Aerosol

Gas. CFC (Clorofluorocarbono). Contaminación. Capa de ozono. Radiación. Erik Rotheim

  • Enviado por: Pelao
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

Introducción:

En este trabajo veremos un interesante invento, el Aerosol, un utensilio del diario a vivir el cual nunca nos hemos puesto a pensar como realmente funciona.

Las latas de aerosol suelen contener productos como cosméticos, pinturas, insecticidas o alimentos. Este invento facilita y ayuda a la vida del hombre tanto en el que hacer domestico como industrial, pero actualmente esta causando efectos secundarios en la capa de ozono, los cuales veremos mas a fondo en este trabajo.

Historia:

El noruego, Erik Rotheim, quien descubrió 1926 un método para pulverizar el producto contenido en un recipiente, introduciendo en el un liquido o gas capaz de crear presión interna. La idea no se desarrollo comercialmente hasta 1941, cuando dos estadounidenses, L. D. Goodhue y W. N. Sullivan, desarrollaron un insecticida que podía pulverizarse desde un bote por bióxido de carbono. El moderno aerosol es muy usado en el hogar desde principios de los años 50.

Funcionamiento:

Al presionar el aplicador de un atomizador de aerosol, se abre una válvula en la parte superior del tubo rociador y queda al descubierto un orificio de la boquilla de la lata. La válvula se mantiene cerrada con un resorte helicoidal. Al abrirse esta se permite que la presión interior impulse él liquido hacia la boquilla.

En la fabrica, una lata de aerosol se llena parcialmente con un concentrado del producto - como pintura o insecticida -, y luego se presuriza con gas propulsor, como el butano (algunos propulsores, como óxido nitroso o el dióxido de carbono, se mantienen en forma de gas en el aerosol aunque estén a presión, otros como clorofluorocarbonos (CFC) sé licúan). Los concentrados son sustancias que hierven a bajas temperaturas y cambian fácilmente de liquido a vapor o viceversa. En la lata, el propulsor suele ser liquido, y sirve como solvente o portador del producto.

Hay sistemas de dos fases en los que el producto se mezcla con él liquido propulsor, que al liberarse se convierte en gas y se expande, dividiendo al producto en gotas diminutas. Los sistemas de tres fases consisten en una capa del producto entre capas del propulsor licuado (en el fondo) y gases propulsores (en la parte superior). En ambos sistemas, al apretar el botón de la válvula, el producto sube por un tubo y sale por ella.

Así, el producto se dispersa como finísimo rocío. El nombre técnico de ese rocío es aerosol, es decir, partículas liquidas o sólidas suspendidas en gas. La neblina, por ejemplo es un aerosol natural. En aerosoles de espuma el propulsor forma las burbujas.

Cada vez que se usa el atomizador, se reduce la presión interior, pero se restablezca luego, al acumularse el gas generado por el propulsor sobrante.

El propelente que suele usarse es el freón, líquido que hierve (se evapora) a 20°C bajo cero. Mediante presión, puede elevarse su punto de ebullición. En el bote permanece en estado parcialmente líquido debido a la presión, superior a la de la atmósfera exterior, que fuerza la mezcla propelente-producto a ascender por el tubo. Al contacto con la presión atmosférica del exterior, más baja, el freón se evapora y la mezcla se esparce en forma de fina lluvia.

Efectos en la capa de Ozono:

Las sustancias llamadas freones o Clorofluorocarburos se usaron indiscriminadamente en atomizadores de aerosoles, de 1950 hasta la década de 1980. Los clorofluorocarburos ascienden a la atmósfera superior donde se acumula. La luz solar hace que se descompongan en átomos de cloro que transforman las moléculas de ozono en moléculas de oxigeno normal. En 1987, los científicos descubrieron en la capa de ozono, sobre la Antártida un agujero del tamaño de Estados Unidos. En 1989 notaron un impresionante adelgazamiento de la misma capa, esta vez sobre el Ártico.

El ozono retiene la mayor parte de la dañina radiación ultravioleta del sol. Esta radiación llega a dañar las células humanas y a provocar cáncer en la piel y cataratas en los ojos. También reduce la producción de semillas en las plantas.

Comentario Grupal:

Nosotros como grupo, hemos meditado sobre los efectos que pueden causar los aerosoles sobre la vida cotidiana de las personas. Estos en un principio, (y actualmente) facilitan la vida del hombre, ayudándolo en sus quehaceres diarios, como en el aspecto de sanitización, medicina, el rubro de los alimentos, etc. Pero un uso indebido o sobrexplotado ha causado un adelgazamiento de la capa de ozono. Esto ya empieza a afectarnos a nosotros, pero hay que pensar como va a afectar a nuestras generaciones futuras, pero como ya se están haciendo legislaciones sobre el tema en muchos países, se ha empezado a regularizar el uso de estos, mas específicamente del CFC.

Bibliografía:

- “Cómo son y como funcionan casi todas las cosas”

Reader's Digest

1991

págs. 251 - 252

  • “Inventos que cambiaron el mundo”

Reader's Digest

1983

pág. 15

  • Internet:

Buscadores: Yahoo

Altavista

La Brújula

OpenChile

'Aerosol'