Adolescencia

Psicología evolutiva. Fisiología psicológica. Desarrollo del ser humano. Cambios del adolescente

  • Enviado por: Pablo
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

1. Búsqueda de sí mismo y de la identidad.

La identidad es una característica de cada momento evolutivo. El niño entra en la adolescencia con dificultades, conflictos e incertidumbres que se magnifican en este momento vital, para salir luego a la madurez estabilizada con determinado carácter y personalidad de adultos. El autoconcepto se va desarrollando conforme el sujeto va cambiando e integrándose con las concepciones que acerca de sí mismo tienen varias personas, grupos e instituciones y va asimilando todos los valores que constituyen el ambiente social. Surgen varias identidades en este proceso como son las transitorias y ocasionales que se van dando mientras encuentran la propia. La integración del yo se produce por la elaboración del duelo por partes de sí mismo y por sus objetos. Una vez que las figuras parentales son internalizadas e incorporadas a la personalidad del sujeto, este puede iniciar su proceso de individuación.

2. La tendencia grupal

El adolescente recurre como comportamiento defensivo a la búsqueda de uniformidad, ya que esta le brinda seguridad y estima personal. Surge el espíritu de grupo al que tanto afecto le tiene el adolescente. El fenómeno grupal adquiere una importancia trascendental ya que se transfiere al grupo gran parte de la dependencia que antes se mantenía con la familia y los padres en especial. Este fenómeno facilita la conducta psicopática normal en el adolescente.

3. Necesidad de intelectualizar y fantasear

Una de las formas típicas del pensamiento adolescente es la de intelectualizar y fantasear. Esto le sirve como mecanismos defensivos frente a las situaciones dolorosas de pérdida. La función del fantasear es mantener al ello dentro de ciertos límites por medio de prohibiciones. El intelectualizar tiene como función, el ligar los fenómenos instintivos con contenidos ideativos y hacerlos así accesibles a la conciencia y fáciles de controlar.

4. La desubicación temporal

El adolescente convierte el tiempo en presente y activo como un intento de manejarlo. Las urgencias son enormes y a veces las postergaciones son aparentemente irracionales. Vive su relación con el tiempo como un objeto, lo especializa para poder manejarlo. Cuando el adolescente logra reconocer un pasado y formular proyectos de futuro, con capacidad de espera y elaboración en el presente, supera gran parte de la problemática de este proceso.

5. Evolución afectiva y sexual.

Existe un oscilar permanente en esta etapa entre la actividad de tipo masturbatorio y los comienzos del ejercicio genital, donde hay mas un contacto genital de tipo exploratorio y preparatorio que la verdadera genitalidad procreativa, que solo se da con la correspondiente capacidad de asumir el rol parental. Los adultos tratan de negar estas relaciones heterosexuales adolescentes, que se dan mucho mas de lo que se piensa.

Las figuras de la madre y del padre son esenciales ya que determinaran las fantasías ya sea de penetrar o de ser penetrado según sea el caso. La ausencia o déficit de la figura del padre determinara la fijación en la madre, dando origen a la homosexualidad tanto del hombre como de la mujer. En la adolescencia se ve claramente el fenómeno de la evolución del autoerotismo a la heterosexualidad ( masturbación primero; actividad lúdica que lleva al aprendizaje a través del tocar, bailes, juegos, etc, lo que constituye también una forma de exploración).

Es normal también la presentación de situaciones fugaces de homosexualidad, las cuales no deben alarmar a nadie.

6. Contradicciones sucesivas en todas las manifestaciones de la conducta

Su conducta esta dominada por la acción, es una personalidad permeable que recibe todo y que también proyecta enormemente, es decir que los procesos de proyección e introyección son intensos, variables y frecuentes. Solo que estuviera enfermo se mostraría rígido en la conducta. Es mas bien el mundo del adulto el que no acepta que el adolescente pueda tener identidades ocasionales, transitorias, circunstanciales y exige de él una identidad adulta que en realidad no tiene por que tener.

7. separacion progresiva de los padres

Una de sus tareas es la de ir separándose de sus padres, lo cual esta favorecido por el determinismo que los cambios biológicos imponen en este momento cronológico del sujeto. La intensidad y calidad de la angustia con que se maneja la relación con los padres y su separación de estos, estará determinada por la forma en que se ha realizado y elaborado la fase genital previa de cada individuo, a la que se sumaran las experiencias infantiles anteriores y ulteriores y la actual de la propia adolescencia. Si la figura de los padres aparece con roles bien definidos, en una unión amorosa y creativa, la escena primaria disminuye sus aspectos persecutorios y se convierte en el modelo del vinculo genital que el adolescente buscara realmente. Las figuras parentales no muy estables ni bien definidas en sus roles, pueden aparecer ante el adolescente como desvalorizadas y obligarlo a buscar identificaciones con personalidades más consistentes y firmes.

8. Constantes fluctuaciones del humor y del estado de ánimo

En la adolescencia se vive un sentimiento básico de ansiedad y depresión que lo acompañan permanentemente.

La intensidad y frecuencia de los procesos de introyección y proyección pueden obligarlo a realizar rápidas modificaciones de su estado de animo ya que se ve de pronto sumergido en las desesperanzas más profundas o, cuando elabora y supera los duelos puede proyectarse en una elación que suele ser desmedida.

Los cambios de humor son típicos de la adolescencia y es preciso entenderlos sobre la base de los mecanismos de proyección y de duelo por la perdida de objetos; al fallar los intentos de elaboración los cambios de humor aparecen como minicrisis maniaco-depresivas.

9. Cambios físicos de la mujer

Características sexuales primarias:

Ovarios

Trompas de Falopio

Útero

Vagina

Características sexuales secundarias:

Senos

Vello púbico

Vello axilar

Cambios en la voz

Cambios en la piel

Ensanchamiento y aumento de la profundidad de la pelvis.

Presencia de la menstruación.

El signo más evidente de la madurez sexual de una niña; es la primera menstruación. La menarquia se presenta casi al final de la secuencia del desarrollo femenino. Aunque en muchas culturas la menarquia se toma como una señal del paso de niña a mujer, los primeros períodos menstruales no incluyen la ovulación; sin embargo como en ocasiones la ovulación y la concepción se puede presentar en otros primeros meses, las niñas que han comenzado a menstruar y si mantienen relaciones sexuales pueden quedar embarazadas.

10. Cambios físicos del hombre

Características sexuales primarias:

Testículos

Pene

Escroto

Vesículas seminales

Próstata

Características sexuales secundarias:

Vello púbico

Vello axilar

Vello facial

Cambios en la voz

Cambios en la piel

Ensanchamiento de los hombros

Presencia del semen

En los varones, la primera señal de la pubertad es el crecimiento de los testículos y escroto y el principal signo de madurez sexual es la presencia de semen en la orina, siendo éste fértil tan pronto exista la evidencia de esperma. A menudo en la pubertad los varones se despiertan con una mancha húmeda o seca durante su estadía en la cama: emisión nocturna ó eyaculacion involuntaria de semen que por lo regular se conoce como sueño húmedo.