Agricultura

Sector agrícola. Monocultivo. Policultivo. Aprovechamiento agua y suelo. Técnicas agrícolas

  • Enviado por: Dulsy
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Cálculo Diferencial
Cálculo Diferencial
En este curso se tratan temas básicos del cálculo diferencial como son: Límites, Derivación...
Ver más información

Química Orgánica
Química Orgánica
En este curso de Química Orgánica o también conocida como Química del Carbono, nos...
Ver más información

publicidad

MONOCULTIVO: explotación de una única especie vegetal en un espacio agrícola determinado. Generalmente se da en lugares donde el espacio físico es homogéneo, como las llanuras, y en zonas de población concentrada. Entre las especies vegetales de monocultivo destacan los cereales como la avena, la cebada, el centeno, etc, las leguminosas como los el cacahuete, las legumbres, la soja, etc y otras como el algodón, el girasol, el café o la remolacha. En el tamño de las explotaciones agrícolas predomina el mesofundio y el latifundio y la mayor parte de su producción se destina al comercio. Actualmente existe una tendencia al desarrollo de la especialización y el monocultivo.

POLICULTIVO: explotación de varias especies vegetales en un mismo espacio agrícola. Entre los policultivos de regadío destaca la huerta, que combina el cultivo de frutales, pimientos, tomates, lechugas, etc. El policultivo mediterráneo de secano alterna dos cultivos uno de los cuales sirve de complemento al otro que son el maíz y las legumbres que complementan a los frutales y forrajes. El tamaño de la explotación es pequeño o mediano y la producción se dirige al consumo familiar y a la alimentación del ganado si los excedentes son reducidos; en caso contrario se destina al comercio.

APROVECHAMIENTO DEL AGUA.

Agricultura de regadío: consiste en el suministro de importantes cantidades de agua a los cultivos a través de diversos métodos artificiales de riego. Este tipo de agricultura requiere grandes inversiones económicas y una cuidada infraestructura hídrica: canales, acequias, aspersores, albercas, etc, que exige a su vez un desarrollo técnico avanzado. Entre los cultivos típicamente de regadío destacan los frutales, el arroz, el algodón, las hortalizas y la remolacha. En Andalucía la agricultura de regadío se concentra en el valle del Guadalquivir ( arrozal marismeño de sevilla y algodón de la campiña baja de Córdoba ) en la vega de granada ( policultivo ) y en el litoral ( fresón onubense, fruta tropical de almuñecar y horticultura de Campo de dalías ).

Agricultura de secano: el suministro de agua es el que proporcionan las precipitaciones, ya sea en forma de nieve o de lluvia. Entre los cultivos de secano destacan las legumbres, el girasol, la soja, el cacahuete, los cereales, la trilogía mediterránea, que es vid, olivo y trigo. En Andalucía las extensiones de secano suponen el 70% de las tierras cultivadas. Destacan entre ellas las dedicadas a la dicha trilogía : trigo en sevilla, olivar en jaén y córdoba y viñedo en málaga ( manilva ) montilla ( córdoba ), jerez y el condado en huelva, que son centros productores de vinos con denominación de origen.

APROVECHAMIENTO DEL SUELO.

Agricultura intensiva: sistema que sirve de la inversiones de capital y de trabajo con el fin de obtener la máxima cantidad de producción por unidad de superficie llamada hectárea. Utiliza todo el espacio disponible, es decir, es un cultivo continuo y la producción se destina al comercio. Según la productividad se diferencia entre:

  • intensiva y de gran productividad. Gracias a las inversiones de capital, se obtienen grandes cosechas con pocos cultivadores; un ejemplo pueden ser los cítricos de las huertas valenciana y murciana.

  • Inte4nsiva y de baja productividad. Se emplea numerosa mano de obra, pero no se invierte en capital, por lo que resultados son limitados; eje, los arrozales asiáticos.

Agricultura extensiva: sistema que no utiliza todos los recursos técnicos ( capital) ni humanos ( mano de obra ) disponibles para obtener la máxima producción. La ocupación de la tierra es incompleta, es decir, se practica la rotación como técnica de cultivo y la producción puede ser destinada al mercado o al consumo familiar. Según la productividad se diferencia entre:

  • extensiva y de gran productividad. La juventud del suelo, la alta tecnología empleada y las grandes extensiones del territorio permiten obtener una elevada producción sin tener que cultivar todas las tierras. Las llanuras cerealistas de estados unidos pueden ser el mejor ejemplo.

  • Extensiva y de baja productividad. El desgaste del suelo impide cultivar la totalidad del territorio, las técnicas empleadas son rudimentarias y los resultados obtenidos son escasos, como ocurre en el sistema de rozas africanos.

AGRICULTURA DE SUBSISTENCIA.

Es un sistema de autoconsumo de la producción; se corresponde, con un sistema de economía autosuficiente.

Este tipo de agricultura se practica en los países poco desarrollados de África, parte de Asia y América Latina.

Agricultura itinerante de fuego o de rozas: sistema extensivo con técnicas de cultivo ( rotación ) y utillaje ( azada ) muy rudimentarios. Las labores de roturación consisten en talar los árboles y arbustos, tanto en la sabana como en el bosque tropical, y en esparcir las ramas, que luego serán quemadas para que las cenizas sirvan de fertilizante. A la roturación le sigue la siembra y recogida de la cosecha ( mijo, maíz, sorgo, mandioca, etc ) En poco tiempo, los cultivos se abandonan, debido al agotamiento del suelo y a la falta de abono, y se trasladan a otra zona donde se repite el mismo proceso. En este paisaje la densidad de población es escasa y el hábitat concentrado.

Agricultura irriagada del Asia Monzónica: Es un sistema intensivo basado en la división del espacio agrario en pequeñas parcelas rodeadas por muelles y comunicadas por canales que las inundad. El arroz se siembra primero en semilleros y después se trasplanta al arrozal inundado. En este sistema se consiguen varias cosechas en un año, lo que permite densidades elevadas de población con un hábitat concentrado.

AGRICULTURA DE MERCADO.

A diferencia que la de subsistencia, ésta se caracteriza por su elevada capitalización, por el uso de ténicas modernas, por la alta productivada en los sitemas intensivos y extensivos, por la especialización regional de los cultivos y por la comercialización de los productos, lo que genera que se desarrolle la infraestructura de los transportes

  • Agricultura moderna de Europa occidental: destacan los pólders holandeses, los cereales de Qlemania y la cuenca de parís y en España el arrozal del Ebro y los cultivos hortofrutícolas del litoral mediterráneo.

  • Agricultura de los países nuevos: se incluyen en este grupo las llanuras cerealistas de EE.UU, Canadá, Australia y la Pampa argentina. Se trata de grandes extensiones con baja densidad rural, pero con un alto grado de mecanización para la roturación, la siembra y la recolección.

  • Agricultura especulativa o de plantaciones: el cacao ( Ghana ), el ´te ( la India ) el café ( Colombia, Brasil ) el caucho ( Malasia ) o la caña de azúcar ( Cuba ) son alguno de los productos que se cultivan en las plantaciones y constituyen las principales materias primas de origen agrario de los países tropicales. Son monocultivos que pertenecen, generalmente, a grandes compañías extranjeras que se encargan de su comercialización en el mercado internacional. Esta agricultura emplea abundante mano de obra, que suele ser autóctona, temporera ( sólo encuentra trabajo en determinadas épocas del año ) y barata.

NUEVA AGRICULTURA.

En los países desarrollados se han potenciado nuevos sistemas de producción agraria que incorporan los últimos avances tecnológicos. Se trata, sobre todo de cultivos intensivos y de regadío, que requieren grandes inversiones de capital en campos tan diversos como la informatización de la organización y gestión del proceso productivo; la ingienería genética, control de plagas, mejora y variedad de plantas; técnicas productivas: enarenados, invernaderos, riego por goteo; etc; y la contratación de mano de obra especializada. El elevado coste compensa por los grandes beneficios que se obtienen gracias a su alta productividad y a la anticipación de la época de recolección, son productos extratempranos con un alto valor comercial.

TÉCNICAS.

  • Acolchado: el suelo se cubre con bandas de plástico y la planta ( fresón ), que sale a través de un orifico, crece y se desarrolla sobre él.

  • Enarenado: cultivo sobre un terreno preparado con tres capas: tierra, estiércol y arena. Mientras que el estiércol proporciona abono y aumenta la temperatura del suelo, la arena permite una mejor circulación del agua y mantiene la humedad adecuada ( cultivo de hortalizas

  • Invernadero: estructura fija, cubierta de plástico, dentro de la cual se crea un microclima, cálido y húmedo, que evita las pérdidas de agua por evaporación y protege las plantas de plagas y de incidencias climatológicas ( cultivo de hortalizas, flores, etc ).

  • Hidropónico: las plantas se cultivan en una solución de sales inorgánicas, en recipientes de cemento; como soporte de la raíz se emplea grava, arena o ceniza. Tiene interés para aquellos países con condiciones aturales desfavorables para la agricultura como por ejemplo Holanda. Esta innovadora técnica se utiliza sobre todo para obtener productos hortícolas y furtas.

1