Actividades mineras y extractivas

Minas. Hidrocarburos. Fajas petrolíferas. Explotación petrolera. Refinación del petróleo. Petróleo de base

  • Enviado por: Etel
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 11 páginas

publicidad
cursos destacados
Cálculo Vectorial
Cálculo Vectorial
En este curso aprenderemos los siguientes temas: + Campos vectoriales. Gradiente + Integrales de línea + Teorema...
Ver más información

Trigonometría Plana
Trigonometría Plana
Curso de Trigonometría Plana que trata los conceptos básicos: sistema de medición de...
Ver más información


REPÚBLIACA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

U.E ¨ FRANCISCO ESPINOZA GARCIA ¨

MARACAIBO EDO-ZULIA

ACTIVIDADES MINERAS Y EXTRACTIVAS

INTEGRANTES:

MARACAIBO 2007

HIDROCARBUROS

Son los compuestos orgánicos más simples y pueden ser considerados como las sustancias principales de las que se derivan todos los demás compuestos orgánicos. Los hidrocarburos se clasifican en dos grupos principales, de cadena abierta y cíclica. En los compuestos de cadena abierta que contienen más de un átomo de carbono, los átomos de carbono están unidos entre sí formando una cadena lineal que puede tener una o más ramificaciones. En los compuestos cíclicos, los átomos de carbono forman uno o más anillos cerrados, los dos grupos principales se subdividen según su comportamiento químico en saturados e insaturados.

FAJAS PETROLÍFERA DEL ORINOCO

La Faja Petrolera del Orinoco tiene una extensión de 600 kilómetros de este a oeste y 70 kilómetros de norte a sur. Contiene 1.360 millardos de barriles de petróleo en sitio y la posibilidad de extraer 316 millardos de barriles, según cifras oficiales.

En el área de explotación de 12.000 kilómetros cuadrados está la mayor concentración mundial de hidrocarburos y la producción diaria es de 600.000 barriles diarios, que resulta ínfima en relación con su potencial de 6 millones de barriles diarios para 2020.

Las mayores empresas petroleras del planeta producen sintético en la Faja. ExxonMobil, BP, Chevron, Total, ConocoPhillips han solicitado ampliar sus áreas para producir más crudos y fabricar más barriles de crudos sintéticos, pero el Gobierno venezolano impone nuevas reglas de negocios y cobrar más impuestos. El plan es que en todas las empresas de la Faja, el Estado no tenga la mayoría accionaría, adicional al incremento de los impuestos.

El crudo extrapesado de la Faja tal cual sale del pozo (con una gravedad de 8,5 a 9 grados API) no tiene mercado porque su transporte es muy difícil. Hace 20 años era así, pero la tecnología en la refinación activó esa impresionante reserva de hidrocarburos, y los convirtió en crudos sintéticos de la mejor calidad, que pueden ser refinados en cualquier refinería.

EXPLTACIÓN PETROLERA

Su explotación oficial se inicia a partir de 1875, con la participación de la compañía Petrolera del Táchira en la hacienda La Alquitrana localizada en el estado Táchira; luego es construida la primera refinería en la cual se procesaban productos como la gasolina, el kerosén y el gas-oil. A partir de 1922 comienza la explotación petrolera a gran escala, coaccionando una gran cantidad de eventos que cambiaron drásticamente el rumbo del país. Mediante iniciativa y participación de Venezuela dentro del mercado petrolero mundial es fundada la OPEP.

Venezuela es un país que basa su economía en la explotación petrolera, industria nacionalizada en 1976 y gestionada por la empresa Petróleos de Venezuela S.A. Desde 1996 viene experimentándose la apertura petrolera con convenios de asociación con compañías petroleras internacionales. Una producción anual de 2.720.000 barriles de petróleo diarios de las cuencas de Maracaibo, Apure-Barinas, Oriental y otras, posibilita el desenvolvimiento de seis refinerías en el país, con una capacidad de refinación de 1.265.000 barriles diarios, y otras en el extranjero. Se cuenta además con extraordinarios recursos de gas natural. Estos hidrocarburos son materia prima de los complejos petroquímicos de Zulia-EI Tablazo, Morón y José.

En Venezuela se reconocen producciones de gran magnitud en todos los tipos de petróleo crudo, lo que permite una superioridad productiva y refinadora en su estrategia de proyección universal. La producción se extrae de las cuencas de Maracaibo, Falcón, Oriental y Apure-Barinas. La cuenca petrolífera del Lago de Maracaibo constituye, con el 78% de la producción, la zona petrolera más importante del país, especialmente con los campos emplazados en el sector oriental del Lago y en su ribera nororiental desde Ambrosio a Bachaquero. La cuenca de Falcón sólo produce un porcentaje mínimo en sus áreas de Mene de Mauroa. La cuenca petrolífera Apure-Barinas, contribuye con algo más del 2% de la producción nacional, en sus campos de Guafita, La Victoria, San Silvestre, Sinco y otros.

Aproximadamente el 20% de la producción petrolera venezolana es provista por la cuenca oriental en campos emplazados en Anzoátegui y Monagas, en los campos del Furrial, Orocual, Oficina, Jusepín, Anaco, y otros. A ellas hay que agregar las cuencas marinas del Golfo de Venezuela, Tuy-Cariaco y Paria, donde se reconocen reservas aún no explotadas.

La industria petrolera está nacionalizada desde 1976 y gestionada por la empresa estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), que ha obtenido óptimos resultados en la movilización de los hidrocarburos del país. Desde 1996 se viene experimentado la apertura petrolera que ha posibilitado la asociación de PDVSA con empresas privadas nacionales e internacionales en uniones estratégicas para movilizar crudos pesados de la Faja Petrolífera del Orinoco; en convenios operativos en campos antes inactivos, y en convenios de exploración a riesgo y ganancias compartidas en nuevas áreas, habiéndose encontrado petróleo en el área del Golfo de Paria oeste adjudicada a CONOCO.

PDVSA tiene una capacidad de producción de 3.700.000 barriles diarios de petróleo, de los cuales se están produciendo 2.720.000 barriles diarios, después de los reajustes de una reducción de 650.000 barriles acordados en marzo de 1999 en el marco de la OPEP y otros países productores. Se destina la mayor parte a la exportación a EE.UU., Europa y Latinoamérica. Mantiene operando en el país seis refinerías de diversa magnitud en Amuay, Cardón, Puerto La Cruz, El Palito, San Roque y Bajo Grande, con una capacidad total de refinación de 1.265.000 barriles diarios, además de operar numerosas refinerías en EE.UU., Alemania, Suecia, Bélgica, Reino Unido, Saint Croix y Curazao, que procesan 1.860.000 barriles diarios.

Se cuenta con gran porvenir en la futura movilización de recursos petrolíferos, puesto que las reservas estimadas en 1999 ascienden a 75.000 millones de barriles, por 10 que durarían unos 70 años. A estas cifras hay que agregar unos 250.000 millones de barriles de petróleos pesados y bitúmenes, recuperables de la faja petrolífera del Orinoco, que han comenzado a movilizarse con el proceso de orimulsión, ascendiendo la producción actual de orimulsión a 8.700.000 toneladas al año.

El país tiene además extraordinarios recursos de gas natural en el Zulia y en la región nororiental. La producción anual asciende a 58.800 millones de metros cúbicos de gas natural y a 36.690.000 barriles de gas licuado, butano y propano. De gran importancia para su utilización es el complejo criogénico de oriente, integrado por una planta de extracción en San Joaquín, al oeste de Anaco, y una planta de fraccionamiento en San José. Las reservas de gas natural ascienden a 150 billones de pies cúbicos, asegurando una producción de 83 años.

Petróleo y gas natural, junto a roca fosfática, sal, azufre, y otros productos, son materia prima para el complejo petroquímico Zulia-El Tablazo, el complejo petroquímico Morón en Carabobo y el complejo petroquímico José Antonio Anzoátegui en José en las inmediaciones de Puerto Píritu.

En ellos se desenvuelve con capital estatal, mixto y privado nacional e internacional, una importante producción de fertilizantes, explosivos, productos químicos básicos y plásticos.

CLASIFICACIÓN DEL PETRÓLEO

La clasificación se basa en la clase de hidrocarburos que predominan en el petróleo crudo:

Petróleo de base parafínicas: Predominan los hidrocarburos saturados o parafínicos, son muy fluidos de colores claros y bajo peso específico (aproximadamente 0,85 kg./lt).

Por destilación producen abundante parafina y poco asfalto.

Son los que proporcionan mayores porcentajes de nafta y aceite lubricante.

Petróleo de base asfáltica o nafténica: Predominan los hidrocarburos etilénicos y diétilinicos, cíclicos ciclánicos (llamados nafténicos), y bencénicos o aromáticos.

Son muy viscosos, de coloración oscura y mayor peso específico (aproximadamente 0,950 kg/lt)

Por destilación producen un abundante residuo de asfalto. Las asfaltitas o rafealitas argentinos fueron originadas por yacimientos de este tipo, que al aflorar perdieron sus hidrocarburos volátiles y sufrieron la oxidación y polimerización de los etilénicos.

Petróleo de base mixta: De composición de bases intermedias, formados por toda clase de hidrocarburos: Saturados, no saturados (etilénicos y acetilénicos) y cíclicos (ciclánicos o nafténicos y bencénicos o aromáticos).

La mayoría de los yacimientos mundiales son de esto tipo.

 

A su vez la composición de los hidrocarburos que integran el petróleo varía según su lugar de origen:

Petróleos Americanos: Hidrocarburos de cadena abierta o alifática.

Petróleos de Pensilvania: hidrocarburos saturados (alcanos de nº de C = 1 a 40)

Petróleos de Canadá: hidrocarburos no saturados.

Petróleos rusos: Hidrocarburos cíclicos, con 3, 4, 5, ó 6 átomos de carbono en cadena abierta o cerrada.

REFINACIÓN DEL PETRÓLEO

El petróleo finalmente llega a las refinerías en su estado natural para su procesamiento. Aquí prácticamente lo que se hace es cocinarlo. Por tal razón es que al petróleo también se le denomina "crudo".

Una refinería es un enorme complejo donde ese petróleo crudo se somete en primer lugar a un proceso de destilación o separación física y luego a procesos químicos que permiten extraerle buena parte de la gran variedad de componentes que contiene. El petróleo tiene una gran variedad de compuestos, al punto que de él se pueden obtener por encima de los 2.000 productos. El petróleo se puede igualmente clasificar en cuatro categorías: parafínico, nafténico, asfáltico o mixto y aromático.

Los productos que se sacan del proceso de refinación se llaman derivados y los hay de dos tipos: los combustibles, como la gasolina, ACPM, etc.; y los petroquímicos, tales como polietileno, benceno, etc.

Las refinerías son muy distintas unas de otras, según las tecnologías y los esquemas de proceso que se utilicen, así como su capacidad. Las hay para procesar petróleos suaves, petróleos pesados o mezclas de ambos. Por consiguiente, los productos que se obtienen varían de una a otra.

La refinación se cumple en varias etapas. Es por esto que una refinería tiene numerosas torres, unidades, equipos y tuberías. Es algo así como una ciudad de plantas de proceso.

En términos sencillos, el funcionamiento de una refinería de este tipo se cumple de la siguiente manera:

El primer paso de la refinación del petróleo crudo se cumple en las torres de "destilación primaria" o "destilación atmosférica". En su interior, estas torres operan a una presión cercana a la atmosférica y están divididas en numerosos compartimientos a los que se denominan "bandejas" o "platos". Cada bandeja tiene una temperatura diferente y cumple la función de fraccionar los componentes del petróleo. El crudo llega a estas torres después de pasar por un horno, donde se "cocina" a temperaturas de hasta 400 grados centígrados que lo convierten en vapor. Esos vapores entran por la parte inferior de la torre de destilación y ascienden por entre las bandejas. A medida que suben pierden calor y se enfrían.

Cuando cada componente vaporizado encuentra su propia temperatura, se condensa y se deposita en su respectiva bandeja, a la cual están conectados ductos por los que se recogen las distintas corrientes que se separaron en esta etapa. Al fondo de la torre cae el "crudo reducido", es decir, aquel que no alcanzó a evaporarse en esta primera etapa. Se cumple así el primer paso de la refinación. De abajo hacia arriba se han obtenido, en su orden: gasóleos, acpm, queroseno, turbosina, nafta y gases ricos en butano y propano. Algunos de estos, como la turbosina, queroseno y acpm, son productos ya finales. Las demás corrientes se envían a otras torres y unidades para someterlas a nuevos procesos, al final de los cuales se obtendrán los demás derivados del petróleo.

Así, por ejemplo, la torre de "destilación al vacío" recibe el crudo reducido de la primera etapa y saca gasóleos pesados, bases parafínicas y residuos. La Unidad de Craqueo Catalítico o Cracking recibe gasóleos y crudos reducidos para producir fundamentalmente gasolina y gas propano. Las unidades de Recuperación de Vapores reciben los gases ricos de las demás plantas y sacan gas combustible, gas propano, propileno y butanos. La planta de mezclas es en últimas la que recibe las distintas corrientes de naftas para obtener la gasolina motor, extra y corriente. La unidad de aromáticos produce a partir de la nafta: tolueno, xilenos, benceno, ciclohexano y otros petroquímicos. La de Parafinas recibe destilados parafínicos y nafténicos para sacar parafinas y bases lubricantes.

De todo este proceso también se obtienen azufre y combustóleo. El combustóleo es lo último que sale del petróleo. Es algo así como el fondo del barril.

En resumen, el principal producto que sale de la refinación del petróleo es la gasolina motor. El volumen de gasolina que cada refinería obtiene es el resultado del esquema que utilice. En promedio, por cada barril de petróleo que entra a una refinería se obtiene 40 y 50 por ciento de gasolina.

El gas natural rico en gases petroquímicos también se puede procesar en las refinerías para obtener diversos productos de uso en la industria petroquímica.

La primera etapa en el refinado del petróleo crudo consiste en separarlo en partes, o fracciones, según la masa molecular. El crudo se calienta en una caldera y se hace pasar a la columna de fraccionamiento, en la que la temperatura disminuye con la altura. Las fracciones con mayor masa molecular (empleadas para producir por ejemplo aceites lubricantes y ceras) sólo pueden existir como vapor en la parte inferior de la columna, donde se extraen. Las fracciones más ligeras (que darán lugar por ejemplo a combustible para aviones y gasolina) suben más arriba y son extraídas allí. Todas las fracciones se someten a complejos tratamientos posteriores para convertirlas en los productos finales deseados.