Absolutismo ruso. Parlamentarismo inglés

Historia moderna y contemporánea. Iván IV. Romanov. Rusia. Parlamento. Inglaterra. Monarquía. Zar. Militarismo. Fondos monetarios. Religión. Ortodoxia. Caída de los regímenes

  • Enviado por: Sephiroth
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 16 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

Introducción.

El absolutismo en Rusia fue uno de los más duraderos en toda Europa. Se consolidó alrededor de los 1500 bajo Iván IV y concluyó en 1917 con la caída de la dinastía Romanov.

La mayoría de los países Europeos en el siglo XVIII, también eran absolutistas, pero a diferencia de Rusia, este era un absolutismo basado en la monarquía. Inglaterra fue el único país en Europa que experimentaba con otra forma de gobierno; en este caso, el constitucionalismo, el cual estaba organizado de manera que el parlamento, un conjunto de personas que representaban al pueblo inglés, tuviera más poder. A esta forma de organización política también se le puede llamar “parlamentarismo”. Constantemente, el parlamento se estaba peleando con la realeza para poder garantizarle mas derechos a los ciudadanos comunes, pero siempre corrían el riesgo de que algún rey los disolviera. Esto era porque el parlamento no tenía tanto poder antes de que se definiera el constitucionalismo.

El futuro del parlamento se garantizó en 1688 cuando esta unidad exhortó al general Guillermo de Orange y a su esposa María, que vinieran Inglaterra y le quitaran el trono al rey inglés Jacobo II. Guillermo tuvo éxito en su revolución en la cual no se derramó sangre. A esta revolución se le denomina Revolución Gloriosa. El parlamento se reunió, e hicieron a Guillermo firmar un documento llamado “carta de derechos” (ver anexo), como condición para convertirse en monarca. Este documento le daba más poder al parlamento, y se lo limitaba al rey. Desde la consolidación de ese documento en adelante, el parlamento en Inglaterra se convirtió en una entidad sumamente poderosa dentro de este país.

El monarca Guillermo, regía a Inglaterra de una manera a la que se le podía denominar parlamentarismo, porque todas las decisiones que hacía el monarca tenían que pasar por el parlamento para que estas se pudieran realizar. Sin el consentimiento del parlamento, no se podía hacer nada.

Durante estos mismos años, Rusia estaba siendo gobernado por uno de los mejores czares absolutistas, ya que debido a las reformas impuestas por este czar, Rusia pasó a ser una de las grandes fuerzas en Europa. Este monarca era Pedro el grande, el cual gobernó Rusia desde 1692, a 1725.

Rusia e Inglaterra ambos eran muy fuertes durante el periodo de Pedro I, y los dos crecieron, pero a maneras y velocidades distintas, debido a las formas de gobierno que cada uno tenía. Mientras el rey inglés discutía con el parlamento para conseguir su consentimiento y poder realizar algún proyecto, el Czar ruso podía empezar a construir obras públicas, cancelar leyes o declarar guerra en el momento que él quisiera. Esta es una razón muy importante por la cual Rusia progresó rápidamente, y alcanzó a los demás países de Europa de la nada, aunque durante estas reformas, se perdieron muchas vidas en las construcciones, como el movimiento de la capital de Moscú a San Petersburgo.

Inglaterra, por el contrario, disfrutaba de una de sus épocas más estables en toda su historia, bajo el rey Guillermo III, en donde gracias al parlamento, había muchas cabezas para juzgar alguna decisión. Claro que esto tenía sus desventajas, ya que para determinar alguna decisión, el parlamento tardaba.

Por esto, Durante el reinado de Pedro el grande, Rusia, bajo su gobierno absolutista, pasó a convertirse de un país no muy desarrollado económicamente, a una de las principales fuerzas en Europa, mientras que Inglaterra , bajo Guillermo III con su gobierno parlamentarista, progresaba económica e industrialmente de una manera más estable, pero lenta.

Capítulo I

Que se hizo para mantener el absolutismo / parlamentarismo en su respectivo país.

La mayoría de las reformas que hizo Pedro el grande en su país, fueron para fortalecer el centralismo del poder, así como se podía observar en 1700 cuando murió la cabeza de la iglesia ortodoxa, el patriarca Adriano. Pedro no hizo nada para sustituirlo. 21 años después, este monarca eliminó por completo el título de “patriarca”, y en su lugar puso a un grupo de sumo sacerdotes, a los cuales se les llamaba El Santo Sínodo. Pedro se nombró a sí mismo cabeza de este grupo, convirtiéndose entonces en la cabeza de la Iglesia Ortodoxa. Otra acción llevada a cabo por este dirigente para que no hubiera oposiciones a su poder, fue no darle puestos altos en el gobierno a las familias terratenientes ricas, sino se los daba a los pobres, y los enriquecía con tierras y dinero. Ya que estos ex -indigentes le debían todo lo que tenían al czar, eran fieles a él. También cancelo el consejo de boyardos, y lo sustituyó con un gabinete de oficiales altamente entrenados.

El czar Pedro I, hizo una clara demostración de su poder absoluto cuando movió la capital rusa de Moscú a San Petersburgo por la simple razón de que quería empezar de cero para construir una capital moderna, cosa que solamente un monarca absoluto podía hacer tan repentinamente. Aunque se perdieron vidas durante el proceso de la construcción de esta nueva capital, significó mucho para el progreso de Rusia, ya que la nueva capital significaba un nuevo comienzo, donde se podía empezar a construir con toda la modernización que este czar deseaba.

Otra acción que se llevó a cabo por Pedro I, fue asignarle a toda la población de los siervos, un oficio, para que todos contribuyeran en el desarrollo económico e industrial del país. Los siervos trabajaban en la construcción de obras públicas, y participaban activamente en el ejército ruso como soldados.

Lo que mantuvo al parlamentarismo en Inglaterra, es sin lugar a dudas, la carta de derechos (ver anexo). Ya que este documento oficial, le daba al parlamento más poder, al encomendarle decisiones forzosas como la declaración de alguna guerra. Pero más importante que todo, en este documento se especifica que es contra la ley disolver a un parlamento, y que este, obligatoriamente, debe reunirse y tener por lo menos una sesión al mes con el rey para darle a conocer los intereses del pueblo. También, la mayoría de las veces que algún monarca iba a pedir dinero al Parlamento, este salía con condiciones que le limitaban el poder a la monarquía. Si el rey en verdad quería el dinero, tenía que firmar la condición que se le estuviese aplicando. Esta es una de las razones por la cual la monarquía cada vez se fue debilitando cada vez más, y el parlamento ganando más peso en la balanza, y convirtiéndose en el dirigente de Inglaterra.

Las dos formas de gobierno se mantuvieron estables por todo el siguiente siglo. Comúnmente, se dice que desaparecieron, y que fueron sustituidas por nuevas formas. Pero no desaparecieron, sino que simplemente evolucionaron. El parlamentarismo es el padre de la democracia, y el absolutismo es el padre del comunismo. El parlamentarismo es Así que las dos formas de gobierno, en esencia, están presentes en la sociedad actual.

Capítulo II

Desarrollo militar

Rusia incrementó notoriamente su poder militar bajo Pedro I: se modernizó la organización del ejercito a una manera más occidental, y no solo estrategias de batalla, sino también se empezaron a fabricar armas de fuego occidentales, las cuales eran una mejoría muy grande a los sables que se usaban antes. Ya que era un líder absolutista, Pedro podía dirigir los impuestos hacia donde él quisiera “Los impuestos de los campesinos se quintuplicaron entre 1700 y 1708. Este aumento se destinó en su mayor parte -entre dos tercios y cuatro quintos-. A la construcción de un ejercito profesional.” (Anderson, 1974, p.349) y gracias a esto, reunir un ejercito era rápido, comparado con Inglaterra. Todas estas mejorías son ventajas del absolutismo, ya que un czar podía hacer la reforma que quisiera, sin oposiciones.

Este poder es notorio en la guerra de Rusia contra Carlos de Suecia en 1709. “8000 hombres desbarataron completamente a un ejercito ruso de 40,000 hombres. (...) Cuando Carlos se volvió de nuevo al norte, Pedro lo estaba esperando con un nuevo ejercito de 100,000 hombres armados con armas modernas, y una marina rusa.” (Blitzer, 1986, p.168). El nuevo ejército ruso derrotó a las fuerzas suecas fácilmente, debido a que Pedro pudo conseguir tantos hombres después de haber perdido una batalla. A esta guerra se le conoce como la gran guerra del norte.

Militarmente, después de esta batalla Rusia absolutista era un rival en guerra digno contra cualquier otro país de Europa gracias a que los impuestos podían ser dirigidos para gastarse en lo que sea, y en este caso, eran invertidos en el ejercito.

Bajo el parlamentarismo Inglés, las decisiones de declarar guerra a un país, seguían siendo hechas por el rey, pero para hacer esto, necesitaba el consentimiento del parlamento. “El levantamiento de un ejercito armado dentro del reino en tiempo de paz, al menos que sea bajo el consentimiento del parlamento, es contra la ley” (carta de derechos, 1689).

Aquí se ve la gran diferencia entre Rusia e Inglaterra bajo el aspecto de declarar guerras. El czar ruso podía declarar guerra a algún país cuando él quisiera, y sin hacerlo público, como sucedió en 1709 contra Suecia. El rey inglés, por el contrario, debía de pedir el consentimiento al parlamento para poder declarar guerra, como sucedió durante la guerra que tenía Inglaterra contra Francia al entrar en el poder Guillermo III, solo que en este caso, el parlamento si apoyó al rey económicamente durante la guerra, lo cual hizo que el poder militar de Inglaterra creciera durante este conflicto. Gracias a este apoyo de parte del parlamento, Inglaterra pudo resistir contra el rey al que todos los demás países le temían, Luis XIV.

Por la misma libertad que tenía el czar ruso, el ejercito de Rusia se modernizó totalmente en el aspecto de artillería, la cual fue una evolución muy grande, de sables que se convirtieron a mosquetes; y organización, la cual se convirtió en una estrategia más occidental. El país de Inglaterra estaba siendo afectado directamente por la guerra que tenía con Francia, así que el rey y el parlamento (el cual gracias a la carta de derechos ya se podía involucrar en la política exterior), se preocuparon en pelearla en lugar de modernizar sus armamentos.

Militarmente, Rusia progresó más que Inglaterra, si la posición con la que empezaron en 1700 se toma en cuenta. Rusia, era muy débil, y progresó tanto que le pudo ganar al ejercito sueco en la guerra que se tuvo para conseguir un puerto de agua tibia. Inglaterra, por otro lado, se mantuvo estable militarmente, a pesar de que estaba en guerra con Francia.

Capítulo III

Raíz de los fondos monetarios

Rusia absolutista bajo el czar Pedro el grande, mantenían el país por medio de impuestos procedentes del pueblo ruso. Ya que este era un dirigente absolutista, tenía el derecho de elevar los impuestos cobrados a la población cuando él quisiera. Esto lo hizo entre 1700, y 1708, cuando quintuplicó los impuestos cobrados a los campesinos. También impuso un impuesto sobre los siervos.

El capital que circulaba dentro de Rusia se incrementó, ya que Pedro impulsó la minería. “Instaló una moderna industria de hierro, que habría de convertir a Rusia en uno de los mayores productores de metal de la época” (Anderson, 1974, p.349), y a causa de esto, el país se convirtió en uno de los principales exportadores de este preciado y útil mineral, lo cual trajo circulación de capital nuevo. Otro factor por el cual la economía rusa mejoró, fue que Pedro trajo papa del occidente, la cual era muy fácil de cultivar en territorios fríos como Rusia. Por lo tanto, Rusia se convirtió en productor de este vegetal. También, parte del fondo monetario del estado, estaba dirigido hacia el soporte e incremento de la actividad industrial, lo cual propició la industria en Rusia. Cuando entro Pedro en el poder, había 13 fábricas, y para cuando salió, Rusia ya era acreedor de 200 de estas. Bienes producidos en las fábricas eran exportados, aumentando así la cantidad de numérico circulante en Rusia.

Para poder exportar bienes, Rusia necesitaba un puerto marino. Desgraciadamente, el único que tenía en el mar negro, permanecía congelado la mayoría del tiempo, y era imposible navegar por allí. Por esto, Pedro el grande se propuso conseguir un puerto de agua tibia en el mar báltico. Para lograr esto, le declaró guerra a Suecia, el cual era el país que controlaba el tramo del mar báltico que le llamaba la atención a Pedro. Después de una guerra que duró 21 años, Pedro consiguió lo que tanto deseaba en 1721: un puerto de agua tibia. Estas tierras eran oficialmente rusas, y para comprobarlo, se firmo el tratado de Nystadt, el cual establecía que las fronteras rusas llegaban por fin al báltico.

Ya con este puerto, era muy fácil exportar los bienes que producía Rusia, en especial el hierro, porque este puerto tenía acceso a la mayoría de las rutas comerciales que se extendían por el resto del continente. Por esta razón, Pedro llamaba a este puerto “La ventana a Europa”

En Inglaterra, el rey en ese momento es Guillermo III. Durante el reinado de los últimos reyes ingleses, la mayoría de los fondos reales venían de los impuestos pagados por el pueblo. Para poder elevar o modificar estos impuestos, era necesario el consentimiento del parlamento. Muchas veces, la tesorería real escaseaba, debido a las constantes escaramuzas que se presentaban entre la casa de comunes, y el rey. Guillermo III fue uno de los primeros monarcas que reinó bajo un parlamento bien establecido, en donde esta unidad representaba a todos los elementos influyentes de la sociedad inglesa, ya sean recursos naturales, fondos monetarios, etc... “Guillermo III pudo aprovechar los recursos de su país más eficazmente que cualquier otro soberano de la época” (Blitzer, 1986, p.167). El parlamento subió los impuestos para concederle más fondos, y no solo eso, sino que también le pidió prestado dinero al Banco de Inglaterra, creando la primera deuda nacional, “la cual no era signo de debilidad, sino de la confianza del pueblo en su gobierno” (Blitzer, 1986, p.167). Aún así, era prohibido por el parlamento que el rey recolectara capital por su cuenta: “La excesiva fianza no es requerida, ni tampoco la aplicación de excesivas multas” (carta de derechos, 1689)

En Rusia, el ingreso que entraba al gobierno por los impuestos, era muy grande, a pesar de que era duro en el pueblo, ya que a estos se les quintuplicó lo que deberían pagar. Esto era posible solo porque el líder era absolutista, y podía subir los impuestos cuando y cuanto quiera. En Inglaterra, por el contrario, “Para poder usar dinero para o hacia la corona, sin tener el consentimiento del parlamento [...] es ilegal” (carta de derechos, 1689). Esto hacía más difícil para el rey ingles conseguir dinero cuando se necesitara, pero bajo Guillermo III, el parlamento se dedicó a ayudar a este rey económicamente, lo cual fue una ventaja muy grande. Aún así, no dependía del rey inglés la cantidad de numérico que podía utilizar.

Capítulo IV

Relación del gobierno con la religión

Durante los primeros 20 años del siglo XVIII, la religión oficial en Rusia era la Católica ortodoxa. A la cabeza de esta religión se le llamaba “Patriarca”. El último patriarca fue Adriano, quien murió en 1700. Era tradición que el czar nombrara a otro patriarca cuando el anterior falleciera, pero Pedro I, quien gobernaba Rusia en ese momento, no lo sustituyó. En 1721, Pedro abolió por completo el título de patriarca, y en su lugar, puso a un grupo de sumo sacerdotes llamados el Santo Sínodo, encabezado por el Czar mismo. Desde que Pedro ejecutó esta decisión, la iglesia rusa pasó a ser parte integra del estado, bajo el mando del czar, fortaleciendo aún más el absolutismo de Rusia.

Una de las razones principales por la cual Pedro se convirtió en la cabeza de la iglesia, fue para recibir mas ingresos de capital por medio de los tributos, los cuales se agregaron a los impuestos y a las ganancias de la exportación.

En Inglaterra, la Revolución Gloriosa de 1688 finalmente estableció al parlamentarismo como un poder principal en el gobierno, tumbando así a la monarquía absoluta. La religión dominante en Inglaterra, el protestantismo, estaba siendo amenazada por el rey Jacobo II, el cual quería reestablecer el país al catolicismo, y abolir al parlamento. Cuando este rey tomó la decisión de anunciar públicamente sus deseos de cambiar la religión, afectó la historia de toda Inglaterra, inquietando a la población. Fue este el motivo por el cual el parlamento exhortó a Guillermo de Orange que viniera y tomara el trono. Para que Guillermo pudiera convertirse en rey, el parlamento puso la condición de que firmara la carta de derechos. La Carta de Derechos es un documento poderoso cuya aprobación del nuevo rey fuera parte de las condiciones puestas por el parlamento para garantizar las libertades de Inglaterra, su participación en la toma de decisiones, y también su confirmación escrito sobre la religión protestante como religión nacional.

Guillermo firmó la carta de derechos para poder ser rey de Inglaterra. Firmó la disminución del poder real, a cambio del trono. El parlamento estaba satisfecho con esto, ya que su meta principal era conseguir a un rey protestante, y lo lograron.

Dentro de las condiciones de esta carta, se establecía que “Cualquier persona [...] que llegue a casarse con un papista o seguir su religión, será excluido, y por siempre será incapaz de heredar o poseer tierras” (Carta de derechos, 1689). Esto muestra el temor que tiene el parlamento de que se practique otra religión a parte de la protestante. Esto es entendible después de todos los problemas religiosos por los que pasó Inglaterra en su pasado, como cuando Inglaterra se separó en dos partes durante le reinado de Elizabet I. La población inglesa , en especial los miembros del parlamento, estaban totalmente aterrorizados por lo que había pasado en esos tiempos, ya que la organización de Inglaterra se desbarató. Ya que la separación de Inglaterra por la religión era lo que más temían los miembros del parlamento, tomaron como prioridad que esto no se volviera a repetir.

La religión siempre ha sido un factor muy importante en la determinación del destino de algún pueblo, en este caso, la importancia es notoria. En ambos países, la religión llevó a diversas reformas: En Rusia, a un ingreso mas alto para el gobierno, y en Inglaterra, a un parlamento más establecido, el cual protegía los intereses de todo el pueblo ingles.

Conclusión

El progreso económico en Rusia fue mucho más que en Inglaterra, durante los primeros 20 años del siglo XVIII.

Cualquier país bajo el absolutismo, tiene la capacidad de reformarse rápidamente en cualquier aspecto, en el caso de Rusia, el económico. Solo que ese país sería muy frágil, ya que con un gobernante corrupto o ineficiente, el cual sea débil y no piense en el futuro del país, puede derrumbar la estructura y organización de un país rápidamente.

Bajo el parlamentarismo, es más difícil que esto ocurra, ya que las decisiones están hechas entre un gran grupo de gente (el parlamento), y es difícil que lleguen a cometer un error que signifique la caída de su mismo país. La desventaja de esta precaución es que la toma de decisiones, puede convertir una decisión simple, en una complicada, por la misma razón de que hay demasiadas personas intentando llegar a un acuerdo y sacar una respuesta concisa sobre la toma de alguna propuesta.

Si lo ponemos en términos simples, ambas formas de gobierno están dirigidas hacia la misma causa, el bienestar de un país, solamente que un país bajo el parlamentarismo, es gobernado de una manera mucho más cautelosa que un país bajo el absolutismo.

Durante los años ya definidos (1700-1720), Rusia tuvo la suerte de estar dirigida bajo Pedro I, un czar que le sacó jugo al absolutismo, y lo utilizó para reformar a su país, y sacarlo de la miseria en la que se encontraba. Por esto, durante estos años, Rusia se modernizó en casi todos los aspectos, y la economía rusa mejoró bastante.

Inglaterra, no tuvo ningún cambio drástico durante este periodo, pero estaba garantizado que iba a estar estable por mucho tiempo, gracias al parlamento. Durante este tiempo, el parlamento y la monarquía se necesitaban mutuamente para poder gobernar, pero con el tiempo, el parlamento fue ganando más poder, hasta que llegó el momento en que ya no dependía de la monarquía, y de parlamentarismo, pasó a ser democracia.

Si nos imaginamos el nivel de progreso de Rusia e Inglaterra en forma de gráfica, para Rusia se vería como grandes picos, que suben mucho, luego bajan. Y para Inglaterra, sería una línea constante ascendiente, pero muy poco vertical.

Durante el periodo de los primeros 20 años del siglo XVIII, Rusia se reformó en muchos aspectos, como el movimiento de la capital a San Petersburgo, y la reforma en la religión, en donde se eliminó el título de patriarca, para sustituirse con el Santo Sínodo. En fin, durante los primeros 20 años del siglo XVIII, Rusia si progresó militar, y económicamente más que Inglaterra.

1

Vídeos relacionados