Ablativo Absoluto

Gramática latina. Oraciones latinas

  • Enviado por: Kiko
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad

ABLATIVO ABSOLLUTO

0. Orígenes del ablativo absoluto

Según la teoría tradicional, esta construcción surgió como una prolongación del ablativo instrumental-sociativo. De acuerdo con esto, la frase:

- Antonius ense destricto adversum hostes impetum fecit

se habría empezado interpretando como:

- Antonio atacó a los enemigos con la espada desenvainada,

y luego como:

- Antonio, habiendo desenvainado la espada, atacó a los enemigos.

No existen ejemplos seguros de utilización de la construcción de ablativo absoluto hasta la época clásica. Con el tiempo, esta estructura evoluciona cada vez más hacia el ámbito de la subordinación, como se ve en que hay ablativos absolutos que rigen complemento directo o que se construyen impersonalmente.

1. Definición del ablativo absoluto

La más típica es aquella que dice que se trata de una construcción de significado circunstancial que, a pesar de encontrarse dentro de una oración, no depende de ninguno de sus miembros, aunque sí está relacionado con el verbo principal.

2. Descripción del ablativo absoluto

Está integrado por un participio que actúa como predicado, y por un nombre en ablativo que funciona como sujeto. Ambos elementos deben concordar. Sólo en algunos casos esta construcción se forma con un nombre en ablativo seguido de otro, también en ablativo, que actúa de predicación del primero.

Pueden construirse en ablativo absoluto:

a/ TODOS los participios de presente.

b/ Los participios perfectos de los verbos transitivos no deponentes.

c/ Los participios perfectos deponentes que pueden tener significado activo o pasivo (mediatus, populatus, etc.)

d/ Algunos verbos intransitivos deponentes, como orior, morior, proficiscor, etc.

En la construcción de ablativo absoluto compuesta de NOMBRE + NOMBRE, los sustantivos más utilizados son los que indican:

a/ Cargos públicos (consul, praetor)

b/ Edades de la vida (iuvenis, senex)

c/ Idea de ayuda o consejo (auctor, auditor).

3. Ejemplos de ablativo absoluto

3.1. Ablativo absoluto "normal" (NOMBRE + PARTICIPIO)

- Numa regnante... ("Reinando Numa", "Durante el reinado de Numa"). Lo fundamental es dar a entender en la traducción que se está aludiendo a una circunstancia.

3.2. Ablativo absoluto "especial" (NOMBRE + NOMBRE)

- Cicerone consule... ("Siendo cónsul Cicerón"). Como norma general, podemos utilizar el gerundio del verbo ser para dar una traducción que suene mejor en español.

4. Traducciones del ablativo absoluto

a/ Temporal: Caesar, albente caelo, profectus est - César, al apuntar el alba, partió.

b/ Condicional: Maximas virtutes iacere omnes necesse est, voluptate dominante - Es necesario que todas las más grandes virtudes queden postergadas, si domina la pasión.

c/ Causal: Flaminius consul, religione neglecta, apud Trasumenum cecidit - El cónsul Flaminio, por haber desdeñado los augurios, murió junto al río Trasimeno.

d/ Concesiva: Huc, defendente nullo, tamen armatis ascendere erat difficile - Aunque nadie defendía el lugar, sin embargo, les era difícil a los soldados escalar hasta allí.

BIBLIOGRAFÍA Bassols de Climent, M. (1956), Sintaxis latina, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas. - Costas Rodríguez, J. - López de Ayala y Genovés, Mª.J. (1997), Introducción a la lengua y cultura latinas, Madrid, UNED. - Enríquez, J.A. (1986), Introducción a la lingüística latina, Madrid, Coloquio. - Griffin, R.M. (1995), Gramática latina de Cambridge, Sevilla, Universidad. - Meillet, A. (1980), Historia de la lengua latina, Reus, Avesta. - Palmer, L.R. (1984), Introducción al latín, Barcelona, Ariel. - Rubio, L. (1995), Nueva sintaxis latina simplificada, Madrid, Ediciones Clásicas. - Rubio Fernández, L. - González Rolán, T. (1985), Nueva gramática latina, Madrid, Coloquio. - Valentí Fiol, E. (1986), Gramática de la lengua latina. Morfología y nociones de sintaxis, Barcelona, Bosch.

LECTURAS COMPLEMENTARIAS Francisco Sánchez de las Brozas, "El Brocense", Minerva, o de la propiedad de la lengua latina, capítulo VII. (Traducción de F. Riveras Cárdenas, Madrid, Cátedra, 1976, pp. 128-129.)

En el ablativo que llaman absoluto los gramáticos están muy alucinados; pero hay que perdonarles, pues esto es asunto de consideración más alta que la que puede alcanzar su ingenio. Véase la elipsis de las preposiciones.

Enseñan los gramáticos en este ablativo que llaman absoluto que hay que evitar que las dos oraciones tengan el mismo sujeto, pues niegan que se diga en latín se consule orabat Cicero "siendo cónsul peroraba Cicerón". Pero la razón dice lo contrario, pues si siempre se sobreentendiera la preposición, ¿por qué no se podrá decir sub me praeceptore discam "siendo maestro, aprenderé" del mismo modo que se dice Paulo praeceptore discam "siendo Pablo maestro, aprenderé"?...ABLATIVO ABSOLLUTO

0. Orígenes del ablativo absoluto

Según la teoría tradicional, esta construcción surgió como una prolongación del ablativo instrumental-sociativo. De acuerdo con esto, la frase:

- Antonius ense destricto adversum hostes impetum fecit

se habría empezado interpretando como:

- Antonio atacó a los enemigos con la espada desenvainada,

y luego como:

- Antonio, habiendo desenvainado la espada, atacó a los enemigos.

No existen ejemplos seguros de utilización de la construcción de ablativo absoluto hasta la época clásica. Con el tiempo, esta estructura evoluciona cada vez más hacia el ámbito de la subordinación, como se ve en que hay ablativos absolutos que rigen complemento directo o que se construyen impersonalmente.

1. Definición del ablativo absoluto

La más típica es aquella que dice que se trata de una construcción de significado circunstancial que, a pesar de encontrarse dentro de una oración, no depende de ninguno de sus miembros, aunque sí está relacionado con el verbo principal.

2. Descripción del ablativo absoluto

Está integrado por un participio que actúa como predicado, y por un nombre en ablativo que funciona como sujeto. Ambos elementos deben concordar. Sólo en algunos casos esta construcción se forma con un nombre en ablativo seguido de otro, también en ablativo, que actúa de predicación del primero.

Pueden construirse en ablativo absoluto:

a/ TODOS los participios de presente.

b/ Los participios perfectos de los verbos transitivos no deponentes.

c/ Los participios perfectos deponentes que pueden tener significado activo o pasivo (mediatus, populatus, etc.)

d/ Algunos verbos intransitivos deponentes, como orior, morior, proficiscor, etc.

En la construcción de ablativo absoluto compuesta de NOMBRE + NOMBRE, los sustantivos más utilizados son los que indican:

a/ Cargos públicos (consul, praetor)

b/ Edades de la vida (iuvenis, senex)

c/ Idea de ayuda o consejo (auctor, auditor).

3. Ejemplos de ablativo absoluto

3.1. Ablativo absoluto "normal" (NOMBRE + PARTICIPIO)

- Numa regnante... ("Reinando Numa", "Durante el reinado de Numa"). Lo fundamental es dar a entender en la traducción que se está aludiendo a una circunstancia.

3.2. Ablativo absoluto "especial" (NOMBRE + NOMBRE)

- Cicerone consule... ("Siendo cónsul Cicerón"). Como norma general, podemos utilizar el gerundio del verbo ser para dar una traducción que suene mejor en español.

4. Traducciones del ablativo absoluto

a/ Temporal: Caesar, albente caelo, profectus est - César, al apuntar el alba, partió.

b/ Condicional: Maximas virtutes iacere omnes necesse est, voluptate dominante - Es necesario que todas las más grandes virtudes queden postergadas, si domina la pasión.

c/ Causal: Flaminius consul, religione neglecta, apud Trasumenum cecidit - El cónsul Flaminio, por haber desdeñado los augurios, murió junto al río Trasimeno.

d/ Concesiva: Huc, defendente nullo, tamen armatis ascendere erat difficile - Aunque nadie defendía el lugar, sin embargo, les era difícil a los soldados escalar hasta allí.

BIBLIOGRAFÍA Bassols de Climent, M. (1956), Sintaxis latina, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas. - Costas Rodríguez, J. - López de Ayala y Genovés, Mª.J. (1997), Introducción a la lengua y cultura latinas, Madrid, UNED. - Enríquez, J.A. (1986), Introducción a la lingüística latina, Madrid, Coloquio. - Griffin, R.M. (1995), Gramática latina de Cambridge, Sevilla, Universidad. - Meillet, A. (1980), Historia de la lengua latina, Reus, Avesta. - Palmer, L.R. (1984), Introducción al latín, Barcelona, Ariel. - Rubio, L. (1995), Nueva sintaxis latina simplificada, Madrid, Ediciones Clásicas. - Rubio Fernández, L. - González Rolán, T. (1985), Nueva gramática latina, Madrid, Coloquio. - Valentí Fiol, E. (1986), Gramática de la lengua latina. Morfología y nociones de sintaxis, Barcelona, Bosch.

LECTURAS COMPLEMENTARIAS Francisco Sánchez de las Brozas, "El Brocense", Minerva, o de la propiedad de la lengua latina, capítulo VII. (Traducción de F. Riveras Cárdenas, Madrid, Cátedra, 1976, pp. 128-129.)

En el ablativo que llaman absoluto los gramáticos están muy alucinados; pero hay que perdonarles, pues esto es asunto de consideración más alta que la que puede alcanzar su ingenio. Véase la elipsis de las preposiciones.

Enseñan los gramáticos en este ablativo que llaman absoluto que hay que evitar que las dos oraciones tengan el mismo sujeto, pues niegan que se diga en latín se consule orabat Cicero "siendo cónsul peroraba Cicerón". Pero la razón dice lo contrario, pues si siempre se sobreentendiera la preposición, ¿por qué no se podrá decir sub me praeceptore discam "siendo maestro, aprenderé" del mismo modo que se dice Paulo praeceptore discam "siendo Pablo maestro, aprenderé"?...