Afecciones de la salud

Acné. Artritis. Asma. Pie de atleta. Resfriado. Gripe

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 10 páginas

publicidad
cursos destacados
Ejercicios resueltos de Cinemática Unidimensional!
Ejercicios resueltos de Cinemática Unidimensional!
En este curso de casi 2 horas, el profesor Carlos Millán explica el tema de Cinemática Unidimensional,...
Ver más información

Curso de Integrales Múltiples
Curso de Integrales Múltiples
En este curso aprenderás integrarles dobles sobre funciones de dos variables e integrales triples sobre...
Ver más información


ACNE

El acné aparece cuando se bloquean e infectan los poros de la piel. Este bloqueo se origina por una sustancia cérea denominada sebo que se segrega fundamentalmente en el área de la cara y cuello para prevenir la pérdida de agua. Varios factores son los que provocan un exceso de la secreción de sebo, el más significativo viene determinado por el cambio hormonal que tiene lugar en la adolescencia, el cuál está muy influenciado por la herencia genética. Otros factores que influyen son: el clima (especialmente en áreas cálidas y húmedas), el estrés y los cambios hormonales durante la menstruación. . La mayoría de los jóvenes entre 12 y 25 años presentan problemas relacionados con el acné.

ARTRITIS

Todavía se desconoce la causa exacta de la artritis, pero en términos generales es un estado inflamatorio que produce un anquilosamiento y dolor en las articulaciones. La herencia y la tensión en las articulaciones y huesos parece ser el factor principal del desarrollo de la artritis. Lesiones mal curadas en las articulaciones y en los cartílagos que las rodean generalmente derivan en un estado artrítico. Aunque todos hemos sentido alguna vez anquilosamiento o dolor en las articulaciones, las personas con artritis sufren dolor casi constantemente y el estado de sus articulaciones tiende a empeorar. En los casos más graves, un estado artrítico puede originar invalidez y deformidad. A los 70 años de edad, el 85% de la población sufre de algún grado de artritis.

ASMA

El asma es el estado originado cuando la luz de los bronquios de los pulmones se contrae reduciendo la cantidad de oxígeno absorbido hasta el punto de "sentirse sin respiración". Aunque no se conoce exactamente la causa de este estado, se sabe que hay muchas causas que pueden desencadenar un ataque de asma. Entre otras, las más comunes son, los agentes irritantes suspendidos en el aire tales como el polvo, el polen, el moho, las plumas, la caspa de animales o los agentes contaminantes como el ozono, los residuos químicos y el humo del tabaco. Infecciones pulmonares, algunos alimentos y los aditivos, incluso el aire frío pueden causar un ataque de asma. El 70-90%, aproximadamente, de las personas asmáticas, experimentan lo que se conoce como "el ejercicio induce al asma", que puede ser producido por el calor y la pérdida de agua durante los periodos de actividad física. Algunas medicinas también pueden provocar ataques de asma. Se ha descubierto que algunos medicamentos como la aspirina, el ibuprofen, los antihistamínicos o medicinas recetadas para controlar la presión arterial alta, denominados Beta bloqueantes, pueden producir ataques de asma en algunas personas. El número de personas afectadas por esta dolencia se estima en varios millones.

PIE DE ATLETA

El pie de atleta está originado por hongos que causan picores, grietas y se produce descamación, especialmente entre los dedos. Es altamente contagioso y se puede contraer fácilmente por contacto en una superficie como una piscina, suelos de duchas, vestuarios, baños, etc. Sin embargo el mero contacto con el hongo no es suficiente para contraer pie de atleta. Ese hongo se desarrolla únicamente en ambientes cálidos y húmedos, como los producidos en zapatos ajustados y húmedos o calcetines sudados, con lo que se incrementa el riesgo de contagio. Existen tres tipos principales de pie de atleta: crónico, estacional y con ampollas. El pie de atleta crónico se caracteriza por pequeñas grietas, descamación y reblandecimiento de la piel, generalmente entre los dedos que puede extenderse por la planta e incluso por las uñas de los pies. El pie de atleta estacional se contrae principalmente en los meses de verano y puede generar pequeñas ampollas en el empeine y planta del pie y la piel llega a descamarse. El pie de atleta con ampollas es la manifestación más grave de esta enfermedad, produciéndose descamación, reblandecimiento de la piel y dolorosas úlceras supurantes en la planta del pie, con olor e incapacidad física.

RESFRIADOS

Los resfriados los originan virus que penetran por la nariz y la boca y se multiplican rápidamente causando mucosidad, dolor de cabeza, dolor de garganta y congestión nasal. Existen más de 120 virus distintos causantes de resfriados, pero ninguno de ellos por sí solo ocasiona daño a largo plazo. Los resfriados pueden debilitar el organismo, especialmente en los niños y en los ancianos, ocasionando infecciones de origen bacteriano, generalmente en los oídos, garganta y pulmones. A diferencia de los simples resfriados, las infecciones de origen bacteriano se curan con antibióticos. Si los síntomas persisten más de una semana o 10 días, si se presenta fiebre, si la mucosidad nasal es espesa o los síntomas son más graves de lo normal, puede que sea una gripe o una alergia en vez de un simple resfriado.

CASPA

La caspa es la excesiva descamación de la piel del cuero cabelludo, una función normal del organismo. El tamaño de las descamaciones y a la velocidad con la que caen hacen de la caspa un problema para algunas personas. Cuánto más seca sea la piel, antes se muda. Durante el invierno el problema de la caspa es mayor.

GRIPE

El término gripe se utiliza hoy día para describir varias infecciones víricas que afectan o al sistema respiratorio y al estómago. Los dos virus más comunes causantes de la gripe se conocen como virus A de la gripe y virus B de la gripe, aunque se han definido más de cien.

FIEBRE DEL HENO

La alergia primaveral, comúnmente conocida como fiebre del heno, aparece cuando esporas microscópicas y el polen se posan en los tejidos que revisten la nariz y los senos nasales. El sistema inmunológico de las personas alérgicas a este tipo de partículas responde a ellas como si fueran bacterias liberando una sustancia denominada histamina. La liberación de histamina provoca una serie de desagradables síntomas: congestión, abundancia de mucosidad nasal, goteo postnasal, picor de garganta, ojos llorosos. También son comunes violentos ataques de estornudos, con frecuencia de 10 a 20 estornudos de una vez. Los casos graves pueden derivar en dolor de cabeza y oídos, dolor de ojos e incluso urticaria. Las personas asmáticas o con problemas respiratorios pueden sufrir insuficiencias respiratorias. Aunque es raro, las alergias primaverales puede provocar serias complicaciones como la pérdida crónica del sentido del gusto u olfato, infecciones crónicas de los oídos que pueden derivar en la pérdida de la audición, deformación de los huesos de la cara y la boca por la tensión nasal y la incapacidad de respirar por la nariz lo que puede provocar problemas dentales en los niños.

HEMORROIDE

Dependiendo de su localización, las hemorroides se clasifican en dos categorías: externas e internas. Las hemorroides externas están localizadas cerca del ano y pueden ser hemorroides trombosadas, localizadas en el conducto del ano, o hemorroides cutáneas, localizadas en el exterior del ano. Las hemorroides internas se producen cuando las venas del recto se llenan de sangre y se extienden por fuera del recto hasta el conducto del ano. Las hemorroides provocan que la piel se dilate e irrite los nervios, causando dolor, picor e hinchazón e incluso que sangren. Una dieta inadecuada suele provocar hemorroides. Las dietas bajas en contenido de fibras solubles frecuentemente provocan deposiciones duras difíciles de evacuar. El esfuerzo incrementa la presión alrededor de los vasos sanguíneos provocando las hemorroides. Otros factores que pueden provocar la aparición de hemorroides, o agravarlas, son la obesidad, la descomposición, el esfuerzo físico, el embarazo, estar de pie o sentado durante mucho tiempo, tos o estornudos graves e infecciones anales.

PIOJOS

Los piojos probablemente causan más angustia que cualquier otro parásito que se alimenta de la sangre humana y los pueden tener personas de todas las clases sociales. La forma más frecuente de extenderse esta plaga es por compartir peines, cepillos, sombreros y toda clase de accesorios para el pelo como pasadores y gomas. La infestación por piojos es un problema común en los niños de edad escolar.

DOLOR DE CABEZA

El dolor de cabeza se encuentra entre los malestares más frecuentes que provocan dolor y angustia. Un 10 por ciento aproximadamente de personas sufren al menos uno a la semana. La mayoría de los dolores de cabeza están causados por la dilatación de los vasos sanguíneos de la cabeza. Esta situación se provoca generalmente por factores de tipo emocional como la tensión, el estrés, la preocupación y la ansiedad. El cansancio y algunas veces la presencia de una infección, también provocan dolores de cabeza. El dolor de cabeza prolongado puede ser síntoma de un problema médico de mayor gravedad como un absceso o tumor.

QUEMADURA SOLAR

Las quemaduras solares se producen cuando la radiación solar que absorbe la piel es mayor que lo que el pigmento producido de forma natural por la piel, la melanina, puede absorber. La melanina protege la piel y le da color. Cuánto mayor sea la exposición a la radiación ultravioleta, más melanina se produce y más moreno se consigue estar hasta que el organismo alcanza la saturación y se producen las quemaduras solares. Mucho sol puede provocar daños en la piel, e incluso puede derivar en cáncer de piel.

VERRUGAS

Las verrugas son tumores pequeños, benignos, provocados por virus. Dejándolas, muchas de ellas desaparecen por sí solas. Benignas, son bastante frecuentes y muy contagiosas. La mayoría de las personas las contraen por contacto directo. También pueden contraerse por contacto indirecto en duchas o en piscinas públicas. Llevar sandalias en esas áreas minimizará el riesgo de contagio.