1984; George Orwel

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela de ficción. Control social. Gran hermano. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Una super lista
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

1984; George Orwel

Winston Smith de unos 40 años es un funcionario del partido que gobierna Oceanía (un estado totalitario); el mundo está dividido en tres grandes potencias: Oceanía, Eurasia y Asia Oriental. Todas ellas están en guerra. En el interior de Oceanía (que comprende Canadá, América y Las Islas Británicas, etc.) la sociedad y el poder están divididos de una forma casi incuestionable. Hay un solo partido político que lo dirige todo: las leyes, el comercio, los puestos de trabajo, incluso la vida de las personas, el máximo representante era el Gran Hermano, una persona que nadie conoce y que ni siquiera se sabe si existe, el partido vigila constantemente a la población mediante unos instrumentos llamados telepantallas, que son capaces de transmitir imágenes y a la vez captarlas mediante una cámara, de modo que no solo tienen vigilada a la población sino que también emiten publicidad del partido, prácticamente ya nadie tiene intimidad, todo está controlado por telepantallas y micrófonos de los que nadie, absolutamente nadie puede librarse. No hay libertad de acciones, ni siquiera de pensamiento (crimenmental), ya que es castigado con la pena de muerte.

El Gran Hermano es el jefe del Partido, luego están los miembros del Partido Interior, por debajo de éstos están los del partido exterior, y por último los proles (gente normal, que son tomados como inferiores, a éstos no se les controla tanto ya que no se les toma en cuenta tanto.).

El Partido intenta suprimir cualquier sentimiento o relación humana y para ello se fomenta el matrimonio entre parejas no enamoradas con el único fin de procrear (otra opción era la inseminación artificial), prácticamente querían un mundo sin amor. Ni siquiera se hace distinción entre personas, por que todos son “camaradas” uniformados con un “mono”.

El trabajaba en el Ministerio de la Verdad, y se encarga de modificar libros, periódicos, documentos históricos, que muestren que alguna promesa de dicha por el Gran Hermano no se ha cumplido para cambiarla por otra cosa que sí lo haya hecho, por ejemplo, si el partido había dicho que se producirían 20 toneladas de algo, y se habían producido solo 10, Winston y otros compañeros (que se dedicaban a lo mismo que él), tenían que cambiar el 20 por el 10 y deshacerse del documento original.

Un día Winston asiste a una sesión de “Los dos minutos de odio”, (un método del partido para asegurar que las personas conservaran su amor hacia el Gran Hermano), en ella se emiten durante dos minutos imágenes de, Emmanuel Goldstein (peor enemigo del partido), para que los asistentes le gritaran y para que le odiaran. En una sesión a la que asiste Winston viene un miembro del partido interior, llamado O'Brien, al acabar la sesión le parece a Winston que O'Brien le da una mirada con la que le quiere decir que esta descontento con el partido y con el Gran Hermano, como el pensaba.

Winston se compra un diario (esto es algo prohibido por el partido pero que se podía adquirir en las tiendas antiguas de los barrios proletarios), a partir de entonces Winston empieza a pensar más sobre todo lo que le rodeaba y sobre que había habido antes del partido, él apenas podía recordar que su madre y su hermana murieron para que él sobreviviera y que desde entonces todo había sido continua guerra entre las tres grandes potencias del mundo, Oceanía, donde vivía Winston, Eurasia, con la que se encontraba en guerra, y Asia Oriental, con la que se encontraba aliada; así finalmente escribe lo que en verdad sentía: desea encontrar y forma parte de la llamada Hermandad (un grupo clandestino que intenta destruir al partido) y también la frase repetida varias veces con letras mayúsculas: ABAJO EL GRAN HERMANO (mayor crimen que podía realizarse, el castigo era la pena de muerte). Ya que solo era cuestión de tiempo el que descubriesen el diario mediante la telepantalla decidió “resignarse” y hacerse a la idea de que lo iban a “vaporizar” (matar a alguien y eliminar toda la información de modo que no se supiera nada de él hasta el punto de que se considerase que no ha existido, convertirse en una no-persona), así que pensó que debía conseguir vivir lo más posible.

Pensaba mucho sobre su trabajo y sobre la capacidad que tenía de cambiar datos de la historia, hacer de una persona una no-persona mediante la eliminación de unos cuantos escritos, etc. También pensaba en O'Brien, y en un sueño que tuvo en el que el propio O'Brien le decía: “Nos encontraremos en el lugar donde no hay oscuridad”.

Así siguió Winston durante un tiempo, solo se hacía preguntas sobre porque las cosas eran así y si se podían cambiar, seguía escribiendo mucho en su diario, llegaba a conclusiones como que la esperanza de cambiar el sistema, estaba en los proles, pero eso el partido lo tenía también controlado ya que el partido les enseñaba desde un principio que eran inferiores y que no tenían importancia para la sociedad.

Un día, en el ministerio de la Verdad donde trabajaba Winston se cruzó con una compañera de trabajo a la que había visto mucho últimamente y que no le daba muy buena espina, ya que la creía una espía que la iba a delatar. Al cruzarse con ella se cayó y Winston le ayudó a levantarse, esta le pasó disimuladamente una nota Winston, al principio a Winston especuló sobre si podía ser una orden de suicidio o algo peor, pero cuando tuvo oportunidad de abrir la nota vio que en ella estaba escrito: Te quiero.

Estuvo Winston entonces más de una semana intentando hablar con ella pero debido a las telepantallas y a las pocas ocasiones que se presentaba al día le fue difícil tomar contacto con ella, finalmente consiguió hablar con ella y quedaron en verse esa tarde, y esa tarde, entre la multitud, quedaron en verse otro día.

Al final consiguieron verse, en el campo, sin telepantallas y sin posibilidad de que los espiaran, allí se conocieron realmente, descubrieron mucho uno del otro, los dos odiaban al Gran Hermano y al partido. Esto le dio nuevas fuerzas a Winston, pensó que si no era el único tendría que haber muchos más como él, así que la resistencia era posible. Winston y Julia, (que es como se llama la chica), se enamoran y esto lo consideran ambos no solo como amor entre ellos sino también como un mismo objetivo: una victoria contra el partido.

Esto hace a Winston apreciar más su vida y tener deseos de continuarla. Pero sabe que es una relación imposible, ya que cualquier contacto afectivo con otra persona está totalmente prohibido.

La relación de Winston y Julia era muy buena, se vieron unas cuantas veces más y al poco tiempo decidieron alquilarle una habitación al señor Charrington,(el propietario de la tienda donde Winston había adquirido su diario) esto era muy arriesgado ya que era muy difícil de ocultar al partido cosas como estas y, por supuesto, estaban prohibidas. Julia puede pintarse, vestirse como una mujer y quitarse que el mono azul de uniforme. Winston puede hablar con toda tranquilidad de sus pensamientos en contra del partido. Descubre que Julia también los tiene y comparten una vida secreta, que aunque se niegan a aceptarlo, saben que tendrá un próximo y duro final, pero esto no era más que otro símbolo de Winston y Julia contra el partido, así se encontraron en aquel refugio unas cuantas veces más mientras les fue posible.

Otro día, en el Ministerio de la Verdad, Winston se encontro con O'Brien por el pasillo y este le dijo que había leído unos artículos que Winston había escrito, que le parecían muy buenos pero que notaba que usaba algunos términos anticuados con respecto a la neolengua (el idioma que se estaba creando en Oceanía y que resultaba del inglés simplificado), así que le propuso a Winston que se pasase por su casa para recoger una versión actualizada del diccionario. Del modo en que O'Brien le había dicho a Winston que fuese a su casa fue suficiente para Winston para darse cuenta de que era una excusa. Que lo que realmente quería decirle era que viniese a su casa para formar alguna alianza contra el partido.

Si era verdad la intuición de Winston y O'Brien estaba en contra del partido, la Hermandad (la famosa alianza secreta de Goldstein) debía existir. Después de contarle todo a Julia, ambos fueron a la casa de O'Brien, estaban dispuestos a correr el riesgo de ir juntos si con ello conseguían conocer algo más de la alianza contra el partido. Una vez llegados al piso de O'Brien les hizo pasar y tras apagar la telepantalla (privilegio solo concedido a los miembros del partido interior) les explicó que, efectivamente, existía una alianza secreta, llamada la Hermandad, cuyo jefe era Goldstein y que, a pesar de no tener una estructura organizada, debido a la dificultad que había para comunicarse entre los miembros de la hermandad, estaba operativa. También le informó de la existencia de un libro que contenía las verdades sobre la sociedad y que le podría proporcionar al cabo de unos días. Pero lo que más le llamo la atención de aquella visita fue lo que le dijo a final, “Nos veremos en el sitio donde no hay oscuridad”, justo lo que decía en su sueño.

Al cabo de unos días Winston recibió el libro, tal y como habían acordado O'Brien y él, se lo daría un señor en una cartera similar a la suya, que tendría en su interior el libro. A pesar de ello no pudo empezar a leerlo hasta una semana después de recibirlo, debido al trabajo que había tenido en el ministerio, ya que Oceanía había declarado la guerra a Asia Oriental y había echo la paz con Eurasia, por ello era necesario corregir un montón de datos que había para hacer que los documentos quedasen de tal modo que Oceanía nunca hubiera estado en guerra con Eurasia y siempre hubiera sido aliada de Asia Oriental.

Al final consiguió llevarse el libro a su refugio y empezar a leerlo tranquilamente, los títulos de los tres primeros capítulos correspondían con los tres lemas del partido “La ignorancia es la fuerza”, “La libertad es la esclavitud” y “La guerra es la paz”, así va explicando el significado de cada uno de ellos. A Winston en verdad no le sirvió de gran cosa ya que la mayoría de las cosas que allí venían las conocía o se las imaginaba, pero le había servido para reafirmar sus conocimientos y para darse cada vez más cuenta de que no estaba loco.

Después de haber leído estos tres capítulos con Julia la esperanza en ellos había crecido, sabían que tarde o temprano los proles se rebelarían y también sabían que tarde o temprano a ellos los iban a matar, y efectivamente, justo en el momento en que estaban haciendo esas divagaciones una voz ajena a la habitación retumbó en ella, se trataba de una telepantalla que estaba escondida justo detrás de un cuadro, al momento los llamados policías del pensamiento entraron en la habitación y los detuvieron, junto con ellos estaba el señor Charrington (el supuesto dueño de la tienda) y que resulto ser un policía del pensamiento.

Se los llevan y los torturan por separado, Winston fue llevado a una celda que el creía del Ministerio del Amor,(el ministerio encargado de aplicar la ley y castigar a los culpables), allí se encontró con algunos colegas de trabajo y vio sorprendido como entraba allí su vecino Parsons (el siempre había sido seguidor del partido y totalmente fiel a él) que había sido denunciado por su hija de crimental. A Winston le llamo la atención que allí se mencionase tanto la habitación 101 y que la gente le tuviese tanto miedo. Después de varias horas de espera entro en la habitación O'Brien, Winston le preguntó si a él también le habían detenido a lo que este le contesto que no le habían detenido, resulta ser un miembro de los que intentan que adopten la doctrina del partido como forma de vida, porque él mismo se ocupaba de perseguir a los delincuentes de crimental (caso de Winston), ahí se dio cuenta Winston de que O'Brien no era más que otro seguidor del partido que se había aprovechado de Winston para conseguir su detención.

Llevaron a Winston a una cámara donde le propinaron una serie de palizas y le hicieron una serie de interrogatorios donde confesaba crímenes que ni siquiera había cometido con tal de que le dejaran en paz. Tras esto le llevaron a otra sala donde fue interrogado por O'Brien, este le decía que estaba trastornado mentalmente y que debía reformarlo, así le hacía preguntas, si Winston respondía de acuerdo su verdad pero en contra de la verdad del partido le aplicaban una descarga eléctrica. Así le intentan hacer ver que por ejemplo 2 y 2 son 5, y si respondía cualquier cosa que no fuera 5 le aplicaban una gran descarga,(aún diciendo 5, notaban cuando lo hacía para librarse del dolor y aplicaban una descarga mayor). De este modo convencerle de que 2 y 2 son 5, pero con tal certeza que lo hubiera jurado ante cualquiera.

Las sesiones de interrogatorio siguieron, no con tata intensidad como las primeras pero siguieron, O'Brien le hacia ver a Winston que el partido nunca moriría y que la verdad la hacían ellos. Pero el objetivo del partido no es producirles dolor, sino modificar sus ideas, su cerebro para hacer que piensen como el Partido, que amen a éste y al Gran Hermano. No sólo desean un arrepentimiento sincero, sino una reconversión. Al final se reformó y creía verdaderamente en lo que le decía el partido, no para evitarse el dolor, él lo creía. Un día, cuando ya parecía totalmente reformado, despertó de un sueño gritando el nombre de Julia, esto lo hizo porque emocionalmente todavía tenía sentimientos y todavía odiaba al Gran Hermano, pensaba que si lo iban a matar, que lo hicieran pero odiando al Gran Hermano, eso sería la libertad. O'Brien al saber lo que había pasado, decidió hacerle amar totalmente al Gran Hermano así que le envió a la famosa habitación 101.

La habitación 101, explicó O'Brien, era lo peor del mundo, lo peor del mundo no era lo mismo para todos sino que cada persona tenía su propia e insoportable fobia, e el caso de Winston la peor de las fobias que podía imaginar era las ratas,(esto lo sabía el partido ya que lo había estado estudiando bastante tiempo) así que le prepararon una tortura en la que las ratas le comerían la cara a Winston, como era demasiado para él su propio instinto le llevo a desear realmente que ese castigo se lo aplicaran a la persona que más quería, Julia, esto le basto a O'Brien para saber que Winston al fin estaba curado.

Winston fue liberado, le fue dado un nuevo trabajo y mucho más tiempo libre, es más ahora tenía mucha más libertad sobre todo lo que hacía. Ya no se le pasaban por la cabeza aquellas ideas (ahora absurdas) de ir contra el partido y de hacer una alianza contra este, consideraba que había estado loco y que le habían reformado, se había encontrado con Julia una vez por casualidad, le contó que la había traicionado, y no solo para salir del paso de aquella tortura, había deseado realmente que Julia hubiera estado en su lugar, la relación entre ellos no era la misma, ambos estaban reformados y sin las ideas que tenían para conseguir una sociedad mejor. Y un día finalmente ocurrió, el momento que Winston estaba esperando, yendo a su trabajo le dispararon la bala en la nuca que tanto estaba esperando, pero no fueron sus últimos pensamientos aquellos que había pensado en el ministerio del amor, de rebeldía y odio hacia el Gran Hermano, no, ahora estaba totalmente reformado, no podía sentir odio hacia el partido, amaba al Gran Hermano.

OPINIÓN PERSONAL

Este libro me gusto mucho, pues trata de temas éticos como la verdad, la libertad o la dependencia del hombre, también te pones a pensar que es un análisis del poder en el que ahora vivimos, una diferencia de clases en una sociedad en la que dizque hay igualdad y da una visión futurista, bueno, creo que no tan futurista, pero el mundo creado por George es horrible.

Te pones a pensar en como George Orwell, que escribió el libro en 1949, se pudo imaginar que sería la vida así en 1984, aunque no lo fue, pero ahora cada vez se parece más al actual por ejemplo, la vida controlada a por telepantallas, como sucede ahora con micrófonos ocultos, personas que se dedican a averiguar la vida de alguien, etc., y te hace pensar y preguntar si tú no vives en un mundo semejante a ése, en cierto sentido, y te dejas convencer y dominar por los medios de comunicación. Conforme vas leyendo vas reflexionando y analizando tu propia vida.

Pienso que talvez escribió este libro por la influencia que tuvo la II Guerra Mundial, pues pasaron 4 años después de finalizar la guerra, para que escribiera el libro, también es una crítica a los sistemas totalitarios (como Oceanía, en el libro) y como que les quiere advertir a los lectores de lo que podría pasar como el no poder gozar de la libertad, ya no sólo de acciones, sino de pensamientos, etc.

Se me hace algo muy feo lo que estaba logrando el partido, de eliminar prácticamente todos los lazos de cariño, amistad, etc., y como según el partido no sólo no debe existir que el amor de pareja, sino que tampoco tiene que haberlo entre personas de una misma familia, que a los niños se les enseña a ser espías, a denunciar a sus padres y abuelos, como los trataban como héroes, creo que esta mal como están educando a los niños.

Además, es imposible vivir sin amor.

Otra cosa para criticar, y que me impresionó fue el comportamiento del Partido, como es la manipulación de los documentos históricos. Según éste quien controla el presente controla el pasado, quien controla el pasado controla el futuro. Y te preguntas: ¿Qué clase de historia es una que no cuenta lo que ha sucedido realmente?

Esto te hace que entres en la duda de que si hay gran cantidad de datos que desconocemos, y si te dan un dato falsificado probablemente te lo creas ya que desconoces el verdadero.

Lo que no entendí bien fue lo del “doblepensar”, no se si el Partido lo emplea para que el pueblo no tenga prácticamente una idea concreta de lo que sucede, talvez para el cerebro admita como correcto lo que en un momento determinado diga el Partido.

Lo de la “neolengua” se me hace medio tonto, ¿para que quieren un idioma oficial?, creo que están usando un lenguaje como primitivo o algo así, y pues eso es como un error.

En conclusión, es un libro que sobre todo te transmite muchos sentimientos y que te hace pensar mucho y en cierta forma te abre los ojos.