Abel Sánchez; Miguel de Unamuno

Literatura española contemporánea. Generación del 98. Tema. Argumento. Personajes. Ambiente. Nivola

  • Enviado por: Paco
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


Abel Sánchez

Miguel de Unamuno

Índice

Portada 1

Índice 2

Análisis del autor 3

Análisis del tema 3

Análisis del argumento 4

Análisis de la acción 4

Personajes 5

Ambiente 6

Análisis de la forma 6 Análisis del Autor:

Miguel de Unamuno: (1864 - 1936) Filósofo y escritor español. Estudió cátedra de griego en la universidad de Salamanca, de la que llegó a ser rector. En 1924, debido a su oposición al dictador Primo de Rivera, fue desterrado a Fuerteventura, desde donde huyó a Francia. Volvió a España en 1930 y tras la proclamación de la segunda república fue nombrado rector de la universidad de Salamanca y elegido diputado. Socialista en su juventud, defendió luego ideas republicanas, siempre desde una gran independencia. En agosto de 1936 el gobierno republicano le privó del título de rector vitalicio, pero sus relaciones con los militares sublevados a los que apoyó, fueron tambien conflictivas. Su pensamiento, muy influido por Kierkegaard, supone una reacción contra el cientifismo y contra el racionalismo y concibe la vida como conflicto permanente entre el sentimiento de la inmortalidad y de Dios y la razón que lo invalida a cada paso. Su estilo es sobrio y preciso, con un lenguaje que refleja exactamente su pensamiento y utiliza antítesis y paradojas. En sus novelas, que él llamó nivolas, prescinde de las descripciones y descuida la creación de caracteres, pues sólo pretende conseguir un universo que responda a sus preocupaciones.

Producción de novelas:

Ensayos: Vida de Don Quijote y Sancho (1905), Por tierras de Portugal y España (1911), Soliloquios y conversaciones (1911), Del sentimiento trágico de la vida (1912), Andanzas y visiones españolas (1922) y La agonía del cristianismo (1924)

Poesías: Rosario de sonetos líricos (1912)y El Cristo de Velázquez (1920)

Novela: Paz en la Guerra (1897)

Nivolas: Nieblas (1914), Abel Sánchez (1917), La tía Tula (1921) y San Manuel Bueno, mártir (1933)

Dramas: Soledad (1921) y El hermano Juan o el mundo del teatro (1954)

Análisis del tema

En esta obra hay un tema muy claro, que es el enfrentamiento existente entre Joaquín y Abel. A través de toda la obra se ve como Abel, sin merecerlo, le pasan un montón de cosas buenas, mientras que Joaquín pese a esforzarse por conseguirlas, tiene muy mala suerte y nunca alcanza sus objetivos. Se puede ver el enfrentamiento entre los dos personajes, como Joaquín se empeña en comparase siempre con Abel, mientras que este último, simplemente intenta llevar una vida lo mejor posible. El autor reitera en lo absurdo de la vida y mal repartida que está la suerte; mientras que unos son populares por naturaleza y caen bien a todo el mundo, otros parece que están predestinados a tener mala suerte y que es imposible revelarse al destino de cada uno. El autor también ahonda un poco en la religión, cuando Joaquín intenta, mediante la religión, solventar sus problemas con Abel, y ni aún así lo consigue. El autor también intenta mostrarnos dos Españas, aunque para ver esto hay que fijarse más. No enseña como todos los españoles están divididos en dos bandos; los que han nacido con suerte y ya tienen la vida resuelta (Los burgueses) y los que tiene que esforzase por salir adelante (El proletariado).

Análisis del Argumento

El argumento de la obra, resumido brevemente es el siguiente: Abel Sánchez y Joaquín Montenegro han sido amigos desde siempre. Pero mientras que Abel parecía caer bien entre todo el mundo y tener más suerte, Joaquín resultaba más antipático a los demás. Abel se dedicó a la pintura, y aunque no lo hacía bien del todo, era muy famoso, mientras que Joaquín se dedicó a la medicina, sin sobresalir en su campo. Joaquín se enamora de Helena, su prima, pero ésta no le hace mucho caso y un día decide presentársela a Abel, con el fatal desenlace de que Abel y Helena se enamoran. Ahí es cuando comienza todo. Joaquín se enfada con Abel y consigo mismo por tener tan mala suerte, que ni siquiera es dichoso en el amor, ya que Abel le quita la novia. Joaquín empieza a hundirse en la desesperación, ya que cualquier cosa que haga parece poco en comparación con lo que hace Abel. Noche y día se está torturando por su causa. Está así durante un gran periodo de tiempo. Hasta que conoce a Antonia y se casa con ella, aunque más que por amor, por apatía. La relación entre Joaquín y Abel continua igual durante algún tiempo, hasta que Joaquín tiene una hija y Abel un hijo, que se acaban casando. Al final, el hijo de Abel empieza a hacerse amigo de Joaquín, ya que él tambien estudia medicina y en esta temporada parece que los problemas de Joaquín se empiezan a resolver, ya que el hijo de Abel opina de su padre lo mismo que Joaquín; que es un egoísta, que sólo piensa en obtener mérito, etc. Así discurre la vida de Joaquín en una aparente felicidad, hasta que tienen un nieto. Éste último, a pesar de ser pequeño, ya demuestra más afecto por su abuelo Abel, que por su abuelo Joaquín, y entonces Joaquín comienza otra vez a ser infeliz y a odiar a Abel. Continua así, hasta que un día Abel y Joaquín discuten debido a su nieto, entonces a Abel y le da un ataque y muere en manos de Joaquín. Una vez muerto, Joaquín se siente culpable y al cabo de un año también muere, dándose cuenta que ha desperdiciado toda su vida odiando a Abel sin razón.

Análisis de la Acción

La acción transcurre de forma totalmente lineal, contando la historia desde el principio y pasando por todas las etapas en orden cronológico, es decir, según ocurrieron.

Respecto a la velocidad de la novela, hay que decir, que es una novela muy rápida, en la que el tiempo transcurre con mucha rapidez y en la que la mayor parte del tiempo, los personajes dialogan unos con otros. A pesar de ser una novela relativamente corta, que se puede leer en muy poco tiempo, transcurren una gran cantidad de acciones y sucesos en un periodo de tiempo muy breve, ya que por ejemplo, toda la infancia de los protagonistas, que es la que los marca, transcurre en apenas un par de hojas escasas. También hay que resaltar que hay periodos de tiempo en blanco, es decir que simplemente transcurren como nos indica el autor.

Personajes

Joaquín Monegro: Es el protagonista y apenas se le describe físicamente, ya que el autor se concentra sobre todo en el aspecto psicológico. Conoce a Abel desde pequeño, ya mostrando desde entonces una gran rivalidad y viéndose a la perfección las diferencias existentes entre ellos. Mientras que Abel cae bien a todo el mundo sin hacer nada, él cae mal, sin saber porqué. Este hecho le sume en la tristeza, diciéndose que en realidad lo que quiere Abel es muy popular y hacerse famoso y acaparar la atención para acabar con él. Durante una temporada muy larga, Joaquín se muestra muy desesperado, que es la que coincide con el hecho de que Abel y Helena se hagan novios. Así permanece Joaquín, hasta que tiene una hija, que le proporciona una cosa por la que preocuparse, alguien a quien amar y por quien sentirse amado. Este periodo se ve acrecentado por el echo de que Abelín, se muestra tambien muy adverso a su propio padre. Pero cuando nace el nieto de ambos, Joaquín vuelve a caer en una fuerte depresión debido a que su nieto no le hace caso. Y permanece desesperado hasta que Abel muere, siente remordimientos y se da cuenta de que ha perdido toda su vida odiando a Abel.

Joaquín es el personaje más importante de la historia y sobre el que gira todo el argumento. Nos muestra como se puede llegar a envidiar alguien y el malestar que puede producir eso en una persona.

Abel Sánchez: es objetivo de todas las iras de Joaquín. Joaquín siempre le acusa de intentar acaparar fama, pero él lo desmiente, alegando que él no pretende llamar la atención y que a él no le importa lo más mínimo, pero al final de la novela, desvela que en realidad siempre ha pretendido ser famoso y llamar la atención y que por eso nunca le enseñó a su hijo el oficio de pintor, para que no llegara a eclipsarle. Es un personaje que aunque es un poco egocéntrico, tambien se preocupa por Joaquín, envidiándole a veces.

Helena: es la prima de Joaquín y de la que se enamora éste, pero ella le desprecia, sin ninguna razón aparente. Es un personaje importante porque ella es sobre todo el comienzo de la rivalidad entre Joaquín y Abel, pero según transcurre la historia, va perdiendo importancia y pasa a ser un personaje secundario.

Antonia: es la mujer de Joaquín. Aunque no interviene mucho en la historia, es bastante importante. Es una mujer muy religiosa, y es la que le indica a Joaquín que intente encontrar solución a sus problemas en la religión, pero no le vale para nada. Antonia se enamora de Joaquín, por que le parece una víctima, fruto de la soberbia de otro hombre y por eso trata por todos los medios que Joaquín se olvide de Abel y sea feliz viviendo su propia vida.

Abelín: es el hijo de Abel y comparte la misma opinión que Joaquín sobre su padre. Él piensa que su padre nunca le enseñó el oficio de pintor, por miedo a que fuese mejor que él, y aunque esas sospechas parecen infundadas, al final de la novela se revela que es así, ya que Abel era un poco egoísta, no quería que nadie le hiciera sombra. Pero no solo se lleva bien con Joaquín por eso, sino que ambos son médicos y comparten intereses similares.

Joaquina: es la hija de Joaquín, y fuente de felicidad para él, ya que al dedicarse al cuidarla, se empieza a olvidar de Abel y ser un poco más feliz. Joaquina ama muchísimo a su padre, y puede soportar que éste sufra, por eso, al igual que su madre, siempre está intentando que su padre sea feliz.

Ambiente

El autor apenas describe el ambiente en el que se desenvuelve la historia y los personajes pertenecen a una clase media - alta, aunque esto no influye mucho en la historia. Yo creo que esta novela se podría desarrollar casi en cualquier época y lugar del mundo, sin que variase mucho el resultado final. Lo importante es la historia, no donde ocurre, ya que el protagonista está tan sumergido en sus problemas que no le importa lo que ocurre a su alrededor.

Análisis de la forma

El lenguaje utilizado en la obra el coloquial, lo que pasa que debido a cuando fue escrita, es diferente al que utilizamos hoy en día, aunque eso no es una dificultad para entender el texto. La novela está escrita en 3ª persona, es decir es una narración, aunque es como si fuera una narración hecha por el propio protagonista, ya que se van intercalando fragmento de sus memorias, que dejo escritas para que las leyese su hija, por lo que mientras que vamos leyendo lo que ocurrió, tambien se puede ver que era lo que pensaba Joaquín. Respecto a los recursos estilísticos, apenas existen, ya que es una novela muy parca, sin apenas descripciones ni nada que se le parezca. El autor se basa en su mayor parte en diálogos entre los personajes y tambien en reflexiones internas que hacen éstos, aunque la mayor parte corresponden al protagonista. El narrador no influye en la acción, es decir, que se limita a narrar lo hechos, sin dar su opinión ni nada así.

6

6