Adiós Cordera; Leopoldo Alas, Clarín

Literatura española contemporánea del siglo XIX. Narrativa. Cuento. Argumento. Tema. Trasfondo. Naturalismo. Realismo

  • Enviado por: Ursus Furus
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

ÉPOCA

La obra se enmarca en la época del realismo finales del siglo XIX. En 1848 estallaba la revolución francesa, al mismo tiempo la clase media i el proletariado ganaban poder i hacían surgir una gran masa de nuevos lectores.

Los autores realistas se caracterizan por usar la novela i en consecuencia la prosa, esta se basa en hechos reales que buscan reflejar la realidad. Para lograrlo se valen de una habla coloquial y diversas técnicas que configuran lo que hoy entendemos como novela.

Pero el realismo en España se caracteriza por otros rasgos, que siguió Clarín. Por un lado busca presentar la realidad de forma objetiva y colocando a las clases medias como protagonistas.

Autores como Clarín no compartían la idea de que el ser humano estuviera atado por completo a su entorno social y a sus características fisiológicas, sino que mantenía la creencia en la fuerza espiritual del hombre y en su posibilidad de sobreponerse a su destino.

AUTOR

Leopoldo Alas Ureña (Clarín) (1852-1901), escritor español que usó el seudónimo de Clarín y que debe su fama a una única novela considerada como la mejor novela española del siglo XIX.

Nació en Zamora y pasó su infancia en León y Guadalajara debido al cargo de gobernador civil que por entonces desempeñaba su padre. El bachillerato lo estudió en Oviedo (Asturias) y después marchó a Madrid a estudiar Derecho, y allí entró en contacto con la vida literaria y artística. Una vez doctorado obtuvo la cátedra de Derecho Canónigo en Oviedo. En 1883 se afincó definitivamente en Oviedo. Murió en 1901.

Fue educado en un ambiente de tolerancia, con ideales de libertad. Se intereso mucho por los problemas sociopolíticos de su época y crítico la intolerancia de los sectores más bienestantes de la sociedad.

OBRA GENERAL

Todo y que empezó escribiendo cuentos, narró obras de gran calidad literaria como Pipá o ¡Adiós cordera! Y algunas novelas cortas como Doña Berta, donde se narra una poética historia de una solterona.

Su primera novela fue la Regenta, donde se refleja perfectamente el naturalismo español, en ella una mujer se debate entre los impulsos de su espíritu y los de su sensualidad. La segunda novela de Clarín titulada Su único hijo, es otra de sus extraordinarias obras.

FONDO

La historia trata sobre dos hermanos Rosa y Pinín, junto con su preciada vaca Cordera, la que les daba algunos beneficios. La familia de Rosa y Pinín se ve obligada a vender a la vaca de forma apresurada porque tienen que pagar el alquiler de la casa, ya que sino lo hacen, los echarán. De esta forma Antón el padre de familia va a vender a la vaca. El problema es que todos tres la quieren demasiado y no la quieren vender, por lo que el padre pide demasiado dinero por ella. Al final la venden a un carnicero y esta se marcha con el tren. La historia se repite cuando Pinín es llamado a formar filas en el ejército y tienen que despedirse de la misma forma, con pena sabiendo que no volverá a verle, este se marcha con el tren, tal y como hizo la vaca. Pero la historia tiene un trasfondo.

Para empezar podríamos deducir que la historia se enmarca en algún lugar de Asturias, ya que se nos coloca en un prado y Asturias es característica por sus verdes prados, en segundo lugar lo podemos deducir porqué el autor vivió allí, y en tercero lugar porque hay un momento en la lectura en que nos comenta que Antón i la Cordera van dirección a Gijón y Gijón esta dentro de Asturias.

Otro punto importante dentro de la lectura, es la rica adjetivación que la Cordera absorbe. Si nos fijamos a Pinín y a Rosa se les describe con mucha rapidez, pero a la Cordera se le dedican unas cuantas páginas. En parte esto se debe a la importancia que la Cordera simboliza.

La Cordera no es una simple vaca. En un punto del texto se comparan sus pensamientos con los del filosofo griego Horacio, dándole un nivel superior. Podemos deducir que la Cordera pasa a representar a la madre de Pinín y Rosa, que había muerto después del embarazo. En consecuencia esta les dará afecto y se preocupará por ellos como si verdaderamente fuese una madre. Antón el padre también verá a la Cordera como la madre de la familia i establecerá unos lazos emocionales con ella. Estas situaciones se ven muy claras en momentos como el de vender a la vaca, en que Antón sube el preció inconscientemente para no venderla o en las que la vaca muestra sus sentimientos de madre, de solidaridad como cuando esta mal colocada todo la noche para que su pareja pueda dormir tranquila.

Si nos fijamos en algunos detalles como la admiración que les produce a los niños el palo del telégrafo o la llegada del tren, junto con los largos ratos que llegan a pasar solos en el prado, podemos deducir que tiene muy poca educación y están totalmente habituados a un ambiente de tipo rural.

A la vez Clarín nos muestra la capacidad de adaptación del ser humano. Al principio a Pinín y a Rosa les hacía mucha gracia que pasara el tren, mientras que a la Cordera esto la sobresaltaba mucho llegando a espantarla, pero con el tiempo los dos se fueron acostumbrando, adaptándose a lo nuevo y considerándolo como un evento normal.

Pero el punto fuerte de la obra es la metáfora que contrapone la materialidad con el progreso. Por un lado tenemos a los niños y la Cordera que viven tranquilos en su verde prado, con sus reflexiones y pensamientos, con sus simples juegos y su vida tranquila. Por el otro lado tenemos la sociedad y el progreso, con su afán por el dinero, sin piedad, sin sentimientos, imparable y representada por el telégrafo y el tren.

Clarín nos presenta un choque entre estos dos mundos, presentándonos las ventajas y desventajas de cada uno y mostrando como el progreso se sobrepone ante lo tradicional.

De esta forma Clarín nos muestra que con el progreso no todo lo que viene es para bien y que todo lo moderno incluido lo que nos podía parecer inofensivo se puede volver en nuestra contra.