1984; George Orwell

Literatura Universal contemporánea del siglo XX. Novela de ficción. Control social. Gran Hermano. Libertad. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Xtorm
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

1.- Introducción:

George Orwell fue un escritor de Montihari, India (1903-1950) que estuvo un buen tiempo viviendo casi de indígena en París e Inglaterra y publicó su primer libro Sin blanca en París y Londres. Estuvo en España durante la guerra civil y escribió el libro Homenaje a Cataluña. En 1945 apareció Rebelión en la granja y cuatro años mas tarde su novela más famosa 1984.

El tema principal de la obra 1984 es la libertad. El autor ha inventado un mundo imaginario exagerando algunas cosas para que nos podamos dar cuenta de lo importante que es la libertad. También está en contra de las dictaduras (aunque en la obra no lo llaman dictadura es casi lo mismo), quizás porque Orwell ha vivido en España durante la Guerra Civil y también ha vivido durante la Segunda Guerra Mundial.

1984 comienza cuando Winston se compra un diario en blanco en el cual pretende expresar sus emociones aun arriesgándose de que le acusen de cometer un crimen. Pero le da igual porque hay tan poca libertad que lo mismo le da morir que vivir así. Un día se da cuenta de que una chica joven le está siguiendo y puede haber descubierto que va a tiendas de proles, él cree que es posible que ella sea un miembro de la Policía del Pensamiento por lo que se asusta y piensa en matarla para que no diga nada, pero no lo hace, y un día ella le da un papel en el que le confiesa su amor. A partir de ahí empiezan a verse a escondidas y Winston alquila una habitación en la tienda donde compró el diario cuyo dueña parece de fiar, y no hay telepantalla. Winston cree que O'Brien es miembro de la Hermandad, una organización contra el Partido, se reúnen y O'Brien le hace llegar un ejemplar del libro de Goldestein. Un día cuando Julia y Winston están leyendo el libro les sorprende una voz que proviene de la pared, dicha voz es de una telepantalla oculta que les había estado escuchando. Los dos son detenidos, torturados, y ambos confiesan infinidad de crímenes, incluso los que no han hecho. O'Brien que les había engañado se centra en Winston y pretende cambiarle la mentalidad, cosa que consigue. Al final Winston es devuelto a su vida incluso con un puesto de trabajo mejor y no lo han matado físicamente aunque si psicológicamente, ya que le han desposeído de sus ideas y ahora ama al Gran Hermano.

2.- Idea Fundamental:

La principal idea que se maneja en esta obra es la libertad. Libertad de la que privan a los personajes incluso en sus propias casas donde hay instalado una telepantalla que les espía día y noche todos sus movimientos y sonidos, y por si fuera poco, sus hijos reciben una enseñanza propia de los espías y llegan a delatar a sus propios padres.

Esa falta de libertad se ve reflejada en un control social hasta límites insospechados como el caso citado anteriormente de la telepantalla que lleva a Winston a ocultarse para una cosa tan corriente como escribir un diario: `Sentado en aquel hueco y situándose lo mas dentro posible, Winston podía mantenerse fuera del alcance de la telepantalla…'.

Dicha telepantalla estaba situada en todos los sitios; en los pasillos del ministerio, cuando O'Brien le da la dirección a Winston `Se hallaban frente a la telepantalla.' ; en la calle; incluso en la cárcel, que `Había cuatro telepantallas, una en cada pared.'.

Aparte de las telepantallas, en sitios como el campo, donde no es posible poner una telepantalla, o simplemente no resulta muy útil porque el campo de visión no lo cubriría todo, usaban micrófonos con los que captaban la voz de las personas y posteriormente identificaban, un ejemplo es cuando quedan Julia y Winston en el campo y ella le dice `No quise hablar en la vereda por si acaso había algún micrófono escondido.'.

Este control social no era solo respecto al espionaje que sufrían continuamente, día y noche, sino también al ámbito de la prensa tanto escrita como visual (a través de la telepantalla que hace a la vez de espía como de televisión). Oceanía, que así se llamaba su país, estaba en guerra con las otras dos superpotencias, Eurasia y Asia Oriental. Esta guerra variaba, y a veces estaba aliada con Asia Oriental y en guerra con Eurasia y otras veces al contrario, pero el Partido decía que siempre había estado con la misma superpotencia en guerra y para ello cambiaba todos los documentos donde dijera lo contrario para que no quedara constancia de ello y en eso participaba Winston, `Documentos e informes de toda clase, periódicos, libros, folletos de propaganda, películas, bandas sonoras, fotografías… Todo ello tenía que ser rectificado a la velocidad del rayo'

Respecto a esta guerra también había veces que decían que `Un ejército euroasiático avanzaba hacia el sur con aterradora velocidad.' y era imposible remediarlo pero a los pocos días `Un agudo trompetazo perforó el aire, era el comunicado, ¡Victoria!' , con esto decían que había realizado una maniobra excepcional y se había adueñado del territorio perdido, pero lógicamente no era verdad ni siquiera que un ejército eurasiático les atacara por el sur.

3.- Ideas Secundarias:

Como ideas secundarias aparece el amor de Winston y Julia, el odio de los protagonistas hacia el Partido y en menor medida la victoria.

El amor se puede apreciar durante la mayor parte de la obra, de Winston hacia Julia. Aunque él ha estado casado anteriormente con una tal Katharine, no encontró amor en aquella relación ya que ella, según Winston, era una `piensabien, es decir, que era ortodoxa por naturaleza' y simplemente estaba con él para hacer lo que decía el Partido, o sea, procrear sin que hubiera deseo ni amor de ningún tipo.

Pero cuando conoció a Julia esto cambió, y aunque Winston había querido matarla por pensar que era miembro de la Policía del Pensamiento, al final se enamoraron y muestran su amor durante prácticamente toda la obra, empezando cuando `ésta le había deslizado algo en la mano, (…) un papel doblado', y siguiendo en sus numerosas citas a escondidas, donde ella le llama con cariño `querido', o donde él descubre lo que siente por ella: `Una honda ternura, que no había sentido hasta entonces por ella, se apoderó súbitamente de él.'

El odio es mas por parte de Julia que por parte de Winston y lo demuestra en comentarios que hace como este: `No, con esos cerdos (refiriéndose al partido) no', o simplemente con pensamientos de Winston, `Ellos, por lo visto quería decir el Partido, sobre el cual hablaba julia con un odio manifiesto'.

Por último, la victoria, que se puede apreciar principalmente al final, cuando O'Brien consigue lo que quiere, que traicione a Julia cuando le enseña las ratas y Winston dice `¡Házselo a Julia! ¡A mi no!' y fundamentalmente que ame al Gran Hermano, que lo acaba reconociendo en la última frase: `Amaba al gran hermano' y deje de pensar como él pensaba antes, es decir, con ideas propias, sentimientos de amor, etc.

4.- Juicio Crítico:

El autor nos pretende hacer entender que los regímenes totalitarios, como dictaduras, etc. es lo peor que puede haber ya que nos privan de libertad de expresión que es lo mas preciado que tiene el ser humano, y por otra parte también nos quiere hacer ver que hoy día estamos rodeados de cámaras y nos pueden manipular, y de hecho nos manipulan mediante los medios de información, aunque claro está, no tan exageradamente como en la novela. Y por mi parte creo que si consigue que al menos te pares un poco a pensar en esas cosas.

Personajes:

Winston: Es el protagonista principal y en quien se centra la novela. Trabaja en el Ministerio de la Verdad, y concretamente él se encargaba de corregir los `errores' que había en los periódicos y demás. Él siente odio hacia el Partido y el Gran Hermano, se enamora de Julia y juntos buscan la Hermandad, organización contra el Partido, al final resulta un trampa y a Winston le hacen un lavado de cerebro para que crea en el Gran Hermano.

Julia: También es protagonista principal aunque en menor medida que Winston. Ella ama a Winston aunque sea 10 o 15 años mayor que ella. Al igual que él, está en contra del Partido, pero ella los odia aún más. Al final, la cogen junto a Winston y la torturan hasta que consiguen que ame al Gran Hermano.

O'Brien: Es uno de los personajes secundarios y aparece al principio como un posible miembro de la Hermandad, cosa que confirman Winston y Julia en la visita a su casa, pero finalmente resulta ser todo una trampa y él es uno de los encargados de lavar el cerebro a los presos, se centra en Winston y no cesa hasta que consigue lo que quiere.

Charrington: Otro de los personajes secundarios y que al igual que O'Brien, parece bueno pero resulta no serlo. Al principio es el dueño de una tienda en un barrio de proles. Y alquila la habitación del piso de arriba a Winston, dicha habitación parece que está aislada de telepantallas y micrófonos pero Charrington resulta ser uno más de la Policía del Pensamiento.

Opinión Personal:

Esta obra se me ha hecho un poco larga ya que quizás sea la más extensa que he leído, aunque como la mayoría de ellas me suelen `enganchar' y acaban gustándome. Aunque a mi parecer deberían sino omitir, sí reducir una parte que no tiene mucho sentido en la obra y que se hace pesada su lectura, donde Winston se pone a leer el libro de Goldestein que es simplemente historia ficticia de lo que sucedía en ese tiempo pero que no aporta mucho a la novela y sin embargo, como digo, hace que ese tramo no sea muy entretenido.

Respecto al tema, creo que es bastante interesante ya que hace que nos demos cuenta que se puede manipular la información fácilmente, y quizás esto ocurra aunque no tan exageradamente, y hace recapacitar sobre ese tema. También opino que intenta que nos demos cuenta que lo único que hacen este tipo de sistemas políticos es mal a la gente y por eso hay que evitarlos y no dejar que nos manipulen.

Orwell, George, 1984, ED: Destino, Barcelona, 2003, Pág. 12

Orwell, George, Op. Cit., Pág. 172

Orwell, George, Ibid, Pág. 241

Orwell, George, Ibid, Pág. 134

Orwell, George, Ibid, Pág. 201

Orwell, George, Ibid, Pág. 307

Orwell, George, Ibid, Pág. 316

Orwell, George, Ibid, Pág. 147

Orwell, George, Ibid, Pág. 120

Orwell, George, Ibid, Pág. 156

Orwell, George, Ibid, Pág. 140

Orwell, George, Ibid, Pág. 137

Orwell, George, Ibid, Pág. 306

Orwell, George, Ibid, Pág. 318