Ácidos biliares y colesterol

Medicina. Hígado. Digestión. Grasas. Bilis. Intestino

  • Enviado por: Sara
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad
cursos destacados
Cálculo Vectorial y de varias Variables
Cálculo Vectorial y de varias Variables
En este curso se estudiarán conceptos relacionados con las funciones de varias variables como una...
Ver más información

Curiosidades Matemáticas
Curiosidades Matemáticas
En realidad más que un curso, esta una serie de videos sobre algunos trucos matemáticos útiles...
Ver más información

publicidad

IMPORTANCIA BIOLÓGICA DE

LOS ÁCIDOS BILIARES Y DEL COLESTEROL

Los ácidos biliares poseen como estructura básica un anillo pentanoperhidro fenantreno al que se le suma una cadena de 5 carbonos con un grupo carboxilo terminal. La diferencia de estos ácidos radica en la incorporación en el anillo esteroidal de uno, dos o tres grupos hidroxilo, uno de los cuales puede estar oxidado a cetona.

Los ácidos biliares son sintetizados exclusivamente en el hepatocito a partir del colesterol produciendo los dos ácidos primarios, el ácido cólico (tri-hidroxilado) y el quen desoxicólico ( di-hidroxilado).

Fundamentalmente dos mecanismos regulan su síntesis:
1.- La síntesis de colesterol.
2.- La actividad de la enzima 7a hidroxilasa.

Las funciones principales de los ácidos biliares son:

  • Absorción y digestión de grasas.

  • Inducción a la secreción de líquidos por el intestino delgado.

Estos ácidos primarios son conjugados en el hepatocito a través de una unión peptídica con los aminoácidos glicina y taurina para luego ser secretados como bilis en el intestino. En el duodeno y yeyuno es donde desarrollan su función en la digestión y absorción de lípidos.

La absorción de los ácidos biliares comienza en el ileon hasta la parte proximal del colon. En este lugar es donde se produce el proceso de 7a deshidroxilación de los ácidos biliares primarios, cólico y quenodesoxicólico, para dar lugar a los ácidos secundarios desoxicólico y litocólico respectivamente.

Normalmente la cantidad de ácidos biliares secundarios es aproximadamente el 20% del pool de ácidos biliares. Otro ácido encontrado es el Ácido Ursodesoxicólico que es la forma epimérica 7-b del quenodesoxicólico y su síntesis hepática comienza a partir de un intermediario (ácido 7 quetolitocólico). Una vez vuelto al hígado el ácido ursodesoxicólico es convertido en quetodesoxicólico.

La bilis es absorbida por la mucosa intestinal a través de transportes activos y pasivos y es conducida por el sistema portal al hígado dónde es reciclada para ser secretada nuevamente como bilis.
De esta manera, en condiciones fisiológicas normales de un total teórico de 25 g de ácidos biliares que son perfundidos al intestino diariamente, solo 500 mg serían perdidos por materia fecal.
Estos ácidos reabsorbidos ejercen un rol regulatorio en la síntesis de nuevos ácidos biliares influenciando en enzimas de la síntesis del colesterol y de los ácidos biliares, la hidroximetilgluconil CoA (HMG CoA) y la 7a hidroxilasa.

El hígado es el único órgano responsable de todo el metabolismo, síntesis, conjugación, transporte y excreción de los ácidos biliares. Fundamentalmente la captación hepática es el principal indicador de la integridad de la circulación enterohepática. Es claramente evidente que cualquier daño hepático compromete a uno o más pasos del delicado mecanismo de regulación de los de los ácidos biliares, provocando siempre un aumento de sus niveles séricos.

Otro posible mecanismo por el cual se pueden incrementar los niveles de ácidos biliares en suero, además de la reducción del parénquima hepático y la función hepatocelular, es una reducción patológica de la vascularización hepática. Debido a una mayor presión por resistencia del parénquima, se producen "shunts" entre la circulación portal y sistémica, y tiene como consecuencia que sangre portal, con gran cantidad de ácidos biliares, pase a circulación periférica, aumentando de esta manera sus niveles séricos.

En condiciones normales existen variaciones rítmicas diarias de estos niveles que están directamente relacionadas con las ingestas de alimentos.

Por otra parte, el colesterol tiene una estructura completamente diferente a la de los ácidos grasos. No es considerado un nutriente esencial. Sin embargo, es fundamental desde el punto de vista celular para la formación de la membrana celular.

Además, actúa como precursor en la síntesis de hormonas sexuales (testosterona) y suprarrenales (cortisol) así como de ácidos biliares, precursores de sales biliares necesarias para la solubilización y posterior absorción de las grasas.

Tiene función reguladora. El colesterol es precursor de compuestos de gran importancia biológica, como hormonas sexuales o suprarrenales y vitamina D que interviene en la regulación del metabolismo de calcio.

El colesterol es una molécula biológica extremadamente importante que tiene papeles en la estructura de la membrana celular así como también en ser un precursor para la síntesis de las hormonas esteroides y de ácidos biliares. Tanto el colesterol de la dieta como el que se sintetiza de nuevo se transportan en la circulación en partículas de lipoproteínas. Lo mismo es verdad para los ésteres del colesterol, la forma en la cual el colesterol se almacena en células.

La síntesis y la utilización del colesterol se deben regular finamente para prevenir la sobre-acumulación y el depósito anormal de colesterol en el organismo. Es de particular importancia clínica el depósito anormal de colesterol y de las lipoproteínas ricas colesterol en las arterias coronarias. Este deposito que eventualmente lleva a la ateroesclerosis, es el factor principal para el desarrollo de las enfermedades de las arterias coronarias.

Un poco menos de la mitad del colesterol en el cuerpo se deriva de la biosíntesis de novo. Cada día, aproximadamente el 10% de la biosíntesis del colesterol se hace en el hígado, y aproximadamente 15%, en el intestino. La síntesis del colesterol se hace en el citoplasma y los microsomas a partir del grupo acetato de dos carbonos la acetil.CoA.

La síntesis comienza con el transporte de la cetil.CoA desde la mitocondria al citoplasma. El paso limitante ocurre en la reacción catalizada por la 3 hidroxi-3-metilglutaril-CoA (HMG-CoA) reducatasa, (HMGR). Las reacciones de la fosforilación son necesarias para solubilizar los intermedios isoprenoides de la vía. Los intermedios de la vía son usados para la síntesis de proteínas preniladas, del dolicol, de la coenzima Q y de la cadena lateral del heme a.