Agresiones

Violencia juvenil. Adolescentes. Hostilidad. Conducta hostil

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

AGRESION EN ADOLESCENTES DE ESCUELAS PRIVADAS Y PÚBLICAS.

Guerrero Sánchez Cristina Gpe., Rodríguez Martinez Adriana

Facultad de Psicología

UNAM

La agresión es una acción potente y autoafirmativa que se expresa de forma física, verbal o simbólica. Estudios previos demostraron mayor agresión en adolescentes masculinos. El presente trabajo pretende demostrar dicha diferencia y averiguar si existe una debida al tipo de escuela. Se trabajo con 20 sujetos entre 15 y 18 años, 10 de escuela particular y 10 de escuela pública, ambas muestras con igual numero de participantes de cada sexo. Los resultados de la prueba estadística muestran diferencias debidas al sexo, mientras que el tipo de escuela y la interacción de ambas variables no influyen en los niveles de agresión de adolescentes. PALABRAS CLAVE: adolescentes, agresión.

El ser humano realiza una serie de conductas, las cuales en su mayoría van orientadas a una meta, ésta puede ser satisfacer alguna necesidad, etc, todo encaminado a la supervivencia, tal es el caso de la agresión, ésta se define como una acción o actitud potente y autoafirmativa que se expresa de forma física, verbal o simbólica. Puede tener su origen en los impulsos innatos o aparecer como mecanismo de defensa, y se manifiesta como actos constructivos o destructivos contra uno mismo o contra los demás. (Mosby,1994).

Como observamos la agresión puede clasificarse de varias formas. Primeramente la agresión constructiva, es decir, el acto o declaración en respuesta a una amenaza para protegerse de la misma, y la agresión destructiva, o sea, el acto de hostilidad innecesario para la autoprotección o autoconvservación que se dirige hacia un objeto u otra persona. (Mosby, 1994)

La agresión se observa en los animales y en el ser humano a lo largo de la historia, desde el canibalismo hasta las guerras mundiales son consideradas como actos de agresión, claro está con diferentes fines. Se observa en diferentes grados, en todas las culturas y estratos sociales.

Muchas han sido las explicaciones que se le han tratado de dar a través del tiempo al origen de la agresión, muchos autores adoptan la posición de que es innata o heredada de nuestros antepasados, otros se inclinan a pensar que es puramente aprendida, pero la posición mas aceptada actualmente es la que explica la conducta agresiva como una combinación de ambas propuestas, aunque siempre es difícil explicar hasta donde es innata o aprendida. Existen las teorías activas, éstas sostienen que la agresividad es innata.

Las explicaciones también se han enfocado al lado fisiológico, siendo el sistema límbico el área asociada al control y la producción de la conducta agresiva. Mas específicamente una parte de éste sistema denominada amigdala. En algunso estudios se ha correlacionado el aumento de la conducta agresiva con una lesión del lóbulo frontal.

La conducta agresiva puede aprenderse o imitarse de un modelo, esto ayuda al ser humano en cuanto a que puede obtener aceptación social, dentro del grupo al que pertenece o desea pertenecer. Así podemos ver que el factor socio-cultural en el que se desarrolla el individuo es muy influyente. Dentro de la familia, los modelos a seguir son los padres, los que tiene gran influencia en la conducta agresiva del niño.

En muchas culturas ciertas conductas agresivas son aceptadas. En una encuesta realizada en 1970 en los E.U.A., un alto porcentaje opinó que la guerra era justificable, que los niños deben pelear y que los policías deben usar la fuerza física y que era permitido que maestros y padres disciplinen a los niños por medio de castigos físicos (Stark y McEvoy).

Cada vez se sabe de mas casos de violencia familiar, social, etc. muchas personas piensan que éste incremento es sólo debido a los medios de comunicación que los publican. Las grandes ciudades dan ciertas “ventajas” a los criminales, tales como el anonimato y la pobreza. Se realizó un estudio de la historia escolar de algunos delincuentes y tenían ciertos comportamientos escolares similares: hiperactividad, dificultad de concentración, preceptúales y de aprendizaje, concepto pobre de sí mismo y dificultades adaptativas. En los últimos años, sobre todo en Estados Unidos se ha sabido de varios “asesinos adolescentes”, que comenten crímenes violentos en sus propias preparatorias.

La agresión puede verse como un componente de la hostilidad como lo proponen en un estudio realizado por Liehr and cols. (2000), en una adaptación para adolescentes del test para medir hostilidad en adultos, en ésta escala de medición tres de los ítems son exclusivos para medir agresión y el estudio demuestra que incluye ideas sobre tomar ventaja de los demás y transgresión que involucran conductas agresivas.

Los adolescentes presentan ciertas características, tienden a demostrar la agresión por medio de la blasfemia, el desafío y la búsqueda de atención, sin violencia física. Los adolescentes potencialmente agresivos generalmente carecen de lasa habilidades para solucionar problemas apropiadamente, son incapaces de expresar sus sentimientos y de hacerse responsables por sus acciones. Generalmente son inmaduros, con déficit de atención, capacidades cognitivas pobres y prefieren a los amigos mas jóvenes que ellos (http://ssw.unc.edu/fcrp/Cspn/vol3_no2/working_with_adolescnets).

En otro estudio realizado Orpinas y cols. Se pone a prueba una escala para medir la agresión en adolescentes, la cuál es válida para adolescente de preparatorias, es decir, entre 15 y 18 años de edad. El presente estudio se basa en dicha escala para medir el nivel de agresión y demostrar si existen diferencias en éstos niveles debidas al sexo y/o al tipo de escuela de los participantes.

La presente investigación pretende corroborar la supuesta mayor agresión en los varones que en las mujeres, además de verificar si existe una diferencia estadísticamente significativa en éste mismo rasgo entre los adolescentes de escuela públicas y de escuelas privadas; para conocer si las diferencias en los programas de educación de diferentes escuelas, el sexo o la interacción de ambas variables influye en la conducta agresiva de los adolescentes.

Este estudio se realizó con el fin de observar aunque sea en una pequeña muestra si la escala realizada y estandarizada por Orpinas y cols. en una muestra de adolescentes hispanos estadounidenses predice de la misma forma la influencia del sexo en las conductas agresivas de adolescentes mexicanos en el mismo rango de edad. El presente es un estudio de tipo correlacional, siendo la Variable Dependiente la agresión y las independientes el sexo y el tipo de escuela (pública o particular).

Definición conceptual:

  • Agresión: acción o actitud potente y autoafirmativa que se expresa de forma física, verbal o simbólica.

  • Sexo: Condición orgánica que distingue el macho de la hembra.

  • Tipo de escuela: índole de establecimiento donde se da cualquier género de enseñanza.

Definición operacional:

  • Agresión: se evalúo las formas de agresión física y verbal.

  • Sexo: femenino o masculino

  • Tipo de escuela: particular o pública.

Hipótesis:

  • Sexo:

H0 = No existen diferencias estadísticamente significativas en los resultados en la prueba de agresión dependiendo del sexo de los sujetos.

H1 = Si existen diferencias estadísticamente significativas en los resultados en la prueba de agresión dependiendo del sexo de los sujetos.

  • Tipo de escuela:

H0 = No existen diferencias estadísticamente significativas en los resultados en la prueba de agresión dependiendo del tipo de escuela al que asisten los sujetos.

H1 = Si existen diferencias estadísticamente significativas en los resultados en la prueba de agresión dependiendo del tipo de escuela al que asisten los sujetos.

  • Interacción (sexo vs. Tipo de escuela):

H0 = No hay existen diferencias estadísticamente significativas en los resultados en la prueba de agresión dependiendo de la interacción del sexo y el tipo de escuela.

H1 = Si hay existen diferencias estadísticamente significativas en los resultados en la prueba de agresión dependiendo de la interacción del sexo y el tipo de escuela.

METODO

Sujetos: se utilizaron 20 sujetos, 10 mujeres y 10 hombres, de entre 15 y 18 años de edad, 5 mujeres y 5 hombres estudian en escuela privada y los otros 5 hombres y 5 mujeres en una escuela pública. Fue un muestreo probabilistico aleatorio.

Diseño: Es un diseño cuasiexperimental con post-prueba únicamente y grupos intactos.

G1 X O1

G2 X O2

G3 X O3

G4 X O4

Donde:

X = encuesta

G1 = 5 hombres de escuela pública

O1 = puntaje en la escala de agresión

G2 = 5 hombres de escuela particular

O2 = puntaje en la escala de agresión

G3 = 5 mujeres de escuela pública

O3 = puntaje en la escala de agresión

G4 = 5 mujeres de escuela particular

O4 = puntaje en la escala de agresión

La técnica de recolección de datos fue a través de encuestas.

Materiales:

  • cuestionarios

  • lápiz

Instrumentos: Se utilizo la prueba de Orpinas y cols. Para la medición de agresión en adolescentes (Ver anexo 1).

Procedimiento: Se les pidió a los sujetos que cumplian con las características requeridas que contestaran el cuestionario con la siguientes instrucciones impresas en la hoja:

“ por favor, responde las siguientes preguntas pensando en lo que hiciste en los últimos 7 días. Para cada pregunta marca con un círculo cuantas veces tuviste esa conducta durante los últimos 7 dias.” (Ver anexo 1).

El nivel de agresión se obtuvo sumando los números marcados en cada pregunta de la encuesta, las puntaciones podían variar entre 0 y 66 puntos.

RESULTADOS:

Pública

Particular

Hombres

13

7

33

24

19

33

33

30

16

9

Mujeres

5

18

13

17

13

14

14

3

3

9

Debido a que los grupos utilizados fueron muestras independientes y que se supone la influencia de dos variables independientes (sexo y tipo de escuela) sobre la variable dependiente (agresión), se decidió utilizar la prueba estadística de ANOVA de dos vías, obteniendo que se cumple el supuesto de homogeneidad (F=4.190, sig.=0.23), mientras que la influencia del tipo de escuela (F=0.003, sig.=0.959) y la interaccion de las dos variables independientes (sexo y tipo de escuela F=0.384 sig.=0.544) no fueron significativas por lo que se acepta la hipótesis nula en ambos casos. Mientras que la otra variable independiente (sexo F=39.313 sig.=0.000) si influye en la variable dependiente, es decir, la agresión (Ver anexo 2).

DISCUSIÓN

Debido a la poca información sobre las diferencias entre sexos y mas aun sobre otros factores que afectaran los niveles de agresión en adolescentes, el presente estudio tuvo algunas complicaciones, la primera fue encontrar un escala que evaluara dichos niveles.

Algunas de las variables que pudieron haber influido en los resultados del estudio, como ya lo menciono Orpinas y cols. (2001) en su estudio, es que los niveles de agresión aumentan cuando los sujetos consumen algun tipo de droga, ya se alcohol, mariguana o cocaína, que fueron algunos de los factores que el incluyo en su estudio y que no se tomaron en cuenta en la presente investigación.

Otra variable extraña es la credibilidad de los resultados de la encuesta, puesto que pudieron haber mentido o bien estimado la respuesta, debido a algun prejuicio social o bien a que no recordaban el dato exacto. Ya que es un cuestionario auto-administrable, pudieron haberse presentado deficiencias en la comprensión de las instrucciones o de los reactivos.

El estado de ánimo de los participantes también pudo haber aumentado los niveles de agresión reportados, debido a algún evento del tipo emocional agresivo que se haya presentado con breve anterioridad a la administración de la encuesta.

CONCLUSIONES

El sexo tiene una influencia estadísticamente significativa sobre los niveles de agresión en adolescentes entre 15 y 18 años, siendo los varones los que presentan los niveles de agresión mas altos. El tipo de escuela (pública o particular) no influye de forma significativa sobre los dichos niveles de agresividad, ni tampoco la interacción entre sexo y tipo de escuela.

REFERENCIAS:

  • Davidoff Linda, Introducción a la psicología, Ed. Mc Graw Hill, 3ª. Edición, México 1994

  • Enciclopedia Encarta

  • Liehr/Meininger, Psychometrci testing of the adolescent vertion of the Cook-Medley hostility scale, Issues en Comprehensive Pediatric Nursing, USA, 2000.

  • Montagu, La naturaleza de la agresión humana, Ed. Alianza Universidad, Madrid, 1993

  • Mosby, Diccionario de medicina, Ed. Océano, 4ª. Edición, Barcelona, 1994, pp.33

  • Orpinas P./ Frankowski R., The agresión scale: a self-report measure of aggressive behavior for young adolescents, Journal of Young Adolescence, EE.UU., 2001.

  • http://ssw.unc.edu/fcrp/Cspn/vol3_no2/working_with_adolescents.htm