una vez: `La prueba de que no se puede viajar en el tiempo es que no hay nadie de allí visitándonos´... Es cierto, alguien tendría que acabar por mostrarse. Y ese “acabar” no significa que no tuviera que haber sucedido ya., pues se supone que “ellos” pueden viajar a cualquier momento de la historia, Al fin y al cabo, siempre habría alguien a quien le apetecería mostrarse al mundo en el año en que se publicó su novela favorita.

Bibliografía.

-World Wide Web.

-Enciclopedia Larouse.

-Revistas científicas diversas (QUO, Muy Interesante...).

-Enciclopedia virtual “Encarta”.

-Diccionario científico Larouse.

</div>

 

'Agujeros Negros'