Actitudes psicológicas

Psicoanálisis. Conducta humana. Operatividad. Sociedad. Conciencia. Tendencias: personales, familiares, sexuales y sociales. Instinto de conservación

  • Enviado por: Skonline
  • Idioma: castellano
  • País: Guatemala Guatemala
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


UFM Psicología SocialACTITUDES

. CONDUCTAS HUMANAS .
Probablemente una de las principales características por las cuales el ser humano suele ser caracterizado de tal forma que se puede indicar las actitudes y/o posibles futuros comportamientos dentro de la sociedad son las conductas.

Habitualmente la mayoría de las personas suele tener determinadas actitudes hacia determinados casos y reaccionar en el momento en que se presenta de forma tal que en ocasiones no se notan los comportamientos internos, pero, ¿qué es una conducta?

Existen diversas asimilaciones a lo que hoy conocemos como conducta sin embargo, solemos decir que conducta es el comportamiento normal de una persona que adquiere determinadas actitudes en cada paso de la vida junto con sus caracteres, asi como con las experiencias que habitualmente se van adquiriendo con la experiencia, es de sumo cuidado en el momento de tomar alguna determinación para que de esta manera no se confunda con la personalidad, la cual contiene otro significado.

Las conductas humanas suelen ser impredecibles, ya que cada etapa del ser humano es diferente y con experiencias totalmente antagónicas a las de otra persona que supuestamente tiene la misma capacidad y/o característica.

http://proton.ucting.udg.mx/~luis/Humanas.html

La Operatividad

 

El hombre, desde siempre, presenta dos distintas actitudes hacia la propia vida: de una parte tiene la inclinación a ir en alto en la búsqueda espiritual, tratando de trascender la propia naturaleza terrena. Por otra parte, tiene la irresistible inclinación a descender hacia la manifestación, lo que obtiene obrando en la vida terrena.

De aquí deriva el perenne "conflicto" entre especulación y operatividad que, sin embargo, con un atento exámen, son solo dos caras de una sola medalla. Por eso, no tiene significado establecer cuál de las dos prevale en importancia.

En general, es posible notar como la operatividad presente mayores problemas para ser actuada, con el debido grado de responsabilidad, en cuanto implica una mayor presencia del mundo externo, mientras que, teóricamente, somos protagonistas solitarios en la especulación.

Lo importante es, de todas maneras, tomar conciencia que estas dos actitudes hacia la vida deben ser siempre presentes en cada uno de nosotros.

http://www.freemasonry.it/spagnolo/operat2.htm

El ser humano vive en sociedad

Corresponde a la sesión de GA 5.1 HOMBRE Y SOCIEDAD

El ser humano nace dotado de rasgos heredados de sus padres que definen sus características físicas y biológicas, además de una capacidad para reflexionar sobre sus actos, particularidad que lo hace diferente de los demás seres vivos. Sin embargo, esta condición no lo hace autosuficiente, pues no puede vivir aislado de los demás.

Necesita de la colaboración de otros para sobrevivir. Desde su llegada al mundo, requiere de alguien que lo atienda, una madre o nodriza que lo alimente, cambie y bañe. De las personas que lo rodean aprende a comer, hablar y saludar. A partir de estas experiencias crea sus modas, costumbres y actitudes personales.

En un proceso de acción y reacción social, el hombre manifiesta la generalidad de su conducta, ya que se trata de un ser social y no de una criatura aislada. Esto es, para satisfacer una gran variedad de necesidades, encamina su conducta para lograr la reacción de otros.

Así, el niño aprende de los demás su lenguaje, sus patrones de conducta para comunicarse con ellos y satisfacer las necesidades para su supervivencia. Todas estas conductas manifiestan relaciones sociales constantes que promueven la supervivencia y bienestar comunes.

De este modo, los hombres han creado nuevas condiciones de existencia, como individuos capaces de transformar la naturaleza y la sociedad misma. Con la colaboración de unos y otros, han aumentado sus posibilidades de vida; con ello, las comunidades han ido creciendo y aumentando sus necesidades.

http://redescolar.ilce.edu.mx/redescolar/biblioteca/librostexto/telesec/sec_207.htm

Enciclopedia Quillet - Tomo IV - Psicología (pág 14 - 25).

II. Las Formas Elementales de LA conducta y de la Conciencia

  • Las Tendencias Y Los Instintos:

  • Definiciones: La manera de obrar de los seres vivos no depende sólo de su situación exterior. La más sencilla observación de la conducta animal y humana nos muestra que ésta depende de factores internos; cada especie y hasta cada individuo, obra, aun en medios idénticos, de manera que le es propio. A esos factores, a esas fuerzas puede dárseles el nombre de tendencias. Las tendencias pueden permaneces en estado latente o, por el contrario, traducirse en actos, en movimientos o en detención de movimientos, y de ahí la definición del psicólogo Ribot: la tendencia es “un movimiento o una detención de movimiento, en estado naciente”. En ciertos casos, relativamente sencillos, las tendencias no se modifican o se modifican poco por las experiencias y por la educación que los individuos adquieren en el transcurso de su vida. A esas tendencias primitivas, innatas, puede dárseles el nombre de instintos.

  • Instinto animal: Como ejemplo los animales que tienden a asegurar la vida de los individuos, o aseguran la vida de la especie, o la vida en comunidad. EL instinto puede ser externo e interno; que va ligado a los reflejos.

  • Las tendencias en el hombre: El organismo humano dispone de “equipos hereditarios”, pero tales automatismos son usados por el hombre, quien los hace actuar, como medios o como fines, en combinaciones complejas que no son, en modo alguno, instintivas.

  • Descripción y evolución de las tendencias- Normalmente, las tendencias son inconsistentes y no se advierten más que a través de sus manifestaciones, es decir, a través de movimientos y de los actos que determinan, de las sensaciones afectivas y de los sentimientos que hacen nacer en nosotros. Una tendencia satisfecha produce placer, no satisfecha, dolor; brusca o violentamente contrariada, una emoción; cuando llega a ser intensa y exclusiva, engendra una pasión. La tendencia que así llega a se consciente acompañada de un sentimiento de atracción hacia el objeto que favorece su desarrollo, se llama deseo. Sin embargo , solo una parte de nuestras tendencias franquea el umbral de la conciencia y, si se acepta ya la teoría de FREUD, los impulsos indeseables (tendencia egoísta, libido sexual, ambición, etc.) son rechazados a la zona de lo inconsciente, donde permanecen y constituyen sistemas psíquicos, dispuestos a reapareces, cuando el control de la conciencia se debiliten, durante el sueño, por ejemplo.

  • Clasificación de las tendencias: Atendiendo a su finalidad, pueden clasificarse las tendencias en tres, grupos según vayan orientándose a la conservación y desarrollo del individuo, de la especie o de la sociedad. Puede resumirse en:

          • Personales cuyo conjunto constituye el instinto de conservación:

          • tendencia relativas de nutrición (hambre y sed).

          • tendencia relativas a la vida de relación (motricidad y sensibilidad).

          • Formas de inhibición (fatiga, sueño).

                  • Sexuales: No son solo las formas brutales y sensuales del instinto, sino también el pudor, la coquetería, timidez, celos, necesidad de afecto, etc.

                  • Familiares: Relación entre padres e hijos.

                  • Sociales Altruistas: amistad, indulgencia, piedad, etc. Cuyo fundamento es más la simpatía nativa en el hombre que, el egoísmo y amor propio.