Adolescencia

Psicosociología. Adolescentes. Cambios. Principio de autonomía. Padres. Lucha generacional. Trastornos alimentarios. Sociedad. Comunicación. Drogas

  • Enviado por: Kricty
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 11 páginas
publicidad
cursos destacados
Conflictos y mediación escolar
Asodeindo
Curso Oficial y homologado por la Universidad de Montemorelos para profesores y maestros estén o no ejerciendo; una...
Solicita InformaciÓn

Técnico Superior en Intervención Social con Mujeres Inmigrantes
Cavida Formación
Debido a la creciente inmigración vivida en España durante los últimos años han surgido nuevas necesidades, siendo...
Solicita InformaciÓn

publicidad

EL ADOLESCENTE Y LA ADOLESCENCIA

La transición de la niñez a la adultez presenta características que le son propias e independientes de la sociedad o la época en que éstas se producen. De tal manera, los cambios físicos de la pubertad solo parecieran estar influidos en su aparición más temprana o tardía por aspectos genéticos, nutricionales y ambientales, así diferentes estudios mencionan que la aparición de la menstruación se da en edades cada vez más tempranas.

El adolescente tiene una relación con el medio social y cultural en el cual le toca desempeñarse, pero en su intimidad, en su transición de niño a adulto, todo lo que ocurre en su esquema corporal, en su sexualidad, en su sociabilidad, en el uso de la libertad, es bastante inmovible a través de la historia.

PRINCIPIOS DE AUTONOMIA

El principio de autonomía es considerado por diversos autores desde distintos ángulos, pero expresados de distintas maneras, por lo que puede reconocerse como el principio de permiso, de libertad, etc. Es el derecho de toda persona de elegir su propio destino siempre y cuando no afecte a otras.

Por autonomía se entiende que la persona responsable, tiene el derecho (también el deber) de actuar por su propia determinación. Requiere la libertad necesaria para que el ser humano responsable delibere, forme sus juicios de valor o de conciencia y, luego, decida libremente y ejecute su decisión.
 
Este principio tradicionalmente se aplica a la persona adulta considerada en la definición anterior como "el ser humano responsable"

En caso de tratarse de un niño, es lógico suponer que son sus padres, tutores o encargados quienes detentan este defecto.

Lo que no es tan claro en este principio, es la ubicación del adolescente y el joven. ¿En qué momento se alcanza la responsabilidad? ¿Puede ser simplemente limitada por una regla o ley que comprenda la edad cronológica? ¿Se adquiere de un día para otro como subordinación a una fecha determinada? Diversos autores han considerado que la moral y la responsabilidad se van desarrollando en el crecimiento humano, Kohlberg L y Giligan, consideran tres estudios del desarrollo moral: el preconvencional (el bien y el mal en términos de sus consecuencias: premio-castigo); el convencional de la adolescencia temprana (se mantienen las expectativas y reglas familiares) y el posconvencional de la adolescencia tardía y de la juventud (fuerte impulso hacia principios morales autónomos).

Lo anteriormente expresado, nos presenta el hecho de no poder considerar al adolescente como unidad, ni por su edad, ni por su cultura, ni por la sociedad en que vive.

Mientras en algunas comunidades asistimos a una extensión del proceso del adolescente, en otras, tal vez, ésta es inexistente.

Por ello el proceso de desarrollo en el cual el adolescente se encuentra, debe ser considerado por el profesional que lo guíe u oriente y según afirma Silber: "Guiar no significa imponer valores y por ello debe evitarse el rol de predicador, que suele ser contraproducente por razones no sólo éticas, sino también prácticas. "El tema se torna más complejo en el sentido que en la medida de que el adolescente va ganando autonomía y responsabilidad, los padres y tutores en forma similar ven disminuir la suya. Esta situación debe ser considerada en cada caso en particular y variará en relación con la problemática que se plantea. Implica, asimismo, una importante consecuencia legal. La legislación de los diferentes países suele ser consecuencia del cuerpo social y la mayoría de las veces se legisla con posterioridad a los cambios sociales. De esta manera, nos encontramos en una sociedad posmoderna, donde la legislación respectiva se adecua a los anteriores conceptos de la modernidad, donde la patria potestad era un derecho absoluto de los padres, ejercido hasta la mayoría de edad de sus hijos. Surgen, de esta situación importantes derivaciones en cuanto a la posibilidad de confidencialidad y el secreto profesional. Un tradicional aforismo médico dice: "No hay medicina sin confidencialidad, no hay confidencia sin confianza y no hay confianza sin secreto."

Adolescentes Vs. Padres

"Hay padres que todavía no comprenden que se acabó la tiranía con los adolescentes y no se dan cuenta que se trata de aconsejar, conduciéndolos, sin que ellos lo noten, hacia donde uno quiere".

Es muy poco inteligente querer evitar que un adolescente pase a ser él, el único responsable en construir su vida presente y futura. Ese es el camino hacia adultos débiles y vulnerables, moldeables como arcilla.

Hombre y mujeres que se ponen siempre bajo el dominio de otros. No es "lucha generacional", en esta guerra, frontal o no, se trata de batallas basadas en el estilo de vida del dominio entre los hombres.

Dominios que podemos clasificarlos en:

  • dominio frontal , las cosas se dicen tal cual : "padres ordenar - hijos acatar" (tengan la edad que tengan), el juego está puesto sobre la mesa y le posibilita al joven aceptarlo o no. Podrá hacerlo de acuerdo al grado del dominio, a la relación de los padres, a su personalidad.

  • dominio disfrazado, (el ejemplo citado) es un engaño consciente ; para el hijo muy difícil de salir, y en general va formando gente sin identidad propia.
    Relaciones tramposas en donde padres también quieren dominarse entre sí. Y todo con una máscara de igualdad y respeto. El hijo no busca su independencia sino que por el contrario desde la otra punta está batallando por seguir la dependencia pero cambiando el lugar del dominante. El fin es pasar él mismo a conducir y ordenar la vida de sus padres.



Es importante estar atentos a las contradicciones personales en las que coexisten el deseo sincero de que el hijo sea libre de elegir él su presente y futuro con formas de relación autoritarista ; con aspiraciones de dirigir la vida del hijo, en esto hemos sido educados, que hay que captarlas.

Esto hace necesario una comunicación, abierta y sincera en cuanto a el tipo de relación, poniendo atención en las formas que pautan ese tipo de relación dependiente y autoritaria. Indica un diálogo realmente sincero, en el cual padres e hijos tienen que hacer el esfuerzo de escucharse realmente en las críticas o replanteos mutuos.

El dominio inconsciente se explica por que :

  • En la formación infantil personal se asimilan o interiorizan formas de ser que quedan a un nivel inconsciente. Formas de ser que tienen que ver, por ejemplo, con la relación con la pareja y con los hijos.

  • En forma natural, en la adolescencia, se hace una revisión de estilos de vida, de formas de relaciones de su familia. Y cuando se hace una revisión de este tipo de relaciones se eligen formas distintas.

Se desecha lo impuesto masivamente, sin discriminación personal, y se elige desde uno mismo. No obstante lo rechazado, que fue adquirido desde muy temprana edad, suele quedar sin "digerir", enquistado internamente.

  • Y son justamente estos los esquemas que se reactualizan mas que nada a nivel de conductas cuando uno pasa a ser padre. Generando la contradicción. Se recurre a ellas también por ser las formas mas conocidas, por haber sido la experimentada y sobre la que tenemos mas referencias ya que aparte del sostén - seguridad que dan las figuras paternas propias esta forma de relación tiene aún el consentimiento social.

La relación se puede tornar en torna confusa e imprevisible, y en cualquier momento puede eclosionar en distintas enfermedades psíquicas o somática de cualquier miembro de la familia.

El camino natural no es nada fácil, aproximadamente de los 13 a los 20 años la persona, luchará consigo misma y con los demás por su individuación , diferenciándose tanto de sus padres, como de lo que sus padres hipotéticamente esperaban de ella. Poder llegar a ser diferente sin hacerlo por la forma contraria.

Padres e hijo pasarán a tener una relación de adulto a adulto.

En este marco cada adquisición de uno tiene que ver con modificaciones en el otro. Los avances personales del adolescente son favorecidos o trabados o imposibilitados por los cambios de sus padres.

Los costos de este madurar son muchos y muy altos. Ejemplos de estos son: enfrentarse con la necesidad de elegir por uno mismo, sin acatar ;la soledad de jugarse con la propia responsabilidad sin el beneficio de poder descargar las culpas a sus padres; el construir un proyecto de vida personal propio lo pone ante múltiples alternativas, y aprender que la suya no es ni la misma ni la opuesta a la que los padres le indican, lo enfrentan con la duda y la incertidumbre.

Al evolucionar hacia su independencia afectiva, el adolescente reclama a sus padres más autonomía.  Sin embargo, no necesita autonomía completa, y, dada su inseguridad, sufre si se le otorga demasiada independencia, la que puede sentir como un abandono. 

Los padres deben estar constantemente a su lado para responder a sus dudas, poner límites, intervenir cuando lo consideren necesario, pero, por el bien del adulto naciente, deben alentar la independencia.

Es importante saber que el adolescente, en general, busca en sus amigos un espejo en el cual afirmar su propia imagen. 

En muchos casos esta necesidad de autonomía y la continua lucha para encontrar su identidad acaba por traer problemas como son las famosos desordenes alimenticios y sus consecuencias como son la anorexia nerviosa y la bulimia.

Mientras que los padres de haces una serie de cuestionamientos y a menudo se preguntan cómo se pueden reconocer los síntomas de la anorexia nervosa y de la bulimia. El hecho es que muchos adolescentes pueden ocultar a sus familias por meses o aun por años estos desórdenes de posibles consecuencias serias o fatales.

Los padres tienen que estar alerta a varios síntomas e indicios de peligro de la anorexia nervosa y de la bulimia:

  • La adolescente con anorexia nervosa es típicamente una perfeccionista que saca muy buenas calificaciones en la escuela. Al mismo tiempo, se subestima, cree irracionalmente que está gruesa aun cuando pierde mucho peso y se pone muy delgada. La adolescente con anorexia nervosa necesita desesperadamente sentirse en control de su propia vida y cree estar en control solamente cuando le dice Anormal a la demanda por la comida que necesita su cuerpo. En su deseo de adelgazar, la joven en verdad se está matando debido a su régimen de hambre. Esto llega al punto de hacerle un daño muy serio a su cuerpo y en ocasiones hasta puede llevarla a la muerte.

  • Los síntomas de la bulimia son diferentes a los de la anorexia nervosa. La paciente ingiere grandes cantidades de comida de altas calorías y luego se purga de estas calorías haciéndose vomitar y a menudo usando laxantes.

Existen muchas otras enfermedades tanto psicológicas comofisicas por la problemática que tenemos los adolescentes al tener la necesidad de autonomía e independencia.

Algunos adolescentes se van por el camino fácil como lo es la drogadicción y el alcoholismo. Pero me pregunto????

¿Qué es alcoholismo?

El alcoholismo, también conocido como "síndrome de dependencia al alcohol," es una enfermedad que se caracteriza por los siguientes elementos:

  • Deseo insaciable: el deseo o necesidad fuerte y compulsiva de beber alcohol.

  • Pérdida de control: la inhabilidad frecuente de parar de beber alcohol una vez la persona ha comenzado.

  • Dependencia física: la ocurrencia de síntomas después de abstinencia tales como vómitos, sudor, temblores, y ansiedad cuando se deja de beber después de un período de consumo de alcohol en grandes cantidades. Estos síntomas son usualmente aliviados cuando se vuelve a beber alcohol o se toma alguna otra droga sedante.

  • Tolerancia: la necesidad de aumentar la cantidad de alcohol ingerida para sentirse endrogado o intoxicado.

El alcoholismo es un problema que tiene poco que ver con el tipo de alcohol que se consume, cuanto tiempo se ha estado bebiendo, o la cantidad exacta de alcohol que se consume. Sin embargo, el alcoholismo tiene mucho que ver con la necesidad incontrolable de beber de la persona. Esta definición de alcoholismo nos ayuda a entender porque para la mayoría de los alcohólicos un "poco de fuerza de voluntad" no es suficiente para dejar de beber. El alcohólico o la alcohólica se encuentra frecuentemente bajo el control de un deseo poderoso o necesidad de ingerir alcohol, una necesidad que puede sentirse tan fuerte como la necesidad de agua o comida. A pesar de que algunas personas se pueden recuperar sin ayuda, la mayoría de las personas alcohólicas necesitan ayuda externa para recuperarse de esta enfermedad. Con ayuda, apoyo y tratamiento, muchas personas son capaces de dejar de beber y de rehacer sus vidas.

Muchas personas se preguntan: ¿Por qué algunas personas pueden beber alcohol sin problemas, mientras que otras son totalmente incapaces de controlar sus hábitos de beber alcohol? Investigaciones recientes costeadas con fondos de NIAAA han demostrado que para muchas personas la vulnerabilidad al alcoholismo es heredada. Sin embargo, es importante reconocer que los factores en el ambiente de la persona tales como las influencias de los compañeros y la disponibilidad de alcohol influyen significativamente. Ambos factores, los heredados y los del ambiente, son llamados "factores de riesgo." A pesar de estos factores, el riesgo no determina el destino. El hecho de que el alcoholismo tiende a ser común en algunas familias no significa que el hijo o la hija de un padre o una madre alcohólica automáticamente desarrollará alcoholismo.

Pero desgraciadamente existe una enfermedad mas difícil como es la drogadicción según psicólogos dice que esta enfermedad la adquieren los adolescentes que tienen problemas en sus casa y buscan una forma mas fácil de vivir su vida y encontrar su propia identidad y autonomía.

Una de las drogas mas usadas por este tipo de adolescentes en sin duda la cocaína o también llama crack

Crack y Cocaína

La cocaína es una de las drogas adictivas más potentes. Una vez que una persona ha probado la cocaína, no puede prever ni controlar hasta qué punto seguirá usándola.

Las principales formas de administración de cocaína son la aspiración o inhalación, la inyección y el fumar (incluso cristales de cocaína y crack). La inhalación es un proceso que consiste en aspirar polvo de cocaína a través de las ventanillas de la nariz, donde se absorbe a la corriente sanguínea por medio de los tejidos nasales. La inyección es el acto de usar una aguja para aplicar la droga directamente a la corriente sanguínea. El fumar entraña inhalación del vapor o humo de cocaína a los pulmones, donde la absorción a la corriente sanguínea es tan rápida como por inyección.

"Crack" es el nombre vulgar de la cocaína obtenida a partir de clorhidrato de cocaína y convertida en cristales que se pueden fumar. En lugar de ser necesario emplear el método más volátil de tratamiento de cocaína con éter, la cocaína crack se trata con amoníaco o bicarbonato de sodio y agua y se calienta para retirar el clorhidrato, con lo que se produce una forma de cocaína que puede fumarse. El término "crack" se refiere al crujido que se oye cuando se fuma (o se calienta) la mezcla, presuntamente causado por el bicarbonato de sodio.

Hay un gran riesgo, ya sea que la cocaína se inhale, se inyecte o se fume. Al parecer, el uso compulsivo de cocaína puede acelerarse si la sustancia se fuma en lugar de absorberse por vía intranasal.

El fumar permite que dosis extremadamente altas de cocaína lleguen al cerebro muy rápido y produzcan un estímulo intenso e inmediato. El usuario de drogas inyectables está expuesto al riesgo de transmitir o contraer la infección por el VIH / SIDA si comparte agujas u otro equipo de inyecciones.

Yo pienso que esta información se le debería de dar tanto a los adolescente como a los padres ya que por tu autoritaria y su falta de conciencia ante la necesidad de autonomía de sus hijos ellos mismos los inducen a este vicio ya que por los problemas que se pueden presentar en el seno familiar son las que ayudan a que tomemos en camino fácil.

Otra de los principales vicios de los adolescentes por la falta de autonomía e identidad es el tabaquismo que sin mucho que mencionar ya se base el porcentaje de adolescentes que lo consumen pero lo que no saben es el riego de perder la vida mas adelanten por no saber contralor ese vicio.

CONCLUSIÓN:

La actitud de padres y docentes debe ser equilibrada, con afecto y brindando orientación hacia una autonomía pensada y reflexiva.  Nunca debe constituirse en un duelo de agresiones, con una represión sistemática que acrecienta el carácter agresivo y el sentimiento de inferioridad característicos de este período.  De esta manera se logrará mayor tranquilidad para el adolescente y su familia y se podrá disfrutar de una etapa que, si bien tiene sus rasgos problemáticos, es fuente de buenos recuerdos en la adultez.

Hace casi cincuenta años se firmaba la Declaración Universal de los Derechos Humanos: "Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición."

El adolescente y la adolescencia, el cambio social y la bioética generan un desafío. Su complejidad hace que la presencia de tensiones entre variables consideradas sea inevitable. Cada día son menores las normativas o leyes que de por sí pueden solucionar las situaciones conflictivas. Pero, tal vez, el logro no esté dado por las soluciones encontradas; sino por la conciencia cada vez más clara en la búsqueda y elaboración de un pensamiento ético.

EL MIEDO

Una mañana nos regalaron un conejo de indias. Llegó a casa enjaulado. al mediodía, le abrí la puerta de la jaula.

Volví a casa al anochecer y lo encontré como lo había dejado : adentro de la jaula, pegado a los barrotes, temblando del susto “de sentirse en libertad”

Eduardo Galeano

Me encontré este poema y creo que es muy cierto ya que muchos de nosotros le tenemos miedo a la libertad por que no sabremos como actuar ante ella, solo pienso que lo que tenemos que hacer es confiar en nosotros y en nuestra capacidad de reaccionar ante las adversidades que se nos presenten a lo largo de nuestra vida.